DOF: 02/01/1976
Diario Oficial de la Federación 1976

REGLAMENTO para la Prevención y Control de la Contaminación Ambiental Originada por la Emisión de Ruidos.

LUIS ECHEVERRIA ALVAREZ, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, en ejercicio de la facultad que a este Ejecutivo de mi cargo confiere la fracción I del artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y con fundamento en los artículos 1o., 2o., 3o., 4o., 5o., 9o., y 11 de la Ley Federal para Prevenir y Controlar la Contaminación Ambiental, y

CONSIDERANDO

Que la Ley Federal para Prevenir y Controlar la Contaminación Ambiental, promulgada el 11 de marzo de 1971, tiene como finalidades fundamentales, contribuir a la protección de la salud pública y evitar la degradación de los sistemas ecológicos en detrimento de la economía nacional.

Que el citado ordenamiento legal incluye al ruido entre los contaminantes que pueden alterar o modificar las características del ambiente, perjudicando la salud y el bienestar humanos.

Que el incremento de diversas actividades económicas principalmente las que se relacionan con las industrias y con los transportes, así como el crecimiento acelerado de los centros urbanos en el territorio nacional, ha traído como consecuencia un aumento en la contaminación del ambiente, originado por la emisión de ruidos.

Que los estudios realizados, ponen de manifiesto que el ruido afecta al ser humano, al interferir con el descanso, la comunicación, el aprendizaje, la ejecución del trabajo, y en general, con el bienestar humano y además, produce alteraciones psicológicas, tales como angustia, irritabilidad y aún cambios de la personalidad y lesiones, que varían desde la disminución de la agudeza auditiva hasta la sordera.

Que por lo anterior, es necesario regular adecuadamente la emisión de ruidos y evitar de esa manera las consecuencias adversas que produce, por lo que ha tenido a bien expedir el siguiente:

REGLAMENTO PARA LA PREVENCION Y CONTROL DE LA CONTAMINACION AMBIENTAL ORIGINADA POR LA EMISION DE RUIDOS

CAPITULO I

Disposiciones Generales

ARTICULO 1.- El presente Reglamento es de observancia general en toda la República y tiene por objeto proveer, en la esfera administrativa, a la observancia de la Ley Federal para Prevenir y Controlar la Contaminación Ambiental, en lo que se refiere a la prevención y control de la contaminación ambiental originada por la emisión de ruidos provenientes de fuentes artificiales.

ARTICULO 2.- La aplicación de este Reglamento compete al Ejecutivo Federal por conducto de la Secretaría de Salubridad y Asistencia, en coordinación, en su caso, con la Secretaría de Industria y Comercio.

El Departamento del Distrito Federal y las demás autoridades que dependen del Ejecutivo Federal, de los Ejecutivos de los Estados y de los Ayuntamientos, auxiliarán a las mencionadas anteriormente en la aplicación de este Reglamento, sin perjuicio de las atribuciones que le son propias.

ARTICULO 3.- El Consejo de Salubridad General podrá dictar las disposiciones generales para prevenir y controlar la contaminación ambiental a que se refiere este Reglamento.

Asimismo, podrá proponer al titular del Ejecutivo Federal, el aumento o reducción de los valores límites permisibles de nivel de presión acústica, frecuencia y otras características del ruido que se señalan en este Reglamento, cuando los adelantos tecnológicos o las condiciones demográficas o ecológicas lo hagan recomendable.

ARTICULO 4.- La Secretaría de Salubridad y Asistencia se coordinará, en su caso, con las autoridades competentes para expedir los instructivos y circulares necesarios a fin de proveer al cumplimiento de este Reglamento, que se publicarán en el "Diario Oficial" de la Federación para su debida observancia.

ARTICULO 5.- El Ejecutivo Federal dictará o promoverá ante el Congreso de la Unión, en su caso, las medidas fiscales convenientes para procurar la descentralización industrial, con objeto de reducir la contaminación ambiental por ruidos; así como para facilitar a las industrias establecidas y a las que en lo futuro se establezcan, la fabricación, adquisición e instalación de equipos y aditamentos que tengan por objeto evitar, controlar o abatir la contaminación provocada por la emisión de ruidos.

Para estos propósitos, las Secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Industria y Comercio realizarán los estudios conducentes, particularmente aquéllos que tiendan a facilitar la fabricación de equipos o la importación de los que no se produzcan en el país; la exención o reducción de impuestos, la autorización para depreciar aceleradamente con fines fiscales los equipos substituidos o de nueva adquisición y otras franquicias.

ARTICULO 6.- La Secretaría de Salubridad y Asistencia creará y presidirá una Comisión Consultiva de ruido en cada ciudad, conjunto urbano y conurbanismo, para estudiar y opinar sobre la prevención y control de la contaminación ambiental por ruido, en los términos de este Reglamento.

La Comisión podrá dar la asesoría que le soliciten los interesados.

ARTICULO 7.- Para la integración de las Comisiones Consultivas, la Secretaría de Salubridad y Asistencia invitará para que nombren un representante a:

I.- Los Gobernadores de las Entidades Federativas;

II.- Los Ayuntamientos, o al Departamento del Distrito Federal en su caso;

III.- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes;

IV.- El Congreso del Trabajo;

V.- La Confederación de Cámaras Industriales; y

VI.- La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio.

ARTICULO 8.- Las Comisiones Consultivas determinarán la forma de su funcionamiento y eligirán un coordinador y un suplente.

ARTICULO 9.- Los estudios, acuerdos y dictámenes de las Comisiones Consultivas serán presentados a las autoridades competentes con el carácter de recomendaciones, que se implantarán por dichas autoridades cuando vean viables para efectos de prevenir y controlar la contaminación ambiental originada por la emisión de ruidos.

CAPITULO II

Emisión de Ruidos

ARTICULO 10.- La Secretaría de Salubridad y Asistencia, en coordinación, en su caso, con las demás dependencias del Ejecutivo Federal, dentro de sus ámbitos de competencia, realizará los estudios e investigaciones necesarias para determinar:

I.- Los efectos molestos o peligrosos en las personas, de la contaminación ambiental originada por ruidos;

II.- La planeación, los programas y normas que deban ponerse en práctica para prevenir y controlar las causas de contaminación ambiental por ruidos;

III.- El nivel de presión acústica, frecuencia, duración y demás características de la contaminación ambiental por ruido en las zonas industriales, comerciales y habitacionales;

IV.- La presencia de ruidos específicos contaminantes del ambiente en zonas determinadas, señalando cuando proceda, zonas de restricción temporal o permanente; y

V.- Las características de las emisiones de ruido de algunos dispositivos de alarma o de situación que utilizan las fuentes fijas y las móviles.

ARTICULO 11.- Los responsables de las fuentes emisoras de ruido, deberán proporcionar a las autoridades competentes la información que se les requiera, respecto a la emisión de ruidos contaminantes de acuerdo con las disposiciones de este Reglamento.

ARTICULO 12.- Para determinar si se rebasan los niveles máximos permitidos establecidos, se realizarán mediciones según los procedimientos que se señalen en este Reglamento y en las normas oficiales aplicables.

ARTICULO 13.- Los dispositivos, aparatos electromecánicos o maquinarias de uso doméstico, comercial y agropecuario que en su funcionamiento emitan ruidos que causen daño a la salud, deberán llevar una señal que así lo indique. La Comisión Consultiva, después de oir la opinión de los interesados y previo estudio correspondiente, propondrá a las autoridades competentes cuáles aparatos recomienda que lleven la señal.

ARTICULO 14.- Para efectos de prevenir y controlar la contaminación ambiental por ruidos, se establece como nivel máximo permitido para la emisión de este contaminante proveniente de fuentes fijas, el valor de 68 dB(A) entre las seis y las veintidós horas del día y de 65 dB(A) entre las veintidós y las seis horas.

Estos serán los valores medios, medidos en forma continua o semicontinua durante un lapso no menor de 15 minutos, en el perímetro del predio, utilizando un decibelímetro normalizado, calibrado y en integración lenta, autorizado por la Secretaría de Industria y Comercio.

El plazo para cumplir los niveles máximos permitidos señalados en este artículo será de seis meses a partir del inicio de la operación de la fuente fija.

ARTICULO 15.- Cuando por razones de índole técnica y socio-económica, el responsable de una fuente fija encuentre no factible cumplir con los límites señalados en el artículo anterior, deberá presentar a la Secretaría de Salubridad y Asistencia una solicitud de fijación de nivel máximo permitido específico para esa fuente.

En esta solicitud el responsable de la fuente fija, indicará lo siguiente:

I.- Ubicación;

II.- Giro de actividad;

III.- Origen y características del ruido que rebasa los límites señalados por el artículo anterior;

IV.- Razones por las que no considera factible reducir su emisión de ruido; y

V.- Proposición de un nivel máximo permitido provisionalmente.

El plazo para presentar esta solicitud, será de cuatro meses a partir del inicio de la operación de una fuente fija.

ARTICULO 16.- La Secretaría de Salubridad y Asistencia, oyendo previamente a la Comisión Consultiva, para el caso previsto en el artículo anterior, dictará resolución debidamente fundada en la que fijará el nivel máximo permitido de emisión de ruido para la fuente fija en cuestión, que se medirá conforme a lo establecido por el artículo 14.

El responsable de la fuente fija, deberá cumplir con este nivel máximo permitido específico, en substitución del límite general señalado por el artículo 14, en un plazo no menor de tres meses ni mayor de un año a partir de su notificación.

Entretanto se dicta la resolución a que se refiere el párrafo anterior, la Secretaría de Salubridad y Asistencia fijará en forma provisional el nivel máximo permitido para cada caso.

ARTICULO 17.- Para fijar el nivel máximo permitido específico a que se refiere el primer párrafo del artículo 16, la Secretaría de Salubridad y Asistencia tomará en consideración los siguientes criterios:

I.- El riesgo a la salud que signifique la emisión del ruido proveniente de la fuente fija; se estudiarán con especial cuidado aquéllos casos en que exista contaminación ambientar por ruido, cuyo nivel medio sea de 115 dB(A±3dB durante un lapso no inferior a quince minutos, o de duración inferior a un segundo, cuyo nivel exceda a los 140 dB(A), observada en áreas donde exista la posibilidad de exposición personal inadvertida no derivada de una relación laboral;

II.- Las repercusiones económicas y sociales que tendría la implantación de las medidas para abatir la emisión del ruido a los límites establecidos en el artículo 14;

III.- Las posibilidades tecnológicas de control de la contaminación ambiental por ruido proveniente de esa fuente fija;

IV.- Las características de la zona circunvecina que se ve afectada por el ruido proveniente de esa fuente fija; y

VI.- El grado de desarrollo de la localidad en que se encuentra la fuente fija.

ARTICULO 18.- Los locales o áreas de trabajo, dentro de los recintos de industrias y talleres, se ubicarán o construirán de manera que los ruidos que se produzcan no trasciendan a los predios colindantes o a la vía pública, rebasando los niveles máximos permitidos conforme a este Reglamento.

ARTICULO 19.- Al efectuarse los estudios para elaborar el plano regulador de las poblaciones y señalarse las zonas industriales y comerciales del mismo, se tomarán en consideración las disposiciones de este Reglamento para prevenir y controlar la contaminación por ruido, y las opiniones de la Comisión Consultiva de Ruido.

ARTICULO 20.- En las fuentes fijas se podrán usar silbatos, campanas, magnavoces, amplificadores de sonido, timbres y dispositivos para advertir peligro, en situaciones de emergencia, aun cuando se rebasen los niveles máximos permitidos de emisión de ruido correspondiente, durante el tiempo y con la intensidad estrictamente necesarios para la advertencia.

ARTICULO 21.- La Secretaría de Salubridad y Asistencia, en coordinación con las autoridades competentes, será la encargada de la asesoría y supervisión técnica de aquéllos casos en que, al realizarse obras públicas o privadas, y ponerse dichas obras en servicio u operación, contaminen el ambiente por la emisión de ruidos, tomando en cuenta los horarios en que ellos se produzcan así como las características técnicas de las mismas.

ARTICULO 22.- Las autoridades competentes, no autorizarán ni permitirán la instalación y funcionamiento de circos, ferias y juegos mecánicos en la colindancia de hospitales, sanatorios, maternidades, guarderías y escuelas.

ARTICULO 23.- Para protección de los enfermos internados en hospitales, sanatorios o, en general, en aquellos establecimientos donde haya personas sujetas a tratamiento o recuperación, las autoridades competentes, de oficio o a petición de parte y oyendo previamente la opinión de la Comisión Consultiva, podrán señalar zonas de restricción temporal o permanente a la emisión de ruidos.

ARTICULO 24.- Las zonas de restricción a que se refiere el artículo anterior se definirán para cada caso particular, oyendo previamente a los interesados, señalando su extensión, los niveles máximos permitidos de ruido originado en dichas zonas, medido en la colindancia del predio que se desea, proteger, así como las medidas de prevención y control recomendables.

ARTICULO 25.- Para el uso de aparatos amplificadores de sonido y otros dispositivos similares que produzcan ruido en la vía pública, se requerirá permiso, que podrá otorgar el Departamento del Distrito Federal o la autoridad estatal o municipal competente, cuando se cumpla con los términos de este Reglamento.

ARTICULO 26.- Para autorizar la ubicación, construcción y funcionamiento de aeródromos, aeropuertos y helipuertos públicos y privados, las autoridades competentes tendrán en cuenta las opiniones de la Secretaría de Salubridad y Asistencia y de la Comisión Consultiva del Ruido, en su caso, a fin de determinar:

I.- La distancia a las áreas urbanas de la población;

II.- Las soluciones de ingeniería que resulten convenientes, en particular las distancias y ubicación de las pistas de despegue y aterrizaje, así como de su intersección con las pistas de carreteo y las áreas de estacionamiento de los aviones; y

III.- Las características arquitectónicas de los servicios auxiliares.

ARTICULO 27.- Queda prohibido sobrevolar aeronaves de hélice a una altura inferior a trescientos metros y de turbina a una altura inferior a quinientos metros sobre el nivel del suelo en zonas habitacionales, excepto en operaciones de despegue, aproximación, estudio, investigación, búsqueda, rescate o situaciones de emergencia.

ARTICULO 28.- Para prevenir y controlar la contaminación ambiental por ruidos, los organismos y empresas que presten servicios de transporte ferroviario cuidarán del correcto mantenimiento de los rieles, ruedas, durmientes, balasto y , en general, del sistema de rodamento y de enganche; así como de que las maniobras de carga y descarga y las operaciones de patio se realicen de manera tal que, en lo posible, prevengan la emisión de ruidos contaminantes.

ARTICULO 29.- Las nuevas instalaciones ferroviarias, incluyendo las vías y las estaciones, dentro de las poblaciones, se ubicarán de conformidad con lo que al respecto señale la autoridad competente urbanística en la población de que se trate y de acuerdo con el plano regulador en su caso.

En la construcción de andenes, salas de espera y demás servicios auxiliares, se aplicarán las normas técnicas de arquitectura y de ingeniería que resulten convenientes para abatir y controlar el ruido.

ARTICULO 30.- Los operadores de ferrocarriles restringirán el uso de silbatos, bocinas, campanas, sirenas y demás aditamentos similares dentro de las zonas urbanas entre las veintidós y las seis horas del día, excepto en casos de emergencia.

Los servicios ferroviarios procederán a mejorar o a implantar medidas de seguridad, utilizando señalización visual o barreras de protección.

ARTICULO 31.- Las autoridades de tránsito competentes, oyendo en su caso a la Comisión Consultiva, fijarán las rutas, horarios y límites de velocidad a los servicios públicos de autotransporte con base en las disposiciones de este Reglamento, con el objeto de prevenir y controlar la contaminación por ruido.

ARTICULO 32.- Para efectos de prevenir y controlar la contaminación ambiental por ruido emitido por fuentes móviles, se establecen como niveles máximos permitidos, expresados en dB(A), los siguientes:

TABLA No. 1

PESO BRUTO VEHICULAR

Año Modelo    Hasta    Más de 2727   Más de 3500

Anteriores a

              2727 kg     y hasta     y hasta     Más de

                          3500 kg     11001 kg    11001 kg

1977            86          88           91          98

1977 y 1978     83          85           88          95

1979            80          83           85          92

en adelante

Los valores de la Tabla No. 1 serán medidos a quince metros de distancia de la fuente y en integración rápida, de conformidad con la norma oficial correspondiente.

Para el caso de las motocicletas, así como de las bicicletas y triciclos motorizados, se aplicará la siguiente:

TABLA No. 2

Año Modelo            Nivel Máximo Permitido, dB(A)

Anterior a 1968                   93

1968 a 1975                       92

1976 a 1978                       89

1979 en adelante                  84

Los valores de la Tabla No. 2 serán medidos a 7.5 metros de distancia de la fuente y en integración rápida, de conformidad con la norma oficial correspondiente.

ARTICULO 33.- Cuando debido a las características técnicas especiales de una fuente móvil, no sea posible la aplicación de las Tablas No. 1 y 2 del artículo anterior, el responsable de la fuente podrá presentar un estudio técnico, respecto de la emisión de ruidos de dicha fuente, ante las autoridades competentes, las que señalarán los niveles máximos permitidos de emisión de ruido, así como las condiciones particulares de uso u operación a que deberá sujetarse la fuente, oyendo previamente a la Comisión Consultiva.

ARTICULO 34.- Para los efectos de este Reglamento, es de interés público la construcción de estaciones terminales de autotransporte, que se ubicarán de acuerdo con normas urbanísticas, así como la construcción de libramientos que eviten que los vehículos que usan las vías generales de comunicación, atraviesen las ciudades.

ARTICULO 35.- Queda prohibida la circulación en áreas habitacionales, de vehículos con escape abierto y de los que produzcan ruidos por el arrastre de piezas metálicas o por la carga que transportan.

ARTICULO 36.- En toda operación de carga o descarga de bultos u objetos que se realice en la vía pública y que produzca ruido reiterativamente molesto, el responsable de la operación deberá evitar la emisión de dichos ruidos, principalmente si la operación se realiza entre las veintidós y las seis horas.

ARTICULO 37.- Se prohibe la emisión de ruidos por el uso de cualquier dispositivo sonoro como campana, bocina, timbre, silbato o sirena instalado en vehículos automotores, de las veintidós a las seis horas del día, o bien cuando circulen en zonas de restricción, o a velocidad inferior a veinte kilómetros por hora, o estén parados, salvo en casos de emergencia.

Quedan exceptuados de esta disposición los vehículos de bomberos y policía así como las ambulancias, que realicen servicios de urgencia.

ARTICULO 38.- Los fabricantes, importadores, ensambladores y distribuidores de vehículos, tales como camiones, automóviles, motocicletas, aeronaves, tractores, embarcaciones y otros similares, serán responsables de que las unidades nuevas tengan silenciador o cualquier otro dispositivo técnico adecuado con eficiencia de operación aprobada por las autoridades competentes, para que el ruido del escape de los gases que se producen por el funcionamiento del motor, no rebase los niveles máximos permitidos establecidos en este Reglamento.

ARTICULO 39.- Cuando el silenciador o dispositivo a que se refiere el artículo anterior, sufra algún desperfecto que lo inutilice, el propietario procederá a su reparación o reposición por otro igual o similar, o bien adoptará las medidas necesarias con el objeto de que el vehículo cumpla con los niveles máximos permitidos establecidos en este Reglamento.

ARTICULO 40.- La Secretaría de Salubridad y Asistencia, en coordinación con las autoridades competentes, promoverá la elaboración de normas oficiales que contemplen, en las nuevas construcciones, los aspectos básicos de la contaminación ambiental por ruidos.

ARTICULO 41.- Los ruidos producidos en casas habitación por la vía puramente doméstica no son objeto de sanción. La reiterada realización de eventos ruidosos que molestan a los vecinos no se considerará como actividades puramente domésticas y en tal caso la autoridad competente, probados los hechos motivo de la queja, aplicará la sanción que corresponda.

ARTICULO 42.- Los carrillones, campanas y demás dispositivos similares que emitan ruido a la vía pública, sólo podrán operarse entre las seis y las veintidós horas.

CAPITULO III

Medidas de Orientación y Educación

ARTICULO 43.- Las dependencias del Ejecutivo Federal, dentro de sus correspondientes ámbitos de competencia, elaborarán y pondrán en práctica los planes, campañas y cualesquiera otras actividades tendientes a la educación, orientación y difusión de lo que el problema de la contaminación ambiental por el ruido significa, sus consecuencias y, en general, los medios para prevenirla, controlarla y abatirla.

ARTICULO 44.- La Secretaría de Educación Pública incluirá en sus programas educativos la enseñanza obligatoria de los aspectos elementales del origen y prevención de la contaminación ambiental por ruido, así como de los casos en que significa un peligro para la salud y el bienestar humano, acerca de lo cual se hará referencia en los libros de texto gratuitos.

ARTICULO 45.- La Secretaría de Educación Pública solicitará a las Universidades y demás instituciones de enseñanza superior del país, que auspicien la investigación científica y tecnológica de la contaminación ambiental por el ruido y la forma de combatirla, y que incluyan dentro de sus programas de estudio, las prácticas y seminarios correspondiente, así como la difusión en tesis, gacetas y revistas, de las recomendaciones técnicas y científicas que contribuyan a la prevención, disminución y control de la contaminación ambiental por ruido.

ARTICULO 46.- Las Cámaras de Industria y las nacionales de Comercio y sus respectivas Confederaciones coadyuvarán con las autoridades, orientando a sus asociados respecto a las medidas que deban adoptar para la prevención de la contaminación ambiental por ruidos.

ARTICULO 47.- Las empresas, industrias y talleres promoverán campañas educativas permanentes contra el ruido.

CAPITULO IV

De la Vigilancia e Inspección

ARTICULO 48.- La vigilancia del cumplimiento de las disposiciones del presente Reglamento, estará a cargo de la Secretaría de Salubridad y Asistencia directamente o a través de los Servicios Coordinados de Salud Pública en los Estados.

La Secretaría de Industria y Comercio será la encargada del control de la producción de fuentes móviles nuevas en las plantas de fabricación, armado o ensamble, en los términos de este Reglamento.

El Departamento del Distrito Federal y los Gobiernos de las demás entidades federativas, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y las demás que corresponda, vigilarán su cumplimiento dentro de sus respectivos ámbitos de competencia.

ARTICULO 49.- Para comprobar el cumplimiento de las disposiciones contenidas en este Reglamento, así como de aquellas que del mismo se deriva, la Secretaría de Salubridad y Asistencia realizará visitas a las fuentes fijas, con fines técnicos de investigación, de asesoría y de inspección.

ARTICULO 50.- La vigilancia relativa a fuentes móviles en circulación se realizará directamente por la Secretaría de Salubridad y Asistencia o por conducto de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a través de la Dirección General de Autotransporte Federal; del Departamento del Distrito Federal y de los gobiernos de los Estados, a través de las oficinas de tránsito correspondiente, como autoridades auxiliares.

En caso de presunción de una infracción a lo dispuesto por los artículos 32 y 33 la autoridad auxiliar que corresponda, ordenará por escrito al responsable ocurra a medir la emisión de ruido de la fuente móvil, dando un plazo de treinta días para este efecto y turnando copia de la orden de medición a la Secretaría de Salubridad y Asistencia.

La Secretaría de Salubridad y Asistencia, directamente o a través de los establecimientos por ella autorizados, realizará esta medición, para determinar si se rebasan o no los niveles máximos permitidos de emisión de ruido.

Después de practicada la medición, procederá a levantar el acta correspondiente, en la que deberá constar el resultado de la misma, debiendo entregar una copia del acta al responsable de la fuente móvil.

Si el resultado de la medición indica que se rebasa el nivel máximo permitido para esa fuente, o bien el responsable no acude a la medición en el plazo, señalado, la Secretaría de Salubridad y Asistencia le sancionará en los términos de este Reglamento.

ARTICULO 51.- Los inspectores que se designen deberán contar con los dispositivos adecuados para la medición de la emisión de ruidos y tener los conocimientos técnicos necesario de los medios de control y de los procedimientos técnicos básicos para suprimirlo, controlarlo o abatirlo.

ARTICULO 52.- Las visitas a las fuentes fijas sean de investigación, de asesoría o de inspección, deberán sujetarse a las órdenes escritas de la autoridad ordenadora, que en cada caso girará oficio, en el que se precise el objeto de la visita.

De no encontrarse en el establecimiento el propietario o encargado, el personal comisionado dejará citatorio para que lo esperen a la hora que fije, dentro de las horas hábiles, a partir del día siguiente.

De no atenderse el citatorio, la visita se practicará con la persona que se encuentre.

ARTICULO 53.- Al efectuar las visitas a que se refiere el artículo anterior el personal comisionado se identificará debidamente, exhibirá el oficio de comisión y después de practicada la diligencia, procederá a levantar el acta correspondiente, entregando un ejemplar del oficio de comisión y uno del acta, a la persona en cuya presencia se haya practicado la diligencia.

En el acta que se levante se hará constar la entrega de esos documentos y se requerirá la firma por su recibo.

ARTICULO 54.- Al iniciar la diligencia se requerirá del propietario o encargado, la designación de dos testigos que deberán permanecer durante el desarrollo de la visita. En caso de negativa, o ausencia de aquéllos, el personal comisionado podrá designarlos.

ARTICULO 55.- Los propietarios o encargados del establecimiento objeto de la visita, están obligados a permitir el acceso y dar todo género de facilidades e informes para el desarrollo de las diligencia, debiendo hacerse cuando proceda, la advertencia de las penas en que puedan incurrir quienes estorben o impidan la diligencia.

ARTICULO 56.- Si el propietario, encargado u ocupante, se negare a firmar el acta que se levante, así se hará constar en la misma pero esta circunstancia no afectará su validez.

ARTICULO 57.- El personal que haya practicado la diligencia deberá entregar o enviar, en su caso, el acta levantada, en el curso de las siguientes veinticuatro horas hábiles, a la autoridad que ordenó la diligencia.

ARTICULO 58.- Durante la práctica de la diligencia se señalarán las infracciones a lo dispuesto por este Reglamento, lo cual se hará constar en el acta correspondiente.

Al finalizar la inspección, se dará oportunidad al propietario o encargado de manifestar lo que a su derecho convenga, haciéndose constar en el acta.

ARTICULO 59.- Para los efectos de este Reglamento, no serán objeto de inspección las casas habitación, salvo que exista certeza sobre uso distinto al de habitación o sobre simulación del uso convenido y dado al inmueble.

CAPITULO V

Sanciones

ARTICULO 60.- Las infracciones a los dispuesto en los artículos 30, 32, 35, 36, 37, 39, 42 y 50 último párrafo, se sancionarán con multa de cincuenta a doscientos cincuenta pesos.

ARTICULO 61.- Las infracciones a lo dispuesto en los artículos 11, 13, 33, 38 y 55, se sancionarán con multa de cien a cinco mil pesos.

ARTICULO 62.- Las infracciones a lo dispuesto en los artículos 14, 16, 18 y 27, se sancionarán con multa de quinientos a cincuenta mil pesos.

ARTICULO 63.- Los inspectores que en el ejercicio de sus funciones no observen lo dispuesto en este Reglamento, serán sancionados con amonestación, suspensión o cese, según la gravedad de la falta. La sanción será aplicada previa audiencia del interesado.

CAPITULO VI

Procedimiento para aplicar las Sanciones

ARTICULO 64.- Turnada un acta de inspección a la autoridad competente, según el personal que la hubiera levantado, se procederá a su calificación y el resultado deberá notificarse al interesado personalmente o por correo certificado, con acuse de recibo. En caso de infracción, se le otorgarán treinta días hábiles para que formule su defensa por escrito, ofrezca, rinda pruebas y alegue lo que a su derecho convenga.

ARTICULO 65.- Transcurrido el plazo otorgado al infractor para formular su defensa, deberá dictarse resolución, fundada y motivada, dentro de los treinta días hábiles siguientes, la cual será notificada al interesado en forma personal o por correo certificado con acuse de recibo.

ARTICULO 66.- Para la calificación de las sanciones, cuando este Reglamento señale un máximo y un mínimo, se tendrá en cuenta lo siguiente:

I.- El carácter intencional o imprudencia de la acción u omisión;

II.- Las consecuencias que la contaminación origine, tomando en cuenta el daño que cause o peligro que provoque;

III.- Las condiciones económicas del infractor; y

IV.- La reincidencia.

Excluye de responsabilidades al infractor, el caso fortuito o la fuerza mayor.

CAPITULO VII

Recurso Administrativo de Inconformidad

ARTICULO 67.- A partir de la fecha de notificación de una sanción, comenzará a correr para el infractor, el término de quince días hábiles para interponer por escrito, el recurso de inconformidad a que se refiere el artículo 32 de la Ley Federal para Prevenir y Controlar la Contaminación Ambiental.

ARTICULO 68.- La autoridad que hubiere impuesto la sanción, conocerá del recurso de inconformidad. Podrá interponerse directamente ante la Dependencia o por correo certificado con acuse de recibo, caso este último en que se tendrá como fecha de presentación, la del día en que haya sido depositado el escrito correspondiente en la oficina de correos.

En el escrito en que se interponga el recurso, se ofrecerán pruebas, en los casos que proceda, conforme al artículo siguiente.

ARTICULO 69.- Al resolverse el recurso, la infracción que hubiere motivado la resolución impugnada se apreciará tal como aparezca probada ante la autoridad que impuso la sanción. Por consiguiente, no se admitirán pruebas distintas a las rendidas durante la tramitación del procedimiento relativo a la aplicación de las sanciones, a no ser que las propuestas por el interesado le hubieren sido desechadas indebidamente o no hubieran sido desahogadas o perfeccionadas por motivos no imputables al oferente. En este caso, se concederá un término de quince días para el desahogo de las mismas.

ARTICULO 70.- Admitido el recurso y, en su caso, desahogadas las pruebas a que se refiere el artículo anterior, el titular de la Dependencia dictará resolución fundada y motivada dentro de un término de treinta días hábiles. Esta resolución se notificará al interesado personalmente o por correo certificado con acuse de recibo.

ARTICULO 71.- La interposición del recurso suspenderá la ejecución de las sanciones pecuniarias si el infractor garantiza el interés fiscal en cualquiera de las formas que establece el Código Fiscal de la Federación.

CAPITULO VIII

Acción Popular

ARTICULO 72.- La acción popular para denunciar la existencia de alguna de las fuentes de contaminación a que se refiere la Ley y este Reglamento, se ejercitará por cualquier persona ante la Secretaría de Salubridad y Asistencia, bastando para darle curso, el señalamiento de los datos necesarios que permitan localizarla, así como el nombre y domicilio del denunciante.

ARTICULO 73.- Al recibir la denuncia, la autoridad identificará debidamente al denunciante y en todos los casos, oirá a la persona que pueda resultar afectada por aquélla.

ARTICULO 74.- La autoridad competente deberá efectuar las visitas, inspecciones y diligencias necesarias para la comprobación de la existencia de la contaminación denunciada, su localización, clasificación y evaluación.

Después de realizados estos trabajos, comprobatorios, si fuere procedente, se dictarán las medidas técnicas conducentes y en su caso, se procederá conforme a lo dispuesto en este Reglamento.

ARTICULO 75.- La autoridad competente, después de dictar y aplicar las medidas correspondiente, lo hará saber el denunciante en vía de reconocimiento a su cooperación cívica.

CAPITULO IX

Definiciones

ARTICULO 76.- Para los fines de este Reglamento, se entiende por:

AÑO MODELO.- Año que identifica la producción del vehículo automotor.

CALIBRACION.- Ajuste de un instrumento a fin de que sus resultados de medición sean precisos y exactos, en relación con los valores de referencia y patrones.

CONTAMINACION AMBIENTAL POR RUIDO.- La originada por la emisión de este contaminante que perjudique o moleste la salud o el bienestar humano.

DECIBEL.- Unidad que expresa la relación entre las potencias de un sonido determinado y un sonido de referencia, en escala logarítmica. Equivale a 10 veces el logaritmo de base diez del cociente de las dos cantidades. Su símbolo es dB.

FRECUENCIA.- El número de ciclos o vibraciones por unidad de tiempo (usualmente un segundo) de un tono puro. Su unidad es el Hertz, cuyo símbolo es Hz.

INTENSIDAD.- Es la intensidad del estímulo sonoro producido por una vibración acústica. Es función de la presión acústica de la frecuencia y de la complejidad de la forma de onda del sonido. Para los propósitos de este Reglamento se usa indistintamente con la expresión nivel sonoro.

NIVEL DE PRESION ACUSTICA.- Es la relación entre la presión acústica de un sonido cualquiera y una presión acústica de referencia, expresada en decibeles. Equivale a 20 veces el logaritmo de base diez del cociente de la presión acústica señalada y la de referencia que es de 2X10-5 Newton/metro2. Se expresa en dB re 2X40 5 N/m2; donde N es Newton, m es metro y re referido a.

PESO BRUTO VEHICULAR.- Peso vehicular más la capacidad de pasaje y/o carga útil del vehículo, según la especificación del fabricante.

PLANO REGULADOR.- Dibujo en el que se delimitan distintas zonas residenciales, comerciales, industriales, viales, recreativas, de servicio, etc., de una población de acuerdo con un conjunto de normas y programas tendientes a establecer y guiar el desarrollo integral óptimo cualitativo y cuantitativo de la misma, a fin de prever que las actividades de esas zonas no afecten negativamente las de las otras ni a sus habitantes.

RESPONSABLE DE FUENTE ARTIFICIAL DE CONTAMINACION AMBIENTAL POR RUIDO.- Toda persona física o moral, pública o privada, que sea responsable legal de la operación, funcionamiento o administración general de cualquier fuente fija o móvil.

RUIDO.- Todo sonido indeseable.

ARTICULO 77.- Se consideran como fuentes artificiales de contaminación ambiental por ruidos las siguientes:

I.- Fijas.- Que comprenden fábricas, talleres, comercios, termoeléctricas, refinerías, plantas químicas y similares, que producen contaminación cinegéticos y polígonos de tiro; y

II.- Móviles.- Que comprenden aviones, helicópteros, embarcaciones, ferrocarriles, tranvías, camiones, automóviles, motocicletas, tractores y demás similares.

TRANSITORIOS

ARTICULO 1.- Este reglamento entrará en vigor a los sesenta días de su publicación en el "Diario Oficial" de la Federación.

ARTICULO 2.- Se abroga el Reglamento contra el Ruido para el Distrito y Territorios Federales de 12 de febrero de 1952, publicado en el "Diario Oficial" del 4 de marzo del mismo año y se derogan todas las disposiciones que se opongan al presente Reglamento.

ARTICULO 3.- Los responsables de las fuentes fijas en operación al entrar en vigor este Reglamento dispondrán de un plazo de dos años para ajustarse al nivel máximo permitido que establecer el artículo 14 de este Reglamento, y de un plazo de cuatro meses para presentar la solicitud a que se refiere el artículo 15.

ARTICULO 4.- Los responsables de las fuentes móviles en circulación al entrar en vigor este Reglamento dispondrán de un plazo de seis meses para ajustarse al nivel máximo permitido que establece el artículo 32 de este Reglamento, y de un plazo de tres meses para presentar el estudio a que se refiere el artículo 33.

ARTICULO 5.- Los plazos a que se refieren los artículos 3 y 4 transitorios empezarán a contarse a partir de la fecha en que entre en vigor este Reglamento.

Dado en la Residencia del Poder Ejecutivo Federal, en la ciudad de México, Distrito Federal, a los diecinueve días del mes de septiembre de mil novecientos setenta y cinco.- Luis Echeverría Alvarez.- Rúbrica.- El Secretario de Recursos Hidráulicos, Leandro Rovirosa Wade.- Rúbrica.- El Secretario de Salubridad y Asistencia, Gines Navarro de León.- Rúbrica.- El Secretario de la Defensa Nacional, Hermenegildo Cuenca Días.- Rúbrica.- El Secretario de Marina, Luis M. Bravo Carrera.- Rúbrica.- El Secretario de Hacienda y Crédito Público, José López Portillo.- Rúbrica.- El Secretario de Industria y Comercio, José Campillo Sáinz.- Rúbrica.- El Secretario de Agricultura y Ganadería, Oscar Brauer Herrera.- Rúbrica.- El Secretario de Comunicaciones y Transportes, Eugenio Méndez Docurro.- Rúbrica.- El Secretario de Educación Pública, Víctor Bravo Ahuja.- Rúbrica.- El Secretario del Trabajo y Previsión Social, Porfirio Muñoz Ledo.- Rúbrica.- El Secretario de la Reforma Agraria, Augusto Gómez Villanueva.- Rúbrica.- El Jefe del Departamento del Distrito Federal, Octavio Sentíes Gómez.- Rúbrica.

En el documento que usted está visualizando puede haber texto, caracteres u objetos que no se muestren debido a la conversión a formato HTML, por lo que le recomendamos tomar siempre como referencia la imagen digitalizada del DOF o el archivo PDF de la edición.
 


CONSULTA POR FECHA
Do Lu Ma Mi Ju Vi
crear usuario Crear Usuario
busqueda avanzada Búsqueda Avanzada
novedades Novedades
top notas Top Notas
quejas y sugerencias Quejas y Sugerencias
copia Obtener Copia del DOF
versif. copia Verificar Copia del DOF
enlaces relevantes Enlaces Relevantes
Contacto Contáctenos
filtros rss Filtros RSS
historia Historia del Diario Oficial
estadisticas Estadísticas
estadisticas Vacantes en Gobierno
estadisticas Ex-trabajadores Migratorios
INDICADORES
Tipo de Cambio y Tasas al 22/01/2021

DOLAR
19.7393

UDIS
6.629505

TIIE 28 DIAS
4.4615%

TIIE 91 DIAS
4.4295%

TIIE DE FONDEO
4.33%

Ver más
ENCUESTAS

¿Le gustó la nueva imagen de la página web del Diario Oficial de la Federación?

 

0.110712001508857610.jpg 0.192286001221699769.jpg 0.821786001312920061.gif 0.475545001508857915.jpg
Diario Oficial de la Federación

Río Amazonas No. 62, Col. Cuauhtémoc, C.P 06500, Ciudad de México
Tel. (55) 5093-3200, donde podrá acceder a nuestro menú de servicios
Dirección electrónica: www.dof.gob.mx

113

AVISO LEGAL | ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2019