DOF: 26/09/1984
Diario Oficial de la Federación 1984

Programa Nacional de Ecología 1984-1988

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Presidencia de la República.

Indice

Presentación

Introducción

1. DIAGNOSTICO

 11 Aspectos Estructurales

 1 2 Aspectos Coyunturales

 1.3 Diagnóstico Espacial de la Problemática

 1.4 Potencialidades

 1.5 Problemática y Perspectivas de Ordenamiento Ecológico

2. OBJETIVOS

 2.1 Generales

 2.2 Específicos

 2.3 De Carácter Sectorial

 2.4 De Carácter Regional

3. ESTRATEGIA

 3.1 Lineamientos Estratégicos para el Cambio Estructural

 3.2 Lineamientos Estratégicos para la Reordenación 

     Económica

 3.3 Secuencia Temporal de la Estrategia

 3.4 Contexto Regional de la Estrategia

 3.5 Relaciones y Congruencia Intersectorial de la Estrategia

4. METAS Y PREVISION DE RECURSOS

 4.1 Metas 1984

 4.2 Metas 1985- 1988

 4.3 Previsión de Recursos

5. ACCIONES DE GASTO PUBLICO

 5.1 Programa 1984

 5.2 Regionalización de Metas 1984

 5.3 Relaciones Intersectoriales

6. CRITERIOS Y ACCIONES DE CONCERTACION CON LOS SECTORES SOCIAL Y PRIVADO

7. CRITERIOS Y ACCIONES DE COORDINACION CON LAS ENTIDADES FEDERATIVAS

Presentación

PRESIDENCIA DE LA

REPUBLICA

En el marco del Sistema Nacional de Planeación Democrática, se presentan los Programas Nacionales 1984-1988 de Desarrollo Urbano y Vivienda y de Ecología. Estos Programas desagregan las propuestas establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo, instrumento que determina la voluntad política y social convenida con todos los sectores para enfrentar los retos actuales.

Si bien es cierto que el Gobierno de la República es responsable de conducir el cambio por la vía institucional, es la sociedad la que avala esta responsabilidad conferida por mandato popular. En su política social, el Plan enmarca los propósitos y líneas de acción para la atención de las necesidades básicas fundamentales y para mejorar la calidad de vida, particularmente en materia de desarrollo urbano, vivienda y ecología que presentan una aguda problemática.

El Plan Nacional de Desarrollo incorpora al hombre y la atención de su calidad de vida como expresión de nuestro desarrollo. La calidad de vida se manifiesta fundamentalmente en los ámbitos de convivencia del hombre: su medio ambiente, la ciudad y la vivienda. Es en estos espacios donde habrán de concurrir las acciones de nuestra sociedad bajo la rectoría del Estado, para dar satisfacción a las necesidades básicas, sobre todo de los grupos más desfavorecidos.

El desarrollo urbano, la vivienda y la ecología, constituyen las necesidades básicas en que se manifiesta la calidad de vida del mexicano. Cada uno de estos entornos afecta al ser humano y a su vez, es afectado por él; asimismo, son reflejo y condición del desarrollo económico y social del país; en ellos se presentan las persistentes muestras de desigualdad social agudizadas por la actual coyuntura económica, pero también en ellos se sustentan las potencialidades para sentar las bases firmes del desarrollo nacional.

La presente administración determinó la creación del Sector Desarrollo Urbano, Vivienda y Ecología para la realización de una multiplicidad de acciones que den apoyo e induzcan la racionalidad de estos procesos en el marco de una política de integración social.

Los Programas determinan políticas y estrategias para atender las demandas de la sociedad y mejorar los niveles de vida; ratifican los principios políticos del proyecto nacional plasmados en nuestra Constitución en los artículos 115, 4 y 27 que consagran los propósitos de descentralización de la vida nacional y se traducen en apoyo e impulso de los niveles locales de gobierno, el derecho a la vivienda, así como la rectoría del Estado sobre el suelo v los recursos naturales;  responden a las disposiciones de la Ley General Asentamientos Humanos, de la Ley Federal de Vivienda y de la Ley Federal de Protección y Ambiente.

Los Programas recogen las demandas y propuestas establecidas en la campaña electoral en los Foros de Consulta Popular. Se enriquecen con las aportaciones del Congreso de la Unión, de del Distrito Federal y de los diversos sectores de la Administración Pública Federal.

la Administración Pública Federal.

Un compromiso fundamental de mi gobierno es dar prioridad al hombre, determinar políticas que eliminen desigualdades y que impulsen el desarrollo social.                 

Para el desarrollo urbano y la vivienda se establecen procedimientos para canalizar y atender las demandas de la sociedad para abatir el deterioro de la calidad y de los niveles de vida se contribuye a la descentralización de la vida nacional y al desarrollo estatal integral; y se proponen alternativas para la descentralizar industrial y para las corrientes migratorias inciden en las zonas metropolitanas del país toda vez que se propicia el ordenamiento y regulación de éstas.                   

Debemos entender que el desarrollo urbano no sólo es la previsión de servicios públicos de agua, alcantarillado y electrificación, sino que es la convivencia de una comunidad y que en ella concurren los más diversos fenómenos de la más amplia riqueza.       

En materia de desarrollo urbano se requiere:

. Propiciar una distribución geográfica más equilibrada de nuestra población;     

. Evitar el crecimiento excesivo de las zonas metropolitanas.

¨ Fortalecer, como tesis fundamental, las ciudades medias para equilibrar la distribución territorial de la población;           

¨ Concentrar las pequeñas poblaciones rurales;                         

¨ Lograr la concurrencia de responsabilidades y facultades para fortalecer y ampliar la participación de los gobiernos estatales y municipales, y                     

¨ Lograr la participación activa de las comunidades locales, acercándoles las decisiones que les atañen.                  

La vivienda representa una gran prioridad de mi gobierno como factor de satisfacción social, al mismo tiempo que genera empleo, impulsa a actividad económica, no demanda divisas y mente el ahorro interno.            

Con relación a la vivienda se deberá:

¨ Fortalecer la coordinación intersectorial aumentar la productividad de los recursos, generando opciones para las diversas capacidades, de ingreso,          

¨ Ajustar los programas de vivienda a la estrategia general de desarrollo urbano del país y de los gobiernos de los estados;

¨ Estrechar la coordinación entre el Gobierno Federal y los gobiernos de los estados, impulsando la descentralización de la vivienda, al tiempo que se unifican los criterios en materia de política, todo ello para una mayor productividad en la aplicación de los recursos;

¨ Apoyar los procesos populares mediante la autoconstrucción;

¨ Impulsar alternativas de vivienda rural nediante apoyos técnicos y financieros;

¨ Agilizar los procesos de simplificación de tramites para la ejecución de proyectos y programas;

¨ Establecer un marco jurídico apropiado para la promoción y regulación de la vivienda en arrendamiento; y

¨ Sistematizar la determinación de costos y especificaciones de acuerdo a las condiciones regionales.

Por primera vez en México, se introducen explícitamente los criterios de control y prevención del deterioro ambiental y principalmente el aprovechamiento sostenido de los recursos naturales con una visión de largo plazo.

Los problemas ecológicos requieren ante todo conciencia nacional; la responsabilidad en esta materia es tan amplia y compleja que le corresponde a toda la comunidad, desde luego al gobierno, pero también a todos y cada uno de los mexicanos.

En ecología se deberá consolidar una estrategia de gestión ambiental que considere:

¨ El uso equilibrado de los recursos naturales, a través de su aprovechamiento racional y su preservación;

¨ Atender los problemas ecológicos mediante líneas correctivas y preventivas;

¨ Controlar y abatir la contaminación ambiental del agua, aire y suelo para mejorar la calidad de vida de la población rural y urbana;

¨ Incorporar a la producción zonas deterioradas, mediante un adecuado manejo de recursos naturales;

¨ Integrar a la planeación de desarrollo nacional políticas y normas para el ordenamiento ecológico del territorio e impacto ambiental;

¨ Conservar el patrimonio natural y fomentar su aprovechamiento; y

¨ Promover la formación de conciencia ambiental para lograr la participación de toda la población.

Tenemos que proceder con objetivos claros, con estrategias bien definidas que den fundamento a programas y acciones, llevadas a cabo con orden y eficacia. Este es el camino que tenemos que seguir en todos los aspectos de nuestra vida nacional; no podemos dejar que el acontecer espontaneo y muchas veces anárquico vaya acuñando nuestro desarrollo. Si creemos que la razón es la guía fundamental de la noción del hombre, tenemos que sopesar nuestros propósitos con diagnósticos, objetivos y metas nacionales y someterlos a estrategias inteligentes y a programas y acciones bien realizados, eficazmente ejecutados.

La etapa más difícil de la planeación es la ejecución. La elaboración de programas no asegura resultados por el mero hecho de anunciarlos; por eso ratifico que se requiere un esfuerzo extraordinario de eficiencia y de productividad. de una coordinación y colaboración decidida entre los tres niveles de gobierno, y de la participación activa de los diferentes sectores y grupos de toda la sociedad, para el cabal cumplimiento de los Programas Nacionales de Desarrollo Urbano y Vivienda y de Ecología 1984-1988.

MIGUEL DE LA MADRID H.

Presidente Constitucional de los

Estados Unidos Mexicanos.

México, D. F., 21 de agosto de 1984

Introducción

Por primera vez se presente en México un Programa Nacional de Ecología con identidad propia, en el cual se introducen explícitamente los criterios de control y prevención del deterioro ambiental y sobre todo, el aprovechamiento sostenido de los recursos naturales con una visión de largo plazo.

El objetivo fundamental de este Programa consiste en consolidar una estrategia de gestión ambiental que se sustenta en los siguientes considerandos:

- El manejo racional de los recursos naturales y la preservación de la calidad del medio ambiente, no pueden ser responsabilidad exclusiva del Estado, exigen de la participación de todos los mexicanos.

- La solución al problema de la contaminación ambiental es de largo plazo, pero el largo plazo empieza hoy, por lo que se precisa de la definición de prioridades, tiempos, costos y responsables.

- La ecología es por esencia intersectorial, todos los sectores realizan gestión ambiental, ya que a través de sus acciones, obras y servicios modifican el medio ambiente.

- México es un mosaico de ambientes por su ubicación geográfica y su historia social y cultural. En el reconocimiento de esta diversidad radican su riqueza y el sustento básico para lograr un aprovechamiento racional y diferenciado de los recursos, que permita un desarrollo regional equilibrado.

- La ecología no se contrapone al desarrollo económico, por el contrario, es prerrequisito para que tenga lugar, lo que se requiere es compromiso, ética y disciplina ambiental de todos los sectores.

El Programa se fundamenta en la convicción de que sólo a través de una descentralización efectiva de la vida nacional, será posible alcanzar mejores condiciones de vida. La distribución homogénea de la población y sus actividades y relaciones socioeconómicas, permite el uso adecuado de los recursos y facilita el acceso a los mínimos de bienestar.

El Programa Nacional de Ecología plantea dos grandes lineas de acción: las de tipo correctivo y las de carácter preventivo, vinculadas respectivamente a los lineamientos de la reordenación económica y el cambio estructural. La primera se refiere al control, tanto en el ámbito urbano como en el rural, de la contaminación medio ambiental, así como a la restauración ecológica de áreas deterioradas con el fin de recuperar su productividad. La segunda se orienta a lograr un manejo y aprovechamiento sostenido de los recursos naturales renovables, mediante una política de ordenamiento ecológico del territorio.

En el Programa se desagregan estas líneas de acción definiendo programas y acciones específicas para su instrumentación. No constituye un marco rígido de actuación: asegura la orientación de las actividades en la materia, acorde a las posibilidades y responsabilidades de cada uno de los participantes, ya que el Programa. en su carácter normativo y como objeto de administración pública es responsabilidad del Ejecutivo pero en su carácter de posibilidad enfocada a fines de beneficio colectivo, depende de la participación activa de la sociedad.

La ecología tiene un carácter intersectorial. Cada uno de los sectores, público, privado y social, realizan gestión ambiental. Se requiere la formación de una conciencia social en materia ecológica, en la cual cada ciudadano sea partícipe y responsable de la solución de la problemática medio ambiental. En este Programa todos ellos encontrarán los lineamientos que el Estado fija para la gestión ambiental, de acuerdo con sus atribuciones constitucionales como rector del desarrollo económico y social.

El Programa en el Sistema Nacional de Planeación y Democracia

EL Sistema Nacional de Planeación Democrática constituye una respuesta al compromiso de gobierno de organizar sus actividades de manera racional y previsora con el apoyo de una amplia participación popular. Su estructura institucional se integra por todas aquellas dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, y las representaciones de los grupos sociales que participan en las actividades de planeación instrumentación y evaluación del proceso de planeación, vinculados entre si a través de los distintos órganos y mecanismos establecidos en el Sistema.

La formulación del Programa Nacional de Ecología corresponde al nivel sectorial de la planeación, al interior del Sistema. Da cumplimiento al compromiso que la Ley de Planeación en su artículo 16, confiere a la dependencia coordinadora del Sector, de elaborar el programa sectorial tomando en consideración las propuestas de las entidades del Sector y de los gobiernos de los estados, así como las opiniones de los grupos sociales interesados.

En el contexto del Sistema Nacional de Planeación Democrática, el presente Programa expresa los objetivos y prioridades nacionales definidos en la planeación global, en materia de ecología, y establece los objetivos y prioridades propias del Sector, proporcionando el marco normativo para la formulación de los Programas Operativos Anuales, la definición del ejercicio de programación-presupuestación sectorial, y la planeación de los organismos y entidades vinculados al sector.

En congruencia con las orientaciones del Sistema Nacional de Planeación Democrática, el Programa cuenta con las siguientes características:

- Define claramente las responsabilidades de los que intervienen en todas las etapas del proceso de planeación, para asegurar que lo planeado se ejecute;

- Describe los mecanismos y procedimientos para fortalecer la coordinación de las acciones en la materia, en los tres niveles de gobierno, y para asegurar la congruencia en la actuación del sector público; y

- Se promueve el fortalecimiento de la planeación del desarrollo como instrumento de transformación social; y se vincula en forma directa lo planeado con lo realizado a través de los diferentes instrumentos.

Foros de Consulta Popular

Los Foros de Consulta son órganos permanentes del Sistema Nacional de Planeación Democrática destinados a recoger las opiniones y propuestas de todos los sectores de la sociedad para la integración del Plan Nacional de Desarrollo y los programas nacionales sectoriales, y responden al propósito de hacer más realista y democrática la etapa de formulación en el proceso de la planeación del desarrollo.

De los 18 Foros de Consulta Popular que se establecieron para abordar las prioridades económicas y sociales para el desarrollo del país, en correspondiente a ecología se trataron los siguientes temas: flora y fauna silvestre; parques y reservas; manejo ecológico del agua; restauración ecológica; y contaminación.

En este foro participaron representantes de los sectores público, privado y social, los cuales se avocaron a trabajar en grupos de estudio e investigación. La esencia de los resultados de estos trabajos se encuentra vertida en este documento, permitió determinar con mayor precisión la problemática del Sector, y destacar las líneas prioritarias de acción para su solución.

El Programa Nacional de Ecología es el instrumento rector de la política y acción ecológico expresado en congruencia con el Plan                 Nacional de Desarrollo, asociado con las prioridades surgidas de los foros de consulta popular y enriquecido sustancialmente con las opiniones y propuestas de investigadores, profesionales, grupos ecologistas, funcionarios públicos, asociaciones de industriales, organizaciones campesinas y obraras, partidos políticos y ciudadanos en general, que concurrieron a una serie de reuniones estatales y regionales, culminando con la primera Reunión Nacional de Ecología, celebrada en junio de 1984.

Contenido del Programa Nacional de Ecología

El Programa Nacional de Ecología consta el nueve capítulos: El primer capítulo, de Diagnostico, ofrece una cronología de la problemática ambiental en nuestro país, destacando lo aspectos estructurales más relevantes.

El segundo capítulo establece los Objetivos generales y específicos del Programa, que se derivan del gran propósito nacional y los objetivos del desarrollo, que el Plan Nacional de Desarrollo determina, y se orientan a compatibilizar el desarrollo socio-económico con la conservación y preservación de los recursos naturales y el , medio ambiente.

El tercer capítulo se refiere a las Estrategias, y a los lineamientos del Sector para el cambio estructural y la reordenación económica, que permitirán operar e instrumentar la política ambiental para el logro de los objetivos planteados  El cuarto capítulo, de Metas y Previsión de Recursos, define y cuantifica los resultados a alcanzar en materia de ecología y gestión ambiental, de forma tal, que permita su evaluación cuantitativa y cualitativa en los ámbitos temporal y espacial.

El capítulo cinco, de Gasto Público, retoma las acciones del Plan Nacional de Desarrollo y de acuerdo a la vertiente obligatoria, define la participación de la Administración Pública Federal en el cumplimiento de las metas fijadas.

El capítulo seis, relativo a los Criterios y Acciones de Concertación con los sectores social y privado, se orienta a definir los criterios generales sobre los que se establecen las bases de concertación.

El capítulo siete, de Criterios y Acciones de Coordinación con las entidades federativas establece los lineamientos de política que habrán de seguirse para conjuntar actividades, en materia de ecología, entre la Administración Pública Federal y los gobiernos estatales y municipales.

El capítulo ocho de manejo de los Instrumentos de Política Económica y Social General, se compone del conjunto de criterios para definir el enfoque al interior del Sector, de instrumentos de política de carácter global, sectorial e intersectorial, con el propósito de inducir comportamientos acordes a los objetivos, estrategias y  metas de este Programa, en los sectores privado y social.

El capítulo nueve, de Proyectos Estratégicos incorpora de manera general, todas las actividades que pueden ser desarrolladas en materia de ecología y medio ambiente, con el fin de facilitar la administración y gestión ambiental.

Es necesario señalar que las actividades de preservación, conservación, restauración y desarrollo de los recursos naturales no pueden diseñarse ni aplicarse bajo una perspectiva centralista; los estados, municipios, ciudades y poblados, son los sitios en donde las soluciones deberán instrumentarse y practicarse. Por este  motivo el Programa Nacional de Ecología fortalece y apoya las acciones regionales.

Asimismo, la conciencia colectiva, la fortaleza de nuestras instituciones y la realización de los proyectos y acciones establecidos en este programa, dependerán en gran medida de la viabilidad del modelo alternativo de desarrollo que logre satisfacer las necesidades de las mayorías, preserve el ambiente y sea la base sólida que el desarrollo integral del país requiere.

CAPITULO I

1. Diagnóstico

La sociedad, en las diferentes etapas de su desarrollo, ha llegado a situaciones en las cuales utilizar a la naturaleza de forma mas intensa, compleja y diversa Este proceso de utilización, como regla general, ha desfasado los ciclos naturales dinámicante balanceados, sin tomar en cuenta que la capacidad de los diferentes ecosistemas Para tolerar, amortiguar y regenerarse es limitad.

Esta forma de explotación de los recursos naturales ha provocado disturbios diferenciados en función de la actividad desarrollada y de las características del ecosistema.

Aun cuando no puede ser claramente establecido el momento en que los efectos de las actividades humanas sobre la naturaleza rebasaron su capacidad de restitución se ha comprobado que la agricultura provocó los primeros grandes impactos.

El desarrollo histórico del hombre lo ha llevado a modificar radicalmente su entorno, transitando de una sociedad básicamente agrícola a una altamente industrializada. En cada una de las etapas de su desarrollo ha modificado su medio, amenazando, cada vez en mayor grado, la armonía indispensable para su sobrevivencia.

Existen evidencias que en México los problemas derivado de las transformaciones ambientales se remontan a la época prehispánica, entre ellos podemos mencionar prácticas agrícolas para producción de bienes y servicios que dada su técnica, dentro de una cosmovisión, producía impactos hasta cierto grado negativos, tal es el caso del sistema de roza, tumba y quema.

En contraposición encontramos vestigios que demuestran una concepción más integrada entre el hombre y su medio que, aunque buscaba un objetivo productivo, no generaron efectos nocivos sobre el medio e incluso incorporaron un aprovechamiento racional de los recursos, ejemplo de ello son las chinampas, los viveros y zoológicos aztecas; la siembras piscícolas de los purépechas, así como el sistema de cultivos en terrazas y los sistemas hidráulicos de irrigación de otras etnias mesoamericanas.

La llegada de los españoles a México trajo consigo un choque cultural que provocó una sustancial modificación en los modos de producción y, por tanto, en el manejo tradicional de los recursos naturales. Por un lado la agricultura y ganadería extensivas sustituyeron al modo de producción nativo. Por el otro, la explotación mineral y forestal a gran escala alteraron notablemente los ecosistenas locales. La colonia, como proceso de trasculturación incluyó cambios de relación con el medio ambiente.

La independencia trajo consigo cambios en las actitudes hacia el patrimonio natural. Durante esta etapa se consolido el sistema hacendario iniciado durante la colonia. Cabe señalar además las políticas de colonzación del norte y del sureste, ofrecían un vasto campo casi inexplorado y un nuevo potencial y la necesidad de reafirmar la soberanía de esas zonas.

Con el porfiriato se inicia una nueva política de industrialización, básicamente en las ramas textil, energética, siderúrgica, metalmecánica y de alimentos, sustentada en una modernización de las redes de comunicación.

Al concluir la Revolución se sientan la bases para la conservación del patrimonio y los recursos naturales, en el Artículo 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Este artículo otorga a la Nación el derecho de imponer el interés público sobre el privado para el aprovechamiento de los recursos naturales.

En el México moderno la atomización de la producción agropecuaria sin un orden ecológico racional y sin apoyos técnico-financieros adecuados, aunado a la ganadería extensiva indiscriminada y el inicio de un acelerado proceso de industrialización y urbanización, ha ocasionado un gran impacto ambiental.

En esta etapa, surgen los prineros intentos por administrar nuestros recursos naturales, tal es el caso de la nacionalización petrolera y otros dirigidos a la planeación regional para el aprovechamiento de recursos como la creación de las comisiones en las principales cuencas hidrológicas. Hechos muy ligados a la creación de la Comisión Nacional de Colonización-Agraria.

En la segunda mitad de ese siglo, el Programa Nacional de Desmonte, y la expansión de la frontera agrícola como respuesta a la Revolución Verde, causaron una importante disminución de la biomasa al aplicarse estos programas uniformemente sin considerar los ecosistemas.

Las grandes e importantes obras hidráulicas y las prácticas de monocultivo, han ocasionado cambios estructurales en La calidad de 105 suelos, como sucedió en los distritos de riego de Don Martín, La Laguna y recientemente en el Valle del Yaqui, en las zonas áridas y semiáridas; en el trópico húmedo se sustituyo la cubierta vegetal principalmente por distritos ganaderos y arroceros, en la chontalpa, San Pedro y Uxpanapa.

La acelerada urbanización e industrialización, dieron lugar a la proliferación de asentamientos irregulares, incrementándose más aún la problemática ambiental en áreas urbanas.

Una explotación forestal irracional, ocasionó perjuicios al balance ecológico, hidrológico, climatológico y edáfico.

Los recursos pesqueros, a pesar de ofrecer una gran diversidad y potencialidad, no han sido debidamente utilizados.

La utilización de tecnologías inadecuadas y productos contaminantes da lugar, por un lado, al mal aprovechamiento de los recursos naturales y, por otro, a la contaminación en todas sus formas.

La adopción de patrones socioculturales ajenos, ha propiciado procesos de consumo altamente productores de desechos, muchos de ellos no biodegradables y que, al no contar en nuestro país con el equipamiento e infraestructura adecuados para su manejo, han Provocado impactos ambientales negativos en las ciudades, principales zonas turísticas y franja fronteriza norte.

Esto es producto de un modelo de desarrollo economicista que considera al deterioro ambiental como un costo aceptable del crecimiento, olvidándose de los aspectos cualitativos.

La gravedad de la problemática ambiental existente, sus alcances y repercusiones obligan a la toma de conciencia, y de este modo se inicia búsqueda de soluciones como una demanda Social.

El Sector Ecología, responde así a las líneas señaladas por el Plan Nacional de Desarrollo y se apega a los lineamientos del Presidente de la República.

1.1 Aspectos estructurales

En México la problemática ecológico ambiental puede ser abordada desde tres ópticas: la físio-biótica, la socioeconómica-política y la administrativa.

Estructura físico-biótica           

México es un país donde la variedad y diversidad geográfica han favorecido la existencia de muchos y muy variados ecosistemas, en función de su cambiante orografía, su sistema hidrogeográfico, la composición diversa de sus suelos y sus características climatológicas. Además, las diferencias culturales, étnicas y sociales de sus habitantes contribuyen a incrementar más aun la diversidad que caracteriza al país y que, a la vez, proporciona la clave para precisar el enfoque que debe tener el desarrollo nacional.

El país cuenta con una extensión territorial aproximada de dos millones de kilómetros cuadrados, con más de diez mil kilómetros de litorales. Su suelo es susceptible de diversos aprovechamientos: 17 por ciento es apto para la agricultura, cerca de 50 por ciento para la ganadera y 14 por ciento está cubierto con bosques. También abundan los minerales en el subsuelo y la disponibilidad de combustible fósil. Sus aguas patrimoniales en ambos litorales son pródigas en especies vegetales y animales, de alta potencialidad económica.                 

El proceso de industrialización acompaña un alto crecimiento poblacional predominantemente en las zonas templadas, trayendo consigo serios desequilibrios, ecológicos al mantener una fuerte presión sobre los recursos naturales, sobrepasando la capacidad de sustentación y carga de los ecosistemas en estas zonas. El Valle de México y los estados de México, Puebla, Morelos e Hidalgo reflejan claramente esta problemática.

Sustentado en un conjunto de políticas que favorecen la industria, se otorgaron insumos básicos subsidiados, como energía y agua, dándose un uso irracional de éstos y propiciando su agotamiento y sobre explotación en las cuencas del Valle de México, Lerma y Cutzamala.   

La fuerte presión que se ejerce sobre el suelo, por el crecimiento urbano, industrial, ampliación de la frontera agrícola, ganadería extensiva y la falta de una planeación integral han sido las causas principales de un desarrollo desequilibrado.

La modernización tecnológica mal concebida, y la falta de alternativas productivas impactan a las mismas actividades y otras como acuacultura y silvicultura.

El aumento en la demanda de alimento y materias primas ha agudizado estos impactos, planteando la necesidad de definir con un criterio ecológico la planeación de los usos de suelo para los diferentes fines productivos.

Veinte cuencas del país presentan graves problemas de contaminación al concentrar más de 86 por ciento de las descargas de aguas negras industriales.

El deterioro de la calidad del aire es un fenómeno progresivo, producido por actividades industriales como: petroquímica primaria y secundaria, cementera, fundición de metales, química, azucarera, termoeléctrica, carboeléctrica y extracción de celulosa.

Los mayores índices de contaminación del aire están en la zona metropolitana del Valle de México, Monterrey, Guadalajara , Puebla. Lázaro Cárdenas, Saltillo y Monclova y la conurbación de Coatzacoalcos-Minatitlán, situación tan dinámica y compleja que requiere el establecimiento de redes de monitoreo y diagnósticos que permitan mantener un seguimiento y control sobre las emisiones de fuentes fijas y móviles, para la toma de decisiones adecuada.

En la zona metropolitana del Valle de México se instaló, durante 1970, la red panamericana de muestreo de contaminación del aire, contando con 10 estaciones. A fin de 1974 se instaló otra red automática de monitoreo para muestrear partículas en suspensión, bióxido de azufre, monóxido de carbono, ozono y óxido de nitrógeno, dejándose de operar en 1980. Empleando una red manual se determinaron dos parámetros, partículas suspendidas totales y bióxido de azufre. Esta red cuenta en la actualidad con 16 estaciones distribuidas en la zona metropolitana del Valle de México.

En Guadalajara se instalaron en 1975 cinco muestreadores de partículas en suspensión y en 1976 cinco más.

En Monterrey también se efectúan mediciones para lo cual se instalaron, en 1977, diez estaciones.

Los problemas de residuos sólidos son especialmente graves en las grandes ciudades del país, así como en las zonas turísticas e industriales. En general, aun cuando la generación de basura per cápita en el país es inferior a la generada en países desarrollados, existe una carencia de sistemas eficientes de recolección, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos urbanos e industriales.

El municipio es el nivel de gobierno con la obligación de proporcionar el servicio público de recolección y disposición final de los residuos sólidos.

La afectación de los ecosistemas habitat de diversas especies de flora y fauna silvestre, ocasiona que se encuentren amenazados o en peligro de extinción, particularmente en el trópico húmedo y zonas templadas y áridas. La actividad cinética sin control provoca fuerte presión sobre los recursos faunísticos y flora, aunado al saque, tala inmoderada y comercio ilegal.

Se requiere de un Sistema Nacional de Areas Naturales Protegidas (SINAP) el cual represente las diversos ecosistemas del país.

De Lo anterior se desprende la importancia que tiene el considerar el análisis integral del hombre con participación constante con la naturaleza. Por lo mismo se presenta un diagnóstico de los aspectos económicos. políticos, sociales así como administrativos, que están asociados con la problemática ambiental.

Estructura socioeconómica-política

En nuestro país la relación entre sociedad y entorno se la caracterizado por una dicotomía entre crecimiento económico y conservación de la naturaleza con predominio del primero.

Los problemas ambientales se agravaron a la vez que la soledad mexicana adoptaba ciertos estilos de desarrollo, aunados a una estrategia científica y tecnológica que no correspondía a las características propias del país. Esta situación se presentó durante los cincuenta y setenta.

Las inadecuadas políticas de educación concientización y difusión en materia de ecología, han contribuido notablemente al incremento inconsciente de los problemas que corresponde resolver a este Sector, lo que ha determinado efectos importante sobre la calidad de vida de la población y los procesos productivos, amenazando seriamente y desarrollo integral.

Otros elementos que también han contribuido al deterioro ambiental, son:

La ejecución de obra pública y privada, que se ha realizado sin un adecuada ubicación territorial, sin una evaluación del impacto ambiental que ocasionan.

La falta de un desarrollo y aplicación de tecnologías adecuadas a Las diferentes condiciones ecológicas, sociales económicas y culturales del país.

Ampliación de la frontera agrícola, y expansión urbano industrial con considerar una perspectiva ecológica del uso del suelo.

El desconocimiento y carencia de información sobre la variedad y capacidad de soporte de los ecosistemas, propiciado un irracional manejo de los recursos naturales.

La carencia de un maro jurídico adecuado y eficaz para reglamentar el manejo de los recursos.

La limitación de los instrumentos financieros y administrativos para la solución de los problemas ecológico-ambientales.

Es evidente que el crecimiento urbano, industrial y la modernización del ampo, seguirán su curso. Por esta razón, la planeación del desarrollo y la gestión ambiental deberán estar en estrecha relación, permitiendo que el desarrollo se finque en el manejo adecuado de los recursos naturales y en un orden territorial.

Estructura administrativa

El Artículo 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece como responsabilidad esencial de la Nación, la de regular la conservación del patrimonio nacional, su aprovechamiento y su desarrollo.

Partiendo de este cuerpo de leyes, la Administración Pública ha venido desempeñando un proceso evolutivo en atención a los problemas de salud y contaminación ambiental, hasta lograr la protección de nuestros recursos naturales en su acepción más amplia.

En octubre de 1945 se promulgó el Reglamento de Higiene del Trabajo, lo que permitió establecer las bases para el saneamiento, definiendo a la higiene industrial como aquella acción tendiente a proteger a la comunidad de la peligros de la insalubridad y de las molestias ocasionadas por las industrias.

Entre los años 1952-1958, la Secretaría de Salubridad y Asistencia emprendió un programa de saneamiento del medio, con atribuciones que estaban previstas en la Ley de Secretarías y Departamentos de Estado de 1958, la que en su Artículo 4o. precisaba que ésta tenía facultades para vigilar el cumplimiento del Código Sanitario y las demás que le fijaban expresamente las leyes y reglamentos relacionados con el saneamiento del medio.

En 1970 se establece una red de monitoreo continuo de indicadores de los contaminantes del aire en el Valle de México, acciones determinantes para el control de la contaminación y para definir la base legal del saneamiento ambiental.

El 4 de mayo de 1971, se instaló la Comisión Jurídica para la Prevención y Control de la Contaminación Ambiental.

A iniciativa del Presidente de la República, el 10 de junio de 1971 se constituye e instala la Comisión Nacional Tripartita, compuesta con la representación empresarial, laboral y gubernamental, que formula un programa que contempla el estudio, conocimiento y propuesta de solución a esa problemática.

Con el propósito de coordinar y sumar los esfuerzos de los gobiernos federal y locales se crea, en noviembre de 1971 el Comité Central Coordinador de Programas de Mejoramiento del Ambiente.

La Ley Federal para Prevenir y Controlar la Contaminación Ambiental, fue el primer intento para englobar a la problemática ambiental. Sin embargo, este ordenamiento jurídico resultó incompleto, ya que, aparte de otros temas no contenía un capítulo sobre prevención y control de la contaminación marina.

En 1972 la S.S.A., a través de la Subsecretaría de Mejoramiento del Ambiente, da atención a estos aspectos, circunscribiéndolos dentro del Sector Salud, el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales quedaban aún dispersos en el ámbito de diversas dependencias.

Además, se crea la Comisión Intersecretarial de Saneamiento Ambiental, la que a pesar del enfoque adecuado de sus objetivos, no cumplió cabalmente con la finalidad para la que fue creada.

Estas acciones, si bien no eran integrales, como lo recomendaba la conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente, fueron importantes porque propiciaron en México la expedición de la Ley Federal para Prevenir y Controlar la Contaminación Ambiental y sus reglamentos.                         

La Ley Federal de Protección al Ambiente de 1982 subsanó, en parte, las fallas de su antecedente legal al incluir un capítulo sobre protección de Ecosistemas Marinos y contemplar la protección de los recursos naturales básicos, atmósfera, agua, suelos, flora y fauna.    

A raíz de la campaña presidencial del licenciado Miguel de la Madrid H., y ante el cúmulo de experiencias recogidas, la ecología toma su lugar a través de la reordenación económica y el cambio estructural, que permiten garantizar un orden y una disciplina ambiental en los diferentes procesos de desarrollo global, regional y sectorial mediante la aplicación de dos grandes líneas de acción, la preventiva y la correctiva.

La instrumentación de estas líneas de acción requirió del análisis combinado de los recursos; con la finalidad de adecuar los criterios básicos para el ordenamiento ecológico, facilitando la toma de decisiones sobre los usos y destinos del territorio nacional. Esto exigía de una estructura que permitiera desde un marco legal, abordar en forma integral y organizada todas aquellas situaciones derivadas de la gestión ambiental.                        

Esto sirvió de fundamento para la expedición del decreto de reformas y adiciones a la Ley Orgánica de la Administración Pública que en su Artículo 37 creó la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología, siendo ésta la encargada de planear y dirigir la política ambiental a través de la Subsecretaría de Ecología, a la cual se adscribieron las Direcciones Generales de Prevención y Control de la Contaminación Ambiental, de Prevención y Control de la Contaminación de Agua, de Ordenamiento Ecológico e Impacto Ambiental, de Parques, Reservas y Areas Ecológicas Protegidas, de Flora y Fauna Silvestres y de Protección y Restauración Ecológica.

1.2 Aspectos coyunturales

Las situaciones especiales que se presentaron a lo largo del proceso de desarrollo histórico del país, respondiendo a condiciones particulares, financieras, administrativas, de política interior o exterior, de imprevistos, son aspectos coyunturales que han contribuido a la problemática ambiental.                       

La sectorización de la planeación económica. sin una perspectiva integral, no favoreció la inclusión de criterios ambientales en los diversos programas y proyectos realizados. Cada sector ha buscado aisladamente el éxito de sus actividades, sin ponderar lo que significa llevar a cabo una planeación integral que no vaya en detrimento de otros sectores y sobre la base material que representan los recursos naturales.

La vinculación de nuestra economía en un contexto de relaciones y de mercado internacional, ha llevado a la adopción de patrones inadecuados generadores de desequilibrios ambientales y regionales. Tal es el caso de las maquiladoras de la franja norte y de las prácticas agrícolas en los distritos de riego y en el trópico húmedo, que han provocado deterioro del suelo y extinción de recursos bióticos e hídricos. Se requiere replantear nuestros modelos de producción acordes a la potencialidad de los ecosistemas y a un nuevo orden territorial.

Las políticas de desarrollo intensivo basadas primordialmente en el petróleo y el turismo, no sólo desequilibran económica y regionalmente al país, sino que han contribuido a agravar la situación ambiental.

Como efecto de la sobreconcentración de actividades y de una falta de previsión ambiental se observa que los recursos hidrológicos se agotan, ejemplo de ello lo representan las 20 cuencas más importantes del país, en donde se dan más de 86 por ciento de las descargas de aguas negras e industriales y alrededor de 75 por ciento de la población total del país.

Es claro que a medida que se concentran la población y las actividades sin una normatividad, se agudiza el deterioro ambiental y los desequilibrios regionales. Esto se observa en las ciudades medias y en las metrópolis.

Las áreas naturales protegidas no representan adecuadamente las regiones ecológicas del país: carecen de un marco jurídico adecuado y de recursos administrativos, humanos, materiales y financieros suficientes. En cuanto a su manejo y control, existe dispersión administrativa, por lo cual no han cumplido con sus funciones de conservación, recreación y educación y la mayoría de la población desconoce su existencia, importancia y objetivos.

1.3 Diagnóstico espacial de la problemática

En una primera parte describe las características ecológicas sobresalientes del territorio nacional, tomando como referencia a las zonas templada, trópico húmedo, seco y árida, por ser las representativas de los grupos de ecosistemas existentes en nuestro país. En una segunda parte describe las características particulares por temas.

1.3.1 Diagnóstico por regiones ecológicas

A. Zona templada

Comprende las partes altas y montañosas del país abarcando aproximadamente 18 por ciento del territorio. Se caracteriza por tener temperaturas que oscilan entre 18°C y 0°C con lluvias promedios superiores a los 600 mm. anuales, generalmente en verano y, por estar constituida por vegetación de tipo boscoso.

Esta zona comprende el Distrito Federal, Estado de Tlaxcala y la mayor parte de Puebla, México, Hidalgo y Jalisco, parte de Oaxaca, Morelos, Querétaro, Zacatecas, Tamaulipas, Nuevo León, Michoacán, Guanajuato, Nayarit, Durango, Sinaloa y Chihuahua.

Esta zona ha resentido el crecimiento industrial y urbano, concentrando la mayor parte de las actividades económicas y productivas del país, fenómeno que ha repercutido en los recursos naturales, sobrepasando la capacidad de carga de los ecosistemas. Como ejemplo de desarrollo urbano no planificado con criterios ecológicos se pueden señalar los casos de las ciudades de México, Puebla, Toluca y Guadalajara, que han resentido la invasión urbana sobre zonas de alta productividad agrícola y forestal, así como la ubicación inadecuada de las actividades industriales y comerciales.

Ante la fuerte demanda y concentración de servicios en los principales centros urbanos, las regiones aledañas orientan sus economías hacia éstos, agotando o sobreexplotando sus recursos naturales.

La falta de alternativas productivas para la población campesina, ha propiciado la desforestación y procesos erosivos.

B. Trópico húmedo

Se extiende a lo largo de la llanura costera del Golfo de México, parte de la península de Yucatán y del estado de Chiapas, abarca las regiones planas con altitudes menores de 100 msnm y cubre 17.2 por ciento del territorio. Se caracteriza por presentar temperatura media anual superior a los 18°C, con precipitación pluvial sobre los 1200 mm. anuales, vegetación compuesta por selvas perennifolias y subperennifolias y pastizales inducidos dedicados a la ganadería.

Sus ecosistemas son sumamente frágiles, con diversidad biológica muy grande. Comprende a los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas, Tabasco y Veracruz.

Conjuntamente, el acelerado crecimiento demográfico de un amplio sector dedicado a las actividades primarias que paulatinamente se ve obligado a ocupar tierras inapropiadas. La ganadería que es la actividad económica más dinámica con respecto a la transformación del ambiente, se expande continuamente ganando terreno para siembra de pastizales y propiciando así el desmonte de selvas y bosques, desaprovechándose por otro lado suelos potencialmente aptos para otras actividades como cultivos y plantaciones.

El crecimiento industrial de sus principales ciudades ha propiciado un desarrollo acelerado de Los centros urbanos, creando conflictos por la ocupación irracional del suelo generando asentamientos sobre suelos no aptos.

La industria petrolera en sus fases de exploración y explotación ha ocasionado cambios drásticos en los patrones tradicionales de uso y en la calidad del suelo, afectando a otras actividades productivas.

Como consecuencia de la explotación selectiva de recursos se ha dado, por una parte, la sobreexplotación de especies de maderas preciosas como la caoba y el cedro en las selvas, de crustáceos, como el camarón; el deterioro del suelo por monocultivos, como la caña de azúcar, el henequén y el maíz. Por otra parte, subexplotándose otros recursos que potencialmente ofrecen posibilidades para el desarrollo regional balanceado del territorio.

C. Trópico seco      

Comprende alrededor de 12.6 por ciento del territorio, se extiende a lo largo de la costa del Pacífico, al sur del Trópico de Cáncer y continúa hacia el centro del país en la región de la depresión del Balsas. Tiene una temperatura media anual superior a los 18°C y una precipitación pluvial entre 200 y 600 mm. anuales, con vegetación dominante de selvas bajas y medianas caducifolias, matorrales y sabanas.

Abarca el estado de Guerrero, parte de Sinaloa, Nayarit, Colima; Jalisco, Michoacán, Oaxaca y Morelos.

Las actividades se hayan concentradas en pocos lugares, ocasionando un paulatino deterioro ambiental.

Las prácticas agrícolas son rudimentarias, de temporal, carecen de infraestructura e insumos necesarios para la producción y se desarrollan en forma inadecuada por localizarse en zonas con lluvias escasas e irregulares, y en terrenos con pendientes muy fuertes.

La ganadería es escasa y de bajos rendimientos, tanto por la falta de suelos aptos, como por llevarse a cabo de una manera extensiva lo que ha traído como consecuencia una fuerte alteración de los suelos y de la vegetación natural.

La explotación de los bosques y selva se realiza en forma irracional, lo que, aunado a los incendios forestales provoca la erosión de suelos y la migración de especies de la fauna silvestre.

El potencial que ofrecen los litorales del Pacífico no son aprovechados adecuadamente; en la pesca persisten el uso de prácticas que afectan el recurso y el medio ambiente; la instalación o ampliación de puertos sin un ordenamiento ecológico han impactado adversamente al medio ambiente. Las actividades turísticas se concentran en algunos centros, por lo que el resto de la zona con potencial no ha recibido el impulso adecuado.

D. Zona árida

La más extensa del país, cubre aproximadamente 51.6 Por ciento del territorio sus ecosistemas son de tipo desértico y subdesértico, con predominio de plantas de tipo xerófito. entre ellas cactáceas y agaves. Se caracteriza por presentar temperaturas extremas, con una precipitación pluvial media anual menor de 800 mm.

Comprende a los estado de Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Zacatecas, Aguascalientes, la mayor parte de Sonora, Chihuahua, Durango, Nuevo León y Tamaulipas; importantes áreas de Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí e Hidalgo.

Las actividades preponderantes son la ganadería, la agricultura de riego y la explotación de recursos florísticos endémicos de la zona (cactáceas, jojoba, candelilla, etc.), es en este renglón de explotación selectiva que se lleva a cabo una sobreexplotación que amenaza su permanencia en los ecosistemas, desaprovechándose otros.

La ausencia de criterios ecológicos que normen la intensidad y el uso del suelo, ha propiciado que las actividades agrícolas de temporal y ganadería extensiva, invadan áreas más adecuadas para otras actividades como la silvicultura y generan procesos de erosión y desertificación. El sobrepastoreo ha sido el factor fundamental que viene a limitar el desarrollo de la actividad ganadera.

Asimismo, la falta de un ordenamiento ecológico y de normas que regulen el aprovechamiento de los recursos naturales en los distritos de riego ha traído como consecuencia la desertificación; la contaminación del suelo y del agua, por el uso indiscriminado de agroquímicos; el agotamiento de los mantos acuíferos; la salinación y la modificación sustancial de los ecosistemas. También los distritos de riego han impulsado el crecimiento urbano-industrial, extendiéndose de manera desordenada sobre los mismos suelos agrícolas.

El desarrollo urbano está caracterizado por la concentración de población, industria y servicios en algunos centros privilegiados, en contraposición a la gran dispersión de población que ocasiona fuertes desequilibrios regionales, crecimiento urbano rural desordenado y una subutilización del territorio y sus recursos, principalmente en ricas zonas del Mar de Cortés y la denominada frontera profunda.

Las zonas áridas del país cuentan con abundantes recursos mineros y energéticos, principalmente carbón y gas natural, así como potencialidad para desarrollar fuentes alternativas de energía que podrían impulsar el desarrollo de otras regiones, sin embargo, no han sido debidamente fomentadas.

Existen igualmente, problemas con la frontera norte por contaminación de Estados Unida hacia México y falta de prevención y control de ésta en los ecosistemas compartidos entre ambos países.

El recurso pesquero enfrenta problemas de explotación y deterioro por otras actividades como las agropecuarias, urbanas e industriales, que lo contaminan y destruyen. Asimismo, la potencialidad del patrimonio natural ha sido inadecuadamente administrado y el potencial turístico desaprovechado, ya que tan sólo se utiliza un pequeño porcentaje del mismo.

Con objeto de una mejor comprensión del fenómeno y para poder desarrollar mecanismos e instrumentos de operación ambiental, a continuación se incluye una descripción por cada uno de sus componentes.

1.3.2 Diagnóstico por temas

A. Agua

Como resultado del manejo inadecuado del recurso para actividades urbanas, industriales y agropecuarias, los cuerpos de agua superficiales y subterráneos del país presentan diversos grados de contaminación. Esta es causada por las aguas vertidas urbanas e industriales sin tratamiento previo, impidiendo su uso y ocasionando problemas regionales de salud, alteraciones a la flora, a la fauna y a los subsuelos de las áreas que impactan.

Se estima que las poblaciones menores de 10 mil habitantes tienen cubierto 12 por ciento de sus necesidades de alcantarillado, las de 10 mil habitantes en 45 por ciento y las mayores de 50 mil en 60 por ciento en promedio; lo que trae como consecuencia, que al aumentar el tamaño de la población, aumenten también los aportes de aguas residuales que presentan un alto grado de contaminación.

En los centros turísticos, las aguas residuales se descargan en sitios cercanos a los mismos afectando sus atractivos y su potencialidad de desarrollo a futuro.

La desigual distribución física y temporal de este recurso aunada a las grandes concentraciones urbano-industriales, ha provocado seria contaminación en las cuencas del Valle de México, Lerma, San Juan, Bravo, Blanco, Balsas, Conchos y Coatzacoalcos. Dadas las características tan diversas de los ecosistemas contenidos en estas cuencas, los impactos causados por la contaminación del agua se agudizan en aquellos en donde el recurso es escaso, o donde existe una alta fragilidad de sus elementos. Los ecosistemas de las zonas áridas, las lagunas costeras, estuarios y esteros, así como los lagos y lagunas interiores, son áreas en donde la contaminación ha significado la pérdida de especies vegetales y animales, la cancelación de actividades productivas y la afectación a la salud de la población y el equilibrio ecológico regional.

En lo que respecta a intrusión salina, es importante señalar la grave situación de los acuíferos en las costas del noroeste del país y en la península de Yucatán.

No existen datos cuantitativos sobre la contaminación de las aguas por metales y otros agentes químicos. Sin embargo, se han detectado problemas graves causados por mercurio e hidrocarburos en el río Coatzacoalcos; por detergentes y metales pesados en el río Tula; por plaguicidas y fertilizantes en los ríos Mayo y Yaqui; y por sales en el río Colorado, para citar sólo algunos.

Un Caso especial lo constituye la zona metropolitana de la Ciudad de México, en donde la sobreexplotación de los acuíferos de los Valles de México y del Alto Río Lerma ha provocado serios desequilibrios en los ecosistemas de la Mesa Central.

La contaminación de las aguas estuarinas y marinas es especialmente notable en las 18 áreas más importantes por su potencial comercial, pesquero y turístico. Tales son los casos de los puertos de Acapulco, Salina Cruz, Lázaro Cárdenas, Veracruz, Cancún y La Paz.

A fin de incorporar una clasificación de las cuencas hidrológicas más contaminadas del país, se evaluaron 213 de ellas.

Se definieron como cuencas hidrológicas de primer orden 20, donde existen graves problemas de contaminación y por lo tanto requieren de una atención inmediata. En ellas se registra 82.14 por ciento del total de la carga orgánica recibida.

Cuencas de             Principales Fuentes

Primer Orden           de Contaminación

Lerma Santiago         Urbana e industrias químicas,

                       alimentarias, eléctricas, petrolera

                       azucarera.

Pánuco                 Urbana e industrias química,

                       papelera, alimentaria, textil y

                       de bebidas alcohólicas.

San Juan               Urbana e industrias química

                       papelera, petrolera, alimentaria

                       de bebidas, y de productos

                       lácteos.

Balsas                 Urbana e industrias azucarera,

                       química y textil.

Blanco                 Urbana e industrias azucarera,

                       papelera y de bebidas alcoholicas

Culiacán               Urbano e industria azucarera.

Colorado               Urbana e industria alimentaria

Fuerte                 Urbana e industrias azucarera y

                       pesquera.

Nazas                  Urbana e industria química, de

                       bebidas alcohólicas y alimentaria

Jamapa                 Urbana e industria azucarera.

Sonora                 Urbana e industria maquiladora.

La Antigua             Urbana e industria azucarera.

Yaqui                  Urbana e industrial.

Guayalejo              Urbana e industrial.

Salado                 Urbana e industrial.

Conchos                Urbana e industrias papelera,

                       petrolera, de la curtiduría,

                       alimentaria y de matanza de

                       nado.

Armeria                Urbana e industria azucarera.

Tijuana                Urbana e industria maquila

                       dora.

Coahuayana             Urbana e industrias azucarera y

                       papelera.

Bravo                  Urbana e industria alimentaria.

B.Aire

La contaminación atmosfera se presenta con mayor intensidad en las zonas altamente pobladas e industrializadas, debido a la emisión de gases, humos y polvos de las fuentes fijas y moviles.

La Ciudad de México está considerada, como una de las ciudades más contaminadas del mundo. En ella se vierten anualmente más de 4 millones de toneladas de contaminantes de la atmósfera, de las cuales 75 por ciento es de origen vehicular y 25 por ciento restantes es de origen industrial y natural.

Los combustibles utilizados por vehículos automotores y por las industrias al efectuar combustión incompleta, vierten cantidades considerables de monóxido de carbono, óxido de azufre, óxido de nitrógeno, hidrocarburos sin quemar y partículas en suspensión.

Ciudades que presenten mayor contaminación del aire por fuentes.

                     Entidad       Fuentes     Fuentes

Ciudad               Federativa     Fijas      Móviles

México               D.F.               X          X

Monterrey            N.L.               X          X

Guadalajara          Jal.               X          X

Minatitlán           Ver.               X

Coatzacoalcos        Ver.               X

Puebla               Pue.               X          X

Saltillo             Coah.              X          X

Monclova             Coah.              X

Lázaro Cárdenas      Mich.              X

Ciudad Juárez        Chih.              X          X

Tijuana              B.C.               X          X

Lerma Toluca         Méx.

En la zona metropolitana de la Ciudad de México circulan áctualmente 2.3 millones de vehículos y se ubican aproximadamente 30 mil industrias responsables de la contaminación, registrándose contenidos de más de 300 microgramos de partículas en suspensión por metro cúbico de aire (promedio aritmético anual).

De las industrias existentes en la zona Metropolitana de la Ciudad de México, aproximadamente sólo 30 por ciento cuenta con equipo anticontaminante, en muchos casos insuficiente.

Se carece de estudios, diseños, instalación y operación de redes de monitoreo atmosférico y de estaciones de control de emisiones vehículares. así como de combustible cuya utilización reduzca las emisiones de gases contaminantes.

La contaminación atmosférica no ha podido ser controlada ni combatida eficientemente debido a la insuficiente aplicación de recursos, en equipos y procesos de control, por parte de los responsables. Asimismo, se ha detectado lo obsoleta e incompleta que resulta la reglamentación en materia de contaminación del aire, puesto que no corresponsabiliza claramente a la sociedad para su solución.

C. Residuos sólidos

El acelerado proceso de urbanización, el crecimiento industrial y la modificación de los patrones de consumo han originado un incremento en la generación de residuos sólidos, aunado a ello se carece de la suficiente capacidad financiera y administrativa para dar tratamiento adecuado a estos problemas.

Lo anterior se demuestra a través de los siguientes indicadores:

La generación per cápita de residuos sólidos se ha incrementado en las últimas 3 décadas en casi 7 veces, sus características, han cambiado de biodegradables a elementos de lenta y difícil degradación. Del volumen total generado, 90 por ciento no cuenta con almacenamiento adecuado sólo se recolecta 70 por ciento, esto con técnicas y equipos deficientes; se da tratamiento a 5 por ciento y la disposición final de 95 por ciento, se realiza en tiraderos a cielo abierto.

Los residuos industriales han aumentado exponencialmente al crecimiento industrial, estimándose que solo 2 por ciento de ellos recibe tratamientos medianamente aceptables, y una ínfima porción es reciclada, problemas especialmente graves en las grandes ciudades, zonas turísticas e industriales.

Por lo general los pequeños centros de población carecen de servicio de recolección y disposición final, por lo que son tirados a cuerpos de agua y predios baldíos. En casos en que se proporcione el servicio, éste es deficiente debido a que se cuenta con equipos obsoletos.

En centros urbanos importantes se cuenta con sistemas de recolección complejos, que combinan procesos manuales y/o mecánicos, que implican altos costos de inversión y operación y que también resultan insuficientes.

La selección de sitios que en la actualidad sirven como tiraderos a cielo abierto fue totalmente arbitraria y obedeció a la disponibilidad de terrenos aledaños, situación que puede presentar efectos irreversibles sobre el medio.

En la actualidad no se cuenta con una reglamentación adecuada en materia de residuos sólidos, lo que permite que se continúe con prácticas no apropiadas en el manejo, tratamiento y disposición final de los residuos, tanto de origen municipal como industrial.

D. Proceso de deterioro ecológico

Hasta ahora, la explotación de los recursos naturales se ha efectuado con una perspectiva de beneficio a corto plazo, provocando una serie de desequilibrios en los procesos naturales y minando el potencial regional productivo del país.

El desarrollo industrial, la concentración de servicios, la falta de incentivos para el desarrollo rural son entre otras, las causas por las cuales existe un fuerte flujo migratorio del campo hacia los principales centros de población, con el consecuente abandono de las áreas rurales. Esto ha ocasionado una gran demanda de recursos, infraestructura y servicios por encima de la posibilidad de satisfacerlos llegándose, en muchos casos, a rebasar la capacidad de carga de los ecosistemas que sustentan a los centros urbano-industriales por la alta demanda de insumos como agua, alimentos, energéticos, materia prima, entre otros.

Algunas de las principales causas de la degradación de los ecosistemas son la explotación irracional de especies forestales; la ampliación de la frontera agrícola sobre suelos inapropiados, con escasa tecnología y reducido apoyo económico; el sobrepastoreo y la sobreexplotación de los mantos acuíferos.

Lo anterior repercute en la desforestación de bosques y selvas, que hasta 1979 abarcaba aproximadamente 12 millones de hectáreas de bosques templados y 5 millones de hectáreas de selvas tropicales, alteraciones en los ciclos biogeoquímicos e hidrológico de los ecosistemas baja producción, erosión acelerada, desertificación a un ritmo de 225 mil hectáreas anualmente, salinización y compactación de los suelos, eutroficación y azolvamiento de cuerpos de agua y abatimiento de los acuíferos.

Esta problemática, en forma por demás marcada, se encuentra en estados como Aguascalientes, Coahuila, Durango, Nuevo León, Puebla, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas, donde los porcentajes de afectación de sus superficies rebasan 90 por ciento, de igual forma el resto de las entidades federativas presentan porcientos de afectación, sólo que de menor escala.

E. Parques y reservas

El conjunto de parques naturales y reservas, hasta ahora no ha formado un verdadero sistema de áreas protegidas y ha carecido de objetivos definidos. La superficie protegida del país es exigua (0.86 por ciento del territorio nacional) y no representa adecuadamente a las regiones ecológicas, pues ecosistemas importantes no están protegidos.

El estado de conservación de los recursos representativos es deficiente y la tenencia y uso de la tierra en que se ubican es irregular. El 50 por ciento de las áreas naturales protegidas presenta grave deterioro por efectos de tala, sobrepastoreo, erosión y caza furtiva, entre otros.

Actualmente, un vigilante de áreas naturales protegidas debe cubrir 6 mil 184 hectáreas, sin el equipo mínimo indispensable, debido a que sólo 20 por ciento de las áreas cuenta con recursos financieros suficientes.

La investigación científica es precaria, solo en 15 por ciento de las áreas naturales protegidas, se realiza algún tipo de investigación. Por esto, no ha cumplido debidamente con sus propósitos de conservación, recreación y educación; aunado a esto, la carencia de un programa de difusión ha originado que la mayoría de la población desconozca su importancia y objetivos.

F. Flora y Fauna Silvestres

La interacción del hombre con la flora y fauna silvestres, acuáticas o terrestres ha significado, desde la aparición del primero, un elemento determinante para su permanencia.

La situación geográfica de México, en la confluencia de las regiones biogeográficas neártica y neotropical así como sus múltiples condiciones orográficas y climáticas han hecho del país uno de los más privilegiados del mundo por su diversidad florística y faunística, a pesar de esta riqueza existen niveles de deterioro ecológico que han propiciado que algunas de estas especies, estén amenazadas o en peligro de extinción.

Entre las principales causas se encuentran el deterioro del hábitat, por desforestación, erosión, contaminación de cuerpos de agua y expansión de las fronteras agropecuarias y urbanas; deficiente atención oficial desacato de la ley como la cacería furtiva y el comercio ilegal; falta de información; marco jurídico insuficiente sobreexplotación de los recursos, desarticulación intersectorial, falta de recursos presupuestales e insuficiente personal calificado para su administración.

Es importante señalar que el aprovechamiento integral de los recursos florísticos y faunísticos en función de su potencial biótico y económico, permitirá, entre otras cosas, el mantenimiento de ecosistemas que pueden ser incorporados al desarrollo regional.

1.4 Potencialidades

La gran variedad y riqueza de los recursos naturales en México y su vasta extensión territorial, orientada por un orden ecológico, permitirá que el país cuente con una amplia base para sustentar las actividades productivas en el desarrollo.

Con cerca de 20 millones de hectáreas de bosques, 9 millones de los cuales son maderables, existe la necesidad de aplicar criterios de manejo racional y sostenido, que permitan no sólo conservarlos sino enriquecerlos.

El aprovechamiento integral de aproximadamente 10 mil kilómetros de litorales puede brindar a la población opciones para incrementar su dieta de origen animal y además convertir al país en una potencia pesquera.

Debido a su disposición geográfica, existen amplias posibilidades para fomentar el uso de fuentes alternas de energía no contaminantes, como la solar, eólica y de mareas.

México posee una gran riqueza cultural, compartida por grupos étnicos, la sabiduría ancestral del mexicano se deriva de sus conocimientos acerca de los ecosistemas que lo sustentan y que aprendió a manejar y respetar. En el rescate de estos valores reside el medio de generar un estilo de desarrollo propio que debe estar en armonía con la potencialidad y disponibilidad de los recursos naturales y con la reafirmación cultural, las tecnologías tradicionales se encuentran generalmente articuladas a sus contextos ecológicos.

Respondiendo a la concepción particular que las culturas tienen de la naturaleza y el lugar que el hombre ocupa en ella.

Existen tecnologías propias que se pueden conjugar y complementar con otras adaptándolas a las circunstancias y necesidades nacionales. En este sentido, la participación de centros de investigación es esencial para secundar las acciones gubernamentales, en un marco del desarrollo nacional integral.

La investigación científica y tecnológica, permitirá atender objetivamente todos aquellos asuntos relacionados con el desarrollo integral; amalgamando conocimiento empírico y la creatividad popular, integrándolos a los proyectos de ciencia y tecnología nacional para el aprovechamiento de nuestros recursos.

1.5 Problemática y Perspectiva del Ordenamiento Ecológico

El crecimiento demográfico y productivo, inciden de una manera directa en la transformación del entorno, provocando un mal uso y deterioro de los recursos naturales.

El sector primario ha sido pieza fundamental en el proceso de consolidación de la economía nacional. El acelerado ritmo de crecimiento de la producción agrícola ha propiciado el desarrollo de la economía, proporcionando alimentos, materias primas, divisas y mano de obra; en el mediano plazo, la ganadería ofrece, mediante un uso más racional del suelo, mayor potencial incluso que la agricultura; la silvicultura también. Con prácticas de explotación adecuadas, las actividades pesqueras, a su vez han mostrado un crecimiento dinámico, aunque todavía muy por abajo de su potencial; asimismo, la variedad de productos frutícolas son susceptibles de cultivarse con éxito debido a la gran diversidad de climas del país.

El sector secundario, el más dinámico del desarrollo, participó en 1980 con 35.2 por ciento, del producto interno bruto, contribuyendo así en forma significativa a la generación de empleo. En él, la actividad del sector paraestatal ha tenido avances importantes.

El sector terciario, a su vez ha incrementado significativamente su participación en el producto y el empleo, a medida que la sociedad se urbaniza y diversifica.

Estos sectores inciden de una manera directa y determinante en el uso y aprovechamiento de los recursos de que dispone el país. Sin embargo de continuar la tendencia de sobreexplotación de recursos naturales bajo una perspectiva de beneficio a corto plazo, de la concentración e intensificación de las actividades productivas y el desarrollo urbano, el patrimonio natural del país sufrirá daños irreversibles con serias y profundas transformaciones sobre la calidad de vida de la población. Esto a su vez revertirá las posibilidades de potencial descritas, disminuyendo la capacidad productiva y por ende el potencial de desarrollo del país.

En las zonas templadas, la presión que se ejerce sobre los recursos naturales, generará en el mediano plazo, de no tomarse las medidas preventivas y correctivas necesarias, las siguientes afectaciones:

- Disminución de áreas agrícolas y forestales, debido a la expansión urbana.

- Alteraciones en el equilibrio hidrológico de la zona y extinción de recursos hídricos.

- Desaparición de ecosistemas, como bosques, lagos y lagunas.

- Disminución de la calidad de vida de la población por el incremento de la contaminación y el deterioro ambiental, al cancelarse opciones productivas actuales.

- Generación de gran cantidad de residuos sólidos y aguas servidas, dificultando su tratamiento e incrementando los costos.

En el trópico húmedo la transformación acelerada de las selvas, el mal uso de unos recursos y la sobreexplotación de otros, derivarán en los siguientes problemas:

- Cambios bruscos en el microclima por la desaparición de grandes extensiones forestales.

- Pérdida irreparable de importantes ecosistemas, lo cual implica la extinción de reservas de flora y fauna silvestres.

- Abatimiento de los niveles de productividad en el sector agropecuario, por el uso inadecuado del suelo. 

- Deterioro de ecosistemas naturales y áreas agrícolas y pecuarias por la contaminación de la industria petrolera.

- Contaminación de lagunas costeras, esteros y estuarios por el acelerado crecimiento urbano, industrial y turístico, disminuyendo por ende la productividad de las actividades pesqueras.

- Deterioro de paisajes naturales por actividades turísticas.

En el trópico seco, la polarización de las actividades productivas, la dispersión rural, la sobreexplotación de recursos, podrían ocasionar:

- Agotamiento paulatino de los suelos, provocado por las prácticas agrícolas rudimentarias en áreas con topografía accidentada.

- Pérdida de la riqueza forestal por explotación irracional y selectiva de especies.

- Desertificación acelerada por la pérdida de la cubierta vegetal.

- Contaminación de acuíferos por actividades industriales y pecuarias; del suelo por desechos sólidos a causa de las turísticas y urbanas.

- Impactos adversos al medio ambiente debido a la ampliación inadecuada de instalaciones portuarias.

En la zona árida, el uso intensivo de suelos agrícolas, la aplicación indiscriminada de agroquimicos, el crecimiento urbano-industrial y la contaminación generada en Estados Unidos de Norteamérica, podría derivar en:

- Agotamiento, degradación y erosión de suelos agrícolas de alta productividad actual.

- Contaminación y salinización de suelos y acuíferos.

- Incorporación creciente de suelos agrícolas para uso urbano.

- Creciente avance de la erosión y la desertificación.

- Decremento de la calidad de vida de la población fronteriza mexicana.

- Cancelación de otras opciones productivas como el turismo, pesca, silvicultura, entre otras.

Capítulo 2

2. Objetivos

Los objetivos que se presentan en este Programa Nacional de Ecología se desprenden de los señalados en el Plan Nacional de Desarrollo para dar atención a las condiciones y problemas de carácter ecológico y ambiental observados en el país, obedeciendo a dos grandes lineas de acción: las de orden correctivo, dirigidas a la reordenación económica y las de carácter preventivo, orientadas hacia el cambio estructural.

Los de carácter correctivo son:

- Control y disminución de la contaminación ambiental.

Restauración ecológica en zonas deterioradas.

Los de carácter preventivo son:

- El ordenamiento ecológico del territorio.

- La conservación, aprovechamiento y enriquecimiento de los recursos naturales.

2.1 Generales

Estos responden a la estrategia económica y social señalada en el Plan Nacional de Desarrollo.

A. Para la reordenación económica:

- Controlar y abatir la contaminación en agua, aire y suelo para mejorar la calidad de la vida de la población urbana y rural.

Incorporar a la producción zonas deterioradas por el inadecuado manejo de sus recursos naturales.

B. Para el cambio estructural:

- Integrar a la planeación del desarrollo nacional políticas y normas de ordenamiento ecológico del territorio, que interrelacionen un adecuado uso del suelo y el manejo racional de los recursos naturales, con la política de desarrollo económico y social.

- Conservar el patrimonio natural para evitar la pérdida de la riqueza biótica.

- Fomentar el aprovechamiento y enriquecimiento de los recursos naturales, a fin de lograr un manejo integral y sostenido de los mismos, dentro de un marco de respeto a los valores culturales de la población.

Promover la formación de conciencia ambiental para lograr la participación de la población en la resolución de la problemática ecológica.

2.2 Específicos

A. Para la reordenación económica:

- Controlar y abatir la contaminación del aire por humos, polvos, gases y ruidos a través de la aplicación de la legislación y normas correspondientes, así como de los mecanismos técnicos, económicos y financieros, en los centros urbanos e industriales de México, Monterrey, Guadalajara, Coatzacoalcos-Minatitlán, Puebla, Saltillo, Monclova, Lázaro Cárdenas, Ciudad Juárez, Tijuana, Lerma-Toluca y TampicoCiudad Madero, principalmente.

- Controlar y abatir la contaminación del suelo por residuos sólidos, municipales e industriales, y por agroquímicos, a través de la aplicación de la legislación y normas correspondientes, a nivel urbano o rural.

- Aumentar la cobertura de los servicios de recolección, manejo y disposición final de residuos sólidos domésticos, así como establecer rellenos sanitarios en los centros urbanos con más de lo mil habitantes.

- Promover el establecimiento de cementerios industriales en los principales centros industriales del país, por parte de las empresas que generen residuos tóxicos y potencialmente peligrosos.

- Buscar mecanismos financieros para combatir la contaminación por los residuos sólidos, en apoyo al fortalecimiento municipal.

- Controlar y abatir la contaminación del agua mediante la aplicación de políticas, normas y estrategias, en las veinte cuencas hidrológicas de primer orden y en los centros urbanos que presenten mayor contaminación de agua.

- Promover la instalación de sistemas regionales para el control de la contaminación del agua, con la participación conjunta de los responsables.

- Reincorporar a la producción áreas criticas o totalmente erosionadas, a través de prácticas mecánico-vegetativas, reforestación y restitución de la cubierta vegetal, entre otras.

B. Para el cambio estructural:

- Desarrollar e impulsar proyectos de ordenamiento ecológico en las entidades, municipios y regiones ecológicas y prioritarias del país.

- Aplicar el Procedimiento de Impacto Ambiental para evaluar proyectos de obra público, privado y social, buscando con ello prevenir la contaminación y el deterioro de los ecosistemas.

- Preservar los ambientes naturales representativos de los diferentes ecosistemas del país con el fin de asegurar la continuidad de los procesos evolutivos, ecológicos y de regulación ambiental.

- Integrar un sistema de áreas protegidas que permita su funcionamiento y control.

- Aumentar la superficie de áreas naturales protegidas diversificando la representatividad de las regiones ecológicas del país.

- Fomentar el aprovechamiento racional de los recursos bióticos, mediante el uso combinado de tecnologías tradicionales y modernas, de acuerdo a las características físicas, políticas, sociales y culturales del país.

- Desarrollar programas de formación y capacitación científico-técnica dirigidos a la investigación, toma de decisiones y ejecución de acciones para uso y manejo de los recursos naturales y el ambiente.

- Propiciar la participación de la comunidad en la protección de los recursos naturales y el ambiente.

- Promover y difundir los conocimientos necesarios en materia de contaminación ambiental para propiciar su atención y solución con la participación activa de todos los sectores de la sociedad.

- Impulsar la toma de conciencia sobre la importancia del patrimonio natural, mediante la educación y recreación en ambientes naturales, utilizando los medios de comunicación.

2.3 De carácter sectorial

Estos están dirigidos a vincula el Programa Nacional de Ecología con los sectores público social y privado que inciden directa o indirectamente sobre los recursos naturales y el ambiente.

A. Para la reordenación económica:

- Mejorar la calidad del ambiente mediante la promoción, instrumentación y aplicación de los elementos técnicos, económicos, jurídicos y de comunicación social que orienten a las dependencias federales, estatales, municipales, así como a los sectores social y privado en sus acciones correctivas.

- Promover y fomentar la participación de los organismos de la Administración Pública Federal, entidades de la Federación, municipios centros de educación e investigación y de la comunidad en general en actividades de restauración ecológica

B. Para el cambio estructural:

- Impulsar la inclusión de normas, criterios y lineamientos de ordenamiento ecológico en obras y servicios para el aprovechamiento de los recursos naturales que realicen los sectores público, social y privado.

- Prevenir la contaminación del aire, suelo y agua, estableciendo condiciones particulares para emisiones de manejo de desechos provenientes de las industrias azucarera. petroquímica, energética, alimentaria, metalmecánica, papelera, textil y turística.

- Vigilar, dictaminar y sancionar sobre el cumplimiento de la legislación ambiental.

- Promover el control y vigilancia del patrimonio natural por parte de los sectores cuyas funciones y atribuciones lo permitan, con el fin de conservar los recursos naturales y el ambiente.

- Conservar, desarrollar y aprovechar integralmente el patrimonio natural utilizando y adecuando los instrumentos técnicos, económicos, jurídicos, financieros y educativos disponibles.

- Promover la formación de cuadros profesionales relacionados con la gestión ambiental e incorporar la temática en los planes y programas de educación formal y no formal.

2.4 De carácter regional

Se orientan a fortalecer el desarrollo regional y apoyar la descentralización de la vida nacional, atendiendo especialmente a las regiones que por sus recursos y ubicación son estratégicas para el futuro del país. El impulso en la cual el Sector Ecológico buscará la diversificación de las actividades en la cual el sector ecológico buscará la diversificación de las actividades productivas, a fin de aminorar la presión que actualmente se ejerce sobre los recursos naturales, a través de su aprovechamiento racional y sostenido. Asimismo, se atenderán aquellas áreas que presenten una problemática ambiental aguda, debido a la contaminación o al deterioro de los ecosistemas.           

Las regiones consideradas prioritarias son las siguientes: franja fronteriza norte, Mar Cortés y zona metropolitana de la ciudad de Monterrey en las zonas áridas; zona metropolitana de la ciudad de México y la ciudad de Guadalajara, en la zona templada; parte central la Costa del Pacífico, en la zona del trópico seco Sureste y Costa del Golfo en la zona del trópico húmedo.                       

En éstas, los objetivos en materia de ecología se vincularán estrechamente con las acciones tendientes a lograr el desarrollo estatal integral dando énfasis a las ciudades medias y apoyando el fortalecimiento del municipio.

A. Para la reordenación económica    

- Controlar y abatir la contaminación de agua en las cuencas hidrológicas con mayor carga orgánica, atendiendo especialmente a las áreas prioritarias ubicadas en las zonas templadas y áridas, donde el recurso es escaso y tiene una alta demanda por las actividades urbanas productivas.               

- Reintegrar a la producción áreas contaminadas o deterioradas, especialmente ecosistemas costeros, tierras agrícolas, pecuarias y forestales erosionadas y cuerpos de aguas continentales, atendiendo a las regiones prioritarias para el desarrollo y las zonas que contribuyan al redespliegue territorial de la economía.

- Controlar y abatir la contaminación del aire por residuos sólidos en los principales centros industriales del país y ciudades medias otorgando atención especial a las poblaciones ubicadas en las regiones prioritarias.

B. Para el cambio estructural:       

- Contribuir a la descentralización de la vida nacional y al desarrollo regional, mediante la elaboración y gestión de proyectos de ordenamiento ecológico del territorio en las regiones prioritarias del país.               

- Prevenir la contaminación y el deterioro de los ecosistemas mediante la instrumentación del Procedimiento de Impacto Ambiental, al evaluar los proyectos de obra pública y privada y determinar medidas de mitigación de los impactos negativos.

- Fomentar e inducir el aprovechamiento racional de los recursos naturales del país, diversificando las actividades productivas y estableciendo medidas de conservación en las regiones prioritarias de acuerdo con las características ecológicas, socieconómicas y culturales, de las mismas.                   

- Proteger y resguardar la riqueza natural del país atendiendo la diversidad ecológica del territorio nacional.               

- Promover y fomentar a nivel regional programas de capacitación y educación ambiental, que sirvan de soporte a la identidad cultural y permitan la conservación y preservación de los ecosistemas.

- Coadyuvar al fortalecimiento de la cultura y educación ambiental, mediante la integración de la información sobre centros e institutos de investigación y docencia, que consideren el estudio y la atención a la problemática ambiental en las diversas regiones del país.

Capítulo 3

3. Estrategia

El Sector Ecología establece cuatro líneas principales de estrategia para llevar a cabo la política ecológico-ambiental señalada en el Plan Nacional de Desarrollo. Estas lineas están inmensas en un cambio en las formas de concebir el ambiente, el territorio y sus recursos, así como sus particularidades y potencialidades, lo que permite incorporar nuevos criterios a la planeación tradicional.

A. ordenamiento ecológico del territorio: comprende el establecimiento de la política y formas para el uso adecuado del suelo y el manejo racional de los recursos naturales, según 511S características ecológicas y sus potencialidades, así como la conformación integral de una política ecológica regional de acciones, obras y servicios y la evaluación sistemática a través del procedimiento de impacto ambiental de todos los proyectos de obras públicas o privadas que puedan incidir negativamente en el medio ambiente.

B. Prevención y control de la contaminación ambiental, se refiere al diagnóstico y evaluación de la contaminación del aire, suelo y agua, permite instrumentar medidas adecuadas para prevenir, controlar y abatir la contaminación en cualquiera de sus manifestaciones, pretendiendo así, mejorar y mantener la calidad ambiental en zonas urbanas y rurales del país.

C. Conservación, preservación y restauración ecológica regional: contempla el mantenimiento del suelo, agua, flora y fauna silvestres, mediante la restauración y recuperación de ecosistemas y áreas deterioradas para incorporarlas a las actividades productivas. También se han considerado aquellas zonas susceptibles de ser conservadas o preservadas por sus valores ecológicos, posibilitando la adecuación de mecanismos de control y vigilancia sobre los recursos bióticos y abióticos localizados en estas zonas.

D. Aprovechamiento y enriquecimiento de los recursos naturales para su manejo integral: se debe lograr promoviendo su utilización con base en el uso de tecnologías tradicionales y modernas, capaces de generar alternativas eficientes dentro de un marco de respeto a los valores culturales de la población, sin menosprecio de los factores socioeconómicos y ponderando las características ecológicas regionales.

Para lograr la instrumentación de las estrategias se requiere dedicar parte de los esfuerzos del Programa Nacional de Ecología hacia la creación de una sólida infraestructura de carácter jurídico, administrativo, financiero, de comunicación social y sobre todo de educación ambiental.

3.1. Lineamientos ecológicos para el cambio estructural

El cambio estructural persigue transformaciones de fondo en la producción y en la participación social en los procesos de desarrollo. Implica un cambio de orientación y patrones de conducta, con un propósito eminentemente social para hacerlo más eficiente y justo.

Las acciones preventivas, en materia de ecología, son las aportaciones al cambio estructural en donde el ordenamiento ecológico del territorio representa la estrategia general a seguir para alcanzar el uso adecuado del suelo y el aprovechamiento racional de los recursos naturales, su conservación y enriquecimiento como estrategia para la sustentación del desarrollo y la diversificación de la base productiva.

Para prevenir el deterioro ambiental se propone la adecuación de normas y disposiciones jurídicas, tendientes a minimizar el impacto ambiental de las actividades socio-económicas sobre el aire, agua y suelo, con el objeto de asegurar la eficiencia en el uso de los recursos naturales.

Se diversificará el manejo de la flora y fauna silvestres, tanto acuática como terrestre, para lo cual será necesario analizar y evaluar a nivel local y regional el estado en que se encuentran las poblaciones silvestres.

Para este fin, se ha previsto la aplicación de medidas técnicas, jurídicas y de educación ambiental, a través de la preservación, conservación, desarrollo, aprovechamiento y de promoción de los recursos naturales renovables.

Asimismo, es necesario establecer una clasificación de flora y fauna silvestres para su administración. Esta estrategia será la siguiente:

Especies de atención especial.

a) Endémicas teporingo, foca fina de Guadalupe, cochito, tortuga terrestre de Cuatro Ciénegas, totoaba, pez blanco y algunas cactáceas y orquidáceas.

b) Amenazadas: tortuga del desierto, halcón peregrino, mariposa monarca, águila real, cocodrilo de pantano, tortuga marina, caracol marino gigante y algunas cactáceas y orquidáceas.

c) Peligro de extinción: lobo mexicano, berrendo, pavón, águila arpía, oso gris, manatí, cocodrilo de río, cochito, foca monje y algunas cactáceas, orquidáceas y cicadáceas.

d) Exóticas: faisán, borrego berberisco, lobina negra, ciprinidos, higuerillas y sábila.

e) Nocivas: tordo, lobo marino, y lirio acuático, entre otros.

Especies de uso actual

a) Cinegético y pesca deportiva: borrego cimarrón, venado cola blanca, pez vela y merlín.

b) Científico cultural; teporingo, mono araña, cetáceos, pinípedos, peyote, hongos y algas.

c) Recreativo ornamental: psitácidas, aves de presa, mariposas, ballena gris, juncos y algunas cactáceas y orquidáceas.

b) Alimenticio: tepescuintle, patos, gansos, pez blanco, y ciprinidos.

e) Industrial y artesanal: cocodrilos, lagomorfos, candelilla, palo fierro y carrizales.

f) Medicinal y químico-farmacéutico: ofidios, arácnidos, esponjas, corales y barbasco.

Especies de uso potencial

a) De importancia económica: tiburón, mangle.

b) De importancia cultural: algas marina amaranto hongos y peyote.

La atención de las especies antes mencionadas se llevará a cabo mediante las siguientes alternativas de manejo:

Preservación Entendida como el con junto de medidas y acciones tendientes a proteger del deterioro, destrucción y extinción a los elementos del patrimonio ecológico, ya sean especies o ecosistemas, con la finalidad de que permanezcan inalteradas en su estado natural.

Conservación:      Medidas técnico-administrativas tendientes a lograr su permanencia y uso sostenido.

Desarrollo: Medidas y acciones tendientes a propiciar las condiciones favorables para su incremento a través de técnicas adecuadas de manejo.

Aprovechamiento: Medidas relacionadas con la captura, posesión, apropiación, recolección, caza o pesca, intercambio, comercio nacional é internacional y uso de las diversas especies según corresponda, así como a las actividades que pretenden de ellas beneficio o utilidad.

Promoción: Acciones orientadas a lograr la concientización respecto a favorecer la concurrencia y participación de los sectores de la población en acciones de conservación. preservación, desarrollo y aprovechamiento racional e integral de estos recursos.

Las expectativas y necesidades de las poblaciones locales son consideradas como un importante insumo para la realización de estas acciones, ello permite estimular el desarrollo de endotecnologías propias.

Sé realizará un inventario y diagnostico de los ámbitos naturales más representativos de los ecosistemas del país, con el fin de evaluar su posible incorporación al sistema Nacional de Areas Naturales Protegidas.

A fin de establecer en cada uno de estos programas de conservación y desarrollo, se procederá a regularizar la tenencia de la tierra.

Se llevarán a cabo acciones inductivas y educativas dirigidas a propiciar el apoyo y participación necesarios por parte de la comunidad. Las primeras se basan en programas de comunicación social a través de la difusión y las segundas, se fundamentan tanto en la educación de carácter formal, como en la no formal.

Otro renglón importante de este sector, es promover el desarrollo de la investigación científica y tecnológica dirigidas a la prevención de la contaminación ambiental en cualquiera de sus manifestaciones y a la preservación y aprovechamiento integral de los recursos naturales.

3.2. Lineamientos ecológicos para la reordenación económica

Los problemas ecológico-ambientales se asocian a los diferentes estilos de aprovechar los recursos naturales; y por ello, esta estrategia se aboca a contrarrestar los efectos que han ocasionado los procesos productivos sobre el ambiente.

La fuerte presión que se ha ejercido por la falta de planeación en el uso del suelo y la sobreexplotación de los recursos naturales, han sido factores que determinan que el sector, en la reordenación económica se dirija fundamentalmente al control y abatimiento de la contaminación ambiental y a la restauración ecológica dentro de una perspectiva regional y de ocupación ordenada del territorio.           

Para atender la contaminación del aire resulta necesario reducir y controlar las emisiones de humos, polvos, gases y ruidos por fuentes fijas y móviles, mediante la instalación de equipos y sistemas diseñados ex profeso. Así mismo, se requiere el establecimiento de redes de monitoreo para medir la concentración de contaminantes en la atmósfera, lo que permitirá evaluar la calidad del aire en los principales Centros urbanos e industriales del país, avances en la materia.

El abatimiento y control de la contaminación del agua, se atenderá a través de sistemas integrales que permitan manejar conjuntamente descargas de tipo urbano e industrial en Las principales cuencas hidrológicas y su reutilización en los casos necesarios.             

Para abatir y controlar la contaminación de suelo, se contempla establecer sistemas de recolección, manejo y disposición final de residuos sólidos que incluyan el establecimiento de rellenos sanitarios y cementerios industriales.              En atención de los suelos destinados a la agricultura, se controlará el uso y manejo indiscriminado de residuos y envases de fertilizantes y pesticidas, entre otros, mediante el establecimiento de centros receptores de agroquímicos.

Dentro de la restauración ecológica se contemplan acciones tendientes a reintegrar a la producción zonas erosionadas e improductivas y restablecer ecosistemas incluyendo los cuerpos de aguas continentales que lo requieran, mediante la recuperación de suelo, reforestación y restitución de la cubierta vegetal en cuencas y laderas. También se considera prioritaria la restauración de zonas turísticas, petroleras, pantanosas y costeras.

El establecimiento de estas acciones contribuirá a la generación de empleos, merced a la creación de unidades integrales de manejo de recursos naturales, donde se aplicarán conjuntamente las medidas de restauración ecológica necesarias y sistemas combinados de aprovechamiento, como agrosilvícolas, agropiscícolas policultivos u otras opciones que respondan adecuadamente a las condiciones y características ecológicas y culturales de las áreas seleccionadas.

3.3 Secuencia temporal de la estrategia

Para el desarrollo temporal de la estrategia se considera necesario orientar en paralelo acciones tanto preventivas como correctivas.

El instrumento principal para lograr la secuencia temporal es el ordenamiento ecológico del territorio, proceso de planeación que permite identificar la problemática; jerarquizarla de acuerdo a sus impactos regionales y efectos colaterales; priorizar acciones correctivas y preventivas, de acuerdo a su ámbito de acción y cobertura de población, instrumentar los programas de acciones, obras y servicios necesarios, ubicándose programáticamente en el tiempo y en el espacio.

La secuencia temporal de la estrategia, a través del tiempo, busca dar congruencia a los programas anuales del Sector, a las acciones, obras y servicios requeridos, para responder dentro de las líneas correctiva  y preventiva, al cambio estructural y al reordenamiento económico.

Se pretende en primera instancia, normar las actividades y sectores de la producción más dinámicos, debiéndose impulsar como resultado de la política nacional de desarrollo de la presente administración, en aquellas regiones prioritarias para el desarrollo, buscando regular en la línea preventiva el aprovechamiento integral de los recursos y del  territorio que requieran los sectores involucrados.

En una segunda instancia, se orientarán las obras, acciones y servicios de carácter ambiental a restablecer el orden ecológico en aquellas regiones prioritarias, ciudades medidas y metrópolis, así como en áreas rurales marginadas que requieran integrarse y que por sus niveles de deterioro requieren de una estrategia correctiva urgente.

Para apoyar el aprovechamiento racional y sostenido de nuestros recursos y propiciar un nuevo orden territorial, se indentificarán regiones recursos actualmente subutilizados, para incorporarlos al proceso de desarrollo.

En este sentido se trata de prevenir impactos ambientales de actividades necesarias para el desarrollo, garantizado su óptima localización, el aprovechamiento racional de los recursos, así como garantizar la base material del desarrollo.

A partir de estos lineamientos se precisará la normatividad para el manejo de los recursos naturales, las directrices para su conservación, aprovechamiento y enriquecimiento y el fortalecimiento del marco jurídico que regule el manejo de los mismos dentro de las diferentes entidades.

Paralelamente se llevará a cabo acciones de carácter correctivo, para atender los problemas de deterioro ambiental más importantes.

Se instalarán y operarán sistemas de monitoreo atmosférico y sistemas de recolección, manejo y disposición final de residuos sólidos en los principales centros urbanos e industriales.

Para atener los problemas de contaminación de agua, se vigilarán y controlarán las descargas vertidas por la población y la industria en las cuencas hidrológicas más importantes. Se promoverán la localización de zonas industriales, así como obras para operar distritos de contaminación del agua.

Con el objeto de antender el deterioro de los recursos bióticos se desarrollarán acciones de restauración ecológica. Se operarán y coordinarán los servicios técnicos de vigilancia de los recursos naturales.

Se establecerán estaciones de aprovechamiento de la vida silvestre, criaderos, viveros, zoológicos y jardines botánicos para la conservación y desarrollo de plantas y animales silvestres.

Se procurará la recuperación de las especies amenazadas o en peligro de extinción, asegurando se permanencia.

Se establecerán sistemas en áreas que por su importancia ecológica jueguen un papel fundamental en las políticas de preservación, conservación, aprovechamiento y enriquecimiento de  la vida silvestre. Con estos propósitos se mantendrán en su estado natural, áreas representativas de los diferentes ecosistemas del país.

Conjuntamente se promoverá la participación directa de la población utilizando para ello la educación ambiental, formal como no formal fortaleciendola a través de los medios de cnmunicación social.

En el financiamiento de proyectos preventivos y correctivos, se aplicarán los recursos presupuestales y otros que se obtengan de la promoción para utilizar créditos, tanto de la banca de desarrollo, como de la nacionalizada.

Para actualizar y adecuar los instrumentos jurídicos a los requerimientos actuales, se promoverá que la legislación ambiental contemple integralmente el manejo de los recursos naturales, regule su aprovechamiento racional, prevenga el impacto ambiental que sobre ellos provocan los procesos productivos y regule su restauración corresponsable.

3.4 Contexto regional de la estrategia

El principio de las cuatro líneas de estrategia general para las diferentes regiones del país consiste en incluir los aspectos cualitativos del desarrollo, haciendo compatibles el crecimiento económico y la conservación del medio ambiente.

Esta estrategia se fundamenta en el análisis integrado de los recursos naturales, así como en el conocimiento de los procesos sociales, económicos y políticos que configuren la estructura y de los cambios requeridos.

3.4.1 Ordenamiento Ecológico del Territorio.

Conjuntamente con el Procedimiento de Impacto Ambiental son piezas importantes en este proceso. El primero se dirige principalmente a la gestión ambiental territorial promoviendo la celebración de convenios entre la Federación, los estados y los municipios, así como la concertación de acciones, obras y servicios entre los sectores público, privado y social, atendiendo especialmente a las regiones prioritarias señaladas en el Plan Nacional de Desarrollo.

El Procedimiento de Impacto Ambiental está fundamentado jurídicamente en la Ley Federal de Protección al Ambiente y en la Ley de Obra Pública, de tal forma que todos los proyectos de obra pública y privada que puedan causar contaminación o deterioro ambiental han de ser evaluados con criterios ecológicos y bajo una perspectiva regional.

Esta línea pretende también reorientar la ocupación del territorio evaluando y normando con criterios ecológicos el desarrollo urbano de ciudades medias, áreas metropolitanas, puertos industriales y pesqueros, así como de otros sectores productivos que, coordinadamente con Desarrollo Urbano, Vivienda y Ecología, contribuyan a una estructura físico-espacial acorde con la potencialidad del territorio.    

3.4.2 Prevención y Control de la Contaminación ambiental

Para las actividades del registro de descargas, clasificación de cuerpos receptores, inventario de los usos de las aguas residuales y la fijación de condiciones particulares de descarga,       se definen como zonas prioritarias de atención las cuencas más importantes de los estados de México, Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León, Michoacán, Colima, Aguascalientes, San Luis Potosí, Querétaro, Guanajuato, Puebla, Jalisco, Sinaloa, Morelos y Distrito Federal.

En materia de prevención y control de la contaminación del aire, se definen como prioritarios los 20 centros urbanos e industriales más importantes del país y las ciudades medias, esto para              llevar a cabo el inventario e inspección de fuentes fijas contaminantes, la instalación y operación de sistemas atmosférico, el establecimiento de estaciones de medición y diagnóstico de fuentes móviles contaminantes y la evaluación del ruido y energía contaminante.

En las ciudades mayores de 100 mil habitantes y los 20 principales centros industriales del  país se realizarán acciones de recolección, clasificación, reciclaje y disposición final de residuos sólidos municipales e industriales. El control de residuos tóxicos provenientes de herbicidas y plagacidas será ejecutado en las áreas agrícolas afectadas por estos residuos.

3.4.3 Conservación, Preservación y Restauración Ecológica Regional   

Se desarrollarán programas de restauración ecológica en áreas forestales con alteraciones a su cubierta vegetal y en zonas erosionadas, incorporándolas a procesos productivos que sirvan de soporte al desarrollo integral de esas regiones. Se efectuará restauración en los ecosistemas costeros y cuerpos de agua continentales con un alto grado de contaminación o alteración ecológica.

Para la conservación y preservación de los recursos naturales renovables, se incrementará la superficie del territorio nacional protegida por decreto. Se buscará la redistribución porcentual de las áreas protegidas o reservas del territorio en proporción a la representatividad de los principales ecosistemas terrestres y marítimos.

3.4.4 Aprovechamiento y Enriquecimiento   

de los Recursos Naturales para el

Manejo Integral   

En función de las características y potencialidades de los ecosistemas de las cuatro grandes zonas que conforman el territorio y en congruencia con las regiones que señala el Plan Nacional de Desarrollo, se promoverá el desarrollo regional del país, a través de programas específicos de aprovechamiento y enriquecimiento de los recursos naturales, incorporando para esto tecnologías tradicionales y modernas.

En el marco de las cuatro zonas ecológicas: templada, trópico húmedo, trópico seco y árida, se contempla el establecimiento de estrategias específicas:

A. Zona templad: Región Central

- Se realizan proyectos de ordenamiento ecológico que  derivan en modelos de uso del suelo y en acciones, obras y servicios tendientes a modificar el esquema deconcentración de actividades y en el Valle de México hacia otras áreas.

- Se normará el uso del suelo agrícola y urbano evitando la invasión de zonas de alta productividad agrícola y forestal, fomentando la ubicación adecuada de nuevos desarrollos industriales y urbanos, principalmente en las ciudades de México, Toluca, Puebla y Guadalajara, mediante el ordenamiento ecológico.

- Se ordenarán los usos, reservas y destinos del suelo de acuerdo a la capacidad de sustentación y carga de los ecosistemas, donde se conjugarán criterios de rentabilidad a corto, mediano y largo plazos.

- Se proporcionarán alternativas de desarrollo de nuevas actividades productivas que eviten la desforestación y erosión del suelo, producto de la sobreexplotación agrícola y la minera de los estados de México, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Aguascalientes, Jalisco, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chihuahua y Durango.

- Se pondrá especial énfasis en la realización de acciones, obras y servicios que posibiliten la descentralización de actividades de la zona metropolitana del Valle de México. Para contribuir a esto es necesario llevar a cabo las siguientes medidas:

a. Controlar estrictamente la expansión urbana sobre áreas verdes o de reserva boscosa.

b. Preveer y controlar la contaminación ambiental a través de:

- Incorporar criterios ecológicos  en el desarrollo de las actividades de los sectores público, previo y social.

- Controlar y regular la descarga de aguas residuales a cauces y corrientes naturales, mejorando calidad de las aguas vertidas a las redes de alcantarillado. Se fomentará su reuso y la eficiencia técnica, administrativa y financiera en la operación y disposición de los desechos líquidos.

- Modificar los criterios imperantes en la operación y organización de la recolección, manejo y disposición final de los residuos sólidos.

c. Impulsar la creación, forestación y conservación de áreas verdes y espacios abiertos de carácter ecológico y de recreación buscando abatir déficit.

d. Fomentar el desarrollo de la conciencia y educación ecológica a través de programas de educación ecológica.

- Se aplicará el Procedimiento de Impacto Ambiental a todo proyecto u otra que pueda causar daños regionales significados al ambiente; tienen primordial importancia en este sentido las zonas metropolitanas del Valle de México y Guadalajara.

- Se realizarán acciones tendientes a la conservación y enriquecimiento de los recursos naturales de las áreas protegidas, mediante programas de recuperación y preservación de las especies amenazadas, como en el caso de la Mariposa Monarca; apoyando también la creación de una conciencia ambiental con programas orientados a la educación, no formal y a la capacitación y actualización en Ciencias Ambientales y Ecología.

- Se racionalizará y vigilará la explotación de recursos silvícolas, así como se llevarán a cabo medidas de protección y restauración de recursos naturales en las cuencas del Valle de México, Cutzamala y en las zonas boscosas de los estados de Puebla, México, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Chihuahua y Durango.

B. Trópico húmedo, Región Sureste y Costa del

Golfo

Para lograr la utilización del suelo de acuerdo a su potencialidad, se ordenarán las actividades productivas y urbanas con base en la capacidad de sustentación y carga de los ecosistemas, evitando asi el uso y explotación irracional de los recursos y el consecuente deterioro de los ecosistemas frágiles.

Destacan acciones tendientes a:

- Planificar el uso del suelo para el desarrollo urbano o industrial en las ciudades medias del sureste. Orientar su crecimiento hacia áreas aptas, evitando la ocupación de terrenos con potencialidad agropecuaria o con problemas de inundación, topografía accidentada y carencia de servicios.

- En el caso de la industria petrolera, se incluirán criterios y normas de orden ecológico que permitan ubicar una explotación racional e integral evitando cambios drásticos en los patrones tradicionales del uso del suelo y la afectación, por contaminación, de otras actividades productivas como pesca, agricultura y ganadería en los estados de Tabasco, Chiapas, Campeche y Veracruz.

- Aplicar el Procedimiento de Impacto Amiental a proyectos que puedan causar daños regionales significativos al ambiente. En particular a las derivadas de actividades turísticas, portuarias, urbanas e industriales. Dando mayor importancia a programas de la industria paraestatal, especialmente Petróleos Mexicanos, Comisión Federal de Electricidad, Fertilizantes Mexicanos y Azúcar, S.A. así como a proyectos del sector privado.

- Proveer en el sector primario los medios técnicos y organizativos necesarios para el aprovechamiento racional de los recursos.

- Llevar a cabo un estricto control sobre las fuentes de emisión y descarga de contaminantes a la atmósfera y al agua, en áreas afectadas por las actividades industriales y urbanas.

- Establecer sistemas de organización y operación para llevar a cabo la recolección tratamiento y disposición final de residuos sólidos que contribuyan al control de la contaminación en los grandes centros urbanos, turísticos e industriales.

- Racionalizar la explotación de los recursos. evitando el exterminio de especies terrestres y acuáticas, de flora y fauna silvestres, la sobreexplotación de maderas preciosas, de crustáceos y el deterioro del suelo por monocultivo.

- Construir y operar estaciones de aprovechamiento de la vida silvestre en los estados de Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Yucatán y Quintana Roo.

- Incorporar a los diferentes grupos étnicos en los programas de protección y aprovechamiento de especies silvestres.

- Promover la producción y el repoblamiento de especies que permitan su conservación y aprovechamiento sostenido, asegurando su permanencia.

- Ampliar la cobertura de áreas naturales protegidas para preservar los distintos ecosistemas representativos.

- Fortalecer el incremento del turismo ecológico mediante mecanismos de difusión, concientización, atención y participación ciudadana en programas emprendidos por el gobierno federal en parques y áreas naturales protegidas. Incorporar nuevas áreas al Sistema Nacional.

C. Trópico Seco. Región Pacífico

Fijar las bases de una planeación del desarrollo basada en criterios ecológicos, buscando establecer realmente un equilibrio entre las actividades y recursos naturales, reorientando el desarrollo hacia los lugares con mayor potencial, modificando así el modelo de concentración-dispersión y apoyando la integración entre las distintas subregiones de la franja costera desde Nayarit hasta Oaxaca.

- Aplicar el Procedimiento de Impacto Ambiental a toda obra o proyecto que pueda causar daños regionales o significativos al ambiente; particularmente a las derivadas de las actividades turísticas, portuarias, urbanas e industriales.

- Evitar la explotación inmoderada del recurso forestal principalmente en la Sierra Madre Occidental en Sinaloa, Nayarit, Jalisco y Michoacán y la Sierra Madre del Sur en Guerrero y Oaxaca.

- Adoptar medidas de prevención y control de la contaminación por el vertido de aguas residuales sin tratamiento a los cuerpos de agua emisión de humos, gases y polvos y disposición inadecuada de los residuos sólidos en las ciudades, puertos y zonas industriales.

- Conservar, desarrollar y aprovechar racional e integralmente las especies marinas y terrestres de flora y fauna silvestres. Establecer programas de recuperación y preservación de las especies amenazadas o en peligro de extinción, como son el cocodrilo en Colima y la tortuga marina en las costas de Michoacán y Oaxaca.

- Aprovechar el potencial marino del litoral del Pacífico desde el sur de Sinaloa hasta Salina Cruz, Oaxaca, poniendo especial cuidado en la protección y preservación de áreas de refugio y en el resto a las temporadas de veda.

- Incluir criterios ecológicos en el ordenamiento territorial de los puertos de Lázaro Cárdenas, Salina Cruz, Manzanillo, Mazatlán, Puerto Vallarta y Acapulco.

- Apoyar la realización de un programa integral de aprovechamiento del litoral del Océano Pacífico para impulso del turismo, promoviendo la integración de circuitos turísticos costeros.

Orientar las prácticas agrícolas hacia zonas con aptitudes para este uso en la planicie costera de Sinaloa, los Valles de Nayarit, las áreas de influencia de Ciudad Guzmán y Ameca, Jalisco: Apatzingán; Huetamo y Playa Azul, Michoacán; La Costa Chica de Guerrero y el Itsmo de Tehuantepec, Oaxaca.

D. Zona árida. Región Norte y Mar de Cortés

- Propiciar el ordenamiento ecológico del territorio bajo principios que regulen el crecimiento urbano e industrial en Monterrey, Chihuahua, Torreón-Gómez Palacio-Lerdo, Tijuana, Ciudad Juárez, estableciendo el equilibrio con las zonas rurales de influencia y propiciando su integración regional y funcional al desarrollo.

- Orientar una explotación racional de los recursos minerales y energéticos, principalmente carbón y gas natural y para lograr la autosuficiencia energética regional y la complementariedad de las diferentes subregiones que la conforman, básicamente en la zona metropolitana de la Ciudad de Monterrey, Franja Fronteriza Norte, Conurbación Torreón Gómez Palacio-Lerdo, Chihuahua, Guaymas-Empalme, Sonora, Monclova-Frontera., Coahuila, Región Carbonífera de Coahuila, y Corredor Zacatecas Fresnillo y Mar de Cortés.

- Fomentar el desarrollo de los sistemas urbano-rurales con criterios ecológicos buscando la autosuficiencia de insumos básicos y alimentarios por subregiones o su complementariedad.

- Se aplicará el Procedimiento del Impacto Ambiental, a todo proyecto que pueda modificar sustancialmente al ambiente, haciendo énfasis en la industria metalmecánica, extractiva y textil, así como en el Sector Desarrollo Urbano y Vivienda.

- Evitar todo uso intensivo del suelo que sobrepase su capacidad de sustentación evitando procesos de erosión y desertificación, como en los casos de sobrepastoreo en la Franja Fronteriza Norte, Sur de Coahuila, Sur de Nuevo León, Norte de Durango, Norte de San Luis Potosí y Zacatecas. Así como la invasión de áreas agrícolas y forestales en Chihuahua, Durango, Zacatecas, Nuevo León, Baja California y Sonora.

- Promover el reuso del agua para el desarrollo de otras actividades productivas y de servicios.

- Establecer normas de ordenamiento ecológico que eviten el avance de la desertificación, contaminación de suelo y agua, el agotamiento de los mantos acuíferos y la salinización en los distritos de riego de la Franja Fronteriza Norte, Región Norte de Sinaloa y Sur de Sonora, la Comarca Lagunera, el Valle de Mezquital, Hidalgo y Tamaulipas y la Región de Guaymas-Empalme en Sonora.

- Promover la protección y restauración de ecosistemas frágiles en la Franja Fronteriza Norte, Centro de Sonora Centro y Sur de Coahuila, Norte de Zacatecas, San Luis Potosí Nuevo León, Tamaulipas, Noreste de Durango y parte Norte de los estados de Hidalgo y Querétaro, normando el uso racional de especies como la lechuguilla, candelilla, palma y jojoba.

- Realizar acciones y programas de recuperación y preservación de las especies terrestres y marinas de flora y fauna silvestres amenazadas o en peligro de extinción, como el lobo mexicano en Durango; Chihuahua y Sonora: el borrego cimarrón en Baja California, Baja California Sur y Sonora, el berrendo en Chihuahua Baja California Sur y Sonora. llevar a cabo programas para la conservación y desarrollo de las cactáceas.

- Crear nuevas áreas naturales protegidas para preservar la diversidad y riqueza de los recursos bióticos de las zonas áridas y semiáricas.

- Impulsar la investigación y el desarrollo tecnológico de fuentes alternativas de energía como: eólica y solar, que puedan apoyar el desarrollo de microrregiones, principalmente en las áreas rurales con limitaciones para utilizar fuentes convencionales.

Las regiones Franja Fronteriza Norte y Mar de Cortés; por su recursos y su ubicación geográfica, son estratégicas para fortalecer y canalizar el desarrollo integral del país. En éstas se llevarán a cabo acciones prioritarias orientadas a atender la problemática derivada de sus condiciones ecológicas, económicas y sociales; en este contexto, para la Franja Fronteriza Norte se contempla:

Promover y vigilar la aplicación de acciones derivadas del Convenio de Cooperación para la Protección y Mejoramiento del Medio Ambiente en la Franja Fronteriza Norte, firmado entre México y Estados Unidos, especialmente en los siguientes aspectos:

- Prevención y control de la contaminación en ecosistemas acuáticos y terrestres compartidos mediante condiciones particulares de descarga y tratamiento de residuos sólidos.

- Apoyar la diversificación de las actividades productivas dentro de un esquema de desarrollo regional integral, para las áreas de influencia del sistema de ciudades fronterizas, bajo el criterio de reasignación de uso del suelo para lograr su autosuficiencia.

- Para el Mar de Cortés se plantearán modelos de desarrollo regional para integrar la porción peninsular a la continental bajo una óptica de aprovechamiento integral de recursos turísticos, pesqueros y agropecuarios, apoyando el desarrollo de un susbsistema urbano-rural.

- Realizar acciones de prevención y control de la contaminación ambiental en zonas pesqueras, turísticas y agropecuarias.

Controlar y vigilar los refugios de vida marina, mamíferos marinos y especies endémicas de peces.

- Consolidar un sistema de vigilancia del deterioro ecológico involucrando centros de investigación locales, autoridades y a la comunidad.         

- Buscar alternativas productivas en función de las características y potencialidades de los ecosistemas marinos y terrestres de la zona.

- Brindar atención a las especies de alto valor cinegético de zonas áridas y semiáridas, de especies vegetales del desierto del Vizcaíno.

3.5 Relaciones y congruencia intersectorial de la estrategia.

Para el cumplimiento de los objetivos planteados es imprescindible la participación de los sectores en su conjunto y corresponsabilizándolos de acuerdo a los niveles de participación en la gestión ambiental y de sus efectos.            

Es el propósito del Sector Ecología conocer a través de una metodología común las incidencias, las opciones, la corresponsabilidad y las prioridades que el resto de los sectores de la administración pública tienen en el medio ambiente. Esto con el fin de propiciar la ejecución de las acciones ecológicas tendientes al desarrollo integral, incorporando una amplia gestión social ambiental, ética y justa.

Aunque aparentemente algunas actividades  están disociadas de la naturaleza, en la realidad es evidente que, por un lado, requieren de insumos provenientes de ellas y por el otro generaran efectos transformadores de la misma. Por lo anterior es necesario que el Sector Ecología responsable de la conducción de la política ecológica promueva la vinculación de los demás sectores para una adecuada gestión ambiental.

El Programa Nacional de Ecología plantea reorientar el rumbo y el modelo de desarrollo asegurando el aprovechamiento racional y sostenido de los recursos y el mejoramiento de la calidad de vida de la población.

Capítulo 4

4. Metas y previsión de recursos

En este capítulo se determinan y cuantifican las principales metas de resultado del Sector Ecológia para el período 1384-1988. Señala el alcance de los propósitos y objetivos establecidos en el Programa.

Asimismo, se enuncian las acciones básicas que habrán de realizarse para su consecución, a la luz de la coyuntura actual y las tendencias recientes de la evolución socio-económica. Estas acciones contemplan como elemento fundamental la participación activa de los tres niveles de gobierno, así como de los sectores privado y social.

En un apartado posterior se establecen los recursos materiales y financieros que se deben canalizar para imprimir mayor racionalidad al ejercicio de las inversiones públicas y privadas, relacionadas con el Sector.

4.1 Metas 1984

Las metas del Sector Ecología para 1984, se establecen a partir de los propósitos enunciados en el Plan Nacional de Desarrollo, así como de los objetivos generales y específicos descritos en el capítulo 2. Representan los primeros resultados a alcanzar a través de la implementación de las estrategias y acciones de este Programa.

4.1.1 Ordenamiento Ecológico del Territorio

El uso adecuado del suelo y el aprovechamiento integral de los recursos naturales, acorde a su potencialidad, requieren de un sistema de planeación, cuya finalidad consiste en establecer criterios para identificar, clasificar y jerarquizar el territorio a partir de la interacción de factores ecológicos, sociales y económicos. Para 1984 se atenderá la problemática mediante el establecimiento de políticas y normas de ordenamiento ecológico del territorio en las siguientes regiones:

Mar de Cortés, Franja Fronteriza Norte, Centro, Pacífico Centro, Centro Norte, Sureste y Golfo y las zonas metropolitanas de la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, y el corredor industrial del Bajío.

Además, se establecerá el marco normativo para usos del suelo en función de sus potencialidades y sus características ecológicas.

Se realizarán y proyectos específicos de conducción de política regional y 14 estudios especiales de ordenamiento ecológico a nivel estatal.

4.1.2 Impacto Ambiental

Se pretende realizar hasta un máximo de sesenta evaluaciones ambientales de proyectos de obra, divididos aproximadamente de la siguiente manera: 60 por ciento de proyectos de la industria-paraestatal, principalmente Petróleos Mexicanos, Comisión Federal de Electricidad, Fertilizantes Mexicanos y Azúcar, S. A.; 20 por ciento en proyectos del sector público; 10 por ciento en proyectos circunscritos a puertos industriales; y 10 por ciento restante para proyectos de la iniciativa privada principalmente a las industrias cementera, minero-metalúrgica, química, papelera y textil.

Por otra parte, las dependencias del Gobierno Federal, los gobiernos estatales y municipales y, en su caso el sector social, contemplarán en sus proyectos los lineamientos que en materia de ordenamiento ecológico se establezcan. En este sentido toda obra pública y privada deberá considerar análisis de Impacto Ambiental.

4.1.3 Prevención y Control de la Contaminación del Agua

En esta materia, las acciones del sector estarán dirigidas hacia la implantación de normas y reglamentos y la supervisión e inspección de los efluentes para evaluar las condiciones de descarga.

Las metas referentes a la contaminación del agua se han establecido en función de las cargas orgánicas vertidas en las cuencas hidrológicas de primer orden del país. Por lo tanto, lo que se pretende en 1984 es disminuir las cargas vertidas por la población y la industria, mediante el establecimiento de los distritos de control de la contaminación del agua en Tlaxcala, Cuautla, Río Blanco, Ocotlán-Tequila y Tijuana.

Adicionalmente, se realizarán acciones de prevención y control de la contaminación del agua en ríos, esteros, bahías y todo cuerpo receptor mediante el establecimiento de condiciones particulares de descarga, dando prioridad la industria azucarera, petroquímica, de energéticos y del papel y a localidades urbanas con más de 100 mil habitantes.

Se promoverá la construcción de los distritos de control, de la contaminación y sistemas de tratamiento de aguas residuales con los gobiernos estatales, municipales e industrias del sector público y privado.

También de realizarán a nivel estatal estudios para la certificación de la calidad del agua en las áreas de explotación de moluscos bivalvos. Se dará seguimiento a los convenios celebrados con industrias paraestatales, gobierno estatales y al convenio celebrado con Estados Unidos de Norteamérica.

4.1.4 Prevención y Control de la Contaminación del Suelo

El Programa de los residuos sólidos deberá ser resuelto en forma integral, mediante acciones específicas que se adapten, entre otros factores, al tamaño de las ciudades, su estructura, densidad demográfica y topográfica.  Para ello se requiere de la participación directa de los gobiernos estatales y municipales así como de la cooperación de los industriales y del sector social.

En materia de residuos solidos municipales, se deben establecer los mecanismos técnicos, jurídicos, administrativos y financieros para que se incremente la cobertura del servicio.

Para ello, se deberán establecer convenios entre la Federación, los estados, municipios e industria privada y paraestatal a efecto de apoyarlos y asesorarlos técnicamente en la utilización de los sistemas adecuados para rellenos sanitarios y cementerios industriales. Así también, es necesario instrumentar provectos de capacitación difusión y educación:, para despertar la conciencia ecológica y fortalecer la participación ciudadana.

4.1.5 Prevención y Control de la Contaminación del Aire

En esta materia, se deben atender prioritariamente, las zonas metropolitanas de la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y la Franja Fronteriza del Norte, mediante la elaboración de inventarios de fuentes fijas contaminantes. así como inspección a industrias emisoras de humos, polvos y gases tóxicos, con el fin de sancionar a las que sobrepasen los límites recomendados.

Se deberán establecer redes manuales de monitoreo atmosférico, con la finalidad de efectuar evaluaciones de la calidad del aire en centros urbanos e industriales. Asimismo, se operará el sistema automático de monitoreo atmosférico en la zona metropolitana del Valle de México.

Se pretende también controlar las emisiones de humos y gases contaminantes mediante: el establecimiento de estaciones de medición y diagnóstico en Guadalajara, Monterrey, Ciudad Juárez y Tijuana, instalación de talleres móviles piloto de evaluación de emisiones en el valle de México, Guadalajara , Monterrey y Toluca, convenios y la concentración de acciones entre la Federación y los municipios.

4.1.6 Sistemas Nacional de Areas Naturales Protegidas

A lo largo del territorio nacional se encuentra una gran diversidad de ecosistemas, los cuales tienen poca representación en las áreas protegidas. En virtud de ello se pretende, en 1984, decretar aquellas áreas de gran riqueza natural susceptibles de ser consideradas como áreas protegidas, reservas ecológicas, parques nacionales o reservas de la biósfera, incrementando 4 por ciento del total de su superficie, con 46 acciones.

Además se pretende disminuir el grado de deterioro de las zonas actualmente protegidas en 50 por ciento, proporcionando a las mismas los servicios mínimos para la administración, recreación y aprovechamiento cultural, a través de la realización de más de 376 acciones programadas.

También se realizarán acciones de operación preservación y conservación en parques nacionales reservas y áreas ecológicas protegidas, promoviendo las lnvestigaciones y estudios científicos para el mejor aprovechamiento y enriquecimiento de recursos renovables.

4.1.7 Restauración Ecológica

Para afrontar los efectos causados por el proceso de desarrollo y crecimiento poblacional, tanto en áreas rurales como urbanas, es necesaria a implementación de actividades específicas de restauración, acorde a las necesidades y características de los ámbitos de ejecución.

Por otra parte, para conservar los recursos existentes, es necesario controlar y vigilar que su uso y aprovechamiento sea armónico y sostenido, evitando el dispendio y el clandestinaje, que disminuyen considerablemente los recursos. De esta forma y con la participación decidida de los sectores público, social y privado, se espera disminuir los índices de pérdida de cubierta vegetal y erosión en tres por ciento, así como efectuar el control y vigilancia de los recursos naturales en once por ciento de la superficie del país.

De esta forma, para 1984 se esperan realizar acciones de restauración en el ámbito rural, en aproximadamente 9 mil 533 hectáreas, mismas que observan diferentes grados de afectación. En el ámbito urbano, realizar acciones de restauración, a través de la plantación de 1 millón y 20 mil arboles; restaurar las zonas federales adyacentes a las carreteras y caminos en 770 Kilómetros; producir 714 mil 500 árboles, proteger y vigilar las áreas boscosas en aproximadamente 22 millones 880 mil hectáreas.

4.1.8 Formación de Conciencia Ambiental

Para dar solución a la problemática ambiental, se necesita de la participación activa y consciente de todos los sectores de la población, por lo que para 1984 se pretenden realizar acciones dirigidas a la incorporación de la dimensión ambiental en la estructura curricular de los distintos niveles que conforman el Sistema Educativo Nacional. Asimismo se pretende capacitar y actualizar a personal técnico en materia de ecología ambiente.

Mediante la educación no formal, se intenta generar una actitud y participación efectiva de la comunidad ante la problemática a ambiental.

4.1.9 Aprovechamiento Integral de la Vida Silvestre

La flora y fauna silvestre, terrestre y acuática, son recursos que tienen un enorme potencial y requieren de una especial atención, sobre todo aquellas especies que están sujetas a una presión constante y que se ven amenazadas o en peligro de extinción, particularmente las endémicas. Así para 1984, se deberán realizar las siguientes acciones:

- Un estudio para proteger y conservar el lobo mexicano en los estados de Durango, Chihuahua y Sonora.

- Estudios de evaluación para la conservación, aprovechamiento y desarrollo del borrego cimarrón para los estados de Baja California, Baja California Sur y Sonora.

- Proyecto para conservar y desarrollar la población de berrendos en los estados de Chihuahua, Baja California Sur  y Sonora.

- Proyectar, construir y operar 12 Estaciones de Aprovechamiento de la Vida Silvestre en los estados de Baja California, Baja California Sur, Tabasco, México, Morelos, Oaxaca, Sonora, Tamaulipas, Yucatán, Quintana Roo.

- En el estado de Puebla se establecerán un conservación y desarrollo de las mismas.

- Un calendario de aprovechamiento cinegético.

- Formulación, expedición, seguimiento y control de permisos de aprovechamiento cinegéticos.

- Calendario para la captura de aves canoras y de ornato.

- Fromulación del ordenamiento jurídico relativo a flora y fauna silvestres.

- Una guía de especies cinegéticas.

- Un catálogo de herbarios, jardines botánicos, viveros y parques zoológicos.

- Instrumentos para la captación de ingresos para apoyo de los proyectos de flora y fauna silvestre.

- Catálago de especies de flora y fauna acuáticas.

- Catálago de ambientes acuáticos del país.

- Reglamentación para la colecta científica de flora y fauna acuáticas.

Adicionalmente se elaborarán proyectos específicos de construcción de viveros, zoológicos y jardines botánicos para la conservación, aprovechamiento y desarrollo de la flora y fauna silvestre.

4.1.10 Ciencia y Tecnología Ecológicas Aplicadas al Desarrollo

Para el uso y manejo de ciencias y tecnologías ecológicas, se fomentará la investigación y el intercambio técnico. También se pretende rescatar tecnologías propias que consideren el aprovechamiento racional y sostenido de los recursos naturales, así como promover la utilización de fuentes no convencionales de energía en el desarrollo urbano y rural.

4.1.11 Unidades Integrales de Manejo de los Recursos Naturales

- Se promoverá la autosuficiencia a alimentaria a partir de la introducción de sistemas combinados de producción agrosilvícola, agropecuaria y agropiscícola en Areas con características de marginación.

Se atenderán aproximadamente uno por ciento del total de las localidades que tengan las características mencionadas; en forma implícita se promoverá la organización campesina y la actividad rural, disminuyendo con ello la presión que se ejerce sobre los recursos naturales.

Asimismo, se promoverá la creación de unidades integrales de producción, principalmente en zonas erosionadas y deprimidas, ademas se procurará la utilización de métodos tradicionales en el uso y manejo de los recursos naturales.

4 a Metas 1985-1988

4.2.1 Ordenamiento Ecológico del Territorio

Mediante el ordenamiento ecológico se pretende alcanzar una mejor utilización del suelo, entre otros factores, de acuerdo a su potencialidad, para contribuir a la disminución de los actuales desequilibrios regionales en el uso y manejo de los recursos naturales.

Esto será posible a través de la instrumentación, aplicación y seguimiento de las políticas y normas de ordenamiento ecológico del territorio, lo que propiciará la distribución adecuada de las actividades productivas de acuerdo a la disponibilidad de los recursos.

Paralelamente se fomentarán los sistemas tradicionales de aprovechamiento de los recursos naturales y la utilización de fuentes alternativas de energía.

Los índices e indicadores que se utilizarán para evaluar el grado de alcance de estas metas se establecerán a partir del uso nacional del territorio y manejo adecuado de los recursos naturales.

Para este período se ha propuesto desarrollar e incrementar las normas y políticas de ordenamiento ecológico del territorio en aquellas zonas, estados, municipios o centros de población que han sido considerados debido a su, participación en los procesos de desarrollo urbano, industrial turístico, agropecuario y pesquero, o por sus características especiales. Las acciones programadas son: zona metropolitana de la Ciudad de México; zona metropolitana de Guadalajara; Corredor del Bajío; región de la Costa del Golfo región Sureste; Franja Fronteriza Norte: región Lagunera; región carbonífera de Coahuila, centro de Coahuila y el Valle de Cuatro Ciénegas; el centro y sur del estado de Nuevo León; la región Mar de Cortés y la parte sur de Sonora y norte de Sinaloa, entre otras.

4.2.2 Impacto Ambiental

La evaluación del impacto ambiental de obras y proyectos a llevarse a cabo por los organismos públicos y privados, resulta de fundamental Importancia en la consecución de las metas referentes al ordenamiento ecológico del territorio, pues está directamente relacionado con el uso y manejo adecuado de los recursos naturales, agregando a los indicadores mencionados, el de la fragilidad de los ecosistemas en donde se pretenden realizar las obras y proyectos.

Es preciso reglamentar el Procedimiento de Impacto Ambiental en la legislación, promoviendo su aplicación en los proyectos de obra pública y de particulares que pudieran ocasionar contaminación o deterioro ambiental. Por lo tanto, se adicionarán disposiciones en la ley Federal de Protección al Ambiente para que todos los proyectos sean sujetos a su evaluación, desde una perspectiva regional integrada, para que de esta manera se contemplen las probables medidas de mitigación de impactos.

Asimismo, se pretende realizar hasta un máximo de 200 evaluaciones de impacto ambiental, correspondiendo 30 por ciento a proyectos de obra pública, 50 por ciento a proyectos de industria paraestatal, especialmente de Petróleos Mexicanos, Comisión Federal de Electricidad, Fertilizantes Mexicanos y Azúcar, S. A. y 20 por ciento a proyectos de la iniciativa privada, principalmente en lo referente a las ramas cementera, minero-metalúrgica, química, alimentaria, papelera y textil.

4.2.3 Prevención y Control de la Contaminación del Agua

Con base en los índices representados por la cantidad de población, la carga orgánica municipal e industrial vertida en las aguas, la producción industrial y el área de las cuencas. se han determinado las veinte cuencas prioritarias del país, permitiendo evaluar el grado de contaminación que éstas presentan.

Se pretende prevenir y controlar la contaminación del agua, con el fin de regular la explotación y el aprovechamiento del recurso, fomentando la reutilización de aguas residuales.

Para lograr esto, es necesario modificar y actualizar el Reglamento para la Prevención y Control de la Contaminación de Aguas, de acuerdo con la Ley Federal de Protección al Ambiente, así como formular los reglamentos para regular las descargas de aguas residuales en los sistemas de alcantarillado y el reuso del agua residual.

Se fijarán condiciones particulares a las descargas determinando plazos escalonados para lograr la calidad requerida en el efluente, y estableciendo las sanciones pertinentes a los responsables que no cumplan con las condiciones particulares fijadas.

Las metas fijadas para el período 1985-1988, se orientan a disminuir la carga contaminante vertida en las 20 cuencas más importantes y zonas prioritarias del país, mediante el apoyo a los distritos de control de la contaminación del agua y el proyecto de rehabilitación de plantas de tratamiento municipales. Dichas cuencas son:

Río Lerma-Santiago: la carga orgánica se pretende reducir en 40 por ciento los desechos municipales y 50 por ciento los industriales; esto se logrará disminuyendo la carga orgánica en 10 y 12.5 por ciento anual, respectivamente.

Río Pánuco: se vierten los desechos de la zona metropolitana de la Ciudad de México. Se disminuirá la carga orgánica municipal en 30 por ciento a razón de 7.5 por ciento anual.

Las descargas industriales serán reducidas en 50 por ciento, a razón de 12.5 por ciento anual.

Río San Juan: recibe las descargas de la industria de la zona metropolitana de Monterrey. Se pretende reducir en 50 por ciento la carga orgánica vertida por la población, a razón de 12.5 por ciento anual y en 60 por ciento la vertida por a industria, a razón de 15 por ciento anual.

Río Balsas: se pretende reducir en 60 por ciento para ambos casos, municipal e industrial. Esto se logrará disminuyendo la carga orgánica a razón de 15 por ciento anual para desechos municipales y 15 por ciento para industriales.

Río Blanco: se pretende reducir en 60 por ciento para ambos casos. Esto se logrará reduciendo las descargas anualmente en 15 por ciento para residuos municipales y 15 por ciento para industriales.

Río Culiacán: se pretende disminuir en 50 por ciento las cargas vertidas por residuos municipales y en 70 por ciento las producidas por procesos industriales, a razón de 7 y 17.5 por ciento respectivamente.

Río Colorado: se pretende disminuir en 5 y 10 por ciento anualmente las cargas municipal e industrial.

Río Fuerte: se pretende reducir la carga orgánica en 70 por ciento, a razón de 17.5 por ciento anual de la proveniente de la población e igual por ciento de la industrial.

Río Nazas: será reducida en 60 por ciento para la carga orgánica municipal e industrial, a razón de 15 por ciento anual.

Río Jamapa: reducir en 15 por ciento anual la carga orgánica proveniente de residuos municipales y en 15 por ciento anual la carga orgánica de residuos industriales.

Río Sonora: reducir en 10 por ciento anual la

Río Yaqui: se espera una reducción de 10 por ciento anual, en la carga orgánica proveniente de residuos municipales y 15 por ciento anual en la proveniente de residuos industriales.

Río Guayalejo: se pretende que la carga orgánica sea reducida en 60 por ciento, para la vertida por la población, a razón de 15 por ciento anual en 65 por ciento para la de los procesos industriales a razón de 16 por ciento anual.

Río Salado: se pretende reducir en 10 por ciento anual la carga orgánica por residuos municipales y en 15 por ciento la de residuos industriales.

Río Conchos: será reducida su carga orgánica en 15 por ciento anual para la municipal y en 12 por ciento la de procesos industriales.

Río Armería: pretende reducir su carga en 10 por ciento anual para la orgánica municipal y en 15 por ciento anual la de procesos industriales.

Río Tijuana: pretende reducir la carga orgánica en 10 por ciento anual para la proveniente de residuos municipales.

Río Coahuayana: se pretende reducir en 15 por ciento anual la carga orgánica proveniente de residuos municipales y en 15 por ciento la proveniente de residuos industriales.

Río Bravo: se pretende reducir en 10 por ciento anual la carga orgánica proveniente de residuos municipales y en 15 por ciento anual la de residuos industriales.

4.2.4 Prevención y Control de la Contaminación del Suelo

Con el objeto de prevenir y controlar la contaminación del suelo, producida por los residuos sólidos municipales e industriales y por los residuos tóxicos provenientes de herbicidas y plaguicidas, es necesario elaborar el Programa de Control de Residuos Sólidos Para establecer las normas sobre la generación, recolección, clasificación, reciclaje y disposición de ellos, así como el control de los residuos tóxicos.

Los indicadores que se utilizarán para evaluar los avances serán la cobertura de los servicios de recolección y disposición final de los residuos, en ciudades mayores de 100 mil habitantes y en los principales centros industriales del país.

Para el efecto se han fijado las siguientes metas.

- Realizar el inventario de fuentes generadoras y caracterizar los residuos, así como acciones en áreas prioritarias por la magnitud del problema, como son la zona metropolitana de la Ciudad de México, Guadalajara Aguascalientes, Tijuana, Campeche, Acapulco y Minatitlán.

- Aumentar, en las ciudades con 100 mil habitantes o más, la cobertura de recolección y disposición final a 90 por ciento y lograr resultados similares en los mayores centros industriales del país.

-Contemplar la realización de 77 rellenos sanitarios en las diferentes entidades federativas, así como mejorar los sistemas de recolección y manejo de los residuos sólidos municipales.

- Establecer una red de 30 cementerios industriales en todo el país, así como fomentar, promover e incrementar el reciclaje de los residuos cuando sea factible.

- Establecer 7 incineradores para residuos sólidos peligrosos, en los grandes centros industriales.

- Controlar el uso y manejo indiscriminado de residuos y envases agroquímicos; para ello se establecerán 10 receptores de agroquímicos en las zonas agrícolas, con este tipo de problemas y normar la utilización y manejo de estas sustancias y sus envases.

4.2.5 Prevención y Control de la Contaminación del Aire

Para el logro de los objetivos en este sentido, es necesario el establecimiento de convenios con las industrias paraestatales, estados, municipios, y el Departamento del Distrito Federal tendientes a orientar, promover y supervisar la participación del sector privado en el cumplimiento de la legislación ambiental, así como actualizarla y modificarla en lo referente a fuentes móviles. Resulta necesario también llevar a cabo campañas de concientización ciudadana, para que ésta contribuya a disminuir los niveles de contaminación del aire en todo el país.

Los índices e indicadores que servirán pala evaluar los avances en esta materia serán el nivel de presencia de contaminantes en la atmósfera, el nivel de ruido permisible por el oído humano, las acciones particulares realizadas para controlar la contaminación, las visitas y sanciones a las fuentes fijas y el grado de perturbación que producen las fuentes móviles.

Se deben establecer redes de monitoreo automático del aire a nivel nacional y contar con estaciones manuales de monitoreo.

Los programas de vigilancia y control de emisiones en industrias y vehículos se deben llevar a cabo en las áreas industriales, metropolitanas del Valle de México, Guadalajara, Monterrey y en la Franja Fronteriza Norte.

Se requiere instalar y operar integralmente los sistemas de evaluación de calidad ambiental en las áreas críticas de las regiones prioritarias, con el fin de contribuir al control. prevención y abatimiento de la contaminación del aire en cualquiera de sus manifestaciones.

Se deben llevar a cabo programas de vigilancia de la contaminación por ruido y energía en áreas prioritarias. Se realizará la instalación de laboratorios centrales para la evaluación de la calidad del aire y emisiones vehiculares.

4.2.6 Sistema Nacional de Areas

Para la conservación y enriquecimiento de los recursos naturales renovables se pretende aumentar la superficie del territorio nacional protegida por decreto, para lo cual se establecen metas de 2 por ciento en 1984 a 3 por ciento en 1988. Asimismo, se busca aumentar la superficie protegida, elevándola de 1 a 2.5 por ciento para los mismos años.

Resulta prioritario lograr la redistribución porcentual de las áreas protegidas o reservas en proporción a la representatividad de los principales ecosistemas terrestres y marítimos, estableciéndose, para tal efecto, que las áreas protegidas de las zonas templadas en la región central pasen de 25 por ciento en 1984, a 48 por ciento en 1988; en las zonas áridas del norte de 30 a 4s por ciento; en las zonas tropicales del sur y sureste, de 20 a 28 por ciento; y en las insulares se mantenga en 2 por ciento. De la misma manera, declarar tres áreas más como reservas ecológicas hasta alcanzar ocho áreas representativas incluidos los ecosistemas marítimos.

Puesto que el deterioro de las áreas naturales protegidas representa uno de los principales problemas para a conservación y enriquecimiento de los recursos naturales renovables, se ha propuesto la meta de reducirlo de 35 por ciento en 1984, a 20 por ciento en 1988. Por su parte, la propiedad nacional de tierra en las áreas naturales protegidas habrá de aumentarse de 30 a 35 por ciento.

Incrementar la administración y los servicios mínimos indispensables en parques nacionales y reservas ecológicas, de 25 a 70 por ciento. En la investigación de estas áreas se advierte un salto porcentual de 30 a 35 por ciento para estos años.

La afluencia de la población en las áreas naturales protegidas es en realidad reducida, por ello se pretende aumentarla de 8 por ciento en 1984 a 30 por ciento en 1988; cabe advertir que éstas toman en consideración el crecimiento demográfico en nuestro país, que ha sido oficialmente 2.9 por ciento. La conservación y enriquecimiento de los recursos naturales renovables se dificulta en la medida en que se carece de recursos financieros mínimos requeridos, por esta razón, se han fijado metas que señalan un aumento de 25 a 65 por ciento.

Para lograr lo anterior, se deben realizar los estudios adecuados y llevar a cabo acciones concretas como incorporar nuevas áreas al Sistema Nacional de Areas Naturales Ecológicas Protegidas; ampliar sustancialmente la calidad y cantidad de los mecanismos de difusión, concientización, atención y participación de la ciudadanía en los programas emprendidos por el Gobierno Federal; promover la promulgación de una ley sobre áreas ecológicas protegidas y su reglamento, elaborar y aplicar reglamentos internos y programas integrales de desarrollo, así como concertar acciones con los sectores público y privado que intervengan en el caso.

4.2.7 Restauración Ecológica

 

Las lineas generales de acción que deben ser puestas en marcha para dar continuidad a la restauración de ecosistemas, exigen de la participación intersectorial así como de los sectores social y privado en la medida de su responsabilidad.

El desarrollo armónico y coordinado de las acciones de reforestación, en término cuantitativos permitirá, en el mediano plazo, alcanzar un porcentaje de recuperación de 22 por ciento y estabilizar el fenómeno hasta en 30 por ciento, partiendo de la reducción de las causas artificiales que provocan la disminución de los recursos, es decir, de los impactos provocados por el descuido e ignorancia de los habitantes y usuarios del recurso forestal.

Para integrar los proyector anteriores, se tomarán en cuenta las regiones y estados con alta prioridad ecológica, con al finalidad de proteger, restaurar así como disminuir la presión que se ejerce sobre sus recursos evitando su agotamiento. En este proceso se integrará a las comunidades campesinas para contribuir al desarrollo y mejoramiento tanto de la calidad de vida como del ambiente.

4.2.8 Formación de Conciencia Ambiental

Se promoverá a través de acciones diseñadas en función de las características del entorno económico, social, ecológico, cultural y de la actividad del sector o grupo al que vayan dirigidos. Por lo que, para el periodo 1985-1988, deberá inscribirse dentro de un programa que contemple la educación formal, no formal y la capacitación y actualización en ciencias ambientales y ecología.

El Plan Nacional de Desarrollo señala que en el aspecto social, será necesario desarrollar programas de educación ambiental a diferentes niveles y dirigidos a distintas regiones del país.

Por lo que es importante que aquellos grupos vinculados con la educación y la investigación científica y tecnológica, así como aquellos que puedan constituirse en promotores y organizadores de sus comunidades, sean capacitados para que participen en la resolución de problemas ambientales, partiendo de la valoración de los recursos locales y de la necesidad de modificar aquellas pautas de consumo negativas o sustitutivas de su identidad cultural.

4.2.9 Aprovechamiento Integral de la Vida Silvestre

Con el objeto de conservar, desarrollar y

aprovechar racional e integralmente la flora y fauna silvestre, terrestre y acuáticas, se realizarán acciones tendientes a establecer programas de recuperación y preservación de las especies amenazadas o en peligro de extinción, particularmente las endémicas.

Se ha programado, en las 31 entidades federativas, establecer Estaciones de Aprovechamiento de Vida Silvestre que tendrán como funciones difundir y crear conciencia ecológica en términos de la necesidad de aprovechar racional e integralmente el recurso flora y fauna silvestres; promover el desarrollo de especies no utilizadas e impulsar la organización de actividades tales como artesanales, recreativas, cinegéticas y etnobiológicas.

En un marco legal actualizado, se normará el uso y destino de la flora y fauna silvestres, terrestres y acuáticas y se concientizará a la población en general a través del Sistema Educativo Nacional y los medios de comunicación.

4.2.l0 Ciencia y Tecnología Ecológicas Aplicadas al Desarrollo

Durante este período se realizarán acciones tendientes a impulsar la investigación sobre desarrollo y adecuación de tecnologías no contaminantes, dirigidas a ser incluidas en la industria petrolera, química, minerometalúrgica, cementera, textil, papelera y azucarera, entre otras.

Asimismo se fomentará el aprovechamiento racional e integral de los recursos naturales, que incluya el uso de materiales locales y regionales y el manejo de fuentes no convencionales de energía, con una perspectiva regional.

4.2.11 Unidades Integrales de Manejo de los Recursos Naturales

Reforzar la actividad rural y la organización campesina en comunidades carentes de servicios básicos y de insumos productivos, a través de la instrumentación de solares productivos, mediante los cuales puedan satisfacer sus necesidades primarias; en este sentido se espera atender 3 por ciento del total de comunidades asentadas en áreas consideradas como marginadas.       

1.3 Previsión de Recursos

Para el logro de los objetivos y metas establecidos en este Programa y acorde con los lineamientos estratégicos contemplados en el Plan Nacional de Desarrollo se requiere de diversos tipos de recursos.

4.3.1 Financieros

Se requiere el funcionamiento de un fondo financiero especializado en ecología, para atender todas las actividades inherentes a:

- Proporcionar a los sectores público y privado, créditos para la adquisición de equipo de prevención y control de contaminación ambiental, en condiciones atractivas, que no afecten el patrimonio del inversionista y, a la vez, no descapitalicen el fondo.  

- Destinar recursos a grupos sociales organizados como cooperativas para la producción y comercialización de especies de flora y fauna, tanto a nivel de consumo nacional como internacional.               

- Otorgar créditos a los gobiernos estatales y municipales para la realización de actividades que fortalezcan sus recursos y promocionen fuentes de trabajo e ingreso sobre aspectos referentes a esta materia, así como para la constitución de los distritos de control de la contaminación del agua y la rehabilitación de plantas de tratamiento municipales.

Una primera alternativa al desarrollo de estas actividades es la puesta en marcha de un fondo para prevenir y controlar la contaminación ambiental, que canalice sus recursos a través de la creación de una línea de financiamiento para el otorgamiento de créditos a los gobiernos estatales y municipales y a las empresas de los sectores público, privado y social.

Este fondo tendría como fuentes de financiamiento:

- Recursos fiscales: Constituidos a través de asignaciones presupuestales.

- Aportación de obra pública y privada: Obtener un porcentaje del monto de las inversiones realizádas en la materia.

- Exención de impuestos: Al eximir el pago del impuesto sobre la renta por el monto de la inversión al equipo de referencia, el inversionista contará con un incentivo considerable para realizar la erogación que sea requerida.

- Diferimento de impuestos: Estímulo fiscal que podría otorgarse al inversionista que adquiera el ya citado equipo, difiriendo sus impuestos durante el tiempo y por el monto del crédito para la realización de la inversión.

- Porcentaje de obra pública y privada para la evaluación de impacto ambiental: Pretende lograr un porcentaje de agregación del costo de este tipo de obras para que pueda destinarse a evaluar el impacto ambiental e instrumentar los medios de mitigación necesarios.

- Depreciación del equipo: Permitirá depreciar, en forma acelerada el costo del equipo, lo cual funcionaria como un incentivo fiscal reductor de la base gravable.

- Donativos: Estimularían y promocionarían la formación de agrupaciones para conservar y preservar los recursos; además, las donaciones pecuniarias que realicen personas físicas o morales pueden ser deducibles de impuestos.

En principio el fondo estaría destinado a las actividades de prevención y control de la contaminación, mismas que deberán contemplar la protección, conservación, fomento, desarrollo y aprovechamiento de los recursos forestales, y de flora y fauna silvestres.

Como una segunda alternativa se plantea constituir formalmente un organismo financiero que incluya todos los programas prioritarios en materia de protección, conservación, desarrollo y aprovechamiento.

Como una tercera alternativa y, a efecto de que los recursos crediticios externos puedan tener una movilidad adecuada y permitan su ejercicio en las acciones y los tiempos requeridos, así como que los sujetos de crédito no se vean significativamente afectados por las inversiones de prevención y control de la contaminación, el Fondo Nacional de Estudios de Inversión deberá modificar sensiblemente las condiciones actualmente establecidas e incrementar la cobertura de sus acciones, tanto a nivel de componentes como de sujetos de crédito.

4.3.2 Presupuestales

Para la atención de acciones, obras y servicios que el Sector Ecología tiene encomendados, dependen en 70 por ciento de recursos fiscales y 30 por ciento de créditos provenientes del Banco Mundial. Esta relación con el Presupuesto Federal, límita los recursos para la consecución de sus objetivos, ya que además de carecer de programas autofinanciables la mayor parte del presupuesto se Considera como fondo perdido. Actualmente se buscan nuevas fuentes de financiamiento.

Para lograr el óptimo aprovechamiento de los recursos presupuestales del sector público, en lo que se refiere a programas de ecología, es necesario llevar a cabo acciones concretas dentro de las vertientes de inducción y concertación, que favorezcan, entre otras opciones productivas, el establecimiento de Unidades de Producción y Restauración Ecológicas, Estaciones de Aprovechamiento de la Vida Silvestre y Unidades Integrales de Producción. Así como promover, dentro de ellas, la utilización adecuada de tecnologías tradicionales y modernas y fuentes no convencionales de energía. Lo anterior permitirá alcanzar una mejor calidad de vida en las comunidades rurales, mediante generación de empleos, autosuficiencia alimentaria, restauración ecológica, etcétera.

Es importante considerar la realización de convenios con la iniciativa privada y las industrias paraestatales que contemplen la actividad ecológica en forma específica.

4.3.3 Divisas

Contempla la incorporación de recursos financieros internacionales dirigidos a las actividades relacionadas con el medio ambiente y la ecología. Estos pueden provenir del Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, organizaciones y agencias de las Naciones Unidas y de concesiones y convenios con universidades o institutos interesados en la investigación sobre conservación y aprovechamiento racionar e integral de los recursos naturales. Otra alternativa sería el fomentar aquellas actividades relacionadas con la administración y manejo del patrimonio natural como turismo en áreas naturales protegidas y los permisos para caza y pesca.

- Crédito externo: Un elemento fundamental, pueden ser los créditos contratados con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento.

- Captación de divisas: Fomentar que las empresas exportadoras que contaminan y aquellas que comercialicen productos obtenidos directamente a la naturaleza, dediquen un porcentaje de las divisas generadas a obras de índole ambiental.

4.3.4 Insumos estratégicos

Para lograr incluir la gestión ambiental en toda y cada una de las diferentes actividades para el desarrollo integral, resulta necesario que las distintas entidades que conforman la administración pública y los sectores social y privado que inciden sobre el medio ambiente, se responsabilicen del deterioro ambiental que producen.

A partir de un análisis de multicriterios aquellos proyectos y acciones que directa o indirectamente se relacionen con el manejo y aprovechamiento del patrimonio natural, se establecerán los niveles estratégicos de vinculación permitan insumir o ser insumidos en materia ecológica y medio ambiental, inter, intra y multisectorial.                    

4.3.5 Mano de obra calificada

En algunos sectores de la población se carece de una clara conciencia sobre la importancia de la ecología como factor indispensable en el proceso de desarrollo integral del país.    

Esta situación se refleja en la carencia de variables ecológicas y medio ambientales dentro de la planeación y programación de las actividades productivas. Es por ello que el Sector Ecología, considera como áreas sustantivas la formación, capacitación y actualización de los cuadros técnicos, científicos y administrativas dirigidos a promover la inclusión de mano obra calificada en todas aquellas actividades relacionadas con la gestión ambiental.

Capítulo 5 

5. Acciones de Gasto Público

La operatividad de las líneas estratégicas planteadas en capítulos anteriores se logran mediante la utilización de los instrumentos programáticos y de corresponsabilidad de gasto público. En el presente capítulo se plantean las actividades generales que en materia ecológica deberá emprender para 1984 el Sector Público Federal puntualizadas en el cuadro de correponsabilidad para el Sector Estratégico Ecología (Ver Anexo-Capítulo 5). En este aparece la vinculación con otras áreas de la Administración Pública Federal, tales como secretarías ejecutivas, secretarias normativas y entidades paraestatales no sectorizadas, que en conjunto representan los órganos de relaciones intersectoriales e intrasectoriales del Sector.

Como consecuencia de la inclusión de criterios ecológicos y ambientales en el proceso de planeación nacional, se generó una función más en las actividades del Sector Público Federal, la destinada para la preservación y protección del medio ambiente.                 

De acuerdo a la apertura programática de la SEDUE, en materia de ecología, a continuación se detallan las acciones que deberá contener para cumplir con las metas planteadas en este documento y que sirvan de soporte para dar congruencia a las acciones, obras y servicios que el Programa Operativo Anual serán cuantificadas en forma específica.          

5.1 Programa 1984  

Planeación y Programación de la Política Ecología

Este programa se enfoca a integrar los recursos ecológicos del país a la planeación del desarrollo global, de tal manera que se interrelacionen las pautas de un uso adecuado y racional de los recursos naturales, con la política de desarrollo económico y social, protegiendo. regenerando y conservando el necesario equilibrio que requiere la relación hombre-entorno.

Se establecerán seis instrumentos, políticas y normas ecológicas para el uso del suelo, con el fin de prevenir y mitigar los impactos negativos que el desarrollo puede provocar sobre el medio ambiente.

Se elaborarán ocho proyectos a nivel regional que contribuyan a la conservación y mejoramiento de los recursos naturales mediante normas y políticas de usos potenciales del suelo, así como 14 a nivel estatal.

Se realizarán 60 evaluaciones aplicando el procedimiento de impacto ambiental para analizar con criterios ecológicos y una perspectiva regional integrada, los proyectos de obra pública y de particulares que pudieran causar contaminación o deterioro ambiental, mediante la realización de registros sistematizados de los proyectos la aplicación de guías y lineamientos y la dictaminación expedita de Manifestaciones de Impacto Ambiental.

Se pondrán en operación los instrumentos jurídicos, técnicos y administrativos que contribuyan a la conservación, mejoramiento y restauración de los recursos naturales, en zonas específicas por medio de acciones a corto plazo para alcanzar el ordenamiento ecológico en las actividades productivas y del desarrollo urbano.

Protección y Restauración Ecológica

El Programa se orienta a proteger, conservar y regenerar los recursos ecológicos nacionales a efecto de reincorporar a La producción, áreas, regiones y especies que se han deteriorado por irresponsabilidad, desorientación y el manejo inadecuado de los recursos naturales.

Se instrumentarán acciones para conservar y desarrollar los recursos naturales, mediante la atención de la problemática causada por la desforestación, la erosión, la desertificación, la extinción de especies vegetales y coadyuvando a la generación de empleos mediante las actividades enunciadas y la creación de 144 unidades de protección y restauración ecológica que permitan la autosuficiencia alimentaria en las áreas donde se localicen.

Se atenderá prioritariamente a las comunidades indígenas y ejidos, ubicados en zonas deprimidas y con escasos recursos.

Para disminuir la erosión en áreas rurales, cuencas hidrológicas y franjas carreteras, entre otras, se plantarán 1 millón 920 mil árboles. Participarán en estas acciones principalmente los gobiernos de los estados, la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, la población organizada e independiente, el Instituto Nacional Indigenista y la Secretaría de la Defensa Nacional.

Se emprenderán acciones para prevenir y evitar la disminución de los recursos naturales mediante la formación de grupos cívicos, que promuevan la toma de conciencia en sus comunidades sobre la importancia de la ecología: la prevención y combate de incendios, plagas y enfermedades forestales y la erradicación de prácticas clandestinas a través de la vigilancia, la Inspección, el diagnóstico y la aplicación de medidas sanitarias en 22 millones 880 mil hectáreas.

En la consecución de los objetivos del programa participarán los sectores público, social y privado en el marco de las cuatro vertientes previstas en la Ley dé Planeación.

Prevención y Control de la Contaminación Ambiental

Este programa está enfocado a prevenir, controlar y disminuir la contaminación del aire, humos, polvos, ruido y suelo ( desechos sólidos), condiciones ligadas a la salud, educación, la producción, el empleo y la calidad de vida de la población. Se enfoca fundamentalmente en aquellas áreas en donde se concentran las actividades productivas más importantes a nivel nacional, a fin de vincular y hacer compatible la ecología con el resto de los sectores.

Se realizarán acciones tendientes a reducir las emisiones de contaminación del aire por fuentes fijas y/o móviles, mediante el control y vigilancia de industrias, realizando para ello inventarios de emisiones contaminantes y diagnósticos de ruido, a través de redes de monitoreo y visitas de inspección técnica a industrias, cuatro estaciones de medición y diagnósticos y cuatro talleres móviles.

Se propone implantar mecanismos y establecer normas para lograr una adecuada recolección, manejo, tratamiento y disposición final de residuos sólidos tanto municipales como industriales, mediante la promoción de nuevas técnicas de recolección y la creación de rellenos sanitarios, plantas de tratamiento, incineración y cementerios industriales.

Prevenir y controlar la contaminación del agua en todas sus manifestaciones mediante la aplicación de políticas y estrategias encaminadas a evitar la degradación de la calidad del líquido y optimar su uso; aplicando la legislación vigente en la materia, mediante los instrumentos técnicos-jurídicos y administrativos necesarios.

Se plantearán acciones de prevención de la contaminación mediante la actualización del inventario y clasificación de cuerpos de agua según su uso; el monitoreo de la calidad del agua a través del análisis sistemático de muestras que permita determinar la capacidad de asimilación y dilución de los cuerpos receptores, para la fijación de condiciones particulares de descarga. La información se convertira en insumo para sistemas computarizados con el objeto de facilitar su manejo y uso.

Se procurará el establecimiento de lo distritos de control de la contaminación en Tlaxcala, Cuautla, Mor., Río Blanco, Ocotlán-Tequila, Tijuana, así como obras de saneamiento en Laguna de Carpintero, equipo de secado de lodos y emisor submarino y al programa nacional de regulación de aguas residuales municipales, mediante asesoría a los gobiernos estatales apoyándolos para la gestión de financiamiento de las obras y supervisando su realización.

Parques, Reservas y Areas Ecológicas Protegidas.

Este programa está orientado a crear, conservar y desarrollar parques, reservas y áreas ecológicas donde se preserven y fomenten ecosistemas representativos del patrimonio natural del país y promover su uso racional y aprovechamiento para actividades de esparcimiento, educación e investigación.

Se ejecutarán acciones relativas a la operación, conservación y preservación de 28 parques y 19 reservas en la República Mexicana y se realizarán obras de infraestructura en 11 zonas de reserva para disponer de los servicios indispensables.

Control, Preservación y Desarrollo de la Flora y

Fauna Silvestres.

 

El programa comprende el establecimiento de políticas adecuadas de uso y manejo de los recursos naturales renovables, mediante la evaluación del estado en que se encuentran las especies, principalmente las que están en peligro de extinción, partiendo de estudios de distribución y abundancia.

Se emprenderá la construcción, operación y manejo de 9 estaciones regionales para proteger especies terrestres y 3 para especies acuáticas susceptibles de ser aprovechadas en forma racional, integral y sostenida. Se protegerán áreas naturales propias de especies amenazadas o en peligro de extinción, particularmente las endémicas, con el fin de recuperar sus poblaciones.    

Se promoverán acciones para el establecimiento de criaderos, viveros, jardines botánicos, zoológicos, acuarios, ranchos y ejidos cinegéticos que contribuyan a la recreación y a la investigación, protección y aprovechamiento racional del patrimonio ecológico. Se elaborarán los calendarios de aprovechamiento cinegético y  de aves canoras y de ornato, expidiéndose asi mismo los permisos correspondientes.              

Educación y Evaluación Ambiental.

Este programa está dirigido a crear una conciencia nacional ecológica que coadyuve a detener el irracional uso y aprovechamiento de los recursos naturales, derivado del desconocimiento y carencia de información sobre variedad y capacidad de soporte de los ecosistemas.       

Se realizarán cursos de capacitación a personal interesado en la problemática ecológica además de la divulgación a través de folletos y medios masivos de comunicación a la comunidad, promoviendo el papel que desempeña la ecología para la conservación de los recursos naturales del ambiente.

5.2 Regionalización de metas 1984               

El Programa Nacional de Ecología, será llevado a cabo a través de los programas y subprogramas señalados por el catálogo de actividades del Sector Público Federal, siguiendo las líneas generales de acción que se incluyeron en la aportación sectorial al Plan Nacional de Desarrollo y Programas Sectoriales en cuanto a la regionalización de metas de los programas y subprogramas en los proyectos estratégicos seleccionados.

La regionalización enfatiza las áreas relacionadas con el aprovechamiento racional de los recursos naturales y el mejoramiento del medio ambiente. Lo que ha permitido determinar las regiones prioritarias a partir del grado de alteración de las condiciones naturales y de la importancia que éstas tienen en el desarrollo integral del país. Estas son:

1. Mar de Cortés               

2. Franja Fronteriza del Norte del País

3. Sureste             

4. Zona Metropolitana del Valle de México

5. Zona Metropolitana de Guadalajara

6. Zona Metropolitana de Monterrey

7. Colima

8. Puertos Industriales.           

En cada región prioritaria habrán de realizarse programas y subprogramas en materia ecológica, variando el grado de intensidad de la acciones de acuerdo a las características de 1 región en cuestión. Las metas a alcanzar para; las regiones prioritarias son las siguientes:

1. Región del Mar de Cortés.

Comprende los estados de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit.

Planeación y Programación de la Política

Ecológica

Para esta región se definirán las políticas y normas de ordenamiento ecológico del territorio para contribuir al mejor aprovechamiento de los recursos naturales, con base en la potencialidad del suelo y la aplicación del Procedimiento de Impacto Ambiental.                

Protección y Restauración Ecológica    

Se pretende disminuir la presión sobre los recursos naturales, a través de prácticas vegetativas, mecánico-vegetativas, de producción de insumos, de control y vigilancia y de autosuficiencia alimentaria.                

Prevención y Control de la Contaminación

Ambiental

Se deben disminuir las emisiones contaminantes originadas por fuentes fijas y móviles con el propósito de abatir la contaminación del aire en las principales ciudades de lo estados de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit.                      

Se deberán mejorar los servicios de recolección y disposición final de residuos municipales en las principales ciudades de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit.

Prevención y Control de la Contaminación del Agua.

Se pretende reducir la contaminación del agua en las cuencas de los ríos Culiacán y Fuerte Sinaloa, por medio de la aplicación de las medidas concertadas con Azúcar, S. A. a través de un convenio, ya que son los ingenios azucareros los mayores contribuyentes de contaminación orgánica en esos ríos.               

Se realizarán acciones aisladas para controlar la contaminación del agua ocasionada por los efluentes urbanos en las ciudades de Ensenada, Hermosillo y La Paz. Además se gestionará la construcción de una planta de tratamiento y un emisor submarino en Mazatlán.

Parques, Reservas y Areas Ecológicas Protegidas.

Se realizarán estudios y proyectos para establecer y operar dos reservas de la biósfera en el Desierto del Vizcaíno, Baja California Sur y El Pinacate, Sonora, reservas ecológicas en Isla Rasa, Baja California e Isla Isabel, Nayarit.

Se instalarán y operarán los Parques Nacionales Constitución de 1857 y San Pedro Mártir en Baja California: se realizarán estudios de factibilidad de obras, proyectos ejecutivos y construcción en los Parques Urbanos de Río Nuevo y Río Tijuana en Baja California.

Flora y Fauna Silvestres.

Se pretende llevar a cabo acciones para la conservación, aprovechamiento y desarrollo de especies de gran interés faunístico como el borrego cimarrón, en Baja California, Baja California Sur y Sonora, así como el berrendo en Baja California y Sonora, acciones similares para otras especies de flora y fauna silvestres de interés consolidando un sistema de vigilancia cinegética.

También se llevarán a cabo acciones de protección de especies acuáticas, tales como mangles, totoaba, cochito y branta negra, entre otras.

2. Franja Fronteriza del Norte del País.

Comprende parte de los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Planeación y Programación de la Política Ecológica.

Se establecerán las políticas y normas de ordenamiento ecológico del territorio, con base en la potencialidad del suelo, propiciando el desarrollo tecnológico acorde a las características de la región, para integrar las actividades productivas y fortalecer las relaciones de la región con el resto del país.

Protección y Restauración Ecológica.

Se llevarán a cabo acciones tendientes a establecer un balance ecológico adecuado y disminuir la presión sobre los recursos naturales en toda la región, con especial énfasis en Nuevo Casas Grandes Chihuahua, Piedras Negras y la Región Carbonifera y Centro de Coahuila. Prevención y Control de la Contaminación Ambiental.

Se pretende reducir y controlar la contaminación del aire en las áreas urbanas localizadas en la Franja Fronteriza, ocasionada principalmente por emisiones industriales y vehiculares.

Se promoverá el mejoramiento de los servicios de recolección, manejo y disposición final de residuos sólidos en Ciudad Juárez, área metropolitana de Torreón, Monclova, Piedras Negras Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros.

Prevención y Control de la Contaminación del Agua.

Se reducirán los niveles de contaminación del agua a través del tratamiento y control en los efluentes de los ríos Conchos y San Juan, así como en áreas urbanas de Ciudad Juárez, Piedras Negras, Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Tijuana, Mexicali y Nogales. Para lograr este objetivo se cuenta con el apoyo de Petróleos Mexicanos, contaminador importante en Reynosa y Matamoros, de acuerdo al convenio establecido entre SEDUE y esa empresa paraestatal. Asimismo, se hará el seguimiento del convenio México-Estados Unidos de Norteamérica y el inventario de los usos de las aguas residuales en la franja.

Parques, Reservas y Areas Ecológicas Protegidas.

Se establecerá un Parque Nacional en Cañón de San Lorenzo y una Reserva Ecológica en el Valle de Cuatro Ciénegas, ambas en Coahuila. Se realizarán estudios del medio físico, factibilidad de obras, proyectos ejecutivos y construcción de los Parques Nacionales Cumbres de Majalca y Cascada de Basaseachic, Chihuahua. Se implementará y operará el Parque Urbano del Chamizal, Ciudad Juárez, Chihuahua.

Flora y Fauna Silvestres.

Se instrumentarán programas de recuperación de especies de flora y fauna silvestres amenazadas o en peligro de extinción.

Se estructurará un programa para controlar y vigilar el comercio, transporte, posesión y captura de esas especies.

Se promoverá el establecimiento de ranchos cinegéticos, para el aprovechamiento de importantes especies faunísticas como los venados bura y cola blanca entre otras, en los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y tamaulipas. bura y cola blanca entre otras, en los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

3. Región del Sureste.

Comprende los estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco, Yucatán.

Planeación y Programación de la Política Ecológica.

Se establecerán las normas y políticas de ordenamiento ecológico del territorio para el mejoramiento de las condiciones de las áreas tropicales bajas y montañosas, apoyando a las comunidades indígenas para recuperar sistemas tradicionales de utilización de los recursos naturales acordes a las condiciones de la zona. Se implantará el Procedimiento de Impacto Ambiental para garantizar un mínimo de deterioro en el aprovechamiento de los recursos con especial atención en la explotación de recursos pesqueros e hidrocarburos.

Protección y Restauración Ecológica

Se realizarán acciones tendientes a recuperar áreas ecológicamente deterioradas para disminuir la presión sobre los recursos naturales en Comitán, Tapachula y El Chichonal, Chiapas, la Región Maya en Yucatán y en diversas áreas de los estados de Tabasco y Campeche, afectadas por un acelerado proceso de urbanización e industrialización basado en la explotación petrolera, así como diversas acciones en el estado de Quintana Roo.

Prevención y Control de la Cantaminación Ambiental

Se disminuirá la contaminación del aire en las zonas de Campeche y Tabasco donde se llevan a cabo actividades petroleras y petroquímicas, especialmente en Campeche, Ciudad del Carmen, Cárdenas y Villahemosa. Para esto será de primordial importancia el cumplimiento del convenio establecido con Petroleos Mexicanos para la realización de dichas acciones.

Se realizará un estudio de factibilidad para instalar una planta procesadora de basura en Mérida, Yucatán. Se mejorará el servicio de recolección y disposiciones de residuos sólidos en Isla Mujeres, Quintana Roo.

Prevención y Control de la Contaminación del Agua

Se realizará el proyecto para el manejo, tratamiento y disposición de las aguas residuales en la ciudad de Mérida, Yucatán. y la investigación de las condiciones ecológicas de la Bahía de Chetumal, Quintana Roo. Se llevarán a cabo también acciones y prioritarias para disminuir y controlar la contaminación del agua, en Villahermosa, Tabasco, Cozumel y Cancún, Quintana Roo, Chiapas de Corzo, Chiapas; Ciudad del Carmen, Campeche.

Para llevar a cabo estos programas, es importante el cumplimiento de los convenios con Azúcar, S. A. y Petróleos Mexicanos.

Parques, Reservas y Areas Ecológicas Protegidas.

Se establecerán reservas de la biósfera en Calakmul, Campeche Montes Azules, Chiapas; Triángulo Puch, Quintana Roo. El programa de Reservas Ecológicas incluirá Los Petenes, Campeche; el Triunfo y el Ocote en Chiapas; Sianka'an, Quintana Roo; Río Lagartos, Río Celestum y Dzilam de Bravo, Yucatán y Parque Urbano en la Ciudad de Campeche, Campeche.

Se dotará de la infraestructura necesaria a los Parques Nacionales Culturales de Palenque Yaxhilán y Bonampak en Chiapas y Tulúm en Quintana Roo y los Parques Nacionales, Launas de Montebello y Cañón del Sumidero Chiapas. Se implementarán los Parques Nacionales Cozumel, Cobah y Kohunlinch en Quintana Roo y Dzibilchaltum en Yucatán.

Flora y Fauna Silvestres

Se considera esta zona de interés primordial pra acciones tendientes a conservar la flora y fauna silvestres tanto terrestres como acuática y proteger las especies amenazadas o en peligro de extinción.

Se establecerá un refugio de fauna silvestre en 3 zona lacandona en Chiapas y se realizarán acciones para el repoblamiento del jaguar en sus hábitats naturales en el estado de Campeche. Se estructurará un programa para controlar y vigilar el comercio, transporte, posesión y captura según el caso, de flora y fauna silvestres.

4. Zona metropolitana de la Ciudad de México.

Los programas llevados a cabo en esta región prioritaria estarán sobre todo dirigidos a reducir los niveles de contaminación ambiental y de deterioro ecológico de la zona.

Planeación y Programación de la Política Ecológica.

Se establecerán las normas y políticas de ordenamiento ecológico y evaluación de impacto ambiental en la zona para favorecer un desarrollo regional equilibrado.

Protección y Restauración Ecológica.

Se llevarán a cabo acciones para recuperar el balance ecológico en la zona del Ajusco, Distrito Federal.

Prevención y Control de la Contaminación Ambiental

Se pretende reducir y controlar la contaminación ambiental del Valle de México proveniente de las emisiones vehiculares en 12 por ciento, reforzar 16 mecanismos de vigilancia y control atmosférico e implantar y operar integralmente un sistema de evaluación de la calidad ambiental. Para esto se han realizado convenios de coordinación con Petróleos Mexicanos y el Departamento del Distrito Federal, que contribuirán a la solución del problema.

Se mejorarán los servicios de recolección, manejo y disposición final de desechos sólidos. de 20 por ciento en los servicios de recolección a 100 por ciento de los de disposición final. El convenio con el Departamento del Distrito Federal será parte importante para alcanzar estas metas.

Prevención y Control del Contaminación del Agua.

Se reducirá en 5 por ciento el nivel de contaminación del agua producida por la carga orgánica vertida en la población y en 10 por ciento la contaminación del agua producida por los afluentes industriales, contando con el apoyo de Petróleos Mexicanos y del Departamento del Distrito Federal. a través de los convenios con ellos establecidos. Esto reducirá a su vez el nivel de contaminación en la cuenca del Río Pánuco en la que el área metropolitana de la Ciudad de México vierte sus aguas.

Flora y Fauna Silvestres.

Se llevará a cabo la estrategia de manejo para el teporingo, como especie endémica en peligro de extinción.

5. Zona metropolitana de Guadalajara.

Para esta zona prioritaria, las acciones que se llevan a cabo tendrán como fin principal la recuperación del balance ecológico que ha sido alterado fundamentalmente por los altos niveles de contaminación ambiental. En el desarrollo de estas acciones el Convenio Unico de Desarrollo contribuirá a solucionar los problemas ambientales a partir del establecimiento de los acuerdos de coordinación correspondientes entre los gobiernos federal y estatal. Se realizarán acciones concretas que propicien la participación ciudadana y fomenten la educación ambiental de la población en general.

Planeación y Programación de la Política Ecológica.

Se establecerán políticas y normas para el ordenamiento

ecológico de la zona, de acuerdo a la potencialidad del suelo, y para la aplicación del procedimiento de Impacto Ambiental, en los planes y proyectos de desarrollo.

Protección y Restauración Ecológica.

Se llevarán a cabo acciones tendientes a proteger y restaurar áreas ecológicamente deterioradas en la zona metropolitana de Guadalajara, creando un cinturón verde alrededor del centro urbano.

Prevención y Control de la Contaminación Ambiental.

Se pretende disminuir la contaminación ambiental producida por las fuentes fijas y móviles a través del control y vigilancia de industrias y vehículos automotores. Para esto es indispensable la instalación de un sistema automático de monitoreo atmosférico y de un sistema permanente de evaluación de la calidad ambiental.

Se aumentará en 30 por ciento la cobertura de los servicios de recolección, manejo y disposición final de los residuos sólidos municipales y se harán estudios para la disposición final de los residuos sólidos industriales.

Prevención y Control de la Contaminación del Agua.

Se reducirá en 5 por ciento la carga orgánica por afluentes municipales y en 10 por ciento la carga orgánica vertida por la industria en la cuenca del Río Lerma-Santiago en donde vierte sus aguas residuales la zona metropolitana de Guadalajara.

Conjuntamente se realizarán acciones tendientes a disminuir la contaminación de las aguas en el Lago de Chapala, a través del acuerdo de coordinación del Gobierno del Estado de Jalisco y del Distrito de Control de la Contaminación del agua en Ocotlán-Tequila.

Flora y Fauna Silvestre.

Se estructurará un programa para controlar y vigilar el comercio, transporte, posesión y captura según el caso, de flora y fauna silvestre, tanto terrestre como acuática.

6. Zona metropolitana de Monterrey.

Las acciones que se llevarán a cabo en esta zona se dirigen a disminuir los niveles de contaminación ambiental para la recuperación del balance ecológico, en las que el Convenio Unico de Desarrollo entre los gobiernos federal y estatal constituye el marco para establecer acuerdos de coordinación entre ambos gobiernos a fin de dar atención conjunta a los problemas ambientales del área.

Planeación y Programación de la Política Ecológica.

Se establecerán las normas y políticas para el ordenamiento ecológico de la zona y para la aplicación del Procedimiento de Impacto Ambiental.

Protección y Restauración Ecológica.

Se llevarán a cabo acciones de restauración ecológica, particularmente reforestación, en la zona metropolitana enfatizando la multiplicación de áreas verdes y la creación de un cinturón verde.

Prevención y Control de la Contaminación Ambiental.

Se pretende disminuir la contaminación ambiental producida por las fuentes fijas y móviles a través de control y vigilancia de industrias y vehículos automotores. Para esto es indispensable la instalación de un sistema automático de monitoreo atmosférico y de un sistema permanente de evaluación de la calidad ambiental.

Se aumentará en 100 por ciento la cobertura de los servicios de recolección, manejo y disposición final de desechos sólidos.            

Prevención y Control de la Contaminación del Agua.

Se reducirá en 10 por ciento el nivel de contaminación producida por descargas municipales, en 15 por ciento la carga orgánica producida por afluentes industriales en la cuenca del río San Juan, donde vierte sus aguas residuales la zona         metropolitana de Monterrey.

Parques, Reservas y Areas Ecológicas

Protegidas.          

Se realizarán acciones para la zonificación, el apeo y el deslinde del Parque Cumbres de Monterrey para lo que será indispensable la participación del gobierno del estado.

Flora y Fauna Silvestres.

Se estructurará un programa para controlar y vigilar el comercio, transporte, posesión y captura, según el caso, de flora y fauna silvestres, tanto terrestre como acuática.

7. Colima.

El estado de Colima constituye una región prioritaria que incluye la zona de conurbación de Manzanillo-Barra de Navidad, hacia la cual se orientan programas diversos para dar atención a los problemas ambientales de la zona, en la que el Convenio Unico de Desarrollo con el estado, será el marco para el establecimiento de acuerdos de coordinación entre los gobiernos federal y estatal en forma conjunta, para dar atención al área.

Planeación y Programación de la Política Ecológica.

Se establecerán las normas y políticas de ordenamiento ecológico del territorio y la aplicación del Procedimiento de Impacto Ambiental el proyectos de desarrollo portuario, pesquero y turístico, principalmente del estado de Colima zona conurbada Manzanillo-Barra de Navidad Protección y Restauración Ecológica.

Se realizarán programas de reforestación en el corredor Manzanillo-Barra de Navidad, Cero Grande y Minatitlán; plantaciones en zonas federales o carreteras y áreas rurales; se establecerán unidades de protección y restauración e ecológica y se producirá material vegetativo.

Prevención y Control de la Contaminación Ambiental.

Se aumentará la cobertura de los servicio de recolección de desechos sólidos en 20 por ciento, mejorando el manejo y la disposición final de los residuos sólidos en 100 por ciento en las ciudades de Colima y Manzanillo.

Prevención y Control de la Contaminación del Agua.

Se reducirán en 5 por ciento la contaminación del agua en la cuenca del río Coahuayani ocasionado principalmente por la descarga de ingenios azucareros, por lo que la contribución de Azúcar, S. A., con quien se ha establecido convenio para la realización conjunta de acciones, resulta fundamental.

Parques, Reservas y Areas Ecológicas Protegidas.

Se realizarán estudios del medio físico, factibilidad de obras y proyectos ejecutivos y construcción de infraestructura mínima e instalaciones recreativas en el Parque Nacional Volcán Nevado de Colima. También se llevará, cabo el deslinde y apeo, la difusión y promoción de este Parque Nacional.

Se realizarán estudios y proyectos para incrementar el Parque Urbano de la ciuad de Colima.

Flora y Fauna Silvestres.

Se estructurará un programa para controlar y vigilar el comercio, transporte, posesión y captura, según el caso de flora y fauna silvestres.

Se realizarán criaderos de cocodrilo y venado, cuyo fin último será, en el caso del primero, la población de las especies en u hábitat para la conservación, desarrollo y aprovechamiento del patrimonio faunístico.

8. Puertos Industriales.

Comprende los puertos industriales de Lázaro Cárdenas, Michoacán; Altamira, Tamaulipas; Salina Cruz, Oaxaca; Laguna del ostión, Veracruz; Dos Bocas tabasco; Tuxpan, Veracruz y topolobampo, Sinaloa.

Planeación y Programación de la Política Ecológica.

Para los puertos industriales y su área de influencia se establecerán políticas y normas de ordenamiento ecológico del territorio y se aplicará el Procedimiento de Impacto Ambiental con el fin de lograr el equilibrio regional y la protección de los ecosistemas en los que se ubican.

Prevención y Control de la Contaminación

Ambiental.

Se realizará un estricto control de emisiones a la atmosfera por fuentes fijas y móviles, y se llevarán a cabo programas de monitoreo de calidad de aire, disminuyendo la contaminación atmosférica en los puertos.

También se ejecutarán proyectos que mejoren los servicios de recolección, tratamiento y disposición final de residuos sólidos municipales industriales y peligrosos.

Prevención y Control de la Contaminación del Agua.

Se realizarán proyectos ejecutivos de sistemas integrales de tratamiento de aguas residuales municipales e industriales, y se gestionará en forma efectiva su construcción. A la vez, se fijarán condiciones particulares de descarga para prevenir efectos negativos a los ecosistemas en los cuales se vierten las aguas residuales.

5.3 Relaciones intersectoriales

La ecología es por esencia intersectorial y por ello en el anexo se presentan las relaciones entre las lineas estratégicas de ecología con las acciones de gasto público que realizan las entidades de la administración pública federal y los organismos que dependen de ellos.

CAPITULO 6

6. Criterios y acciones de concertación con los sectores social y privado

El Ejecutivo Federal, en su carácter normativo y regulador de la política y de las acciones, a través del Sector Ecología, fomentará, impulsará y coordinará la participación activa de los sectores privado y social para la atención de problemas de carácter ecológico-ambiental; lo cual permitirá conjugar esfuerzos en la búsqueda del reencuentro del hombre con su entorno, con un enfoque integral que considere los espacios básicos de su convivencia.

La concertación de acciones previstas en la Ley de Planeación constituye uno de los instrumentos operativos de mayor importancia. Representa un verdadero cambio estructural al apoyar la participación de los sectores privado y social, tanto en la propuesta de acciones como en la instrumentación y evaluación de las mismas.

Los criterios y acciones de concertación se establecen conforme a los lineamientos señalados en el Plan Nacional de Desarrollo y responden a los objetivos y estrategias del Programa. Su ejecución se llevará a cabo por medio de contratos, convenios de derecho público que establezcan compromisos específicos y tendrán carácter obligatorio para las partes que lo suscriban.

Asimismo, los criterios para la concertación de acciones se sustentarán en el principio de selectividad de recursos y atención de prioridades favoreciendo, principalmente, las acciones promovidas, a través de los foros de consulta popular.                        

La concertación de acciones con los sectores social y privado complementan, de manera importante, el desarrollo de la actividad del sector por lo que se estimulará todo tipo de organizaciones sociales y privadas comprometidas con el manejo de los recursos naturales y el ambiente, y utilizando como marco de referencia, los acuerdos o convenios de concertación e inducción y los criterios y objetivos que le dan fundamento a las líneas estratégicas siguientes:

6.1 Ordenamiento Ecológico del Territorio

Contempla el establecimiento de acciones concertadas con empresas, cámaras o asociaciones del sector privado cuyas actividades se orientan hacia la extracción, transformación de cualquier tipo de uso y manejo de recursos naturales, a fin de brindarles alternativas adecuada de utilización del territorio que garanticen un menor impacto y deterioro sobre los recursos el ambiente.

Se considerará la disponibilidad y potencialidad de los recursos, así como la distribución de población y actividades económicas y la existencia de infraestructura con el propósito de contribuir a la diversificación de la base productiva y al desarrollo regional.  

Se promoverá el desarrollo integral mediante la incorporación de criterios ecológicos y ambientales en las actividades económicas de sector privado del país, induciéndolas a través de estímulos fiscales, programas de capacitación y educación ambiental y de comunicación social.                        

En el sector social se establecerán acuerdos o convenios con agrupaciones campesina obreras y de usuarios de los recursos, a fin de incorporar la participación ciudadana en proyectos de ordenamiento ecológico de áreas urbanas y rurales. Estas actividades estarán dirigidas a prevenir el deterioro por uso inadecuado de aire, suelo, agua, flora y fauna, así como para fomentar la incorporación de este sector en la realización de acciones, obras y servicios para lograr un orden ecológico en el territorio.                         

6.2 Prevención y Control de la Contaminación Ambiental              

Para la concertación de acciones con los sectores social y privado contempla:

Con los grupos organizados del sector social interesados en la ecología y el medio ambiente se intercambiará información y apoyo en programas de educación y difusión de temas ecológico-ambientales. Asimismo, se concertarán acuerdos con agrupaciones obreras para establecer grupos de vigilancia ecológica y ambiental.

En lo relativo a la contaminación de agua, aire y por ruidos se contempla la concertación de convenios con:

Organizaciones que agrupan a las ramas industriales más contaminantes como son: papelera cementera, química, bebidas, alimentos y metal-mecánica: para que sus dirigentes incorporen procesos y equipos anticontaminantes y se garantice la regulación de descargas y emisiones, así como la adecuada disposición final de residuos industriales, dando prioridad a aquellos potencialmente peligrosos. Se prevé la concertación e inducción de acciones específicas que contemplen mecanismos eficientes de orden preventivo para que las empresas privadas disminuyan los niveles de contaminación. Entre las medidas específicas se consideran el uso de fuentes alternas de energía como son: solar, eólica, geotérmica y biomasa, entre otras. Así como la adecuación y desarrollo de tecnologías tradicionales o suaves, para la disminución de los niveles de contaminación.

Con respecto a  la contaminación del  suelo, se concentrarán acciones con los sectores privado y social para participar y contribuir a mejorar los servicios de recolección y disposición de residuos sólidos urbanos e industriales y en trabajos de manejo y control de residuos tóxicos provenientes de herbicidas y plaguicidas. También se promoverá el establecimiento de cementerios industriales, por parte de las empresas que generen residuos tóxicos y potencialmente peligrosos.

En cuanto a capacitación, se formularán convenios y acuerdos con empresas, cámaras y asociaciones de industriales para que en sus programas incluyan temas de prevención, control y abatimiento e la contaminación ambiental. Es necesario concentar acciones para  que sus miembros tengan acceso a líneas de financiamiento, paquetes de estímulos y otros servicios para los mismo propósitos.

6.3 Conservación, Preservación y Restauración Ecológica Regional

Para la conservación, preservación y restauración ecológica regional se realizarán convenios y acuerdos con agrupaciones de los sectores social y privado para participar en acciones de protección y restauración del patrimonio natural del país. Así como con las agrupaciones vinculadas con actividades agropecuarias y forestales para la incorporación de medidas correctivas tendientes a detener los desmontes sin control, frenar la expansión de la frontera agropecuaria en áreas destinadas a explotaciones forestales y propiciar la participación ciudadana en el buen uso y manejo de los recursos hidrológicos.

La atención a las zonas erosionadas del país precisa de concertación de acciones con los sectores social, y privado, con el objeto de que participen en la restauración ecológica y se apliquen sistemas que contribuyan a la recuperación de la capa orgánica y mineral del suelo, con el fin de reintegrar a la producción zonas deterioradas o en proceso de deterioro. También se llevarán se llevarán a cabo acuerdos con agrupaciones campesinas y populares para establecer grupos de vigilancia ecológica.

El establecimiento del Sistema Nacional de Areas Naturales Protegidas, requiere de la concertación de acciones tendientes a buscar la participación de los sectores social y privado en su preservación, protección de especies endémicas o en peligro de extinción, fomento a actividades recreativas de educación y cultura y en la protección de sitios de riqueza cultural y arqueológica.

La concertación de acciones con el sector social en proyectos de reservas de la biósfera es de fundamental importancia para cumplir con los objetivos del mismo. Se contempla la realización de proyectos productivos buscando el aprovechamiento de la tierra y los recursos bióticos, así como el establecimiento de programas de investigación para que estas áreas funcionen como laboratorios naturales y beneficiando los ciudadanos que participan en ellas.

6.4 Aprovechamiento y Enriquecimiento de los recursos Naturales para su Manejo Integral

Busca la participación con ambos sectores a fin de que la ciudadanía colabore en actividades para el aprovechamiento de los recursos naturales.

La promoción de un manejo adecuado de la fauna silvestre requiere de acciones concertadas que la conviertan en elemento importante de autoconsumo y captura comercial y que no se la limite a propósitos exclusivamente cinegéticos. La misma política será aplicada para los recursos florísticos silvestres, por medio de orientación hacia criterios de aprovechamiento para su explotación comercial. previa evaluación ecológica y económica. Asimismo se llevarán a cabo acciones para el establecimiento de ranchos o ejidos cinegéticos, viveros forestales y unidades integrales de manejo de recursos naturales aplicando, combinadamente, tecnologías modernas y tradicionales.

Se pretende propiciar el desarrollo de fuentes alternas de energía para uso agrícola y de servicios mediante el establecimiento de convenios y acuerdos con ambos sectores, que impulsen el desarrollo tecnológico hacia el uso de energía solar, eólica, geotérmica y de mareas, entre otras.

Una parte fundamental de la estrategia es la participación de la ciudadanía en las soluciones de problemas ecológico-ambientales por lo que se continuarán desarrollando los foros de consulta popular y campañas de comunicación social, tanto nacional como regionales. a través de acciones conjuntas con organizaciones sociales y privadas.

Capítulo 7

7. Criterios y Acciones de Coordinación con las Entidades Federativas

La situación que enfrenta actualmente el país y, en particular la magnitud de los problemas ecológico-ambientales, hace necesario que en la instrumentación del presente programa participen coordinada y efectivamene los gobiernos estatales y municipales, con el propósito de sumar esfuerzos y recursos, así como atender conjuntamente a sus prioridades. Para ello se requiere de una definición de criterios y lineamientos en la aplicación de mecanismos, instrumentos y procedimientos que permitan incrementar los logros del sector público.

Los lineamientos que sirvieron de base para establecer los criterios y acciones de coordinación con las entidades federativas están contenidos en las líneas de acción para el desarrollo estatal, en el capítulo de la Política Regional del Plan Nacional de Desarrollo.

Con el propósito de optimar la vinculación de las entidades federativas dentro de un enfoque congruente con las estrategias nacionales, se utilizarán medidas tendientes a la descentralización de la vida nacional; objetivo principal de la política regional, propiciando así el desarrollo estatal integral y, consecuentemente, el fortalecimiento municipal.

La coordinación de las actividades normadas por el Sector Ecología y cuya ejecución corresponda a estados y municipios, se sustenta en una serie de instrumentos jurídico-administrativos como son: las modificaciones al Artículo 115 Constitucional; Ley de Planeación; Ley Federal de Protección al Ambiente; Acuerdos de Coordinación Especial; Planes de Desarrollo Estatal y los Comités Estatales de Planeación para el Desarrollo (COPLADE) .

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (SEDUE), responsable de la normatividad de las acciones que en la materia se realicen, proporcionará a los ámbitos estatales la información que éstos requieran para una mejor toma de decisiones en la elaboración y ejecución de sus programas. Se canalizarán apoyos económicos y otras fuentes de financiamiento hacia el fortalecimiento del presupuesto municipal, con el fin de alcanzar el impulso y capacidad financiera que su desarrollo requiere. Las acciones que se realicen deberán basarse en el Convenio Unico de Desarrollo, ya que éste es el instrumento jurídico, administrativo, programático y financiero, que da respuestas a las necesidades prioritarias de los gobiernos de los estados. La coordinación de acciones de ecología entre los gobiernos federal, estatal y municipal permite que, dentro del ámbito de sus respectivas facultades y funciones, se apoyen para la consecución de metas.

SEDUE dispondrá lo necesario para que sus representaciones destacadas en las entidades federativas y, en cumplimiento a las disposiciones emanadas de los Convenios Unicos de Desarrollo, se incorporen e intervengan en el seno de los COPLADES. Así han de constituir y llevar a cabo los sistemas estatales de planeación democrática, la ponderación ambiental sobre el manejo de los recursos naturales y el ambiente, considerando las características ecológicas de cada una de las entidades.

Lo anterior implica, además de la adecuación de los instrumentos jurídico-administrativos de las entidades federativas, las disposiciones que en materia ecológico-ambiental desarrolle el gobierno federal, y el necesario flujo de información para precisar las actividades y objetivos que respecto a la planeación del desarrollo integral propongan tanto los gobiernos estatales y municipales, como el federal.

Los términos de participación y coordinación de acciones entre la administración pública federal y los gobiernos de los estados y municipios se definen a partir de los cuatro lineamientos estratégicos y de líneas generales de acción.

7.1 Ordenamiento Ecológico del Territorio

7.1.1 SEDUE

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología:

- Asesorará a través de políticas y normas técnicas a las entidades federativas sobre los usos del suelo, de acuerdo a su potencialidad: las áreas ecológicas para protección, las de uso agropecuario, de desarrollo urbano, turístico, industrial, etc.

- Promoverá la asignación de créditos para la realización de estudios, proyectos y acciones que se acuerden con los organismos correspondientes derivados de proyectos de ordenamiento ecológico del territorio.

-  Establecerá prioridades de acciones, obras y servicios que en materia de ecología se requieran a nivel estatal y para promover su programación en los COPLADES.

- Requerirá que en todos los proyectos de obra tanto públicos como privados, se aplique el procedimiento de impacto ambiental, para determinar la naturaleza y dimensión de los efectos, así como las medidas tendientes a minimizarlos o evitarlos.

7.1.2 Gobiernos Estatales

Los gobiernos estatales, por su parte, han de adecuar su estructura administrativa haciéndola congruente con la operatividad del ordenamiento ecológico territorial.

- Han de establecer el marco jurídico necesario para apoyar el desarrollo de las acciones estipuladas.

- Han de propiciar la participación social y privada en la gestión ambiental. normando la utilización del suelo y la preservación de los ecosistemas.

- Han de aplicar su legislación vigente en materia de ecología y, manifestar la cartera de proyectos a realizarse dentro de su jurisdicción y bajo su responsabilidad, para que posteriormente se realicen los estudios de impacto ambiental que esta Secretaría determine.

- Han de comprometerse a la planeación y programación de acciones, obras y servicios ecológicos derivados de ordenamiento ecológico.

7¨2 Prevención y Control de la Contaminación Ambiental

7.2.1 SEDUE

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología se avocará a:

- Determinar los niveles de contaminación los principales centros urbanos e industriales.

- Auxiliar en forma técnica y normativa, a las entidades federativas.

- Definir la coordinación intersectorial para la realización de los programas de control de contaminación en los estados.

- Establecer las condiciones particulares de descarga de aguas residuales en los diferentes estados del país.

- Determinar los niveles permisibles de humos, gases, polvos y ruidos en los principales centros urbanos-industriales y en general en todas las ciudades medias.

- Promoción para la construcción  de los distritos de control de la contaminación del agua y la rehabilitación de plantas de tratamiento de aguas residuales municipales.

7.2.2 Gobiernos Estatales

Los gobiernos estatales se avocarán por su parte a:

- Promover la participación de la comunidad a la operatividad del programa, concientalizándola de la problemática.

- Establecer el marco jurídico que reglamente la protección ambiental, procurando su coherencia con las leyes federales.

- Ejecutar las acciones necesarias para proteger y evitar la contaminación del medio ambiente.

- Integrar el aparato administrativo necesario para la ejecución de las acciones que se programen.

Con el fin de cumplir y llevar a cabo los programas establecidos por el sector existen diversos convenios entre la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología y algunas entidades federativas.

7.3 Conservación, Preservación y Restauración Ecológica Regional

7.3.1. SEDUE

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología.

- Aportará especificaciones técnicas, lineamientos y normas que requieren los estados para el desarrollo de las acciones tendientes al cumplimiento de las metas en materia de conservación, preservación y restauración ecológica regional.

- Proporcionará el marco de referencia para convenios que con respecto a la conservación y restauración la SEDUE ha instrumentado con diversos organismos paraestatales.

- Apoyará a los gobiernos estatales con los recursos humanos y materiales a su disposición.

Los gobiernos estatales han de:

- Contribuir en la tarea de responsabilizar de la restauración ecológica a los diversos agentes que participen en el deterioro.

- Presentar a la SEDUE paquetes de acciones y proyectos que habrán de realizarse centro de su jurisdicción.

- Participar, directamente para frenar las prácticas depredatorias de los recursos naturales para que, en función de ello, se fundamente una gestión encaminada a resarcir los daños ocasionados al medio ambiente.

7.4 Aprovechamiento y Enriquecimiento de los Recursos Naturales para su Manejo Integral.

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología:

- Establecerá las bases necesarias para la coordinación intersectorial que con lleve al aprovechamiento integral de los recursos naturales de cada región.

- Vigilará la congruencia entre las acciones y los objetivos y metas que se contemplan a nivel nacional en sus correspondientes programas, y su realización por entidad federativa.

- Promoverá que los organismos y entidades del sector público, en sus diferentes niveles, ejecuten acciones acordes con el aprovechamiento y manejo integral de los recursos naturales.

- Instrumentará las acciones necesarias a efecto de crear y consolidar consejos nacionales y estatales de flora y fauna silvestres.

Los gobiernos estatales han de:

- Formular las políticas de desarrollo local hacia un óptimo aprovechamiento de sus recursos naturales, generando acciones y proyectos en la materia.

- Elaborar, en coordinación con SEDUE convenios para la cooperación en el manejo de las reservas de la biósfera.

En particular, para el financiamiento, se captarán y canalizarán no solamente los recursos provenientes de la banca, sino también: aquéllos asignados por los fondos y fideicomisos de otros sectores; los productos, derechos y aprovechamientos que genera el sector y que deberán transferirse a la SEDUE; los créditos externos e internos; las aportaciones de los gobiernos estatales y municipales y las cooperaciones de los particulares. Recursos todos ellos que serán aplicados a labores de ordenamiento ecológico del territorio, prevención y control de la contaminación ambiental, aprovechamiento y enriquecimiento de los recursos naturales para su manejo integral y conservación, preservación y restauración ecológica regional.

Asimismo, los gobiernos estatales, alentarán la toma de conciencia de la población sobre los problemas ecológico-ambientales, a través de los medios masivos de comunicación que tengan a su alcance, así como la incorporación de educación ecológica en los programas en su nivel de competencia.

Los gobiernos estatales adecuarán su sistema legislativo a las disposiciones federales en materia ecológica y vigilarán la eficaz y eficiente aplicación de las leyes y reglamentos que regulen el aprovechamiento de los recursos naturales

Capítulo 8

8. Mane o de los Instrumentos de política Económica y Social General

El cumplimiento de los objetivos y metas del programa Nacional de Ecología depende en gran parte del manejo adecuado de los instrumentos de Política económica, administrativa y social. Estos se constituyen en las herramientas de apoyo para la acción del sector público, y para orientar e inducir a los sectores social y privado en su gestión ambiental.

El presente capítulo expone los lineamientos para la aplicación de las políticas que sustentarán la puesta en práctica de las estrategias del Sector Ecología en congruencia con las señaladas por el Plan Nacional de Desarrollo. El propósito de estas políticas se dirige a: lograr un equilibrio entre las necesidades por atender y los recursos disponibles garantizar una respuesta oportuna y eficiente de la administración pública ante los problemas ambientales; inducir la participación responsable y consciente de la población en la protección al medio ambiente; y, aumentar la capacidad tecnológica y el potencial de innovación científica del país para el manejo racional de los recursos naturales.

8.1 Política de Financiamiento

La contaminación y el deterioro de los ecosistemas se han considerado tradicionalmente como costos aceptables del desarrollo. Sin embargo, la problemática ambiental en nuestros días es ya causa de grandes deseconomías y compromete la permanencia de los recursos naturales y las posibilidades de lograr un desarrollo sostenido y equilibrado en el largo plazo. Por lo tanto, se hace indispensable dedicar recursos humanos, económicos y materiales a la protección y restauración de nuestro patrimonio natural; ya que, resulta más barato prevenir que corregir.

El costo de la solución de los problemas ambientales no debe ser considerado como una deseconomía externa a las actividades productivas, ni ser asumido en forma exclusiva por el Estado o por terceros afectados. En principio, quien produce contaminación o causa deterioro, debe pagar por ello.

Ante la situación económica que impera en el país, y dadas las características de nuestro desarrollo industrial, urbano y rural, debemos combinar distintas alternativas de captación de recursos y fuentes de financiamiento interno y externo, para la oportuna aplicación de medidas de prevención, control, mitigación y restauración de los efectos negativos originados por las actividades productivas en el entorno.

La política financiera del sector pretende lograr la participación de los tres sectores de la sociedad en el establecimiento y la diversificación de mecanismos financieros para atender la problemática ambiental; buscando el cumplimiento de las disposiciones legales en la materia y adecuando las soluciones de las circunstancias económicas del país.

En la aplicación de esta política se adoptarán los siguientes lineamientos:           

- Los recursos se canalizarán prioritariamente hacia los proyectos con posibilidad de generar flujos de efectivo, suficientes para su auto financiamiento.

Los Distritos de Control de la Contaminación del Agua, las Estaciones de Aprovechamiento de la Vida Silvestre y en general las Unidades Integrales de Manejo de Recursos Naturales, serán proyectos con esa característica.        ' '

- Se impulsará la creación de fondos y fideicomisos financieros especiales para la adquisición de equipo anticontaminante, o la construcción de obras de control de la contaminación, la protección de la flora y la fauna silvestres, el manejo de áreas naturales patrimoniales, la restauración ecológica, etc.

- Serán negociadas lineas de crédito externo para la protección ambiental en zonas prioritarias para el desarrollo, como son: los puertos industriales, el Istmo de Tehuantepec, el estado de Chiapas, entre otros.

- Se gestionará el otorgamiento de estímulos fiscales a las actividades productivas prioritarias que contribuyan a la protección del medio ambiente.

- En coordinación con las dependencias correspondientes, se promoverá el establecimiento de mecanismos de captación de recursos susceptibles de ser incorporados al sector, como es el pago de derechos, fijación de gravámenes e impuestos, otorgamiento de concesiones, emisión de timbres postales alusivos a la conservación del medio ambiente, aportaciones porcentuales provenientes de la construcción de obras, entre otros.              

- Se buscará a través de la aplicación del Reglamento de Impacto Ambiental, que el financiamiento de las obras de mitigación, control y supervisión propuestas por la evaluación de los estudios de Impacto Ambiental de los proyectos de obras públicas y privadas, se lleve a cabo a través de un porcentaje que deberá incluirse en el monto mismo del presupuesto de la obra (principio de agregación).

8.2 Política de Gasto Público

El gasto público es un instrumento de gran importancia para promover y orientar el desarrollo social. En el sector, el gasto público coadyuvará a resolver los problemas y necesidades inmediatas en materia de ecología, fortalecerá la capacidad normativa y de acción de la administración pública y apoyará la reactivación de la economía del país al incidir en el impulso a las actividades productivas. Considerando que el gasto público es el soporte de actuación del Estado para llevar a cabo las estrategias de reordenación económica y cambio estructural marcadas en el Plan Nacional de Desarrollo, su asignación en el Sector Ecología se hará en estricto apoyo a las prioridades regionales, sectoriales y temporales del mismo Plan y bajo los mecanismos establecidos en el Sistema Nacional de Planeación Democrática.

La política de gasto público se vincula con las políticas de modernización administrativa y descentralización, al dedicar recursos a la consolidación y ampliación de las nuevas estructuras administrativas en el manejo de los recursos naturales y la protección ambiental.

La ecología retoma como un objetivo de primera importancia en esta política, el asegurar la eficacia, eficiencia y honradez en la ejecución del gasto.

Para apoyar las líneas de estrategias del Programa Nacional de Ecología, se adoptarán los siguientes lineamientos:

- Se orientará la inversión del sector hacia obras y acciones que generen empleo, dando prioridad a las que utilicen en forma intensiva la mano de obra y contribuyan en forma inmediata al mejoramiento de la calidad de vida de la población, a la autosuficiencia regional y a la protección del patrimonio natural.

- Se apoyarán los programas emergentes de empleo transitorio en obras rurales y urbanas de interés para la comunidad, a través de acciones de restauración ecológica, principalmente.

- Se destinarán recursos de gasto público en obras que induzcan a los sectores público, privado y social a comprometerse en la realización de proyectos que redunden en el mejoramiento de las condiciones ambientales del medio y eleven la productividad. Las denominadas "inversiones semillas" constituyen un mecanismo importante del sector público federal para demostrar su compromiso en la solución de los problemas ambientales y demandar la toma de responsabilidades de la comunidad en su conjunto en proyectos rentables de beneficio social.

- Se fomentará la inversión pública en obras, servicios y acciones que diversifiquen las alternativas productivas en el medio rural, a fin de inducir un desarrollo regional equilibrado de acuerdo a las políticas y normas de ordenamiento ecológico del territorio que el sector dicte.

- Se promoverá que las inversiones del sector público que se realicen en apoyo a la infraestructura básica y de los sectores productivos consideren recursos para la elaboración de estudios de impacto ambiental y la ejecución de obras de prevención, control, mitigación y restauración de los efectos negativos que pudieran ocasionar.

- Se pondrá especial cuidado en orientar la inversión del sector hacia las zonas prioritarias señaladas en el Plan Nacional de Desarrollo.

- Se buscará la optimación del ejercicio del gasto público, compatibilizando las necesidades por atender, los mecanismos de financiamiento y el apoyo presupuestal a las unidades administrativas del sector.

- Se impulsará una distribución territorial equitativa y racional del presupuesto en las unidades administrativas del sector, con el fin de apoyar la política de descentralización y lograr una solución efectiva y rápida a los problemas ambientales de las regiones prioritarias, las ciudades medias y las áreas, críticas.

- Se mantendrá en forma permanente una comunicación con los gobiernos estatales y municipales con el fin de lograr la previsión y canalización de recursos hacia el sector y la incorporación efectiva de criterios de ordenamiento ecológico en la planeación y ejecución de obras públicas.

8.3 Política de empresa pública

Las empresas paraestatales constituyen la base material con que cuenta el Estado para la regulación e impulso de la actividad económica y social de todos los sectores. El Plan Nacional de Desarrollo otorga al sector paraestatal un papel preponderante en el logro de sus objetivos marcando la importancia que reviste la sana operación financiera, administrativa y tecnológica de las empresas públicas.

Debido a la magnitud y diversidad de las transformaciones de la naturaleza que las empresas públicas realizan a lo largo del territorio para la satisfacción de las necesidades del desarrollo, los impactos ambientales que generan son de primera importancia y requieren de atención inmediata.

La política de empresa pública que se ha propuesto impulsar el sector se orienta a garantizar una sana operación de la industria paraestatal en materia medioambiental, que esté de acuerdo con el nivel de su participación en la economía del país.

Para lograrlo, se promoverá la concertación de convenios entre cada una de las industrias paraestatales y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología, en los cuales quedarán definidos programas de acción coordinados para lograr la evaluación de los impactos ambientales causados por los proyectos de la industria, la prevención y el control de la contaminación ambiental, la restauración ecológica y en general el manejo racional de los recursos naturales.

Los convenios constituyen instrumentos que coadyuvarán en la planeación del desarrollo ecológico regional.

8.4 Vinculación con la economía mundial

La vinculación del sistema económico del país con el mercado mundial no ha sido la más adecuada desde el punto de vista del aprovechamiento racional de los recursos naturales, pues las exportaciones han estado basadas en el sector primario de la economía. Este hecho causó la drástica disminución de algunos de los recursos naturales ante su explotación intensiva y selectiva. Tal es el caso de la extracción masiva de maderas tropicales, el barbasco y las aves canoras y de ornato, con fines de explotación, que ocasionaron la desforestación y el deterioro de grandes zonas del trópico húmedo; lo mismo sucedió con la extracción de cactáceas y la explotación intensiva del guayule, y la candelilla para el mercado internacional. En cuanto a recursos pesqueros, se manifiesta la sobreexplotación del camarón y abulón que satisface al mercado estadunidense principalmente.

La poca diversidad productiva de las exportaciones manifiesta la vulnerabilidad de nuestra economía y tal como lo señala el Plan Nacional de Desarrollo, existe una dependencia a las fluctuaciones internacionales en general y en particular, al mercado internacional del petróleo, situación que se agrava con el aumento a las tasas de interés aplicadas a los préstamos externos otorgados a México.

El Plan Nacional de Desarrollo considera prioritario dar respuesta a las necesidades de modernización y de reorientación del aparato productivo nacional, con el fin de promover una inserción eficiente del sector industrial y comercial dentro de las corrientes del comercio internacional, eliminando la alta concentración de las exportaciones en pocos productos muy sensibles.

Para lograr lo anterior, es importante que la política de vinculación a la economía mundial considere la explotación racional y múltiple de los ecosistemas con la participación y beneficio directo de las comunidades regionales, pues los recursos naturales que contienen son la base del proceso producto y pueden acrecentar los niveles de expansión y crecimiento del mercado internacional.

El conocimiento integral del potencial ecológico permitirá la diversificación en la generación de productos que hasta ahora han permanecido subutilizados, de tal manera que la inclusión de criterios ecológicos en la planeación refuercen las expectativas de nuestro país.

En la aplicación de esta política se seguirán los lineamientos que a continuación se enuncian:

- Se otorgará apoyo a la investigación para la generación de nuevos productos de exportación en los cuales se emplee de manera novedosa los recursos bióticos del país.

- Se establecerán acciones que permitan el inventario de los recursos naturales renovables y la evaluación de su estado conjuntamente con el desarrollo de una tecnología que permita aprovechar más eficientemente las potencialidades que ofrecen sus diversas características ecológicas.

- Se apoyarán las acciones de control a los procesos extractivos del sector económico que han ocasionado la sobreexplotación y el manejo inadecuado de los recursos, con el objeto de no afectar la generación de productos de alto valor comercial en los mercados internacionales.

8.5 La Política de Educación Ambiental

En el momento actual, se observa que en los distintos sectores y grupos de la población de nuestro país, no existe una conciencia clara de la importancia de la Ecología, como factor indispensable de un proceso de desarrollo económico y social sostenido a largo plazo. Se piensa en la Ecología sólo en términos de la preservación de un escenario natural espectacular y de la especie exótica o, en el mejor de los casos, como elemento contingente de la salud.

Consecuentemente se presentan dos tipos de problemas fundamentales en cuanto a la relación sociedad-ambiente. Por un lado en la planeación y programación de las actividades productivas, no se consideran las variables ecológicas, enfocadas a propiciar el aprovechamiento racional de los recursos y, por otro, los diferentes sectores de la población, no perciben la intencionalidad y el alcance de las acciones que se promueven para remediar o prevenir la degradación del medio, lo que los lleva a no comprometer su participación en esta tarea.

Debido a lo anterior, el Programa Nacional de Ecología, considera a la educación ambiental como un área sustantiva, sin la cual la posibilidad de permanencia de sus proyectos se restringe a los periodos de su aplicación, sin incidir suficientemente en la transformación cualitativa de la problemática correspondiente.

Aunque la deficiencia de la educación ambiental se plantea como un problema de alcance nacional, es preciso en el establecimiento de programas específicos en las modalidades de educación formal y no formal, considerar las problemáticas regional y local para que las propuestas que surjan estén adecuadas a las necesidades concretas de cada grupo y localidad.

En cuanto a la capacitación del personal abocado a las áreas de gestión ambiental o áreas relacionadas estrechamente con ellas en términos de que sus acciones impactan significativa y negativamente el ambiente, es necesario desarrollar urgentemente programas de corto plazo que aborden las cuestiones fundamentales, pero que se proyecten al mediano y largo plazos sobre las áreas prioritarias. En este sentido, la concertación de acciones con institutos y centros de investigación, con las universidades, el sector educativo y en general, organismos internacionales, dependencias del sector público y empresas del sector privado cobra un papel fundamental.

Por último la participación del sector social, a través de los distintos grupos organizados, constituye una condición sin la cual las acciones de educación ambiental que puedan realizarse no culminarán en resultados efectivos por carecer de un apoyo popular.

Si la solución de la problemática ambiental es una responsabilidad compartida, la participación comprometida de los sectores público, privado y social, a niveles federal, estatal y municipal, se presenta como la premisa fundamental para la conservación del patrimonio natural y cultural de nuestro país.

8.6 La política de insumos y equipos

El control de la contaminación y la restauración ecológica en México requieren de insumos y equipos altamente especializados que en su mayoría son de Procedencia extranjera; por tal motivo, se considera necesario establecer mecanismos para proteger y estimular a la industria nacional dedicada a la fabricación de equipo, maquinaria y partes anticontaminantes.

Para evitar gastos innecesarios ocasionados por el control de la contaminación y contribuir así al cambio estructural, se requiere fomentar y apoyar la modificación de los procesos productivos altamente contaminantes, a fin de disminuir las emisiones y descargas al medio ambiente.

Para lograr lo expuesto, se deberán realizar acciones de diversa índole como las que a continuación se señalan y que permitan, a corto plazo, una menor dependencia tecnológica del exterior:

- En la fabricación y adquisición de insumos y equipos anticontaminantes, se dará prioridad a las industrias nacionales, otorgando estímulos fiscales para el desarrollo tecnológico en la materia.

- Se fortalecerá la investigación científicotecnológica, así como la ecológica en la industria metal-mecánica para la producción de partes, equipos y maquinaria que minimicen los impactos nocivos al medio ambiente.

- Se realizarán investigaciones para adquirir conocimientos y desarrollar modelos de explotación para el aprovechamiento sostenido de los recursos naturales.

- Se promoverá la utilización de tecnologías alternativas dirigidas hacia el manejo racional de los recursos naturales.

- Se impulsarán fuentes alternativas de generación de energía tales como la solar, eólica, geotérmica y de mareas.

8.7 La política sobre ciencia y tecnología

La ciencia y la tecnología en materia de ecología, por su naturaleza múltiple, requieren de la concurrencia de diversos sectores involucrados en el manejo de los recursos naturales y del medio ambiente.

La política en ciencia y tecnología considera necesario orientar en diferentes ramas el desarrollo de investigaciones que puedan aportar soluciones acordes a nuestras particularidades sociales, culturales, económicas, ecológicas y políticas y que contribuyan al desarrollo integral y sostenido del país. En este marco, se señalan a continuación algunas de las acciones que deberán efectuarse para la consecución de esta política:

- Se impulsará la formación y capacitación de profesionistas que se orienten hacia la participación en la evaluación, conservación, manejo e incremento de los recursos naturales; a la administración de éstos; a la evaluación del impacto que los procesos productivos ocasionan sobre el ambiente; y al diseño y operación de biotecnologías alternativas para la planeación ambiental.

- Se promoverá la desconcentración de la investigación científica y tecnológica apoyando el desarrollo regional integral.

- Se apoyará a las instituciones educativas de nivel medio y superior en las actividades educativas que realicen, tanto como de carácter  formal como no formal.

- Se promoverá el trabajo conjunto de investigadores y profesionistas de diversas disciplinas relacionadas con el uso y el manejo de recursos naturales.

- Las investigaciones se llevarán a cabo en las instituciones nacionales, recurriendo solo a las extranjeras como complemento, propiciando así el desarrollo de una infraestructura científica y tecnológica propia.

- Se fortalecerán los vínculos de cooperación y coordinación entre los diversos organismos públicos y los centros de investigación y docencia, a fin de orientar el desarrollo científico y tecnológico a la solución de problemas concretros.

8.8 La política de organización

La organización constituye un instrumento importante para lograr los propósitos que se ha fijado el presente Programa Nacional de Ecología, de mejorar las condiciones ambientales y hacer más eficiente la acción ecológica que realiza el estado.

De acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo, con el fin de alentar la participación ciudadana, se dará apoyo a las organizaciones sociales que realicen acciones encaminadas a la protección del patrimonio natural y al control de la contaminación del medio ambiente.

Para lograr esto, a continuación se señalan los principales lineamientos en materia de política de organización:

- Se promoverá la organización de empresas públicas y privadas y de comunidades para resolver en forma regional los problemas ocasionados por su desarrollo.

- Se impulsarán formas diversas de organización social para conservar suelo, agua y recursos bióticos, mediante prácticas de restauración y de recuperación de áreas deterioradas.

- Se establecerá una coordinación estrecha y adecuada entre los organismos del sector y las organizaciones que participan con acciones especificas en la solución de los problemas ambientales.

8.9 Política de comunicación social

La comunicación social es un factor imprescindible para lograr las metas del Plan Nacional de Desarrollo, porque propicia cuando su manejo es adecuado, que los responsables del uso y cuidado de nuestro patrimonio natural y cultural cumplan cabalmente con su papel.

Es además importante su eficacia como vehículo de información y orientación para que los beneficios y estímulos que el Estado destina en promover la gestión ambiental amplíen su cobertura y aseguren un universo más amplio de receptores, así como promuevan una mejoría en la calidad de vida y condiciones ambientales, incorporando la temática para la realización de programas específicos de orientación, educación y sensibilización de la población que se emiten a través de los diferentes medios.

La contaminación ambiental ha llegado a ser crítica en las grandes ciudades, la calidad del aire. agua, alimentos y la intensidad del ruido ocasionan alteraciones al medio ambiente e inciden desfavorablemente en los niveles de vida de la población.

En este sentido, la comunicación social adquiere atribuciones, responsabilidad y un papel relevante para comprender y enfrentar estos problemas mediante el desarrollo estrategias consecuentes con los criterios que existen en relación a la calidad de vida y el medio ambiente.

A través de la difusión de los propósitos y objetivos del Programa Nacional de Ecología se propiciará la toma de conciencia en torno a esta problemática, que el desarrollo de las actividades económicas, sociales y culturales ha causado en los ecosistemas.

En este proceso se pondrá particular énfasis sobre las distintas formas en que la población puede contribuir a enriquecer el programa, de manera organizada, y participar en la solución de los problemas ecológicos y en la preservación, conservación y enriquecimiento de los recursos naturales.

Para los propósitos la política de comunicación social en materia de ecología será necesario llevar a cabo lo siguiente:

- Se aprovecharán los medios de información masivos con que cuenta el Estado para difundir lineamientos de protección al patrimonio cultural y de prevención y control de la contaminación y deterioro del ambiente.

- El material informativo responderá a un lenguaje claro, sencillo y objetivo para provocar efectos tangibles en el corto y mediano plazos.

- Se instrumentarán canales de comunicación entre los organismos del sector responsables de norma e instrumentar acciones de tipo ecológicas y la población en su conjunto, que permitan una mayor participación ciudadana con la definición de rumbos a seguir y una administración pública que responda efectivamente a la problemática que afecte a la población.

- Promover acciones de comunicación social para informar, sensibilizar y orientar a la población acerca de la protección del patrimonio natural y del control de la contaminación, contribuyendo así a la formación de una cada vez más amplia educación ecológica.

- Mediante campañas de difusión y programas de comunicación social, se promoverá la participación ciudadana en atención a los problemas del medio ambiente.

8.10 Modernización administrativa

Uno de los principales propósitos del Programa Nacional de Ecología es la modernización de la administración ambiental.

Se ha mencionado en repetidas ocasiones la intersectorialidad de la ecología y por ello se hace necesario estimular decididamente la participación de los sectores público, privado y social involucrándolos en la política ambiental del Estado.

El propósito fundamental de la modernización administrativa es la optimación de los recursos financieros, administrativos, informáticos técnicos y humanos para  administración del ambiente.

Este proceso de transformación de la administración ambiental ha empezado con la creación de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología, cuya Subsecretaría de Ecología es el organismo rector de la gestión ambiental.

La modernización administrativa implica necesariamente un cambio de actitudes en los criterios de aprovechamiento de los recursos naturales y el medio ambiente.

Con estos fines, se adecuarán leyes y reglamentos para en los organismos relacionados con el medio ambiente, de acuerdo a las políticas ecológicas y ambientales señaladas en el presente Programa Nacional de Ecología 1984-1988.

Se adecuarán e instrumentarán los mecanismos necesarios para la agilización y simplificación de trámites relacionados con la protección y conservación del ambiente.

Entre las acciones necesarias para adecuar y modernizar la administración ambiental, de acuerdo a las características socio-económicas y ecológicas de cada región del país, se ecuentran las siguientes:

- Creación de Comités de Ecología dentro de los Comités de Planeación para el Desarrollo -COPLADES-.

- Adecuación de unidades administrativas para el control y vigilancia de los recursos naturales y el medio ambiente a nivel regional.

- Adecuación de unidades administrativas para el seguimiento en el cumplimiento de normas para la calidad ambiental en los principales centros urbanos.

- Establecimiento de mecanismos para la aplicación oportuna y eficaz del Procedimiento de Impacto Ambiental.

- Adecuación de organismos y asociaciones medio ambiente.

8.11 Política de descentralización

La descentralización de la vida nacional es un reclamo del pueblo mexicano. El centralismo se ha convertido en un obstáculo que distorsiona la democracia, profundiza la desigualdad y frena el desarrollo armónico de las diferentes regiones zonas del país.

El Sector Ecología se vinculará a las políticas marcadas por el Plan Nacional de Desarrollo para lograr la desconcentración de la población y la descentralización de funciones y recursos entre los niveles de gobierno, a través de la instrumentación de una política que induzca la diversificación de actividades productivas del acuerdo a las características ecológicas del país.

La política de descentralización  que el sector impulsará, apoyará el desarrollo regional integral, el fortalecimiento del municipio y la reordenación de las actividades económicas en el territorio nacional, mediante los siguientes lineamientos:

Se promoverá la adopción de normas y políticas de ordenamiento ecológico que orienten las inversiones hacia regiones de desarrollo, alternativos a las ciudades de México, Monterrey y Guadalajara.

- Se inducirá la diversificación de las opciones productivas, de acuerdo a las características y potencialidades de los diversos ecosistemas que componen el país, por medio del establecimiento de unidades Integrales de Manejo de Recursos Naturales y la gestión de obras, acciones y servicios.

Se apoyará el desarrollo de las ciudades medias del país, consideradas como prioritarias por el Programa Nacional de Desarrollo Urbano y Vivienda, a través de la promoción de obras, acciones y servicios que coadyuven al mejoramiento ecológico urbano.

- Se atenderá con el mismo objetivo que en el caso anterior a los Puertos Industriales del país, evaluando especialmente los impactos negativos que puedan producir en el entorno.

8.12 Política de legislación ambiental

En nuestro país, las disposiciones jurídicas que han normado el uso y aprovechamiento de los recursos naturales se derivan de lo dispuesto en los artículos 27 y 73 constitucionales, con base en los cuales se orientaron las políticas generales de saneamiento y protección ambiental.

Actualmente, dada la diversidad y heterogeneidad de las leyes, reglamentos, decretos y acuerdos administrativos que regulan los aspectos relativos a la materia ambiental, se requiere una adecuación de los mismos, que responda a un criterio ecológico integral y permita regular todas las manifestaciones de la conducta humana que afectan al ambiente, al uso y manejo de los recursos naturales y por ende, a la calidad de vida de la población.

Con el propósito de subsanar los obstáculos que impiden el cumplimiento de estas disposiciones, y de acuerdo a lo dispuesto en el Plan Nacional de Desarrollo, en relación a legislación ambiental, serán adoptados los siguientes lineamientos:

- Se establecerá un proceso exhaustivo de revisión y adecuación de las normas vigentes en materia ambiental, para propiciar su congruencia.

- Se formularán y emitirán los reglamentos derivados de la Ley Federal de Protección al Ambiente, que regulen los aspectos relativos a gases, desechos sólidos, flora y fauna silvestres, ordenamiento ecológico e impacto ambiental, el Sistema Nacional de Areas Naturales Protegidas y la vigilancia ecológica.

- Se promoverá la eficaz observancia y la aplicación irrestricta de la legislación vigente, propiciando las reformas y adiciones que la adecúen y den congruencia con la realidad actual del país.

- Se promoverá la formulación de una "Ley Marco" en materia de ecología, que permita establecer la concurrencia de los gobiernos estatales y municipales en su aplicación, para que su observancia sea idónea y eficaz.

Capítulo 9

9. Proyectos estratégicos

La fuerte presión que han ejercido las actividades socioeconómicas y el crecimiento demográfico, urbano e industrial así como la falta de una planeación integral de uso del suelo y de manejo de recursos, han sido entre otras las principales causas de un desarrollo desequilibrado y de un deterioro ecológico regional.

La utilización del territorio y la explotación de recursos bajo criterios de rentabilidad a corto plazo, son ejemplos clave de la inadecuada gestión ambiental que ha tenido lugar en el país y que requiere de una reorientación y cambios estructurales.

Consecuentemente y en concordancia con las estrategias del desarrollo nacional planteadas, deberán establecerse los criterios de financiamiento para el desarrollo de programas con visión ecológica integrada, especialmente en aquellas áreas con una problemática ambiental crítica y prioritarias para instrumentar la política gubernamental.

El Sector Ecología define así 11 proyectos estratégicos que derivan directamente de las cuatro líneas de estrategia señaladas anteriormente.

- Ordenamiento Ecológico del Territorio.

 ¨ Ordenamiento Ecológico del Territorio.

 ¨ Impacto Ambiental.

 - Prevención y Control de la Contaminación.

 ¨ Prevención y Control de la Contaminación del Agua.

 ¨ Prevención y Control de la Contaminación del Aire.

 ¨ Prevención y Control de la Contaminación del Suelo.

- Conservación, Preservación y Restauración Ecológica Regional.

 ¨ Sistema Nacional de Areas Naturales Protegidas.

 ¨ Restauración Ecológica.

 ¨ Formación de la Conciencia Ambiental.

- Aprovechamiento y Enriquecimiento de los Recursos Naturales para su Manejo Integral.

 . Aprovechamiento Integral de la Vida Silvestre.

 ¨ Ciencia y Tecnología Ecológicas Aplicadas al Desarrollo.

 ¨ Unidades Integrales de Manejo de Recursos Naturales.

La información referente a las metas operativas, su ubicación y la participación intersectorial de cada uno de los proyectos estratégicos se encuentra en el Anexo de este Programa Nacional de Ecología.

9.1 Ordenamiento Ecológico del Territorio

El ordenamiento Ecológico del Territorio consiste en una primera instancia en la definición sistemática y dinámica de usos potenciales del territorio bajo una óptica ecológica integrando también los aspectos económicos y sociales, dentro de una perspectiva regional.

En una segunda instancia, identifica toda acción, obra y servicio de índole ecológico requerida para asegurar el ordenamiento ecológico del territorio, bajo criterios de aprovechamiento racional y sostenido de los recursos naturales. Por último, plantea las obras y servicios que resultarán del desarrollo futuro de actividades socioproductivas.

Este proyecto pretende contar con el mayor número de elementos para la toma de decisiones sobre el manejo adecuado de los ecosistemas, incluido el uso del suelo, reorientando el proceso de planeación sectorial hacia el logro de un desarrollo integral, con un marco de referencia planificado en el tiempo y en el espacio.

 _ Objetivos:

El objetivo general del proyecto es incorporar los criterios de ordenamiento ecológico del territorio a la planeación del desarrollo nacional, de modo de interrelacionar y ponderar el uso racional del suelo y el de los recursos naturales, con los aspectos económicos y sociales, con el fin de asegurar la calidad de vida y el aprovechamiento sostenido de los recursos a mediano y largo plazos.

- Metas de Resultado:

Establecer políticas y normas, y promover acciones, obras y servicios de ordenamiento ecológico del territorio en las regiones prioritarias señaladas en el Plan Nacional de Desarrollo, de acuerdo con las distintas regiones ecológicas del país.

Se brindará especial atención al Sector Desarrollo Urbano y vivienda y prioridad a normar las actividades turísticas, industriales, mineras, agrícolas, ganaderas, forestales, de comunicaciones y transportes, pivotes del desarrollo nacional.

9.2 Impacto Ambiental

Dado que las actividades que llevan a cabo los sectores productivos ocasionan alteraciones en el medio natural, el proyecto de impacto ambiental busca detectar los efectos que una obra o acción determinada produce sobre el ambiente, señalando las medidas de mitigación necesarias para los impactos negativos previstos.

Previo a la ejecución del proyecto de obra o acción, corresponde al sector proponente la realización de una Manifestación de Impacto Ambiental que deberá ser sancionada por el Sector Ecología a través de una evaluación donde se debe considerar la mitigación, restauración o control de los efectos, así como la aplicación o asignación de recursos financieros necesarios en apoyo a las acciones de mitigación del impacto.

Las manifestaciones y evaluaciones de impacto ambiental deberán realizarse son una perspectiva ecológica, conforme 2 las normas dictadas por el Sector Ecología, dedicando un porcentaje de la inversión total a la evaluación del impacto ambiental.

- Objetivo:

¨ Lograr que todo proyecto de obras, acciones o servicios ingrese sistemáticamente al Procedimiento del Impacto Ambiental para la mitigación de impactos significativos que pudieran tener sobre el ambiente.

- Metas de Resultado:

¨ Aplicar el Procedimiento de Impacto Ambiental, a todos los planes o proyectos de los sectores público y privado.

¨ Formulación e instrumentación del Reglamento de Impacto Ambiental posibilitando la aplicación del procedimiento.

9.3 Prevención y Control de la Contaminación del agua

La prevención, el control y el abatimiento de la contaminación del agua son acciones insoylayables y necesarias para impedir la degradación de los ecosistemas acuáticos.

De esta manera, este proyecto pretende diagnosticar, normar y evaluar el deterioro de los cuerpos de agua y las formas de prevenirlo y controlarlo, todo ello en un contexto multisectorial y con la participación de los sectores privado y social.

Contempla la prevención y control de la contaminación del agua, con objeto de optimar la eficiencia en el uso de este recursos. principalmente en las veinte cuencas prioritarias del país: Lerma-Santiago, Pánuco, San Juan, Balsas, Blanco, Culiacán, Colorado, Fuerte Nazas, Jalapa, Sonora, La Antigua, Yaqui, Guayalejo, Salado, Conchos, Armería, Tijuana, Coahuayana y Bravo.      

- Objetivo.

¨ Establecer medidas de prevención y control de la contaminación del agua con el fin de evitar la degradación y ruptura del equilibrio ecológico vigilando el cumplimiento de la Ley Federal de Protección al Ambiente y su reglamentación.                     

- Metas de Resultado:

. Reducir significativamente en 30 por ciento la Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO) de descargas industriales y urbanas, en las 20 principales cuencas hidrológicas.

9.4 Prevención y control de la Contaminación del Aire

El suelo es contaminado por derrames de hidrocarburos, sustancias tóxicas, aplicación indiscriminada de fertilizantes, plaguicidas, riego con aguas contaminadas y también por la disposición inadecuada de residuos sólidos municipales o industriales.

Los residuos solidos requieren de recolección, manejo y disposición final, sin embargo, el último reviste singular importancia ya que la disposición inadecuada trae consigo la propagación de fauna nociva y contaminación en niveles freaticos. La recolección es un reto para las administraciones municipales, por lo que deben establecerse programas técnico-administrativos para su optimación. La disposición final se ha generalizado en tiraderos a cielo abierto, por lo que se necesita diseñar y operar rellenos sanitarios y cementerios industriales.

La falta de legislación, conciencia y recursos materiales y humanos calificados en los sectores involucrados es muy notoria.          

-- Objetivo:                  

Prevenir controlar y abatir la contaminación del suelo debido a un inadecuado manejo disposición final de los residuos sólidos municipales e industriales; así como la contaminación generada por el inadecuado manejo de fertilizantes y plaguicidas.

- Metas de Resultado:

¨ Se controlarán los problemas de contaminación del medio ambiente por una mala disposición de los residuos sólidos municipales a través del establecimiento de 77 rellenos sanitarios en las diversas entidades federativas.

. Se promoverá que el sector industrial participe en el establecimiento de por lo menos 30 cementerios industriales.

. Se fomentará el establecimiento de cinco incineradores para residuos peligrosos en los grandes centros industriales.

Para la preservación de suelos destinados a la agricultura, se establecerán 10 receptores de residuos y envases de agroquímicos en el territorio.

9.5 Prevención y Control de la Contaminación del Suelo

Este proyecto consiste en acciones tendientes a reducir y controlar las emisiones al aire, evaluar la concentración de las mismas y, mediante los resultados obtenidos, actuar de una manera consistente, para manifestar la más baja concentración posible de contaminantes.

- Objetivos:

. Prevenir controlar y abatir la contaminación del aire por gases, humos, polvos, ruido y energía contaminante, en las principales zonas urbanas e industriales del territorio.

- Metas de Resultado:

. Se pretende minimizar la contaminación para mejorar la calidad de vida de la población.

. Lo anterior se alcanzará mediante el abatimiento de la contaminación promedio actual, en 30 por ciento aproximadamente, considerando la atención especial de este ruido, que se dará a las ciudades de:

México, Monterrey, Guadalajara, Minatitlán, Coatzacoalcos, Puebla, Saltillo, Ciudad Juaréz, Tijuana, Lázaro Cárdenas, Querétaro, Tula y Corredor Lerma. Se hará énfasis en el control de las industrias petroquímicas primaria y secundaria, cementeras, fundiciones de hierro y acero, química, azucarera, termoeléctrica, de fertilizantes y pesticidas, de papel y alimentaria.

9.6 Sistema Nacional de Areas Naturales

Con el propósito de conservar, preservar y dar a conocer los recursos naturales del país con potencial de uso, en apoyo al desarrollo socioeconómico de la población país como regular su aprovechamiento racional e integral se realiza este proyecto que contempla el establecimiento del Sistema Nacional de Areas Naturales Protegidas.

Este está constituido por: parques nacionales, culturales o naturales; reservas ecológicas; reservas de la biósfera y estaciones biológicas.

Marcarán las pautas de utilización de los recursos naturales dentro de este sistema de acuerdo a las condiciones ecológicas y las necesidades de las comunidades; procurando la preservación del patrimonio natural y minimizando su deterioro por la marcada comercialización.

- Objetivos:

¨ Preservar ambientes representativos de los diferentes ecosistemas y provincias bióticas del país, a fin de asegurar la continuidad de los procesos evolutivos y ecológicos y la regulación ambiental.

¨ Conservar y preservar la diversidad genética, particularmente de las especies endémicas y en peligro de extinción.

¨ Generar conocimientos y una tecnología nacional, a través de la investigación, que permitan la conservación y el aprovechamiento racional y sostenido de los recursos naturales.

Promover la educación y recreación en las áreas naturales protegidas.

¨ Fomentar el uso adecuado de los recursos naturales en apoyo al desarrollo rural integral.

- Metas de Resultado:

¨ Establecer y operar el Sistema Nacional de Areas Naturales Protegidas en todo el territorio, conformado por: parques urbanos: parques nacionales, culturales y naturales; reservas ecológicas; reservas de la biósfera y estaciones biológicas, incorporando los elementos existentes, así como aquellos que se identifiquen como necesarios.

9.7 Restauración Ecológica

Este proyecto estratégico orienta sus acciones a la recuperación de áreas productivas o ecosistemas afectados por la contaminación desforestación, erosión y/o desertización. Para lograrlo, se requiere de la participación de los distintos sectores, llevando a cabo diversas prácticas de planeación de especies forestales y aplicación de técnicas de absorción o dispersión de contaminantes.

Se llevara a cabo a través de la plantación de especies forestales nativas, de acuerdo al tipo o grado de deterioro ecológico, se conceptualizan en: plantaciones para el mejoramiento de ecosistemas en áreas rurales con pendientes mayores a 15 por ciento), plantaciones para el restablecimiento de ecosistemas (en áreas rurales con problemas ecológicos de gran magnitud como es el caso del área del Chichonal), plantación para recuperación de suelos (en suelos improductivos o con erosión media), plantación en zonas federales, plantación en áreas tributarias a cuerpos de agua: lagos, cuencas, ríos y pantanos.

Las plantaciones se ejecutarán para obtener los siguientes fines. mejoramiento de ecosistemas, recuperación de suelos. conservación de áreas tributarias a cuerpos de agua y plantaciones de la zona federal para diversos fines. Asimismo se llevarán a cabo acciones de restauración a través de prácticas mecánico-vegetativas para la restitución y recuperación de suelos.

- Objetivos:

¨ Disminuir la erosión provocada por agentes naturales y derivados de la actividad humana, para evitar que se continúen afectando los recursos naturales por el mal manejo y aprovechamiento desmedido de los mismos.

- Metas de Resultado:

¨ Este plan de acciones pretende restaurar las áreas erosionadas o deterioradas del país así como controlar y vigilar las regiones con prevención de recursos forestales.

Atender, con especial énfasis, la reforestación en los espacios verdes de las ciudades medias pequeñas y metrópolis y en sus aledaños, a fin de lograr el mejoramiento del paisaje urbano, La mitigación de los afectos de la contaminación atmosférica, incrementar la recarga de acuíferos y la oxigenación-ventilación microrregional.

9.8 Formación de conciencia ambiental

Las soluciones de la problemática ecológica dependen, en gran medida, de la participación activa y consciente de todos los sectores de la población.

Para esto es indispensable que de manera individual y colectiva se logre la evaluación de las relaciones de interdependencia existente entre la sociedad y su medio natural.  

La formación de la conciencia ambiental, será promovida a través de acciones diseñadas en función de las características regionales del entorno económico, social, ecológico, cultural y de la actividad del sector o grupo al que vayan dirigidos.

Deberán inscribirse de manera articulada dentro de un programa permanente; canalizado en primera instancia a grupos multiplicadores y promotores del cambio; resaltando la necesidad de modificar aquellas pautas de consumo negativas o sustantivas de su identidad cultural.

- Objetivos:

¨ Promover la participación responsable y la activa de toda la población en el ciudadano, manejo, uso y conservación de los recursos naturales.                           

¨ Crear conciencia de que la utilización de los recursos naturales, integradamente con los humanos y financieros, son elementos fundamentales para el desarrollo sostenido de la actividad humana.                     

- Metas de Resultado:

¨ En el campo de la educación formal: se promoverá la incorporación de la dimensión ambiental en la estructura curricular de los distintos niveles del Sistema Educativo Nacional, de manera interdisciplinaria con las otras a grandes áreas del conocimiento. Esta meta comprende la formación de cuadros profesionales especializados y técnicos medios en las diversas si áreas vinculadas con la gestión ambiental.

¨ Para capacitación y actualización: se realizará la programación, organización y difusión de estas actividades para personal técnico en materia ambiental.             

¨ Para educación no formal: se generará una actitud responsable ante la problemática ambiental, en los distintos sectores y grupos de la población, que los motive a una efectiva participación en la resolución de la misma, por medio ir de actividades dirigidas en forma específica,  según las características de cada uno de ellos.

9.9 Aprovechamiento Integral de la Vida Silvestre                     

Este proyecto incluye los lineamientos que reorientan las políticas en materia de flora y y fauna silvestres, comprendiendo como tales, tanto a las especies terrestres como a las acuáticas.

- Objetivos:

¨ Detener el deterioro y sentar las bases para la recuperación de la flora y fauna silvestres amenazadas o en peligro de extinción.

¨ Incorporar la flora y fauna silvestres, terrestre y acuática, al aprovechamiento racional, integral y sostenido en el desarrollo regional.

¨ Corresponsabilizar e involucrar a todos los sectores de la población en el manejo de la flora si y fauna silvestres.                  

- Metas de Resultado:           

¨ Conformar un marco jurídico-administrativo de apoyo congruente con la problemática actual de la flora y fauna silvestres.

¨ Generar la infraestructura básica indispensable para una mejor administración de la flora y fauna silvestres.             

¨ Establecer la coordinación y articulación, de acciones, obras y servicios de los sectores público, social y privado en materia de flora y fauna silvestres.

¨ Rescatar e instrumentar el manejo y uso del acervo etnobiológico tadicional.

¨ Regular en el tiempo y en el espacio el aprovechamiento deportivo de especies.

9.10 Ciencia y Tecnología Ecológicas Aplicadas al Desarrollo

Este proyecto impulsa la utilización de tecnologías en menores costos ambientales, preservando así el potencial productivo de los distintos ecosistemas y promoviendo un modelo de desarrollo integral que mejore la calidad y nivel de vida.

Las endotecnologías pueden ser combinadas con los avances en la investigación científica nacional e internacional, para reorientar el manejo racional y sostenido de los recursos naturales y el medio ambiente.    

EL incremento en la demanda de energía ha rebasado la capacidad de los generadores naturales del entorno por lo que se pretende impulsar el uso de fuentes no convencionales de energía, cono son: solar, eólica, geotérmica y de mareas, entre otras.

El sector ecología no realiza investigación básica, por lo que requiere que los sectores responsables concurran a la formulación, instrumentación y solución de problemas nodales, como el desarrollo regional de un área, de su potencial ecológico, industrial, turístico, etc. Es necesario por lo tanto formular el concurso intersectorial para el desarrollo científico y tecnológico en regiones y sectores prioritarios.         

Objetivo:

¨ A través de la investigación científica y la inclusión de tecnologías apropiadas a nuestras características sociales, económicas, culturales y ecológicas, se ha de: promover un modelo de desarrollo integral así como reorientar el uso y  manejo de los recursos naturales y el medio ambiente, propiciando el aprovechamiento racional y sostenido de los ecosistemas.

Metas de Resultado:

¨ Integrar paquetes de tecnologías apropiadas con las endotecnologías para un desarrollo en la gestión ambiental.

¨ Aprovechar la capacidad instalada en investigación para la solución de problemas nodales de gestión ambiental y desarrollo regional.

¨ Formar cuadros especializados en el área de planeación y manejo de recursos naturales.

9.11 Unidades integrales de Manejo de los Recursos Naturales

Este proyecto conjuga alternativas de manejo de ecosistemas, como una innovación al desarrollo integral.

Comprende las Unidades de Protección y Restauración Ecológicas y se complementa al de Vivienda Rural Autosuficiente de áreas marginadas.

Las Unidades de Protección y Restauración Ecológica están dirigidas a comunidades marginadas y tienen como finalidad introducir sistemas combinados de producción para la diversificación de alimentos, se integrarán módulos o solares destinados al cultivo de hortalizas y forrajes, así como la producción de peces, aves y ganado caprino.

La presencia de estas unidades incrementa la capacidad productiva y permite restar presión sobre los recursos naturales, optimando los usos del suelo.

Las obras de Vivienda Rural autosuficiente, benefician a comunidades de escasos recursos Abarcan la introducción de servicios básicos como son agua, luz, alcantarillado, que requieren ser financiados por otras instancias del sector.

- Objetivo:

¨ Generar unidades integrales de desarrollo local-regional que apliquen combinadamente técnicas tradicionales y avanzadas, para diversificar y aprovechar adecuadamente los recursos.

- Metas de Resultado:

¨ Reintegrar a la vida productiva zonas económicas y ecológicamente deterioradas, elevando el nivel de vida de los habitantes de áreas marginadas.

¨ Realizar acciones de Vivienda Rural Autosuficiente en zonas marginadas.

¨ Contribuir a la incorporación de la población rural en programas temporales de empleo, durante la etapa de construcción.

¨ Apoyar el desarrollo de programas de empleo permanente durante la operación de las Unidades de Protección y Restauración Ecológica.

¨ De esta forma, para el periodo 1984-1988 se planea cubrir al 5 por ciento de las zonas marginadas del país y propiciar el desarrollo local y regional de acuerdo a las características ecológicas del sitio, con base en el manejo racional y sostenido de los recursos naturales.

Avisos Generales

GRUPO PROMOTOR BETA, S.A.

AVISO

Los accionistas de Grupo Promotor Beta, S.A. en asamblea general extraordinaria celebrada el día 3 de septiembre de 1984, acordaron transformar la sociedad en sociedad anónima de capital variable y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 223 y 228 de la Ley General sobre Sociedades Mercantiles se publica dicho acuerdo así como en balance de la sociedad al día 31 de diciembre de 1983.

 Atentamente.

Lic. David Ibarra Cardona

Apoderado de la empresa.

QUIMICA ORGANOMEX, S.A.

AVISO

Para cumplir con lo dispuesto por el Artículo 227 en relación con el 223 de la Ley General de Sociedades Mercantiles, se participa que "QUIMICA ORGANOMEX, S. A.", por acuerdo tomado en Asamblea General Extraordinaria de Accionistas de fecha 19 de agosto de 1983 se transformó en una Sociedad Anónima de Capital Variable.

Asimismo, en cumplimiento de la Ley, se pública también el Balance General al 31 de diciembre de 1983, en los términos del anexo, lo que se hace del conocimiento para todos los efectos legales a que haya lugar.

México, D.F., 24 de septiembre de 1984.

Carlos Herrera Solís,

Contador.

QUIMICA OMEGA MEXICANA, S. A.

AVISO

Para cumplir con lo dispuesto por el Artículo 2Z7 en relación con el 223 de la Ley General de Sociedades Mercantiles, se participa que "QUIMICA OMEGA MEXICANA, S. A.", por acuerdo tomado en Asamblea General Extraordinaria de Accionistas de fecha 23 de agosto de 1983 se transformó en una Sociedad Anónima de Capital Variable.

Asimismo, en cumplimiento de la Ley, se pública también el Balance General al 31 de diciembre de 1983, en los términos del anexo, lo que se hace del conocimiento para todos los efectos legales a que haya lugar.

Atentamente.

José A. Ornelas Bolado,

Gerente General.

IMPERIAL, S. A.

Por resolución de la Asamblea General Extraordinaria de Accionistas, celebrada con fecha 5 de junio de 1984, se acordó transformar la Empresa, en una Sociedad Anónima de Capital Variable, lo que se comunica en cumplimiento a lo previsto por los artículos 223 y 228 de la Ley General de Sociedades Mercantiles.

José Belkind Volozin,

Presidente del Consejo de Administración.

A la H. Asamblea de Accionistas de

Compañía Industrial de San Cristóbal, S. A.:

En nuestra opinión, con base en el examen que practicamos, los estados financieros consolidados que se acompañan, preparados por la Administración de la Compañía, presentan la situación financiera consolidada de Compañía Industrial de San Cristóbal, S A., y de sus subsidiarias al 30 de noviembre de 1983 y 1982 y los resultados consolidados de sus operaciones por los ejercicios que terminaron en esas fechas.

En 1983 los principios de contabilidad fueron aplicados consistentemente en relación a 1982 En 1982 hubo cambios, con los que estuvimos de acuerdo, en:

a) Se inició la política de capitalización de la pérdida en cambios y de los intereses en el periodo de construcción de ampliaciones de la planta-ver Notas 1-d) y f) y 5-c) y e)-

b) Se generalizó el uso del método UEPS de valuación de inventarios-ver Nota 3-

c) Por las circunstancias que se mencionan en las Notas 1-g) y 1-d), se suspendió la práctica de contabilizar los impuestos diferidos

Los cambios anteriores de no haberse efectuado, hubieran incrementado la pérdida consolidada del ejercicio 1982 en un neto de $409 millones aproximadamente. México, D. F., a 10 de enero de 1984.

Despacho Roberto Casas Alatriste

C.P. Oscar Chávez Flores.

Eduardo Dosal de la Vega

Contador Público

Asamblea General de Accionistas de

Pan American de México, Cía. de Seguros, S A.:

En cumplimiento del Artículo 166 de la Ley General de Sociedades Mercantiles y los estatutos de la compañía, rindo a ustedes mi informe y opinión sobre la veracidad, razonabilidad y suficiencia de la información que ha presentado a ustedes el H. Consejo de Administración en relación con la marcha de la compañía por el año terminado el 31 de diciembre de 1983.

He obtenido de los directores y administradores toda la información sobre las operaciones, documentación y registros que juzgué necesario investigar. Asimismo, he revisado el  balance general de la compañía al 31 de diciembre de 1983, y sus correspondientes estados de resultados, de variaciones en el capital contable y de cambios en la situación financiera por el año terminado en esa fecha y el dictamen rendido el 22 de marzo de 1984 por los auditores externos de la compañía, Cárdenas, Dosal y Cía, S. C.

En mi opinión, con base en mi revisión, en la certificación de los actuarios de la compañía respecto a la corrección de las reservas técnicas y en el dictamen de los auditores externos de la compañía, sujeto al efecto que tengan sobre los estados financieros los asuntos contingentes mencionados en la nota 7 a los estados financieros:

Las reglas y prácticas de contabilidad e información seguidas por la compañía están de acuerdo con las establecidas o permitidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Seguros y son adecuadas y suficientes tomando en consideración las circunstancias particulares de la compañía y han sido aplicadas en forma consistente.

La información presentada por los administradores refleja en forma veraz, razonable y suficiente la situación financiera de la compañía al 31 de diciembre de 1983, los resultados de sus operaciones, las variaciones en su capital contable y los cambios en su situación financiera por el año terminado en esa fecha.

En virtud de los anterior, me es grato recomendar que la información presentada por el

H. Consejo de Administración sea aprobada y se le agregue el presente informe, para ser transcrita en el Acta de la Asamblea.

Muy atentamente,

México, D. F., a 22 de marzo de 1984.

C.P. Eduardo Dosal de la Vega,

Comisario.

26 septiembre.              ( R.-3762)


En el documento que usted está visualizando puede haber texto, caracteres u objetos que no se muestren debido a la conversión a formato HTML, por lo que le recomendamos tomar siempre como referencia la imagen digitalizada del DOF o el archivo PDF de la edición.
 


CONSULTA POR FECHA
Do Lu Ma Mi Ju Vi
crear usuario Crear Usuario
busqueda avanzada Búsqueda Avanzada
novedades Novedades
top notas Top Notas
tramites Normas Oficiales
suscripcion Suscripción
quejas y sugerencias Quejas y Sugerencias
copia Obtener Copia del DOF
Publicaciones relevantes Publicaciones Relevantes
versif. copia Verificar Copia del DOF
enlaces relevantes Enlaces Relevantes
Contacto Contáctenos
filtros rss Filtros RSS
historia Historia del Diario Oficial
estadisticas Estadísticas
estadisticas Vacantes en Gobierno
estadisticas Ex-trabajadores Migratorios
La traducción es automática y puede contener errores o inconsistencias
INDICADORES
Tipo de Cambio y Tasas al 19/11/2018

UDIS
6.151779

Ver más
ENCUESTAS

¿Le gustó la nueva imagen de la página web del Diario Oficial de la Federación?

 

0.514386001208453418.gif 0.035783001208452443.gif 0.110712001508857610.jpg 0.192286001221699769.jpg 0.821786001312920061.gif 0.475545001508857915.jpg 0.767714001508856796.jpg
Diario Oficial de la Federación

Río Amazonas No. 62, Col. Cuauhtémoc, C.P 06500, Ciudad de México
Tel. (55) 5093-3200, donde podrá acceder a nuestro menú de servicios
Correo electrónico: dof@segob.gob.mx
Dirección electrónica: www.dof.gob.mx

113

AVISO LEGAL | ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2016