PROGRAMA Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía 20092012

PROGRAMA Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía 20092012.

Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía 20092012
Resumen ejecutivo
El Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía 2009-2012 (Programa) identifica oportunidades para lograr el óptimo aprovechamiento de la energía y generar ahorros sustanciales para el país en el mediano y largo plazo. El Programa define una estrategia integral para abordar y capturar el impacto mediante acciones identificadas en el consumo final de la energía, priorizando las medidas que concentran el grueso del impacto potencial.
Este Programa se concentra en estrategias de aprovechamiento sustentable en los usos finales de la energía. El desarrollo de estrategias de aprovechamiento sustentable en la transformación y recirculación de energéticos, que representan casi 40% del consumo de energía del país, será abordado por la Estrategia Nacional de Energía (ENE), ya que las oportunidades de eficiencia energética en estas áreas tienen implicaciones importantes en elementos clave que definen la política energética del país y que, de acuerdo a lo que estipula el artículo 33 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal (APF), deberá ser enviada al Congreso de la Unión en febrero de 2010. Se espera que en la ENE, los principales responsables de la generación y transformación de energía, Petróleos Mexicanos (PEMEX) y Comisión Federal de Electricidad (CFE), propongan objetivos, metas, estrategias y líneas de acción para lograr el aprovechamiento sustentable de la energía en los procesos de transformación y recirculación de productos energéticos.
En México el consumo final de energía representó el 56% del consumo nacional energético en 2008. Dentro del consumo final de energía, más del 90% de éste se concentra en los sectores transporte, industrial, residencial y comercial, y se espera que estos sectores continúen siendo los de mayor consumo final de energía en el futuro. Para el 2030 se espera, en particular, que el sector transporte represente aproximadamente el 50% del consumo final de energía, seguido por el sector industrial con el 30% de consumo y por los sectores residencial, comercial y público que concentren aproximadamente el 15%.
De acuerdo con las características de los sectores de mayor consumo, los energéticos de mayor utilización son: en el sector transporte la gasolina y el diesel; en la industria el gas natural (GN) y la electricidad, y en el sector residencial la electricidad y el gas licuado de petróleo (GLP).
No se espera un gran cambio en la proporción de uso de estos energéticos y hacia el 2030 se espera que continúen representando el grueso del consumo.
En la actualidad existen diferencias entre las tecnologías que pueden utilizarse a lo largo de los sectores de consumo. Estas diferencias presentan oportunidades concretas para aumentar la eficiencia energética en el uso final de energía. Como puede verse en la figura 1 el potencial de ahorro de energía es distinto para los sectores en función del total del consumo energético y la oferta tecnológica existente en equipos nuevos.
Figura 1
 
Rangos de eficiencia energética disponible en los sectores de consumo final de energía

Como puede observarse en la figura anterior, el sector transporte es el sector de mayor consumo energético y tiene un amplio rango de eficiencia energética entre las tecnologías disponibles. Por otro lado, el consumo de energía por iluminación representa una segunda área de consumo de especial interés, pues si bien el consumo total de energía es bajo en relación con el de otros sectores, ésta es el área de oportunidad con mayor rango de eficiencia entre las distintas opciones tecnológicas disponibles.
Con apoyo de la Curva de Costos de Abatimiento de Energía derivada de la Curva de Costos de Abatimiento de Gases de Efecto Invernadero, se identificaron 7 áreas de oportunidad en los que se centrará este Programa. Estas áreas de oportunidad representan oportunidades costo-efectivas para aumentar la eficiencia energética en el mediano y largo plazo y, por tanto, reducir el consumo de energía en los sectores abordados. Las 7 áreas de oportunidad prioritarias consideradas son:
     Transporte. Aborda el consumo de energía en el transporte automotor, tanto ligero y mediano, así como de carga pesada.
     Iluminación. Comprende las necesidades de iluminación a lo largo de los sectores residencial, comercial, servicios e industrial, así como dentro de las dependencias y entidades de la APF y dentro de gobiernos estatales y locales.
     Equipos del hogar y de inmuebles. Se refiere al consumo de energía derivado del uso de los electrodomésticos, electrónicos y equipos de mayor consumo dentro de los hogares, incluyendo aire acondicionado, refrigeración, ventilación y calentamiento de agua.
     Cogeneración. Identifica la posibilidad de ahorro de energía en las industrias con potencial latente de cogeneración.
     Edificaciones. Aborda las oportunidades de ahorro de energía derivado de mejoras en las prácticas de construcción.
 
     Motores industriales. Actúa sobre el consumo de energía en motores trifásicos de menos de 75 HP, ya que éstos representan la gran mayoría del parque y del consumo de motores en el país.
     Bombas de agua. Comprende el consumo de energía para fines de bombeo agrícola y municipal.
En la figura 2 se presenta la Curva de Eficiencia Energética y se señalan las áreas de oportunidad costo-eficientes.
Figura 2
 
Áreas de oportunidad enfocadas en usos finales de energía

Una vez identificados las áreas costo-efectivas, se analizaron experiencias internacionales a fin de identificar las mejores prácticas y se buscó entender el contexto nacional de cada área de oportunidad, para después definir las estrategias relevantes dentro de cada área.
EXPERIENCIA INTERNACIONAL
Las acciones realizadas en materia de eficiencia energética a nivel internacional se centran en dos tipos de acciones:
1.     Promoción del cambio tecnológico.
2.     Promoción de cambio de comportamiento en usuarios finales.
1. Promoción del cambio tecnológico
Dentro de las acciones definidas destacan las acciones emprendidas para:
     El establecimiento de marcos regulatorios que impulsen la adopción de medidas de eficiencia energética.
     La utilización de incentivos económicos a fin de influir en las elecciones tecnológicas de los usuarios finales (incluyendo apoyos económicos a grupos marginados), favoreciendo las tecnologías más eficientes y/o penalizando las tecnologías ineficientes.
     La promoción de tecnologías de alta eficiencia a través de la certificación, con el fin de generar mayor conciencia en la población y de difundir la disponibilidad de mejores tecnologías.
2. Promoción de cambio de comportamiento en usuarios finales
Se destacan esfuerzos específicos para capturar medidas de eficiencia energética impulsando el cambio de comportamiento mediante:
     La difusión de mejores prácticas a través de campañas informativas enfocadas en los grupos relevantes.
 
     La utilización de incentivos económicos y no-económicos para fomentar la adopción de hábitos tendientes al aprovechamiento sustentable de la energía.
CONTEXTO NACIONAL ACTUAL
En México se han realizado acciones para capturar oportunidades de eficiencia energética a lo largo de las áreas de oportunidad identificadas, capturándose una parte del potencial existente. Las acciones realizadas han tenido cuatro objetivos principales: apoyar a grupos marginados, definir estándares para equipos y sistemas, incentivar económicamente el cambio tecnológico y fomentar el cambio de patrones de comportamiento. Algunas de las actividades realizadas con anterioridad son:
1.     Apoyo a grupos marginados. Se han llevado a cabo acciones y programas en los que se apoya directamente a grupos menos favorecidos:
a.   Programa de Sustitución de Equipos Electrodomésticos para el Ahorro de Energía (¡Cambia tu viejo por uno nuevo!).
b.   Campañas de entrega de focos de alta eficiencia a segmentos marginados.
c.    Incorporación de focos de alta eficiencia como uno de los componentes en las hipotecas verdes.
2.     Definición de estándares para equipos y sistemas (normalización). México cuenta con múltiples normas de eficiencia y programas que fomentan la eficiencia de los equipos a lo largo de las áreas de oportunidad:
a.   Programa de normalización de estándares de eficiencia energética en equipos del hogar y de inmuebles (es decir, electrodomésticos, equipos de acondicionamiento de aire y calentadores de agua).
b.   Norma de alumbrado público y norma de eficiencia de lámparas fluorescentes compactas (LFC) autobalastradas.
c.    Normas de eficiencia mínima en motores trifásicos y monofásicos.
d.   Norma de estándares de envolventes para edificios no-residenciales.
3.     Utilización de incentivos económicos para el cambio tecnológico. Se han utilizado para detonar el cambio tecnológico a través de:
a.   Programa de Renovación Vehicular.
b.   Programa de sustitución de taxis.
c.    Eliminación de cargas impositivas a equipos de cogeneración.
d.   Programa de sustitución de motores ineficientes.
e.   Apoyo para realizar mejoras en los sistemas de bombeo municipales.
f.    Financiamiento de viviendas verdes (incluye aislamiento, iluminación, calentadores de agua eficientes y/o solares, sistemas para ahorro de agua).
g.   Programa de rehabilitación de sistemas de bombeo agrícola.
4.     Cambio de patrones de comportamiento. Se han realizado esfuerzos para motivar cambio de comportamiento en los usuarios:
a.   Difusión de mejores prácticas de manejo (flotas privadas y APF).
b.   Identificación de productos eficientes a través de "Sello FIDE"
5.     Otros. Se han venido realizando esfuerzos puntuales con la APF, incluyendo la instalación y puesta
en marcha del "Protocolo de actividades para la implementación de acciones de eficiencia energética en inmuebles, flotas vehiculares e instalaciones de la APF", en los que se han definido metas de ahorro en el consumo de combustibles de la flota vehicular, parámetros en el consumo de electricidad en inmuebles y estrategias encaminadas a alcanzar el uso eficiente de energía en los procesos en empresas paraestatales.
Algunos de estos programas han resultado muy exitosos, como el programa de sustitución de electrodomésticos, que ha logrado sustituir más de 100 mil equipos (refrigeradores y equipos de acondicionamiento de aire).
No obstante lo anterior, aún existe un gran potencial de captura por eficiencia energética que será abordado por el Programa.
Para cada una de las áreas de oportunidad identificadas se definió un objetivo y se desarrollaron estrategias para sustentar dicho objetivo (véase figura 3):
Figura 3
 
Definición de objetivos y estrategias

Partiendo del análisis de los objetivos y estrategias de las 7 áreas de oportunidad y de las palancas identificadas de eficiencia energética, se definieron 26 líneas de acción a incluir en el Programa. Las líneas de acción definidas incorporan:
     Lineamientos al sector público (lineamientos para la adopción de tecnologías eficientes, programas de información y difusión de mejores prácticas, entre otros).
     Programas enfocados en usuarios finales de energía (como normalización y apoyo a grupos marginados).
     Desarrollo de capacidades en materia de eficiencia energética (por ejemplo: realización de campañas de promoción, desarrollo de profesionistas).
La figura 4 presenta la lista con las 26 líneas de acción estipuladas por el Programa.
Figura 4
 
Líneas de acción

POTENCIAL A CAPTURAR DE APROVECHAMIENTO SUSTENTABLE DE ENERGÍA
Se espera que las líneas de acción a instrumentarse definidas den como resultado un ahorro energético acumulado hacia el 2012 de 43 TWh en el consumo energético nacional, donde la reducción en el consumo energético para iluminación es el principal contribuyente a este ahorro, representando aproximadamente 40% de la captura a esa fecha. Al 2030, se espera una reducción de hasta 4,017 TWh, equivalente a aproximadamente tres años de consumo final de energía al ritmo actual. Por último, hacia el 2050 el impacto estimado de las estrategias y de la proyección de las mismas, así como del consumo, se estima en 16,417 TWh.
Las áreas de oportunidad que presentan el mayor potencial de reducción en el consumo energético son: transporte (9.0 TWh 2010-2012), iluminación (19.2 TWh al 2010-2012), equipos del hogar y de inmuebles (6.6 TWh 2010-2012), cogeneración (2.1 TWh 2010-2012), edificaciones (1.4 TWh 2010-2012), motores industriales (3.5 TWh 2010-2012) y bombas de agua (0.2 TWh 2010-2012). El potencial de captura acumulado al 2030 se muestra en la figura 5.
Figura 5
 
Potencial de reducción de consumo final acumulado al 2030

La captura del impacto se da de manera gradual, de acuerdo con los tiempos específicos de cada línea de acción. Con la implementación de las estrategias propuestas, el consumo se reduciría hasta en un 18% en el 2030 en comparación con el caso de referencia.
La figura 6 nos muestra el estimado de la evolución del consumo energético del país tomando en cuenta las 26 líneas de acción propuestas.
Figura 6
 
Beneficios derivados de las medidas de aprovechamiento sustentable de la energía

Como se verá en el capítulo específico para cada área de oportunidad, es necesario comenzar a trabajar inmediatamente en las líneas de acción con el fin de lograr los tiempos definidos para la implementación de éstas y lograr la captura del potencial lo más pronto posible.
Las líneas de acción se presentan a continuación considerando su orden de prioridad y sus beneficios económicos netos.
Figura 7
 
Calendarización de las líneas de acción de acuerdo a su orden de prioridad

Contenido
Resumen ejecutivo
Experiencia internacional
Contexto nacional actual
Potencial a capturar de aprovechamiento sustentable de energía
Contenido
Sección 1: Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía 2009-2012
Fundamento del Programa
Propósito del Programa
Visión de México al 2024, AL 2030 y al 2050
Sección 2: Ejes de política pública y objetivos del Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 a los que contribuye el Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía 2009-2012
Sección 3: Objetivos, indicadores y metas
Objetivo 1: Incrementar el rendimiento del parque vehicular nacional
Objetivo 2: Incrementar la eficiencia del parque de focos para iluminación
Objetivo 3: Incrementar la eficiencia del parque de equipos del hogar e inmuebles
Objetivo 4: Incrementar la capacidad de cogeneración
Objetivo 5: Reducir el consumo energético por acondicionamiento de ambiente en edificaciones
Objetivo 6: Incrementar la eficiencia del parque de motores industriales de mayor consumo
Objetivo 7: Incrementar la eficiencia de los sistemas de bombeo de agua
 
Sección 4: Diagnóstico de los sectores, estrategias y líneas de acción para el logro de objetivos
Transporte
Contexto nacional
Comparativo internacional y mejores prácticas
Objetivo 1
Estrategias y líneas de acción
Impacto esperado y plan de acción
Iluminación
Contexto nacional
Comparativo internacional y mejores prácticas
Objetivo 2
Estrategia y líneas de acción
Impacto esperado y plan de acción
Equipos del hogar y de inmuebles
Contexto nacional
Comparativo internacional y mejores prácticas
Objetivo 3
Estrategias y líneas de acción
Impacto esperado y plan de acción
Cogeneración
Contexto nacional
Comparativo internacional y mejores prácticas
Objetivo 4
Estrategia y línea de acción
Impacto esperado y plan de acción
Edificaciones
Contexto nacional
Comparativo internacional y mejores prácticas
Objetivo 5
Estrategias y líneas de acción
Impacto esperado y plan de acción
Motores industriales
Contexto nacional
Comparativo internacional y mejores prácticas
Objetivo 6
Estrategias y líneas de acción
Impacto esperado y plan de acción
Bombas de agua
Contexto nacional
 
Comparativo internacional y mejores prácticas
Objetivo 7
Estrategia y líneas de acción
Impacto esperado y plan de acción
Consolidación del impacto de las estrategias
Elementos de política transversal
1. Fortalecimiento institucional
2. Coordinación interinstitucional
3. Educación, capacitación, información y comunicación
4. Vinculación con el Exterior
Listado de figuras y tablas
Figuras
Tablas
Abreviaturas
Anexos:
Metodología
Sección 1: Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía 2009-2012
El Programa identifica oportunidades para lograr el óptimo aprovechamiento de la energía y generar ahorros sustanciales para el país en el mediano y largo plazo. Dicho Programa define una estrategia integral para abordar y capturar el impacto en el consumo final de la energía, priorizando las medidas que concentran el grueso del impacto potencial; de esta manera se contribuye a la sustentabilidad energética del país.
México es un país cuyos recursos energéticos han jugado un papel fundamental para impulsar el desarrollo económico y elevar la calidad de vida de la población. La salud, la alimentación, el transporte, la educación y en general el bienestar dependen en gran medida de la disponibilidad suficiente y económica de los servicios energéticos.
La temporalidad de las reservas probadas de hidrocarburos ascienden a una relación reserva-producción de 9.9 años a 2009, mientras que dicha relación para las probables y posibles, fue de 19.9 y 30 años respectivamente. Esta disponibilidad ha permitido la oferta de combustibles y electricidad siendo un motor del desarrollo nacional. Sin embargo, estos recursos son finitos y la producción barata de petróleo es cosa del pasado, cada vez será mas difícil encontrar y producir hidrocarburos y su costo de oportunidad se irá incrementando conforme transcurra el tiempo. Por lo tanto es muy importante, el tomar acciones necesarias para que la utilización de estos energéticos sea de lo mas eficiente, que se aproveche íntegramente, que no se desperdicie y que se avance en la utilización de equipos y tecnologías modernas que se han diseñado para crear una economía de baja intensidad energética.
En México el consumo final de energía representó el 56% del consumo nacional energético en 2008. Dentro del consumo final de energía, más del 90% de éste se concentra en los sectores transporte, industrial, residencial y comercial, y se espera que estos sectores continúen siendo los de mayor consumo final de energía en el futuro.
FUNDAMENTO DEL PROGRAMA
La Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía, publicada el 28 de noviembre de 2008, define al Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía como el instrumento mediante el cual el Ejecutivo Federal, establecerá estrategias, objetivos, acciones y metas que permitan alcanzar el uso óptimo de la energía.
El artículo 7 de la mencionada Ley, prevé la orientación respecto al contenido del Programa de lo que se desprenden tres frentes: (1) lineamientos al sector público, (2) programas a usuarios finales de energía (destacando el apoyo a grupos marginados), y (3) desarrollo de capacidades en materia de aprovechamiento sustentable de la energía:
1.     Lineamientos al sector público
       Fracción I. Prestar los bienes y servicios a cargo de las dependencias y entidades de la APF con las mejores prácticas disponibles de eficiencia energética.
       Fracción II. Elaborar y ejecutar programas permanentes a través de las dependencias y entidades de la APF para el aprovechamiento sustentable de la energía y aplicar criterios de aprovechamiento sustentable de la energía en adquisiciones, arrendamientos, obras y servicios que contraten.
2.     Programas a usuarios finales de energía
       Fracción VI. Promover la aplicación de tecnologías y el uso de equipos, aparatos y vehículos eficientes energéticamente.
       Fracción VII. Establecer un programa de normalización para la eficiencia energética.
       Fracción VIII. Procurar que la población cuente con información veraz y efectiva en relación con el consumo energético de, entre otros, los equipos, aparatos y vehículos que requieren del suministro de energía para su funcionamiento.
       Fracción IX. Establecer una estrategia para la modernización del transporte colectivo de grandes distancias y cercanías basado en sistemas de transportes eléctricos de tal manera que se logre revertir en el largo plazo la tendencia al uso de transporte individual consumidor de hidrocarburos, y
       Fracción X. Formular una estrategia para la sustitución de lámparas incandescentes por lámparas fluorescentes ahorradoras de energía eléctrica.
3.     Desarrollo de capacidades en materia de aprovechamiento sustentable de la energía
       Fracción III. Propiciar la investigación científica y tecnológica en materia de aprovechamiento sustentable de la energía.
       Fracción IV. Incluir en los programas de estudios a nivel de educación básica, media y media superior temas de aprovechamiento sustentable de la energía.
       Fracción V. Promover, a nivel superior, la formación de especialistas en materia de aprovechamiento sustentable de la energía.
El marco conceptual definido en la Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía nos invita a formular las líneas de acción orientadas hacia esos frentes.
PROPÓSITO DEL PROGRAMA
Del artículo 7 de la Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía se desprende que el Programa deberá fomentar el aprovechamiento sustentable de la energía enfocándose principalmente en medidas de eficiencia energética en el consumo final de energía.
Este Programa se concentra en estrategias de aprovechamiento sustentable en los usos finales de la energía. El desarrollo de estrategias de aprovechamiento sustentable en la transformación y recirculación de energéticos, que representan casi 40% del consumo de energía del país, será abordado por la Estrategia Nacional de Energía (ENE), ya que las oportunidades de eficiencia energética en estas áreas tienen implicaciones importantes en elementos clave que definen la política energética del país y que, de acuerdo a lo que estipula el artículo 33 de la Ley Orgánica de la APF, deberá ser enviada al Congreso de la Unión en febrero de 2010.
Se espera que en la ENE, los principales responsables de la generación y transformación de energía, PEMEX y CFE, propongan objetivos, metas, estrategias y líneas de acción para lograr el aprovechamiento sustentable de la energía en los procesos de transformación y recirculación de productos energéticos.
Por lo tanto, el Programa se enfoca en el consumo final de energía, que en 2008 representó el 56% del consumo nacional energético. La figura 8 presenta la distribución del consumo total nacional.
Figura 8
 
Consumo nacional de energía, histórico TWh

Entre 1998 y 2008 el consumo creció a una tasa anual promedio del 2.6%, aunque entre 2003 y 2008 logró un crecimiento acelerado de aproximadamente el 4.9%.
VISIÓN DE MÉXICO AL 2024, AL 2030 Y AL 2050
El Programa pretende consolidar un patrón de desarrollo en el que la reducción del consumo energético no incida desfavorablemente en el crecimiento económico. Por tanto, este Programa identifica oportunidades de aprovechamiento sustentable de energía para incrementar la eficiencia energética del país limitando el crecimiento del consumo energético sin impactar las prospectivas de desarrollo económico de mediano y largo plazo.
La evolución esperada del consumo final de energía responde a la evolución de la economía nacional. Se proyecta un crecimiento económico promedio de 2.7% por año al 2024 y 2.8% por año al 2030. Esto conlleva un crecimiento en el consumo final de energía a una tasa anual promedio de aproximadamente 2.6% tanto hacia el 2024 como el 2030. Cabe señalar que, bajo un escenario de crecimiento económico mayor, el crecimiento del consumo final de energía también aumentaría, ahondando la importancia de desarrollar, impulsar y ejecutar estrategias para el aprovechamiento sustentable de la energía.
Para poder tener una visión de México al 2024, 2030 y al 2050, se define un caso de referencia en el que no se contemplan acciones adicionales a las mejoras naturales para capturar oportunidades de eficiencia energética. La construcción del caso de referencia se realiza utilizando la información disponible por los actores del sector. Se parte del consumo reportado en el Balance Nacional de Energía 2008 y se utilizan tasas de crecimiento por sector. Estas tasas de crecimiento se obtienen a partir de un entendimiento granular de los sectores y/o proyecciones econométricas. La figura 9 nos presenta la visión de México al 2024 y al 2030 en el caso de referencia.
 
Figura 9
Como puede observarse, se proyectan tasas de crecimiento distintas a las observadas en el pasado. El incremento sustancial de las tasas de crecimiento de los sectores industrial y residencial se deriva del crecimiento económico esperado. Adicionalmente, es necesario destacar que se espera una reducción en el consumo del sector transporte principalmente causado por una mejora inercial en la eficiencia de los autos nuevos.
De acuerdo con las características de los sectores de mayor consumo, los energéticos de mayor utilización son en el sector transporte la gasolina y el diesel, en la industria el GN y la electricidad, en el sector residencial la electricidad y el GLP.
La figura 10 presenta la distribución esperada de consumo de combustibles por sector estimada al 2030.
Figura 10
 
Para identificar oportunidades de reducción del consumo energético deberá pensarse en aprovechar las mejoras tecnológicas que afecten esta concentración de consumo.
En la figura 11 se presenta el rango de eficiencia de ciertos equipos para establecer un marco de referencia y poder identificar oportunidades de reducción en el consumo. En ésta, el eje horizontal representa la oportunidad de reducción de consumo entre tecnologías disponibles para cada área de oportunidad. El eje vertical muestra el crecimiento esperado en el consumo energético de cada una de estas áreas. El tamaño de la burbuja representa el consumo actual de energía de cada una de las áreas, por lo que es un indicativo de su importancia relativa.
Figura 11
 
Rangos de eficiencia energética disponibles al 2009 en los sectores de consumo final de energía

Para identificar oportunidades específicas, se siguió una metodología acorde con la utilizada previamente en el sector (véase Anexo 1, Metodología).
Se construye una curva de eficiencia energética que considera 62 palancas que impactan el consumo final de energía, mismas que fueron agrupadas en áreas de oportunidad. Así, las áreas de oportunidad que presentaron costos negativos para el país, es decir, para los que el beneficio económico en el 2030 es mayor que la inversión incremental anualizada en ese año, constituyen las áreas de oportunidad que persigue el Programa: transporte; iluminación; equipos del hogar y de inmuebles; cogeneración; edificaciones; motores industriales, y bombas de agua.
La figura 12 presenta la agrupación de la curva en áreas de oportunidad y su potencial de abatimiento en términos energéticos. En el eje horizontal se presenta el potencial de abatimiento de energía en el 2030, mientras que el eje vertical, se presenta la diferencia entre la inversión anualizada y el ahorro operativo en el 2030.
Figura 12
 
Áreas de oportunidad enfocados en usos finales de energía

Para cada uno de las áreas de oportunidad identificadas se definió un objetivo y se desarrollaron estrategias para sustentar dicho objetivo (véase figura 13):
Figura 13
 
Definición de objetivos y estrategias

Para cada una de las estrategias planteadas se definen líneas de acción, las cuales describen las acciones de eficiencia energética específicas a realizar en cada uno de las áreas de oportunidad. Para definir la visión energética del país en el 2030 y el 2050, se contemplan los cambios esperados en el consumo, derivados de la implementación de las estrategias y líneas de acción identificadas en el Programa. Este Programa plantea la realización de 26 líneas de acción a lo largo de las áreas de oportunidad costo-efectivos previamente identificadas.
La figura 14 presenta las líneas de acción estipuladas por el Programa, agrupadas por área de oportunidad y de acuerdo a lo establecido en la Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía: lineamientos al sector público, programas a usuarios finales de energía y desarrollo de capacidades en materia de aprovechamiento sustentable de la energía. Adicionalmente, estas líneas de acción fueron desarrolladas tomando en cuenta los programas en curso para evitar la duplicidad de esfuerzos.
Figura 14
 
Líneas de acción

Por la ejecución de estas líneas de acción, para el 2030 se espera una reducción del consumo final energético de entre el 12 y el 18%. La figura 15 presenta la visión del consumo energético nacional tras la implementación de medidas para el aprovechamiento sustentable de la energía.
Figura 15
 
Beneficios derivados de las medidas de aprovechamiento sustentable de la energía

Como se observa en la figura anterior, el impacto en el 2030 se estima entre 2,566 y 4,017 TWh acumulados en el período del 2010 al 2030. Este rango contempla diferentes niveles de éxito de las áreas de oportunidad como se muestra en la figura 6. Hacia el 2012 se observa una reducción en el consumo de aproximadamente 43 TWh
Dado que el entorno internacional realiza proyecciones de largo plazo, se ha construido un escenario al 2050 utilizando las proyecciones de la International Energy Agency (IEA). La proyección para México, a partir del 2030 y hacia el 2050, se realiza aplicando el cambio de tendencia de crecimiento que ocurre para el escenario de referencia y para el caso de abatimiento global a partir del 2030 y hacia el 2050. Este cambio de tendencia es causado por el incremento en la penetración de tecnologías eficientes, así como por el desarrollo e incorporación de tecnologías más limpias y eficientes (como puede ser el transporte a base de celdas de hidrógeno), entre otros.
Para México este estimado implica una disminución en la tasa de crecimiento entre el 2030 y el 2050 de 0.6 puntos porcentuales con respecto a la tasa de crecimiento entre 2008 y el 2030. De este modo, se continúa esperando un crecimiento en el consumo energético del país, pero a un ritmo menor. La figura 16 presenta la proyección del caso de referencia al 2050.
Figura 16
 
Proyección de consumo al 2050 TWh

La proyección hacia el 2050 asume una tasa menor de crecimiento promedio entre el 2030 y el 2050 en relación con los años previos debido a tres factores principales:
     Existe una desaceleración en el crecimiento poblacional hacia el 2050.
     La economía se encuentra en un mayor nivel de madurez, enfocada en actividades productivas del sector secundario y terciario con menor intensidad energética.
     El escenario de referencia considera mejoras inerciales en el desarrollo tecnológico.
El crecimiento del consumo energético es impulsado principalmente por el crecimiento en el consumo de energía del sector transporte, el cual, en 2008 representó casi el 50% de la energía para uso final del país y se considera que tiene un potencial sustancial para continuar en aumento hacia el futuro, debido a la aún baja tasa de motorización nacional con relación a los valores observados en otros países.
El crecimiento económico impulsa también el crecimiento del sector industrial, así como el consumo energético derivado de éste.
En la medida en que la economía nacional vaya creciendo hacia el futuro, se espera un aumento en el consumo energético per cápita. Esto se debe a que, en comparación con países industrializados, México aún tiene un consumo energético per cápita bajo, lo que es indicativo del potencial latente de crecimiento de éste hacia el futuro.
Para el 2050 la implementación de medidas de aprovechamiento sustentable de energía continuará generando ahorros energéticos sustanciales. La figura 17 muestra la reducción del consumo final al 2050.
Figura 17
 
Potencial de reducción de consumo final acumulado

Se estima que la continua implementación de estrategias y sus respectivas líneas de acción de eficiencia energética tiene potencial para derivar en un ahorro de hasta el 18% del consumo final de energía al 2030 y de hasta un 23% al 2050, con respecto al escenario de referencia.
El ahorro acumulado se estima en 43 TWh al 2012, 4,017 TWh al 2030 y en 16,417 TWh al 2050. El ahorro acumulado al 2030 equivale a aproximadamente tres años del consumo final al ritmo actual y a más de 12 años con el potencial acumulado a capturar al 2050.
Precios relativos de los energéticos
Es necesario destacar que los precios relativos de los energéticos a los usuarios finales son un factor en el éxito de la implementación de las líneas de acción planteadas por el Programa. La perspectiva de los usuarios respecto a estos precios influenciará las decisiones tomadas por los mismos en torno a la selección de tecnologías así como al consumo total de energía. Aunque la política de precios tiene un impacto directo en el consumo energético de los usuarios finales, la formulación de pronósticos sobre los precios relativos parece aventurada ya que, entre otros factores, los combustibles están normalmente ligados a mercados internacionales, por lo que éstos resultan altamente volátiles.
 
Sección 2: Ejes de política pública y objetivos del Plan Nacional de Desarrollo 20072012 a los que contribuye el Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía 2009-2012
La siguiente tabla presenta la alineación de las estrategias planteadas por el Programa con el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 (PND).
Tabla 1: Alineación de estrategias con el PND
 
Eje del PND
Objetivo del PND
Objetivo del Programa
2. Economía
competitiva y
generadora de
empleos
Objetivo 5. Potenciar la productividad y
competitividad de la economía mexicana
para lograr un crecimiento económico
sostenido y acelerar la creación de empleos
Objetivo 12. Hacer de México un país líder
en la actividad turística a través de la
diversificación de sus mercados, productos y
destinos, así como de fomento a la
competitividad de las empresas del sector
de forma que brinden un servicio de calidad
internacional
Objetivo 15. Asegurar un suministro
confiable, de calidad y a precios
competitivos de los insumos energéticos que
demandan los consumidores
1. Incrementar el rendimiento del
parque vehicular nacional
2. Incrementar la eficiencia del parque
de focos para iluminación
3. Incrementar la eficiencia del parque
de equipos del hogar e inmuebles
4. Incrementar la capacidad de
cogeneración
5. Reducir el consumo energético por
acondicionamiento de ambiente en
edificaciones
6. Incrementar la eficiencia del parque
de motores industriales de mayor
consumo
7. Incrementar la eficiencia de los
sistemas de bombeo
Objetivo 6. Promover la creación, desarrollo
y Consolidación de las Micro, Pequeñas y
Medianas Empresas (MIPYMES)
6. Incrementar la eficiencia del parque
de motores industriales de mayor
consumo
Objetivo 7. Elevar el Nivel de Desarrollo
Humano y patrimonial de los Mexicanos que
viven en las zonas rurales y costeras
2. Incrementar la eficiencia del parque
de focos para iluminación
Objetivo 10. Revertir el deterioro de los
ecosistemas, a través de acciones para
preservar el agua, el suelo y la biodiversidad
7. Incrementar la eficiencia de los
sistemas de bombeo de agua
Objetivo 13. Superar los desequilibrios
regionales, aprovechando las ventajas
competitivas de cada región, en
coordinación y colaboración con actores
políticos, económicos y sociales al interior
de cada región, entre regiones y a nivel
nacional.
1. Incrementar el rendimiento del
parque vehicular nacional
2. Incrementar la eficiencia del parque
de focos para iluminación
3. Incrementar la eficiencia del parque
de equipos del hogar e inmuebles
5. Reducir el consumo energético por
acondicionamiento de ambiente en
edificaciones
7. Incrementar la eficiencia de los
sistemas de bombeo de agua
Objetivo 14. Garantizar el acceso y ampliar
la cobertura de infraestructura y servicios de
transporte y comunicaciones, tanto a nivel
nacional como regional, a fin de que los
mexicanos puedan comunicarse y
trasladarse de manera ágil y oportuna en
todo el país y con el mundo, así como hacer
mas eficiente el transporte de mercancías y
las telecomunicaciones hacia el interior y el
exterior del país, de manera que estos
sectores contribuyan a aprovechar las
ventajas comparativas con las que cuenta
México.
1. Incrementar el rendimiento del
parque vehicular nacional
4. Sustentabilidad
ambiental
Objetivo 2. Alcanzar un manejo integral y
sustentable de agua.
7. Incrementar la eficiencia de los
sistemas de bombeo de agua
Objetivo 5. Integrar la conservación del
capital natural del país con el desarrollo
social y económico.
Objetivo 10. Reducir las Emisiones de
Gases de Efecto Invernadero (GEI)
1. Incrementar el rendimiento del
parque vehicular nacional
2. Incrementar la eficiencia del parque
de focos para iluminación
3. Incrementar la eficiencia del parque
de equipos del hogar e inmuebles
4. Incrementar la capacidad de
cogeneración
5. Reducir el consumo energético por
acondicionamiento de ambiente en
edificaciones
6. Incrementar la eficiencia del parque
de motores industriales de mayor
consumo
7. Incrementar la eficiencia de los
sistemas de bombeo de agua
Objetivo 8. Lograr una estrecha
coordinación e integración de esfuerzos
entre las dependencias de la APF, los tres
órdenes de Gobierno y los tres Poderes de
la Unión para el desarrollo e implantación de
las políticas relacionadas con la
sustentabilidad ambiental
1. Incrementar el rendimiento del
parque vehicular nacional
Objetivo 14. Desarrollar en la sociedad
mexicana una sólida cultura ambiental
orientada a valorar y actuar con un amplio
sentido de respeto a los recursos naturales
1. Incrementar el rendimiento del
parque vehicular nacional
2. Incrementar la eficiencia del parque
de focos para iluminación
 
Sección 3: Objetivos, indicadores y metas
Con el fin de lograr el aprovechamiento sustentable de la energía, incluyendo la eficiencia energética, el Programa considera los siguientes objetivos a lo largo de las 7 áreas de oportunidad identificadas:
OBJETIVO 1: INCREMENTAR EL RENDIMIENTO DEL PARQUE VEHICULAR NACIONAL
 

OBJETIVO 3: INCREMENTAR LA EFICIENCIA DEL PARQUE DE EQUIPOS DEL HOGAR E INMUEBLES
 

Sección 4: Diagnóstico de los sectores, estrategias y líneas de acción para el logro de objetivos
Transporte
En 2008 el sector transporte representó alrededor del 50% del consumo de energía para uso final en México. Este sector se ha posicionado como uno de los sectores de consumo energético de mayor crecimiento en los últimos 10 años, habiendo crecido a una tasa del 4.7%, tasa significativamente mayor al 2.6% observado en el consumo final de energía en el mismo período (1998-2008).
Los factores de mayor incidencia en el consumo energético del sector transporte son:
     El crecimiento del parque vehicular
     La intensidad de uso de los vehículos
     La evolución del rendimiento promedio de combustible del parque vehicular.
De estos elementos, que son los que principalmente influyen en el consumo de energía por el autotransporte, el que presenta mayor potencial de acción es la evolución del rendimiento promedio de combustible del parque vehicular, dado que se puede fomentar un mejor uso de la energía para satisfacer las necesidades de movilidad de la población modificando las condiciones de oferta de vehículos disponibles para los consumidores.
CONTEXTO NACIONAL
En México el transporte automotor consume más del 90% del consumo energético del sector transporte, concentrándose en el transporte terrestre de pasajeros y de carga.
Se estima que el parque vehicular mexicano se compone de aproximadamente 21.4 millones de vehículos. El 95% del parque vehicular utiliza motores a gasolina, el 4% utiliza motores a diesel y, por último, sólo el 1% restante utiliza combustibles alternativos, entre los que destacan el uso de gas licuado de petróleo y gas natural comprimido.
La figura 18 nos muestra una descripción muy básica del parque vehicular enfocándose en el tipo de motor y el consumo de combustible utilizado.
Figura 18
 
Descripción general del parque vehicular
 

Como se muestra en la figura anterior, el parque vehicular con motor a diesel representa una fracción pequeña del parque total. Éste concentra los vehículos pesados de carga, los cuales presentan mayor intensidad de uso en términos de kilómetros recorridos y un rendimiento de combustible sustancialmente menor al de vehículos ligeros de motor a gasolina. Estos factores se traducen en una mayor intensidad de consumo de diesel, el cual representa aproximadamente el 31% del consumo de energía del sector autotransporte.
Uno de los factores que han contribuido al mayor consumo de combustible en el sector es el crecimiento acelerado del parque vehicular, para el cual durante los últimos 10 años, entre 1999 y 2009, se estima a una tasa anual de crecimiento compuesto cercana al 4.3%. El crecimiento acelerado del parque vehicular mexicano puede continuar durante el mediano plazo, pues México aún cuenta con una tasa de motorización baja en relación con la de otros países. Mientras que algunos estudios estiman que en el país el índice de motorización oscila alrededor de 130 unidades por cada mil habitantes, en Estados Unidos de América (EE.UU.) esta cifra es más de 5 veces mayor, como se muestra en la figura 19.
Figura 19
 
Comparación de la tasa de motorización Número de vehículos por cada mil habitantes

Por la diferencia que existe en relación con los países desarrollados, se considera factible que el parque vehicular continúe creciendo a una tasa anual promedio de crecimiento compuesto cercana al 5%. El crecimiento del parque vehicular será uno de los principales factores que impulsen el crecimiento en la demanda de energía del sector.
El crecimiento del parque vehicular se alimenta de dos fuentes principales:
     Las ventas de autos nuevos dentro del territorio nacional
     La importación de vehículos usados provenientes principalmente de EE.UU.
EE.UU. presenta una oferta casi ilimitada de autos viejos de bajo costo que frecuentemente se encuentran en malas condiciones de operación. Estos vehículos tienen un impacto negativo para el país, ya que su rendimiento energético es mucho menor que el de los vehículos nuevos.
Como se puede observar en la figura 20, el parque vehicular en México tiene una edad promedio mayor a los 16 años, significativamente superior a lo observado en otras regiones del mundo.
Figura 20
 
Comparativo de rendimiento y edad del parque vehicular mexicano

Un segundo factor que impacta el alto consumo energético del sector es el bajo rendimiento de combustible del parque vehicular. Entre los factores que determinan este bajo rendimiento destacan:
     La edad avanzada del parque vehicular mexicano. Mientras mayor sea la antigüedad de un vehículo, tiende a tener un menor rendimiento de combustible en comparación con el de los autos nuevos, tanto por el desgaste inherente que sufre el motor por su utilización como por la tecnología menos avanzada empleada en estos vehículos. Los autos que componen el parque vehicular mexicano tienen una edad promedio mayor a los 16 años (véase figura 20).
     El flujo de vehículos usados importados con más de 10 años de antigüedad. La edad avanzada con que ingresan estos vehículos al parque vehicular contribuye al bajo rendimiento de combustible. Se estima que dentro del territorio nacional circulan entre 4 y 7 millones de vehículos importados usados (considerando 6.5 millones para los estimados), lo que equivale a aproximadamente el 30% del parque vehicular (tan solo en 2008 ingresaron al país aproximadamente 1.2 millones de vehículos). La edad promedio de los vehículos que se incorporan al parque vehicular de este modo es de aproximadamente 18 años.
     El predominio del uso de gasolina como combustible. En el caso de vehículos ligeros, el predominio de los motores a gasolina contribuye a un menor rendimiento de combustible de esta categoría, pues los motores a gasolina tienen un rendimiento 22% menor, en promedio, al de los motores a diesel para vehículos ligeros.
En México se han realizado esfuerzos puntuales para atender el bajo rendimiento del parque vehicular, con resultados positivos pero con un impacto moderado. Por ejemplo, a través de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUEE) se han realizado esfuerzos de difusión de mejores prácticas de manejo para transportistas del sector privado, mediante la organización periódica de seminarios tecnológicos con los representantes de las principales flotas de transportistas. Adicionalmente, se realizan seminarios tecnológicos para informar a los responsables de flotas de la APF sobre mejores prácticas para el uso eficiente de la energía en el sector transporte.
Por otro lado, el Gobierno Federal, a través del Programa para el Desarrollo de las Industrias de Alta Tecnología de la Secretaría de Economía, promueve un programa de renovación vehicular para fomentar la sustitución acelerada de unidades viejas. El programa otorga apoyos para la sustitución de vehículos de por lo menos 10 años de antigüedad.
Por último, los programas de verificación vehicular, implementados en 16 estados del país, además de ser un eje crítico para regular las emisiones de contaminantes y las condiciones ambientales, tienen un impacto indirecto sobre la eficiencia energética de los vehículos al fomentar su mantenimiento y acelerar la sustitución de autos viejos.
Cabe destacar que hoy en día no existen programas o lineamientos enfocados en optimizar el rendimiento de combustible promedio del flujo de vehículos que anualmente se añade a la flota. Este eje representa una oportunidad importante de aprovechamiento sustentable de la energía hacia el futuro.
COMPARATIVO INTERNACIONAL Y MEJORES PRÁCTICAS
Debido al alto consumo energético del sector transporte (26% del consumo final), a nivel internacional se han realizado acciones específicas para mejorar el rendimiento de combustible y limitar el crecimiento del consumo energético del sector, entre las que destacan esfuerzos sobre:
1.     Normalización.
2.     Sustitución vehicular.
3.     Cambio en los patrones de comportamiento.
1. Normalización
Dentro de las acciones implementadas, destaca la adopción de normas de eficiencia para vehículos automotores, las cuales en los últimos años han cobrado gran fuerza en diversos países, incluyendo países productores de automóviles. Es necesario destacar que dentro de los países de la OCDE, sólo México y Finlandia carecen de normas para regular la eficiencia de vehículos automotores.
A continuación se presentan algunos de los ejemplos más exitosos en materia de normatividad a nivel internacional:
     Japón. Implementó un programa obligatorio desde 1999, actualizado en 2006, basado en el esquema "Top Runner", en el cual se otorga a los productores de vehículos un plazo de 10 años para que sus productos alcancen el rendimiento del producto líder de su segmento, garantizando la utilización de las tecnologías más eficientes viables. El objetivo de rendimiento se fija para 16 grupos vehiculares de acuerdo con su peso bruto vehicular.
     Unión Europea. Mantiene acuerdos voluntarios con las compañías manufactureras de autos para lograr la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero por kilómetro recorrido del promedio de autos nuevos vendidos. Las emisiones de CO2 están altamente correlacionadas con el consumo de combustible, por lo que estos acuerdos atienden también las necesidades de eficiencia energética del sector transporte. Actualmente los acuerdos voluntarios se encuentran en proceso de migración hacia estándares obligatorios para todos los productores.
     Estados Unidos de América. Cuenta con estándares de rendimiento promedio para la flota de autos vendidos por cada compañía (CAFE: Corporate Average Fuel Economy). Estos estándares se encuentran actualmente en proceso de actualización, aumentando los requerimientos de rendimiento de combustible para los autos vendidos en el país. Dentro de EE.UU. destaca la regulación emitida en California, la cual establece estándares más estrictos de emisiones de gases de efecto invernadero y contempla actualizaciones progresivas hacia el 2016. Los estándares de California han sido ya adoptados en al menos 9 estados de la unión americana. Actualmente se examina la posibilidad de aumentar los estándares de rendimiento del promedio de las ventas de autos ligeros y medianos nuevos a aproximadamente 15 Km/L en el 2016.
 
     China. Estableció estándares de rendimiento mínimo de combustible para vehículos ligeros y medianos, contemplando actualizaciones paulatinas a las normas establecidas. Adicionalmente, introdujo esquemas impositivos diseñados para favorecer la adquisición de vehículos más pequeños y eficientes.
La figura 21 muestra la evolución esperada de la regulación de rendimiento de combustible para vehículos ligeros en algunos países seleccionados.
Figura 21
 
Evolución esperada del rendimiento de autos ligeros nuevos
 

2. Sustitución vehicular
En el pasado reciente se han realizado esfuerzos tendientes a aumentar el rendimiento del parque vehicular existente, particularmente mediante programas de sustitución acelerada de vehículos viejos. Destacan los programas impulsados en EE.UU. y en Alemania, donde se logró el retiro acelerado de aproximadamente 700 mil y 2 millones de vehículos, respectivamente, los cuales pueden apoyar en parte a grupos de escasos recursos.
En términos energéticos estos programas tienen un impacto limitado sobre el rendimiento promedio del parque vehicular, ya que tienden a acelerar la sustitución de unidades que al cabo de algunos años serían naturalmente reemplazadas.
3. Cambio en los patrones de comportamiento
Una tercera vía de acción explorada en el contexto internacional consiste en la promoción de cambio en los patrones de uso del transporte y en la implementación de mejores prácticas de manejo y mantenimiento de los vehículos.
Por ejemplo, con el fin de cambiar patrones de comportamiento se han definido zonas en las que es necesario pagar por circular en automóvil ("Congestion charge" en el Reino Unido). De la misma manera, en varios países se han definido carriles especiales para automóviles con mayor ocupación.
De manera complementaria, en la Unión Europea se han realizado campañas para promocionar acciones puntuales para capturar beneficios energéticos realizando acciones sencillas de mantenimiento y de comportamiento (por ejemplo: presión de llantas, minimizar el uso del aire acondicionado, mejores prácticas de manejo).
OBJETIVO 1
Incrementar el rendimiento del parque vehicular nacional.
ESTRATEGIAS Y LÍNEAS DE ACCIÓN
El objetivo planteado para el transporte será abordado con las siguientes estrategias y sus respectivas líneas de acción:
     Mejorar el rendimiento de los vehículos que ingresan al parque
·  Publicar norma de eficiencia para vehículos ligeros y medianos nuevos
·  Publicar norma de eficiencia para vehículos pesados nuevos
·  Emitir estándares mecánicos y/o ambientales para autorizar la circulación de vehículos usados importados
·  Aplicar lineamientos de eficiencia en el parque vehicular de la APF
     Mejorar las prácticas de uso de los vehículos
· Promover mejores prácticas de uso del vehículo
A continuación se detallarán las estrategias y líneas de acción para el eje de transporte.
ESTRATEGIA 1.1
Mejorar el rendimiento de los vehículos que ingresan al parque.
Línea de acción 1.1.1: Publicar norma de eficiencia para vehículos ligeros y medianos nuevos
Descripción
Acelerar la adopción e implementación de tecnologías y mejores prácticas de diseño en la oferta de vehículos ligeros y medianos, con el fin de aumentar progresivamente el rendimiento promedio del parque vehicular ligero y mediano del país.
Detalle de la línea de acción
La acción contempla la publicación de una norma oficial mexicana que regule el rendimiento de combustible mínimo que deberán satisfacer las ventas de autos ligeros y medianos nuevos.
La publicación de la norma de rendimiento de combustible deberá proveer de certidumbre en el mediano y largo plazo en torno a los estándares mínimos que deberán cumplir los vehículos ligeros y medianos nuevos que se comercialicen en el país, alineada a las prácticas de vanguardia internacionales.
Responsables
Secretaría de Energía, Secretaría de Economía, CONUEE
Línea de acción 1.1.2 Publicar norma de eficiencia para vehículos pesados nuevos
Descripción
Acelerar la adopción e implementación de tecnologías y mejores prácticas de diseño en la oferta de vehículos pesados nuevos, con el fin de aumentar progresivamente el rendimiento promedio del parque vehicular pesado del país.
Detalle de la línea de acción
La acción contempla la publicación de una norma oficial mexicana que regule el rendimiento de combustible mínimo que deberán satisfacer las ventas de vehículos pesados nuevos comercializados en el país. La norma publicada deberá fijarse una meta a largo plazo para que el rendimiento del promedio de la venta de vehículos pesados nuevos llegue a alinearse al de las prácticas de vanguardia a nivel internacional.
La publicación de una norma de rendimiento de combustible deberá proveer de certidumbre en el mediano y largo plazo en torno a los estándares mínimos que deberán cumplir los vehículos pesados nuevos que se comercialicen en el país.
Responsables
Secretaría de Energía, Secretaría de Economía, CONUEE
Línea de acción 1.1.3 Emitir estándares mecánicos y/o ambientales para autorizar la circulación de vehículos usados importados
Descripción
Desincentivar la importación de vehículos usados de bajo rendimiento de combustible, con el fin de evitar el envejecimiento acelerado del parque vehicular mexicano, respetando el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
Detalle de la línea de acción
La acción contempla la incorporación de requisitos mecánicos y/o límites de emisiones que deberán satisfacer los vehículos usados importados para autorizar su circulación en el país.
Se deberá definir el mecanismo que garantice que los vehículos usados importados satisfagan los requisitos arriba mencionados.
Responsables
Secretaría de Energía, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Secretaría de Economía, CONUEE
Línea de acción 1.1.4 Aplicar lineamientos de eficiencia del parque vehicular de la Administración Pública
Descripción
Establecer lineamientos de rendimiento mínimo de combustible en los vehículos nuevos de la APF a fin de reducir el consumo energético. Emitir recomendaciones a los gobiernos estatales y municipales para promover la adopción de vehículos de alta eficiencia en sus respectivas flotas.
Detalle de la línea de acción
La acción establece la definición de lineamientos de rendimiento mínimo de combustible que deberán satisfacer los nuevos vehículos adquiridos por la APF. Se deberán establecer lineamientos diferenciados por clase de vehículo, con el fin de mejorar el rendimiento promedio del parque de la APF sin afectar sus necesidades de movilidad. Los lineamientos definidos para las entidades y dependencias de la APF deberán ser emitidos como recomendaciones para los gobiernos estatales y municipales, así como para los particulares.
Responsables
Secretaría de Energía, Secretaría de la Función Pública, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, CONUEE
ESTRATEGIA 1.2
Mejorar las prácticas de uso de los vehículos.
Línea de acción 1.2.1 Promover mejores prácticas de uso del vehículo
Descripción
 
Promover la implementación de mejores prácticas de uso de transporte, incluyendo mejores prácticas de mantenimiento del vehículo con impacto directo sobre el rendimiento de combustible y el uso de alternativas eficientes transporte de grandes distancias y cercanías.
Detalle de la línea de acción
Lanzar una campaña de promoción dirigida a concientizar a los usuarios sobre las mejores prácticas de uso de transporte y de mantenimiento de vehículos.
La campaña incluirá, entre otros elementos, un enfoque especial en la importancia de mantener la presión neumática en los niveles recomendados por el fabricante y las alternativas al transporte automotor consumidor de hidrocarburos.
Responsables
Secretaría de Energía, CONUEE
IMPACTO ESPERADO Y PLAN DE ACCIÓN
El impacto esperado en ahorro de energía acumulado al 2030 por la implementación de todas estas estrategias y líneas de acción en el sector transporte es de 2,736 TWh (5,014 MBD de gasolina y 239 MBD de diesel). En el 2030 se espera que las líneas de acción reduzcan la demanda de energía en hasta 26%.
En la figura 22 se presenta el potencial de reducción del consumo energético en el sector transporte.
Figura 22
 
Potencial de reducción de consumo energético en el sector transporte TWh
 

Las líneas de acción definidas en el sector transporte permiten la captura de impacto al 2012. En concreto, las líneas de acción definidas permiten evitar el consumo de 9.0 TWh (16.4 MBD de gasolina y 1.3 MBD de diesel) entre el 2010 y el 2012, logrando evitar 7.7 TWh (14.4 MBD de gasolina y 0.8 MBD de diesel) de consumo en el 2012.
En el largo plazo el mayor impacto radica en las líneas de acción que regulan el rendimiento mínimo promedio del parque vehicular, por lo que de inmediato empezarán a desarrollarse las normas de eficiencia energética para el sector transporte a fin de lograr su publicación y entrada en vigor en el 2012.
Adicionalmente, deberá establecerse un programa para desincentivar la importación de vehículos usados ineficientes, comenzando su ejecución en el 2012.
La figura 23 presenta la calendarización de las líneas de acción.
Figura 23
 
Calendarización de líneas de acción de transporte

Iluminación
Actualmente existen tecnologías de iluminación que son significativamente más eficientes que las convencionales para la generación de iluminación. Por ejemplo, para satisfacer una necesidad de 1,050 lúmenes con tecnología incandescente se requiere una lámpara de 75W, mientras que con tecnología fluorescente se necesita una lámpara fluorescente compacta de aproximadamente 12W.
Algunas tecnologías además de lograr una mayor eficiencia en la conversión de energía en iluminación, tienen una vida útil significativamente más larga en comparación con las de las tecnologías tradicionales. Por ejemplo, las lámparas incandescentes tienen una vida útil promedio de 1,000 horas, mientras que su equivalente en LFC tiene un vida útil de 12,000 horas.
Esta oportunidad tecnológica nos invita a replantear cómo se provee iluminación al país.
CONTEXTO NACIONAL
Se estima que el consumo energético por iluminación en México representa aproximadamente el 18% del consumo total de energía eléctrica. El consumo se realiza a través de un parque estimado de 290 millones de focos -tubos fluorescentes, focos incandescentes y lámparas fluorescentes compactas (LFC)-, que se construyó con base en la información disponible del sector.
Entre 1997 y 2007 el consumo de electricidad para iluminación creció a un ritmo del 3.9% anual. Aunque ha tenido un crecimiento importante en los últimos años, se considera que aún existe potencial de crecimiento adicional, ya que el consumo de electricidad per cápita en México (aprox. 2,900 KWh en 2005) es significativamente menor al de países desarrollados como el Reino Unido (aprox. 6,200 KWh en 2005).
Por lo anterior, se espera que el consumo de electricidad para iluminación continúe creciendo. La figura 24 nos muestra el consumo estimado para iluminación por sector.
Figura 24
 
Evolución de la demanda de energía para iluminación GWh

En la figura anterior se observa que el consumo de energía para iluminación se concentra en los sectores residencial e industrial. El alto consumo en estos sectores se debe principalmente a una alta utilización de focos de baja eficiencia:
     Industrial: utilización de tubos fluorescentes T8 y T12.
     Residencial: utilización de focos incandescentes.
     Comercial y de servicios: utilización de tubos fluorescentes T8 y T12.
La figura 25 muestra la composición aproximada del parque de focos y el consumo asociado de estos sectores.
Figura 25
 
Consumo de energía por sector y tipo de lámpara

Como puede observarse en la figura anterior, la proporción del consumo es mayor para las lámparas ineficientes (T8 y T12 en los sectores industrial y comercial y de servicios y focos incandescentes en el sector residencial).
En México se han realizado esfuerzos para disminuir el consumo por iluminación principalmente en dos frentes:
     Normalización. En 2005 se publicó la norma de alumbrado público, en la que se define el tipo de lámparas que puede utilizarse en las luminarias. Adicionalmente, en 2008 se publicó la norma de eficiencia de lámparas fluorescentes compactas autobalastradas.
     Campañas de sustitución. Se han realizado programas para promover la compra/sustitución de focos eficientes a través del Gobierno Federal, con programas como el de Hipotecas Verdes.
Adicionalmente y debido a la transición tecnológica se han tenido cambios importantes en la industria de focos. Por un lado, la producción nacional de focos ha venido disminuyendo a un ritmo del 5% anual desde el año 2000, y por el otro, las importaciones han crecido de manera importante, por ejemplo, entre 2007 y 2008 el número de focos importados se triplicó.
COMPARATIVO INTERNACIONAL Y MEJORES PRÁCTICAS
A nivel mundial, la iluminación representa aproximadamente el 15% del consumo total de energía eléctrica. Se estima que el consumo está concentrado principalmente en dos tipos de lámparas: incandescentes y tubos fluorescentes. La figura 26 nos muestra un estimado de la composición del parque de focos mundial.
Figura 26
 
Consumo mundial de electricidad por iluminación y composición del parque mundial de focos

Para la mayoría de los focos tradicionales existen sustitutos tecnológicos más eficientes, lo que ha llevado a los actores del sector a realizar dos tipos de acciones a fin de satisfacer las necesidades de iluminación con mayor eficiencia:
1.     Sustitución de focos existentes.
2.     Mejoras de eficiencia en sistemas de iluminación.
El beneficio del cambio tecnológico en iluminación es tal que se ha aprobado una metodología para proyectos de sustitución de focos como Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL).
1. Sustitución de focos existentes
Para favorecer el cambio tecnológico se han realizado cuatro tipos de programas:
     Programas de incentivos para fomentar la adquisición de nuevas tecnologías (por ejemplo: descuentos, reembolsos, consolidación y asesoría en compras de productos eficientes, a través de programas como Energy Star).
     Sustitución de focos incandescentes por LFC (por ejemplo: eventos de sustitución realizados por generadores de electricidad en EE.UU.).
     Campañas de educación a usuarios (por ejemplo: campañas locales en el Reino Unido).
     Reglamentación para eliminar la venta de focos incandescentes (por ejemplo: en Australia se bloquearon las importaciones de focos incandescentes y se espera que se prohíba la comercialización de éstos).
2.     Mejoras de eficiencia en sistemas de iluminación
Buscando satisfacer de la mejor manera las necesidades de iluminación, se ha empezado a ver los sistemas de iluminación de manera holística, con la incorporación de:
     Tecnologías eficientes, y
     Sistemas efectivos de control de procesos, como sensores de movimiento y de iluminación natural.
 
Como ejemplos de esto tenemos la rehabilitación de sistemas de alumbrado público y la redefinición de sistemas enteros de iluminación en dependencias gubernamentales.
OBJETIVO 2
Incrementar la eficiencia del parque de focos para iluminación.
ESTRATEGIA Y LÍNEAS DE ACCIÓN
El objetivo planteado para iluminación será abordado con la siguiente estrategia y sus líneas de acción:
     Incrementar la eficiencia del parque de focos para iluminación
·   Publicar norma de consumo de energía para iluminación.
·   Promocionar el uso de focos de alta eficiencia.
·   Apoyar a grupos marginados en la adquisición de focos eficientes.
·   Acelerar la implementación de iluminación eficiente en la Administración Pública.
·   Acelerar la implementación de iluminación eficiente en alumbrado público.
ESTRATEGIA 2.1
Incrementar la eficiencia del parque de focos para iluminación.
Línea de acción 2.1.1 Publicar norma de consumo de energía para iluminación
Descripción
Definir estándares de eficiencia energética mínima de las lámparas utilizadas para iluminación que fomenten un menor consumo energético.
Detalle de la línea de acción
Deberá publicarse una norma de eficiencia energética en relación con la iluminación que en la práctica promueva un cambio hacia las tecnologías más eficientes.
Responsables
Secretaría de Energía, Secretaría de Economía, CONUEE
Línea de acción 2.1.2 Promocionar el uso de focos de alta eficiencia
Descripción
Influenciar las compras de focos en el territorio nacional, fomentando las tecnologías más eficientes.
Detalle de la línea de acción
Diseñar y ejecutar una campaña publicitaria para promover el uso de lámparas eficientes y el uso efectivo de la iluminación.
La campaña deberá enfatizar los beneficios que se obtienen tanto en ahorro energético como económico.
Responsables
Secretaría de Energía, CONUEE
Línea de acción 2.1.3 Apoyar a grupos marginados en la adquisición de focos eficientes
 
Descripción
Implementar el programa de ahorro de energía "Para Vivir Mejor" que contempla la sustitución de focos incandescentes por tecnologías ahorradoras de iluminación en el sector residencial.
Detalle de la línea de acción
Reducir el consumo de energía eléctrica en iluminación del sector residencial por la sustitución de focos incandescentes por lámparas fluorescentes compactas u otras de mayor eficiencia.
Responsables
Secretaría de Energía
Línea de acción 2.1.4 Acelerar la implementación de iluminación eficiente en la Administración Pública
Descripción
Definir claramente los lineamientos de iluminación para la APF con el fin de garantizar una reducción en el consumo energético asociado y lograr una iluminación eficiente.
Detalle de la línea de acción
Se definirán los lineamientos de utilización de iluminación eficiente para los inmuebles de la APF y las entidades y dependencias. Adicionalmente, se usarán estos lineamientos como recomendación para los gobiernos locales y los particulares.
Responsables
Secretaría de Energía, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Secretaría de la Función Pública, CONUEE
Línea de acción 2.1.5 Acelerar la implementación de iluminación eficiente en alumbrado público
Descripción
Reducir el consumo energético por iluminación mediante la sustitución acelerada de lámparas de alumbrado público que cumplan con mayores estándares de eficiencia.
Detalle de la línea de acción
Fomentar la sustitución de las luminarias ineficientes del parque por luminarias de mayor eficiencia. Esta sustitución presenta una oportunidad para los gobiernos locales ya que al reemplazar las luminarias por otras con mayor eficiencia se disminuye el consumo energético.
Responsables
Secretaría de Energía, CFE, CONUEE
IMPACTO ESPERADO Y PLAN DE ACCIÓN
 
El impacto acumulado en ahorro de energía acumulado al 2030 por la implementación de la estrategia y las líneas de acción de iluminación es de 520 TWh. En el 2030 se espera que las líneas de acción reduzcan la demanda de energía en hasta 52%. La figura 27 muestra la disminución de consumo esperada.
Figura 27
 
Evolución esperada del consumo de energía por iluminación TWh

Las líneas de acción definidas para la iluminación permiten la captura de impacto al 2012. En concreto, las líneas de acción definidas permiten evitar el consumo de 19.2 TWh entre el 2010 y el 2012.
Como puede observarse en la figura anterior, la mayor parte del ahorro viene del impacto considerado por la publicación de la norma de eficiencia para iluminación.
Las actividades que se realizan en paralelo a la elaboración de la norma -cambio a iluminación eficiente en entidades y dependencias, sustitución de lámparas de alumbrado público, promoción de lámparas de alta eficiencia y el apoyo a grupos marginados- permiten la captura de una parte del potencial antes del 2012.
Se estima que el impacto en la reducción del consumo provendrá principalmente del consumo en el sector residencial gracias a la implementación de la norma. En la figura 28 se presenta la captura de impacto por línea de acción.
Figura 28
 
Ahorro potencial de consumo energético en iluminación TWh

Equipos del hogar y de inmuebles
Los tres factores principales que afectan el consumo de energía en el sector residencial son: (1) el crecimiento de la población y del número de hogares, (2) la penetración de equipos que consumen energía y (3) el consumo de energía de los equipos. Dado que no es posible intervenir en el primer factor y el segundo es muy difícil de controlar, las estrategias orientadas a reducir el consumo de energía en el sector residencial están enfocadas al tercer factor.
A continuación se describen los contextos nacional e internacional para identificar las acciones que pueden realizarse a fin de influenciar el consumo de energía de los equipos.
CONTEXTO NACIONAL
En 2008 el sector doméstico constituyó el 16% del consumo final de energía en México. Un hogar típico en México consume alrededor de 8,735 kWh por año, y los equipos que representan el mayor consumo de energía en el hogar son: estufas, calentadores de agua, refrigeradores y equipos de acondicionamiento de aire tipo cuarto. Estos cuatro productos representan el 70% del consumo en el sector residencial en México.
La figura 30 muestra el desglose del consumo promedio de energía en el hogar en México. El consumo se concentra en dos tipos de combustible: GLP y electricidad.
Figura 30
 
Desglose de consumo energético por hogar en México KWh

El consumo de energía por hogar varía según la temperatura ambiente y los equipos que contenga, que a su vez están relacionados con el nivel socioeconómico del hogar. Se espera que el desglose del consumo en el hogar se mantenga en niveles muy similares a los de hoy y que el consumo por hogar vaya creciendo a una tasa anual del 0.2% hacia el 2030. Por lo tanto, se considera que los equipos que consumen más energía en el hogar seguirán siendo los mismos en el 2030.
Dentro de cada categoría de equipos del hogar y de inmuebles existen diferentes rangos de opciones y tecnologías eficientes en el consumo de energía. Por ejemplo: mientras que en el mercado de refrigeradores existen diferentes niveles de consumo y eficiencia de energía, hay muy poca diferencia en el consumo de energía entre los diferentes modelos de estufas.
Por lo general, los equipos que tengan un componente de generación de calor (por ejemplo: secadora de ropa, plancha) tienen un rango muy limitado de tecnologías eficientes en comparación con otros equipos que operan de forma mecánica. La excepción a esta regla la constituyen los calentadores de agua, que por la diferencia en consumo energético y debido a las diversas tecnologías, pueden llegar a un alto grado de eficiencia en el consumo total de energía en su operación.
La figura 31 muestra el rango de eficiencia, el consumo anual promedio por hogar y el crecimiento anual al 2030.
Figura 31
 
Diferencia tecnológica actual de equipos del hogar y de inmuebles

Los productos más importantes en eficiencia energética del sector doméstico son: calentadores de agua, refrigeradores y equipos de acondicionamiento de aire tipo cuarto. Estos productos representan una parte importante del consumo en el hogar en México y tienen un amplio rango de opciones eficientes en el consumo de energía.
En México se han realizado varias estrategias enfocadas a reducir el consumo de energía del sector doméstico:
     Normalización. Se han implementado normas que definen los estándares mínimos de eficiencia de cinco productos del hogar: refrigeradores, equipos de acondicionamiento de aire tipo cuarto y central, calentadores de agua y lavadoras de ropa. Los estándares de eficiencia para refrigeradores y equipos de acondicionamiento de aire están alineados con los definidos en EE.UU., mientras que los estándares para lavadoras y calentadores de agua están en proceso de alineación. Adicionalmente, en la norma se especifica que los equipos deben llevar una etiqueta indicando la eficiencia del producto.
     Certificación de equipos. En México los productos eficientes se certifican a través de un organismo de certificación que avala los resultados de prueba a que son sometidos los productos en laboratorios de prueba acreditados y aprobados.
     Sustitución de electrodomésticos. En 2009 la Secretaría de Energía (SENER) lanzó un programa para apoyar a segmentos marginados en la sustitución de refrigeradores y equipos de acondicionamiento de aire con más de diez años de antigüedad.
COMPARATIVO INTERNACIONAL Y MEJORES PRÁCTICAS
Internacionalmente se han realizado acciones a lo largo de tres ejes para mejorar la eficiencia de los productos que se utilizan en un país:
1.     Normar la eficiencia de productos a la venta
2.     Promoción de equipos de alta eficiencia
 
3.     Sustitución acelerada de equipos ineficientes
1. Normar la eficiencia de productos a la venta
Los países que más destacan por sus iniciativas para reducir el consumo de energía en el sector residencial son: EE.UU., Australia, Nueva Zelanda, Japón y la Unión Europea. Sin embargo, es común que dichas iniciativas estén enfocadas en los productos que representan un mayor consumo para cada país.
La figura 32 muestra el desglose del consumo energético residencial para algunos países seleccionados y el nivel de acción que se ha realizado sobre productos específicos.
Figura 32
 
Desglose de consumo energético en sector residencial por país

La iniciativa comúnmente usada a nivel internacional es una combinación de establecer estándares de eficiencia e implementar programas de etiquetado de consumo y eficiencia de energía en los equipos del sector doméstico.
Una alternativa a establecer estándares mínimos de eficiencia para productos es fijar metas futuras de eficiencia sobre el promedio de los equipos vendidos por un productor en una categoría de producto determinada. Este método ha sido implementado por Japón en el programa "Top-Runner". En este programa se determina una meta de eficiencia (generalmente la eficiencia del producto más eficiente en el mercado) con la que el productor tiene que cumplir en un período de tiempo determinado (generalmente cinco años). El promedio de eficiencia de todos los productos vendidos en dicho año tiene que ser igual o mayor que la meta. De lo contrario, el productor enfrenta penalizaciones severas.
Este programa ha sido exitoso en ese país, en parte por dar flexibilidad a los productores para cumplir con una meta promedio de eficiencia sobre todos los productos vendidos en una categoría. Cabe mencionar que tanto la implementación como la administración de este programa son más intensivas, y requiere del compromiso y la aceptación de los productores.
2. Promoción de equipos de alta eficiencia
El programa Energy Star es uno de los programas más exitosos de certificación y promoción de equipos eficientes a nivel global. Varios países han formado alianzas con Energy Star: Australia, Canadá, Japón, Nueva Zelanda, y Taiwán, al igual que con la Unión Europea.
Energy Star fue iniciado en 1992 por la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. a fin de promover equipos eléctricos de oficina eficientes para reducir las emisiones de gas de efecto invernadero en la generación de electricidad. Ahora es un programa que cubre un amplio rango de sectores y de productos. Hoy en día esta organización cuenta con estándares definidos para: iluminación, acondicionamiento de ambientes, refrigeración, electrónicos de casa y oficina, electrodomésticos y aislamiento.
Adicionalmente, esta organización tiene una red de socios de más de 15 mil organizaciones públicas y privadas, a través de los cuales distribuye información y herramientas que apoyan a consumidores y organizaciones a seleccionar soluciones y mejores prácticas en el uso eficiente de la energía.
Energy Star ha avanzado mucho desde su creación logrando:
     Tener un rango amplio de productos a certificar.
 
     Definir procesos de certificación de equipos.
     Establecer relaciones con los principales productores.
     Homologar estándares en beneficio de los productores.
     Tener relaciones efectivas con las instituciones relacionadas con la energía en diversos países.
     Capturar experiencias en el diseño de campañas para fomentar el cambio tecnológico en el usuario final.
     Desarrollar y estandarizar elementos de mercadeo.
     Identificar mejores prácticas en el fomento de eficiencia energética
Energy Star ha evolucionado a ser un programa integrador de certificación de equipos a nivel global y ha formado alianzas con agencias gubernamentales de varios países para implementar los procesos de certificación de equipos. Al estandarizar los requisitos de certificación a nivel global, es más sencillo para los productores internacionales participar en el programa.
En Estados Unidos el programa es tan exitoso que más del 65% de la población lo reconoce.
3. Sustitución acelerada de equipos ineficientes
A diferencia de los programas de normalización y certificación de equipos, los programas de sustitución de equipos ineficientes tienden a ser esfuerzos temporales e implementados a nivel de gobierno local. Estos programas consisten en dar un subsidio en la compra de equipos eficientes, generalmente junto con la eliminación de equipos ineficientes.
OBJETIVO 3
Mejorar la eficiencia de los productos nuevos y promover la adquisición de productos eficientes por los usuarios finales.
ESTRATEGIAS Y LÍNEAS DE ACCIÓN
El objetivo planteado para equipos del hogar y de inmuebles será abordado con las siguientes estrategias y sus respectivas líneas de acción:
     Mejorar la eficiencia de los equipos que ingresan al parque
·   Implementar programa y campaña de certificación y distintivo de equipos
·   Actualizar las normas de estándares de eficiencia de refrigeradores y calentadores de agua
·   Continuar con la homologación de normas existentes
·   Continuar con la promoción de calentadores solares de agua
     Sustituir equipos ineficientes del parque
·   Continuar con el apoyo a grupos marginados a través de la sustitución de refrigeradores y equipos de acondicionamiento de aire
     Racionalizar el consumo de equipos
·   Publicar norma para fomentar un uso moderado de los equipos de acondicionamiento de aire
A continuación se detallan las estrategias y sus líneas de acción.
ESTRATEGIA 3.1
Mejorar la eficiencia de los equipos que ingresan al parque
Línea de acción 3.1.1 Implementar programa y campaña de certificación y distintivo de equipos
Descripción
Reducir el consumo de energía en equipos del hogar y de inmuebles a través del fomento de compra de equipos eficientes.
Detalle de la línea de acción
La acción consta en lanzar un programa y campaña de certificación y distintivo de equipos eficientes en el 2011. Según el artículo 31 del Reglamento de la Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía, la Comisión Nacional de Uso Eficiente de Energía (CONUEE) otorgará un distintivo para productos que hayan
sido certificados como eficientes, de acuerdo con las metodologías que la comisión establezca, de conformidad con el artículo 26 de la Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía.
La implementación del programa y la campaña de certificación y distintivo de equipos deberá ser un esfuerzo integral, buscando unificar todos los esfuerzos de certificación y promoción de productos eficientes en México a través del distintivo que otorgará la CONUEE.
Responsables
Secretaría de Energía, CONUEE
Línea de acción 3.1.2 Actualizar las normas de estándares de eficiencia de refrigeradores y calentadores de agua
Descripción
Reducir el consumo de energía asociado al parque de refrigeradores y calentadores de agua a través de la actualización de las normas existentes para estos productos.
Detalle de la línea de acción
La acción consiste en actualizar las normas de refrigeradores y calentadores de agua (NOM-015-ENER y NOM-003-ENER) con el fin de fomentar la venta de versiones más eficientes en cuanto a consumo de energía.
Responsables
Secretaría de Energía, CONUEE
Línea de acción 3.1.3 Continuar con la homologación de normas existentes
Descripción
Reducir el consumo de energía en equipos del hogar y de inmuebles a través de la homologación de las normas de eficiencia con los estándares internacionales y los avances tecnológicos.
Detalle de la línea de acción
La acción consiste en mantener el proceso de actualización para la vigencia de las normas de eficiencia energética sobre equipos del hogar y de inmuebles. Será necesario dar seguimiento al desarrollo tecnológico para mantener las normas de eficiencia energética de equipos actualizadas y alineadas con los estándares internacionales.
Responsables
Secretaría de Energía, CONUEE
Línea de acción 3.1.4 Continuar con la promoción de calentadores solares de agua
Descripción
Impulsar el aprovechamiento de la energía solar para el calentamiento de agua en los sectores residencial, comercial, industrial y de agronegocios de México, y procurar que el crecimiento del mercado de calentamiento solar se lleve a cabo con un nivel de calidad adecuado en cuanto a los productos y servicios asociados.
Detalle de la línea de acción
Asegurar la calidad de los calentadores solares de agua y realizar un programa de difusión de información referente al calentamiento solar de agua. También se contempla finalizar la elaboración de la norma sobre los sistemas solar-gas para calentamiento de agua.
Responsables
Secretaría de Energía, INFONAVIT, CONAVI, Banca de Desarrollo, CONUEE
ESTRATEGIA 3.2
Sustituir equipos ineficientes del parque.
Línea de acción 3.2.1 Continuar con el apoyo a grupos marginados a través de la sustitución de refrigeradores y equipos de acondicionamiento de aire
 
Descripción
Continuar con la implementación del programa de sustitución de equipos electrodomésticos por tecnologías eficientes para el ahorro de energía
Detalle de la línea de acción
Impulsar la sustitución de refrigeradores y equipos de acondicionamiento de aire antiguos que tienen baja eficiencia energética mediante la entrega de apoyos económicos a grupos marginados en la adquisición de nuevos equipos eficientes, condicionando el apoyo a la chatarrización de equipos viejos para garantizar su salida del parque.
Destruir los equipos remplazados conforme a la normatividad ambiental
Responsables
Secretaría de Energía
ESTRATEGIA 3.3
Racionalizar el consumo de equipos.
Línea de acción 3.3.1 Publicar norma para fomentar un uso moderado de equipos de acondicionamiento de aire
Descripción
Definir límites máximos y mínimos de temperatura a la que podrán calentar y enfriar los equipos nuevos de acondicionamiento de aire, fomentando un menor consumo energético.
Detalle de la línea de acción
Deberá publicarse una norma que regule la operación de los nuevos equipos de acondicionamiento de aire, garantizando que estos equipos no permitan enfriar o calentar el ambiente a temperaturas excesivas.
Responsables
Secretaría de Energía, CONUEE
IMPACTO ESPERADO Y PLAN DE ACCIÓN
El impacto en ahorro de energía por la implementación de las estrategias y líneas de acción es de 6.6 TWh acumulado al 2012 y de 134 TWh acumulados al 2030. Se espera que en el año 2030 las líneas de acción reduzcan la demanda de energía por el uso de estos equipos en un 10%.
La figura 33 presenta la evolución del consumo energético en los equipos del hogar y de inmuebles de mayor consumo.
Figura 33
 
Evolución de la demanda de energía por el uso de equipos del hogar y de inmuebles considerados en el Programa
TWh

El impacto de las líneas de acción se ve reflejado en el largo plazo. El ahorro viene principalmente por las normas que fomentan la venta de refrigeradores y calentadores de agua a versiones más eficientes.
Para publicar e implementar dichas normas en el año 2012 se requiere comenzar a desarrollar las normas de manera inmediata.
En la figura 34 se presenta la calendarización de las líneas de acción de equipos del hogar y de inmuebles.
Figura 34
 
Calendarización de líneas de acción de equipos del hogar y de inmuebles
 

Los sistemas de cogeneración se pueden clasificar en dos tipos:
     Sistemas inferiores. Generan la electricidad a partir de la energía térmica no utilizada en los procesos industriales (por ejemplo: gases calientes de escape de hornos o los gases combustibles). Estos sistemas tienen su principal aplicación en las siguientes industrias: cemento, acero, vidrio y algunas petroquímicas y químicas.
     Sistemas superiores. La generación de energía eléctrica constituye el producto primario de la combustión de energéticos. El calor residual existente en los gases de escape se aprovecha en el proceso productivo. Estos sistemas son usados en industrias como: papel y celulosa, química, azucarera, textil, cerveza, entre otras.
Además del beneficio principal obtenido por el sistema de cogeneración, al reducir la cantidad de energía primaria necesaria, un sistema de cogeneración reduce las pérdidas de transmisión y distribución de energía eléctrica.
CONTEXTO NACIONAL
En México existe una capacidad instalada de cogeneración de aproximadamente 3,300 MW concentrados principalmente en la industria del petróleo y petroquímica.
La figura 36 muestra la distribución de la capacidad instalada de cogeneración por sector.
Figura 36
En 2009 el potencial de cogeneración representó el 6.5% de la capacidad instalada para generación de electricidad. Además de la capacidad instalada actualmente, se ha analizado la posibilidad de incrementar
esta capacidad, estimándose que México cuenta con un potencial total de cogeneración cercano a los 11,000 MW.
La figura 37 muestra el potencial de cogeneración identificado por tipo de industria.
Figura 37

El potencial identificado se concentra principalmente en cinco industrias: petroquímica (2,036 MW), alimentos (1,675 MW), papel y de la celulosa (1,506 MW), PEMEX (1,121 MW) y azucarera (991 MW).
Aunque el potencial identificado es amplio, se ve limitado por las circunstancias del entorno.
     Escaso conocimiento en la industria sobre los beneficios de la cogeneración
     No se cuenta con un marco regulatorio que favorezca la cogeneración
·   La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos marca claramente que la actividad de generación eléctrica corresponde exclusivamente a la Nación.
·   Al plantearse como objeto principal de la cogeneración el autoabastecimiento, se limita el aprovechamiento de la energía.
·   Tendrán que definirse las metodologías de interconexión a la red para los cogeneradores.
·   Para poder obtener el permiso de cogeneración se requiere llevar a cabo trámites de permisos y licencias en los tres niveles de gobierno.
     No se cuenta con un entorno económico favorable
·   Los aranceles para los equipos de cogeneración en el país han sido eliminados, sin embargo, existen componentes necesarios para su operación que se adquieren e importan por separado
y están sujetos a dicha carga fiscal.
·   El financiamiento es difícil de conseguir y caro en comparación con el del extranjero.
·   La experiencia con proyectos de cogeneración y la aprobación de proyectos como MDL no ha sido muy exitosa, ya que sólo aproximadamente el 30% de los proyectos sometidos han podido cumplir con los requisitos.
     No se cuenta con mano de obra especializada para proyectos de cogeneración
COMPARATIVO INTERNACIONAL Y MEJORES PRÁCTICAS
La mayoría de los países no ha capturado la totalidad de las oportunidades de cogeneración, y hacia el 2015 se espera que la mayoría de los países incremente su capacidad de cogeneración en forma significativa.
La figura 38 presenta las expectativas internacionales en cuanto a la cogeneración.
Figura 38

Las barreras para proyectos de cogeneración son comunes en todos los países, y en algunos casos se han realizado acciones específicas para fomentar la cogeneración. Estas acciones pueden clasificarse a lo largo de 5 frentes:
     Regulación. Se ha obligado a las redes eléctricas a tomar la energía de la cogeneración a una tarifa definida y en algunos casos preferencial.
     Información. Se han realizado acciones para difundir las ventajas de la cogeneración, capacitar al personal para el diseño de plantas y reconocer públicamente a las empresas por el uso de cogeneración y eficiencia energética.
     Tecnología. A través de asociaciones oficiales, los gobiernos han apoyado al desarrollo de tecnología, su demostración y lanzamiento al mercado. Adicionalmente, se han definido directivas para interconexiones a las redes eléctricas.
 
     Apoyo interdisciplinario. Se han realizado foros con instituciones educativas y de investigación, asociaciones de comercio, ONGs, agencias de gobierno, generadores de electricidad y compañías privadas.
OBJETIVO 4
Incrementar la capacidad de cogeneración.
ESTRATEGIA Y LÍNEA DE ACCIÓN
Los esfuerzos se enfocarán en reducir el impacto de las barreras para que se logre ejecutar proyectos de cogeneración realizando la siguiente estrategia:
ESTRATEGIA 4.1
Promover la cogeneración en usuarios industriales de alto consumo energético.
Línea de acción 4.1.1 Difundir las ventajas de la cogeneración resaltando los beneficios y la factibilidad de proyectos en empresas de alto consumo energético, incluyendo aquellas del sector energético.
Descripción
Fomentar la realización de proyectos de cogeneración mediante la difusión de las ventajas y el apoyo técnico a los actores del sector paraestatal para eliminar las barreras identificadas que limitan la cogeneración hacia finales del 2012. Asimismo, buscar que las oportunidades de cogeneración entre PEMEX y CFE sean aprovechadas.
Detalle de la línea de acción
Se contactarán a las empresas de alto consumo energético para compartir los beneficios que presenta la realización de proyectos de cogeneración y el impacto que éstos pueden tener en sus operaciones.
Además, se promoverá la coordinación necesaria entre los actores del sector para superar dichas barreras. Se espera que PEMEX y CFE aprovechen las oportunidades conjuntas para el desarrollo de proyectos de cogeneración eficiente.
Responsables
Secretaría de Energía, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, CRE, PEMEX, CFE, CONUEE
IMPACTO ESPERADO Y PLAN DE ACCIÓN
A partir del 2012 se espera comenzar a capturar el impacto por la entrada de nuevos proyectos de cogeneración en las empresas de alto consumo energético, incluyendo las oportunidades conjuntas entre PEMEX y CFE. Dependiendo de los avances en la disminución de las barreras identificadas, se proyectan distintos escenarios en el desarrollo de la cogeneración:
     Conservador. Considera el incremento en la capacidad de cogeneración en PEMEX (al menos 300 MW).
     Agresivo. Considera la instalación gradual para llegar al 80% de la capacidad de cogeneración aún no instalada (aprox. 6000 MW).
La figura 39 presenta la captura de impacto por la estrategia y su línea de acción.
Figura 39
 

La figura 40 muestra que se deberá comenzar a trabajar inmediatamente en la eliminación de las barreras identificadas.
Figura 40

Edificaciones
El uso de equipos de acondicionamiento de ambiente representa aproximadamente el 12% del uso de energía en edificios. Esta intensidad de uso de energía para consumo final es aún baja en comparación con la intensidad de uso en otros países, en parte por las condiciones climáticas nacionales, pero en parte también por las condiciones socioeconómicas de los hogares. En la medida que el ingreso per cápita aumente, existe un potencial importante para el crecimiento del consumo de energía por acondicionamiento
de ambiente.
Los factores que afectan el consumo de energía en las edificaciones son:
     El crecimiento del número de hogares.
     La penetración de equipos de acondicionamiento de ambiente en edificios comerciales y residenciales.
     La demanda de acondicionamiento de ambiente en edificios.
Las estrategias identificadas en este eje se enfocan en la reducción de la demanda de energía para calefacción y enfriamiento de ambiente en edificaciones mediante la aplicación de mejores prácticas de construcción, sin afectar el bienestar social.
CONTEXTO NACIONAL
En México, durante 2008, se consumieron aproximadamente 34 TWh por acondicionamiento de ambiente en edificaciones. El consumo se concentra en el sector residencial, el cual representa el 81% del uso de energía para acondicionamiento de ambiente. El resto del consumo, representando el 19%, se realiza principalmente en edificaciones comerciales y del sector público.
La figura 41 presenta la proporción de energía utilizada para acondicionamiento de ambiente en edificaciones, así como la distribución de los aparatos utilizados.
Figura 41

El consumo de energía por acondicionamiento de ambiente tiene una distribución geográfica diferenciada en los sectores residencial, comercial y público. En concreto, el consumo del sector residencial se concentra en las regiones geográficas con clima cálido, mientras que el consumo de los sectores comercial y público ocurre en la totalidad de las regiones climáticas del país, pues estas edificaciones frecuentemente cuentan con equipos de acondicionamiento de ambiente.
El consumo de energía para acondicionamiento de ambiente en México es bajo en relación con el observado en otros países, donde este rubro representa hasta el 50% del consumo de energía del hogar promedio. Esto se debe en buena medida a las condiciones climáticas nacionales.
Un segundo factor relevante lo constituye la baja penetración de equipos de acondicionamiento de aire en los hogares del país. Se estima que hoy en día tan solo el 20% del total de los hogares cuenta con sistema de acondicionamiento de aire. En algunas regiones de Estados Unidos alcanzan el 95% de penetración. Esto es indicativo del potencial latente que existe para el incremento en el consumo de energía por acondicionamiento de ambiente en edificaciones.
En México se han llevado a cabo acciones específicas destinadas a reducir el consumo energético por acondicionamiento de ambiente, con resultados moderados. En particular, se han llevado a cabo esfuerzos en dos frentes principales:
     Normalización. Se ha establecido una norma que define estándares de envolventes en edificaciones no residenciales (NOM-008-ENER-2001), así como otra que define estándares de aislamiento térmico en edificaciones (NOM-018-ENER-1997). Existe también reglamentación anterior que define estándares de aislamiento térmico en instalaciones industriales (NOM-009-ENER-1995). Actualmente existen esfuerzos específicos para la creación de una nueva norma de envolventes de edificios residenciales (NOM-020-ENER).
     Fomento de construcciones eficientes. Entre otros existen tres mecanismos principales a través de los cuales se estimula el desarrollo de eficiencia energética en nuevas edificaciones:
·   Hipotecas Verdes del Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (INFONAVIT), que otorgan financiamiento a tasas reducidas para la construcción de casas que incorporen aislamiento térmico entre otras medidas de eficiencia energética.
·   Subsidios de la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) para la construcción de viviendas que cumplan con criterios de sustentabilidad, incluyendo la instalación de aislantes térmicos en zonas de clima relevante.
·   Fomento para la implementación de códigos de construcción a nivel municipal que incorporen medidas de eficiencia energética en edificaciones, impulsado por CONAVI a través del "Código de Edificación y Vivienda 2007".
En México existen algunas barreras que deben ser abordadas para garantizar la captura del potencial de ahorro energético en edificaciones derivado de la implantación de mejores prácticas de construcción. En particular, se requiere reforzar los mecanismos que coadyuven a garantizar el cumplimiento de las normas vigentes en materia de envolventes para nuevas edificaciones, apalancando canales reglamentarios existentes.
Por otro lado, debido a que la instalación de aislantes térmicos representa un incremento en la inversión durante la construcción, es necesario fomentar el desarrollo de mecanismos que faciliten el financiamiento en la instalación de estos materiales.
COMPARATIVO INTERNACIONAL Y MEJORES PRÁCTICAS
El acondicionamiento de ambiente puede representar hasta el 50% del consumo energético en edificaciones, dependiendo en parte de las condiciones climáticas regionales. Debido a la importancia en el consumo de energía por el acondicionamiento de ambiente en otros países, se han llevado a cabo acciones específicas para reducirlo. Estas acciones están enfocadas en:
     Fomentar el uso de equipos de acondicionamiento de ambiente de mayor eficiencia. EE.UU. ha implementado programas de subsidios para la compra de equipos de acondicionamiento de aire
eficientes.
     Fomentar la instalación de aislantes térmicos y envolventes para disminuir directamente los requerimientos energéticos para acondicionamiento de ambiente. En EE.UU. y en Japón se han creado códigos de construcción obligatorios, especificando medidas de eficiencia energética en edificaciones. Se ha reglamentado particularmente el uso de aislantes térmicos y de envolventes apropiados en edificaciones con el fin de limitar la necesidad de uso de equipos de acondicionamiento de ambiente.
     Promover cambios de comportamiento en los usuarios finales para reducir la demanda energética del rubro. La Unión Europea realiza acciones de difusión de oportunidades de ahorro energético derivado de la implementación de mejores prácticas de construcción y de un cambio en los patrones de uso de equipos de acondicionamiento de ambiente. Mediante estos esfuerzos se busca generar mayor conciencia en la población sobre el potencial de reducción de consumo energético existente dentro de las edificaciones.
OBJETIVO 5
Reducir el consumo de energía por acondicionamiento de ambiente en edificaciones.
ESTRATEGIAS Y LÍNEAS DE ACCIÓN
Dada la existencia de tecnologías y medidas costo-efectivas para atender el alto consumo energético por acondicionamiento de ambiente, las estrategias y líneas de acción presentadas se destinan a atender las barreras que han impedido la captura del potencial de aprovechamiento de la energía latente en el sector. Las estrategias y sus respectivas líneas de acción son las siguientes:
     Mejorar el aislamiento en construcciones nuevas
· Fomentar la incorporación de estándares de aislamiento en reglamentos de construcción así como exigir el cumplimiento de las normas aplicables para la obtención de licencias de construcción:
     Nuevas edificaciones no residenciales.
     Nuevas edificaciones residenciales en regiones climáticas relevantes.
· Incorporar estándares de aislamiento en edificios nuevos de la Administración Pública
     Promocionar mejores prácticas en edificaciones
· Fomentar la ampliación de la cobertura de Hipotecas Verdes
· Promocionar mejores prácticas de aislamiento y uso de equipos de acondicionamiento de aire
· Desarrollar una certificación del estimado de consumo energético de nuevas edificaciones
A continuación se detallan las 2 estrategias y sus respectivas líneas de acción enfocadas en la reducción de consumo de energía por acondicionamiento de ambiente en edificaciones:
ESTRATEGIA 5.1
Mejorar el aislamiento en construcciones nuevas.
Línea de acción 5.1.1 Fomentar la incorporación de estándares de aislamiento en reglamentos de construcción así como exigir el cumplimiento de las normas aplicables para la obtención de licencias:
     Nuevas edificaciones no residenciales.
     Nuevas edificaciones residenciales en regiones climáticas relevantes.
Descripción
Fomentar la incorporación de estándares para envolventes y de aislamiento térmico así como mejores prácticas de eficiencia energética en los reglamentos locales de construcción para garantizar la adopción de materiales aislantes que reducen las pérdidas de calor en edificaciones, permitiendo reducir los requerimientos de energía para acondicionamiento de ambiente.
 
Detalle de la línea de acción
Se fomentará la inclusión de estándares para envolventes y de aislamiento térmico así como mejores prácticas de eficiencia energética en los códigos de construcción para edificaciones no residenciales en todo el país, así como la inclusión de dichos estándares en los códigos de construcción para edificaciones residenciales en las zonas de clima relevante.
Se promoverá que las autoridades estatales o municipales exijan a los Directores Responsables de Obra que el proyecto de edificación cumpla con las normas de eficiencia energética aplicables.
Responsables
Secretaría de Energía, CONAVI, CONUEE
Línea de acción 5.1.2 Incorporar estándares de aislamiento en edificios nuevos de la Administración Pública
Descripción
Garantizar que los nuevos edificios de la APF cumplan con los estándares para envolventes y de aislamiento térmico que minimicen el consumo de energía requerido por acondicionamiento de ambiente.
Detalle de la línea de acción
Definir y publicar lineamientos con estándares para envolventes y de aislamiento térmico que deberán ser cumplidos en edificios nuevos de la APF. Al mismo tiempo se emitirá una recomendación para los edificios nuevos de gobiernos municipales y estatales, así como sus dependencias y para la población en general.
Responsables
Secretaría de Energía, Secretaría de la Función Pública, CONUEE
ESTRATEGIA 5.2
Promocionar mejores prácticas en edificaciones.
Línea de acción 5.2.1 Fomentar la ampliación de la cobertura de Hipotecas Verdes
Descripción
Facilitar la adopción de envolventes eficientes y aislantes térmicos en nuevas edificaciones residenciales, apoyando a grupos de escasos recursos.
Detalle de la línea de acción
Extender la cobertura del programa de hipotecas verdes para financiar la totalidad de las hipotecas otorgadas por INFONAVIT en las regiones de mayor impacto.
Responsables
Secretaría de Energía, CONAVI, INFONAVIT, CONUEE
Línea de acción 5.2.2 Promocionar mejores prácticas de aislamiento y uso de equipos de acondicionamiento de aire
Descripción
Reducir el consumo de energía derivado del uso excesivo de equipos de acondicionamiento de aire en edificaciones residenciales y comerciales, así como dentro de las edificaciones de la APF.
Detalle de la línea de acción
Implementar un programa de difusión de mejores prácticas en el uso de equipos de acondicionamiento de ambiente y de concientización de la población sobre el potencial de ahorro de energía derivado de la reducción de la intensidad en el uso de estos equipos.
Responsables
 
Secretaría de Energía, CONUEE
Línea de acción 5.2.3 Desarrollar una certificación del estimado de consumo energético de nuevas edificaciones
Descripción
Fomentar una conciencia en la población sobre el ahorro energético y económico derivado de la implementación de medidas de eficiencia energética en edificaciones.
Detalle de la línea de acción
Desarrollar una certificación que distinga las edificaciones más eficientes en términos energéticos. Este reconocimiento se apegará a lo estipulado en el artículo 26 de la Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía y al artículo 31 del Reglamento de la misma.
Responsables
Secretaría de Energía, CONAVI, INFONAVIT, CONUEE
IMPACTO ESPERADO Y PLAN DE ACCIÓN
El impacto en ahorro de energía del conjunto de estrategias y líneas de acción definidas es de 1.4 TWh al 2012 y de 93.2 TWh acumulados al 2030. Se espera que para ese año las líneas de acción reduzcan la demanda de energía por acondicionamiento de ambiente en aproximadamente 16%.
La figura 42 muestra la evolución esperada de consumo por acondicionamiento de ambiente.
Figura 42

Para poder alcanzar los objetivos planteados, deberá empezarse de inmediato a desarrollar estas líneas de acción.
La figura 43 presenta la calendarización de las líneas de acción.
Figura 43
 

Motores industriales
Los procesos industriales que requieren de energía varían dependiendo del sector y de la industria. Sin embargo, se sabe que dentro del sector industrial a nivel mundial los motores trifásicos representan más del 80% del parque de motores eléctricos y representan la mayor parte del consumo total en esta categoría. Es por eso que sobre estos motores se han implementado normas de eficiencia energética a nivel mundial.
Los motores trifásicos varían por su potencia. La mayoría de éstos tienen un rango de potencia de 1 a 75 HP y tienen una vida útil promedio de 15 años. Los motores trifásicos son altos consumidores de energía, lo que implica que una mejora en la eficiencia del equipo puede conducir a grandes ahorros en electricidad.
CONTEXTO NACIONAL
En México los sistemas de motores representan el 61% del consumo de electricidad de todo el sector industrial. Tomando en cuenta comparativos internacionales, los motores trifásicos deben representar la mayor parte del consumo de electricidad en la industria.
El parque de motores trifásicos en el país es de 2.6 millones, de los cuales el 68% tiene una potencia menor a 5 HP. (Véase figura 44).
Figura 44
 

La norma sobre motores trifásicos en México se estableció en 1995, y fue actualizada con los estándares de EE.UU. en 2003. A su vez, los estándares de eficiencia de motores trifásicos en EE.UU. están alineados con los principales sistemas internacionales de eficiencia energética, por lo cual se puede asumir que los estándares definidos están a la par de los establecidos a nivel internacional.
Considerando la vida útil de los motores, las ventas anuales y el tamaño del parque, se estima que aproximadamente un millón de motores trifásicos en el país no cumplen con los últimos estándares de eficiencia. Estos motores tienen entre un 5 y 10% menos de eficiencia en comparación con los que cumplen con la norma actual, por lo cual se consideran ineficientes y representan un potencial para ahorro de energía. Por ejemplo, el consumo anual promedio de un motor nuevo es de 21 MWh, mientras que el consumo anual promedio de un motor ineficiente es de 24 MWh.
Adicionalmente, en 1998 se estableció en México una norma de eficiencia en energía sobre motores monofásicos. México es el único país con una norma, ya sea obligatoria o voluntaria, sobre este tipo de motores. Solamente Chile y Filipinas están considerando establecer una norma sobre motores monofásicos.
COMPARATIVO INTERNACIONAL Y MEJORES PRÁCTICAS
Las iniciativas de eficiencia energética para motores trifásicos realizadas dentro del entorno internacional están enfocadas en:
     La definición de estándares mínimos de eficiencia, obligatorios o voluntarios.
     Establecer un programa de certificación y sello de motores eficientes.
 
La figura 45 muestra los países que han implementado estas medidas.
Figura 45
OBJETIVO 6
Incrementar la eficiencia del parque de motores industriales de mayor consumo.
ESTRATEGIAS Y LÍNEAS DE ACCIÓN
Se tienen contempladas dos estrategias sobre motores trifásicos, cada una con su respectiva línea de acción:
     Mejorar la eficiencia de los equipo que ingresan al parque
· Actualizar la norma de estándares de eficiencia de motores trifásicos
     Sustituir equipos ineficientes del parque
· Fomentar la sustitución de motores trifásicos ineficientes del parque existente
ESTRATEGIA 6.1
Mejorar la eficiencia de los equipos que ingresan al parque.
Línea de acción 6.1.1 Actualizar la norma de estándares de eficiencia de motores trifásicos
Descripción
Reducir el consumo asociado a motores industriales a través del incremento de los estándares de eficiencia en motores trifásicos.
Detalle de la línea de acción
Se revisará y actualizará la norma existente de motores trifásicos con el fin de reducir el consumo asociado a este tipo de motores.
Responsables
Secretaría de Energía, CONUEE
ESTRATEGIA 6.2
Sustituir equipos ineficientes del parque.
Línea de acción 6.2.1 Fomentar la sustitución de motores trifásicos ineficientes del parque existente
Descripción
Reducir el consumo asociado a motores industriales a través de la sustitución de entre 414 mil motores trifásicos del parque con más de diez años de antigüedad entre el 2011 y 2012.
Detalle de la línea de acción
La acción consiste en realizar un programa temporal enfocado en sustituir los motores que no cumplan con los estándares de eficiencia de la norma actual en segmentos específicos.
El programa otorgará un incentivo a la micro, pequeña y mediana empresa para comprar un motor nuevo garantizando la eliminación de estos motores viejos a fin de removerlos definitivamente del parque. Por otro lado, se promoverá la sustitución de motores ineficientes en las grandes empresas.
Responsables
Secretaría de Energía, Secretaría de Economía, CONUEE
IMPACTO ESPERADO Y PLAN DE ACCIÓN
Con las dos estrategias y líneas de acción se tendrá al 2012 un impacto acumulado de 3.5 TWh, mientras que para 2030 un ahorro acumulado de 29.5 TWh y una reducción del consumo total del parque del 2% en ese año. La figura 46 muestra la evolución de la captura de impacto.
Figura 46
 

La figura 47 presenta la calendarización de las líneas de acción, destacando que deberá comenzarse a trabajar inmediatamente en éstas para lograr capturar el potencial identificado.
Figura 47
 

Existen varios factores que afectan la eficiencia de un sistema de bombeo. La eficiencia del sistema de bombeo no sólo consta del motor que lo opera, sino de todos los componentes del sistema de bombeo. Adicionalmente, la eficiencia de un sistema de bombeo tiende a disminuir con el tiempo, pero a niveles diferentes, según las características del sistema.
CONTEXTO NACIONAL
Los sectores agropecuario y público comprenden el 90% del consumo de agua en México. La figura 49 muestra el consumo de agua por sector.
Figura 49
En México existen 118 mil pozos para uso agrícola y alrededor de 41 mil equipos municipales destinados al bombeo de agua para servicios públicos. Alrededor del 70% de los sistemas de bombeo en el sector agropecuario y del 85% en el sector municipal, tienen oportunidad de mejorar su eficiencia en consumo de energía. En ambos sectores podrá mejorarse la eficiencia del sistema de bombeo en aproximadamente un 30% a través de la rehabilitación del sistema.
En el sector agropecuario, se ha venido trabajando con agricultores de escasos recursos para rehabilitar sistemas de bombeo ineficientes. Desde 2001 se han rehabilitado los sistemas de alrededor de 6 mil pozos, con una mejora de eficiencia promedio de 37% a 77%. Con base en la experiencia del sector, se estima que el 75% de los agricultores no están informados sobre el consumo de energía de los sistemas de bombeo y de las oportunidades de ahorro en consumo energético por la rehabilitación del sistema.
En el sector público, se ha trabajado con 382 municipios en mejorar la eficiencia y reducir el consumo de los sistemas de bombeo, con una mejora de eficiencia estimada de entre 55 y 80%.
COMPARATIVO INTERNACIONAL Y MEJORES PRÁCTICAS
Existen algunos ejemplos de esfuerzos enfocados en mejorar la eficiencia de los sistemas de bombeo de agua y con ello reducir su consumo energético. Estos programas generalmente están enfocados en proveer información o experiencia profesional en sistemas de bombeo, o en facilitar subsidios o financiamiento para realizar las mejoras:
     Watergy. Programa implementado en 1997 por la United States Agency for International Development (USAID). Ha trabajado con gobiernos locales en 9 diferentes países implementando medidas de eficiencia en los sistemas de agua.
 
     Rural Energy for America Program. Programa gubernamental estadounidense en el que se proveen subsidios y financiamiento a agricultores y pequeños negocios para realizar inversiones en energías renovables y para mejoras de eficiencia en sistemas.
     Agricultural Pumping Efficiency Program. Fundado por Pacific Gas and Electric Company (PG&E) y enfocado en agricultores clientes de la compañía eléctrica. Provee incentivos para rehabilitación de bombas y ofrece seminarios de información a usuarios.
     Agricultural Energy Efficiency Program Network. El objetivo de esta iniciativa, establecida por el American Council for an Energy-Efficient Economy (ACEEE), es formar una red de programas y organizaciones en materia de eficiencia energética en agricultura para facilitar el diálogo y compartir mejores prácticas.
OBJETIVO 7
Incrementar la eficiencia de los sistemas de bombeo de agua.
ESTRATEGIA Y LÍNEAS DE ACCIÓN
La estrategia para reducir el consumo de energía en el bombeo de agua consiste en rehabilitar los sistemas de bombeo en los sectores agropecuario y municipal:
     Rehabilitar sistemas de bombeo existentes
· Fortalecer el programa de apoyo para la rehabilitación de sistemas de bombeo agropecuario
· Establecer un programa de apoyo para la rehabilitación de sistemas de bombeo municipal
ESTRATEGIA 7.1
Rehabilitar sistemas de bombeo existentes.
Línea de acción 7.1.1 Fortalecer el programa de apoyo para la rehabilitación de sistemas de bombeo agropecuario
Descripción
Reducir el consumo asociado al bombeo de agua apoyando al sector agropecuario en la rehabilitación de los sistemas de bombeo.
Detalle de la línea de acción
La acción consiste en implementar un programa permanente de rehabilitación de sistemas de bombeo para el sector agropecuario.
Se trabajará directamente con agricultores cuyos sistemas de bombeo sean ineficientes y tengan un potencial de mejora. El costo de la rehabilitación, ya sea a través del cambio del sistema de bombeo completo o a través de su mejora, sería dividido entre el programa y el agricultor.
Como parte del alcance de este programa, se proveerá información a los usuarios sobre el consumo de energía de los sistemas de bombeo para incentivar su rehabilitación y mantenimiento adecuado.
Responsables
Secretaría de Energía, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, CONAGUA, CONUEE
Línea de acción 7.1.2 Establecer un programa de apoyo para la rehabilitación de sistemas de bombeo municipal
Descripción
Reducir el consumo asociado al bombeo de agua apoyando al sector municipal en la rehabilitación de los equipos de bombeo.
Detalle de la línea de acción
La acción consiste en implementar un programa permanente de rehabilitación de equipos de bombeo para el sector público.
Se trabajará directamente con municipios cuyos equipos de bombeo sean ineficientes y tengan un potencial de mejora. El costo de la rehabilitación, ya sea a través del cambio del sistema de bombeo completo o a través de su mejora, sería dividido entre el programa y el municipio.
Como parte del alcance de este programa, se proveerá información a los municipios sobre el consumo de energía de los equipos de bombeo para incentivar su rehabilitación y mantenimiento adecuado.
Responsables
Secretaría de Energía, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, CONAGUA, CONUEE
IMPACTO ESPERADO Y PLAN DE ACCIÓN
Para el 2030 se espera un impacto acumulado de 21.6 TWh por la rehabilitación escalonada de sistemas de bombeo. Hacia el 2012 se espera un impacto acumulado por la rehabilitación de sistemas de bombeo de 0.2 TWh.
La figura 50 muestra la evolución del impacto por la rehabilitación de bombas de agua.
Figura 50
 

Consolidación del impacto de las estrategias
Las líneas de acción planteadas en el Programa lograrán evitar un consumo de energía de 43 TWh acumulados al 2012 y de 4,017 TWh al 2030. Este ahorro equivale a aproximadamente tres años de consumo energético del país al ritmo actual.
Cabe destacar que las 26 líneas de acción aquí planteadas son importantes, ya que satisfacen algunas otras necesidades como:
     Apoyar a grupos marginados en la adquisición de tecnologías más eficientes
     Fomentar cambios de comportamiento en los usuarios finales.
Es importante señalar que el ahorro de energía generado por estas líneas de acción tiene una evolución en el tiempo a partir del inicio de su implementación, capturando una mayor proporción del impacto en la medida en que las tecnologías y prácticas fomentadas por el Programa logran una mayor penetración en sus respectivos sectores y en la medida en que nuevas unidades eficientes sustituyen unidades existentes con tecnologías anteriores.
Debido a lo anterior, y manteniendo una planeación y visión de largo plazo para cada sector, deberá comenzarse a trabajar en las líneas de acción de inmediato para favorecer su completa implementación con una mayor oportunidad.
La figura 52 presenta una matriz con las líneas de acción priorizadas de acuerdo con el momento en el que deberá comenzarse a trabajar para capturar los impactos en el plazo de tiempo estipulado.
Figura 52

 
El gran potencial que representan estas líneas de acción a mediano y largo plazo podrá complementarse con líneas de acción que proporcionen ahorros de energía en un horizonte de tiempo menor. Entre éstas figuran acciones con beneficios adicionales derivados de apoyos a grupos marginados o por la implementación de mejores prácticas en el uso de tecnologías actuales para fomentar el ahorro energético.
El trabajo de implementación de las líneas de acción requiere de una calendarización general que servirá como guía para definir los tiempos en que las medidas deberán ser implementadas (véase figura 53).
Figura 53

Elementos de política transversal
Para lograr capturar el impacto identificado por las estrategias de aprovechamiento sustentable de la energía, se requiere de la realización de acciones de colaboración entre múltiples organizaciones. Estas acciones deberán traducirse en políticas públicas ejecutables en el corto y mediano plazo.
A continuación se presentan los grupos de acciones que deberán realizarse para alcanzar los objetivos:
1.     Fortalecimiento institucional
2.     Coordinación interinstitucional
3.     Educación, capacitación, información y comunicación
4.     Vinculación con el exterior
1. FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL
La Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía plantea nuevas atribuciones y responsabilidades para el sector energético y para los sectores de la economía. Dentro de estas nuevas actividades derivadas de la Ley, destacan 5 grandes rubros:
I.- Políticas y Programas en Eficiencia Energética:
·   Elaborar y publicar el Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía que establecerá estrategias, objetivos, acciones y metas que permitan alcanzar el uso óptimo de la energía en todos sus procesos y actividades;
·   Elaborar y ejecutar programas permanentes para el aprovechamiento sustentable de la energía en dependencias y entidades de la APF y aplicar criterios para el mismo fin en las adquisiciones, arrendamientos, obras y servicios que contraten;
·   Formular y emitir las metodologías para la cuantificación de las emisiones de gases de efecto invernadero por la explotación, producción, transformación, distribución y consumo de energía, así como las emisiones evitadas debido a la incorporación de acciones para el aprovechamiento sustentable de la energía, y
·   Formular y emitir las metodologías y procedimientos para cuantificar el uso de energéticos y determinar el valor económico del consumo y el de los procesos evitados derivados del aprovechamiento sustentable de la energía consumida.
II. Normatividad en eficiencia energética:
·   Expedir disposiciones administrativas de carácter general en materia de Eficiencia Energética;
·   Crear y actualizar Normas Oficiales Mexicanas a fin de propiciar la Eficiencia Energética;
·   Emitir opiniones vinculatorias para las dependencias y entidades de la APF en relación con las mejores prácticas en materia de Aprovechamiento Sustentable de la Energía;
·   Supervisar la ejecución de los procesos voluntarios que desarrollen los particulares, para mejorar su Eficiencia Energética;
·   Ordenar visitas de verificación, requerir la presentación de información y a las personas que realicen actividades relativas al Aprovechamiento Sustentable de Energía, a fin de supervisar y vigilar el cumplimiento de las disposiciones jurídicas aplicables;
·   Establecer los criterios para determinar que un usuario cuenta con un patrón de alto consumo de energía, e
·   Imponer las sanciones a dichos usuarios cuando no proporcionen información sobre la utilización energética, o si la información presentada fuere falsa o incompleta.
III. Fomento, Difusión e Innovación en Eficiencia Energética:
·   Desarrollar un programa de fomento a la certificación de procesos, productos y servicios;
·   Instrumentar un sistema de reconocimientos que permita identificar a las industrias que hayan certificado sus procesos, productos y servicios;
·   Promover la creación de centros regionales de apoyo a la mediana y pequeña industria con el fin de facilitar la certificación en dichos sectores;
·   Implementar el registro de usuarios que hayan obtenido el certificado de persona o institución energéticamente responsable;
·   Promover la investigación científica y tecnológica aplicada en materia de aprovechamiento sustentable de la energía;
·   Incluir en los programas de estudio a nivel de educación básica, media y media superior, temas
de aprovechamiento sustentable de la energía;
·   Promover, a nivel superior, la formación de especialistas en la materia;
·   Preparar y publicar libros, catálogos, manuales, artículos e informes técnicos sobre los trabajos que realice en las materias de su competencia;
·   Difundir en el Subsistema y en publicaciones científicas, los resultados de los proyectos y estudios realizados, y
·   Difundir la información entre los sectores productivos, gubernamentales y sociales.
IV. Gestión en Eficiencia Energética:
·   Emitir recomendaciones a entidades federativas, municipios y particulares en relación con las mejores prácticas en materia de aprovechamiento sustentable de la energía, y
·   Brindar asesoría técnica en materia de aprovechamiento sustentable de la energía a las dependencias y entidades de la APF, así como a los Gobiernos de los Estados y Municipios.
V. Información y Evaluación en Eficiencia Energética:
·   Implementar el Subsistema Nacional de Información sobre el Aprovechamiento de la Energía y asegurar su disponibilidad y actualización;
·   Establecer la forma y periodicidad con que deberán entregar información al Subsistema los usuarios con un patrón de alto consumo y las dependencias y entidades de la APF;
·   Elaborar y publicar un catálogo de equipos y aparatos que requieran del suministro de energía para su funcionamiento y que deberán de incluir, de forma clara y visible, información sobre su consumo energético;
·   Aprobar leyendas para incentivar el uso eficiente la energía y sus beneficios en la preservación del medio ambiente que deberán incluirse en los recibos de pago o facturas de los organismos públicos o empresas del Sector, e
·   Implementar y actualizar la información de los fondos y fideicomisos que tengan por objeto apoyar el Aprovechamiento Sustentable de la Energía, constituidos por el Gobierno Federal, reciban recursos federales o en los cuales el Gobierno Federal constituya garantías.
Con el fin de cumplir con los objetivos de este Programa, en el marco de la Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía, resulta indispensable la incorporación de conocimientos en las entidades y dependencias federales, gobiernos locales; organizaciones no gubernamentales; asociaciones de la industria, y expertos del sector.
2. COORDINACIÓN INTERINSTITUCIONAL
Dado que el Programa tiene beneficios para diversos actores, se espera que dentro del marco establecido en los artículos 5 y 6 del Reglamento de la Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía, se busque establecer acuerdos con actores relevantes del sector público y/o privado que puedan estar interesados en financiar algunas de las estrategias.
Por otro lado, se fomentará que los fondos y fideicomisos enfocados en apoyar el aprovechamiento sustentable de la energía sigan las recomendaciones emitidas por la CONUEE y asignen recursos para contribuir al alcance de los objetivos y la consecución de las metas planteadas por el Programa.
Por último, es principalmente el país quien se beneficia de las medidas de eficiencia energética al reducir el consumo de recursos y evitar las pérdidas asociadas a este consumo. Dado esto, se espera contar con el apoyo de los actores relevantes, como las entidades y dependencias del gobierno federal y de gobiernos locales, así como de particulares para realizar las estrategias y alcanzar las metas planteadas por este Programa.
3. EDUCACIÓN, CAPACITACIÓN, INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN
Como parte complementaria del Programa, se espera generar el conocimiento y desarrollar capacidades en materia del aprovechamiento sustentable de la energía en principalmente dos vertientes:
a.     Educación formal y desarrollo de investigadores.
b.     Educación informal en temas puntuales.
Educación formal y desarrollo de investigadores
Las estrategias consideradas por el Programa serán reforzadas mediante mecanismos de educación formal, formando especialistas y desarrollando capacidades de eficiencia energética a través del sistema escolar. Adicionalmente, se apalancarán esfuerzos de difusión y promoción para fomentar canales de educación informal para los usuarios finales.
En primera instancia, se considera imprescindible desarrollar profesionistas especializados en materia de eficiencia energética. La CONUEE, apoyándose en las facultades que le confieren los artículos 5 y 6 del Reglamento de la Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía, podrá celebrar convenios con instituciones mexicanas y extranjeras de educación superior para garantizar la disponibilidad de programas de especialización en aprovechamiento sustentable de la energía.
Haciendo uso de la facultad que le confiere el artículo 6 del Reglamento de la Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía, la CONUEE podrá suscribir acuerdos con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) para apoyar el estudio y fomentar la investigación en temas de eficiencia energética. El Programa considera grupos de formación de profesionistas especializados en temas de aprovechamiento sustentable de la energía.
Para lograr capturar el potencial detallado en el Programa, se requerirá de conocimiento formal por parte de los usuarios. Es por eso que se planea formar conciencia en niños y jóvenes en torno al aprovechamiento sustentable de la energía. Con este fin, se desarrollará material didáctico que será incluido en los programas de estudio de nivel básico, medio y medio superior a partir del ciclo escolar 2010-2011.
Además, cabe resaltar que los conocimientos adquiridos permean hacia otras ramas de la sociedad que no están expuestas directamente al material didáctico mediante la comunicación oral y el ejemplo.
Educación informal
Dado que gran parte del éxito de las estrategias del Programa depende de las decisiones del usuario final, se considera imprescindible la realización de campañas de promoción masivas en las que se destaquen los aspectos positivos del cambio tecnológico (es decir, ahorro de energía, impacto económico al usuario final, reducción de emisiones de gases de efecto invernadero).
Para cada campaña deberá seleccionarse la alternativa de comunicación más efectiva con el fin de impactar a los usuarios relevantes y poder influenciar el cambio tecnológico y/o de comportamiento.
Durante el diseño de las campañas, los grupos de trabajo deberán considerar la posibilidad de realizar campañas conjuntas a lo largo de las múltiples áreas de oportunidad. En primera instancia se vislumbra la posibilidad de conseguir algunas sinergias en la promoción conjunta de temas relacionados, como uso de envolventes y aislamiento con el uso de acondicionadores de ambiente, y por otro lado, iluminación con equipos del hogar y de inmuebles. De manera complementaria, las campañas publicitarias que se diseñen se podrán apalancar en el distintivo otorgado por la CONUEE a productos y/o servicios para destacar aquellos de mayor eficiencia.
La difusión de un mensaje sostenido y consistente en lo relacionado al aprovechamiento sustentable de energía será un pilar en la transformación de hábitos y comportamientos que podrá llevar a un mejor uso de los recursos energéticos del país.
4. Vinculación con el Exterior
Como parte del proceso de profundización en los planes de implementación de las estrategias propuestas en el Programa, se espera que se fomenten las relaciones con gobiernos extranjeros y sus entidades relevantes, así como con organismos internacionales, a fin de capturar los aprendizajes de esfuerzos similares.
Adicionalmente y como parte de la vinculación, se espera que se logren establecer alianzas estratégicas con asociaciones internacionales.
Una de las oportunidades claras es el acercamiento con el programa Energy Star, para generar el distintivo que la CONUEE otorgará de acuerdo con lo previsto en el artículo 26 de la Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía y el artículo 31 del Reglamento de la misma Ley. Se considera que con una colaboración de este tipo, se podrán apalancar varios aspectos clave, como son:
a.     El rango de productos a certificar
b.     Los procesos de certificación de equipos
c.     La relación existente con los productores
d.     La homologación de estándares en beneficio de los productores
e.     La relación con las instituciones relacionadas con la energía en diversos países
f.     La experiencia en el diseño de campañas al usuario final para fomentar el cambio tecnológico
g.     Los elementos de mercadeo previamente utilizados
h.     Las mejores prácticas en el fomento de eficiencia energética.
Actualmente algunos países han establecido acuerdos con esta asociación del gobierno de Estados Unidos. Entre ellos se encuentran: los países de la Unión Europea, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Taiwán y Japón.
Por otro lado, en el entorno internacional existen oportunidades para conseguir financiamiento para realizar acciones de mitigación y adaptación al cambio climático que se deberán aprovechar. Entre estas alternativas se consideran:
     La certificación de acciones como Mecanismos de Desarrollo Limpio
     Utilización de fondos internacionales enfocados en la reducción del impacto para el cambio climático.
Listado de figuras y tablas
FIGURAS
 
Figura
Descripción
1
Rangos de eficiencia energética disponible en los sectores de consumo final de energía
2
Áreas de oportunidad enfocadas en usos finales de energía
3
Definición de objetivos y estrategias
4
Líneas de acción
5
Potencial de reducción de consumo final acumulado al 2030
6
Beneficios derivados de las medidas de aprovechamiento sustentable de la energía
7
Calendarización de las líneas de acción de acuerdo a su orden de prioridad
8
Consumo nacional de energía, histórico
9
Consumo final de energía por sector, histórico y proyectado
10
Consumo final estimado al 2030 por sector y por combustible
11
Rangos de eficiencia energética disponibles al 2009 en los sectores de consumo final de energía
12
Áreas de oportunidad enfocadas en usos finales de energía
13
Definición de objetivos y estrategias
14
Líneas de acción
15
Beneficios derivados de las medidas de aprovechamiento sustentable de la energía
16
Proyección de consumo al 2050
17
Potencial de reducción de consumo final acumulado
18
Descripción general del parque vehicular
19
Comparación de la tasa de motorización
20
Comparativo de rendimiento y edad del parque vehicular mexicano
21
Evolución esperada del rendimiento de autos ligeros nuevos
22
Potencial de reducción de consumo energético en el sector transporte
23
Calendarización de líneas de acción de transporte
24
Evolución de la demanda de energía para iluminación
25
Consumo de energía por sector y tipo de lámpara
26
Consumo mundial de electricidad por iluminación y composición del parque mundial de focos
27
Evolución esperada del consumo de energía por iluminación
28
Ahorro potencial de consumo energético en iluminación
29
Calendarización de líneas de acción de iluminación
30
Desglose de consumo energético por hogar en México
31
Diferencia tecnológica actual de equipos del hogar y de inmuebles
32
Desglose de consumo energético en sector residencial por país
33
Evolución de la demanda de energía por el uso de equipos del hogar y de inmuebles considerados en el Programa
34
Calendarización de líneas de acción de equipos del hogar y de inmuebles
35
Aprovechamiento de la energía en un sistema de cogeneración
36
Capacidad instalada de cogeneración
37
Potencial de cogeneración para México
38
Potencial de cogeneración estimado para diversos países
39
Energía generada por proyectos de cogeneración
40
Calendarización de línea de acción de cogeneración
41
Consumo de energía por acondicionamiento de ambiente en edificaciones
42
Evolución de la demanda energética para acondicionamiento de ambiente en edificaciones
43
Calendarización de líneas de acción de edificaciones
44
Parque de motores trifásicos en México
45
Implementación de medidas por país
46
Evolución de la captura de impacto
47
Calendarización de estrategias de motores industriales
48
Consumo de agua por sector a nivel global
49
Consumo de agua por sector para México
50
Evolución del impacto en el consumo energético por bombeo agrícola y municipal
51
Calendarización de las líneas de acción de bombeo de agua
52
Priorización de las líneas de acción
53
Calendarización de las líneas de acción
54
Metodología general
55
Curva de Costos de Abatimiento de GEI al 2030 para México
56
Curva de costos enfocada en energía y consumo final para México al 2030
57
Áreas de oportunidad enfocadas en usos finales de energía
58
Definición de líneas de acción específicas
59
Calendarización de líneas de acción de acuerdo a su orden de prioridad
 
Tablas
 
Tablas
Descripción
1
Alineación de estrategias con el PND
 
Abreviaturas
 
Abreviatura
Descripción
AC
Aire acondicionado (Air Conditioning, por sus siglas en inglés)
ACEEE
American Council for an Energy-Efficient Economy
AIE
Asociación Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés)
AMIA
Asociación Mexicana de la Industria Automotriz
ANES
Asociación Nacional de Energía Solar
APF
APF, incluye entidades y dependencias
CFE
Comisión Federal de Electricidad
CONACYT
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología
CONAVI
Comisión Nacional de Vivienda
CONUEE
Comisión para el Uso Eficiente de Energía
CRE
Comisión Reguladora de Energía
EE.UU.
Estados Unidos
ENE
Estrategia Nacional de Energía
ENIGH
Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares
FIDE
Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica
GEI
Gases de Efecto Invernadero
GLP
Gas Licuado de Petróleo
GN
Gas Natural
GNC
Gas Natural Comprimido
GWh
Gigawatt hora (1x10L9 Watt hora)
HP
Caballos de fuerza (por sus siglas en inglés)
ICCT
International Council on Clean Transportation
IIE
Instituto de Investigaciones Eléctricas
IMP
Instituto Mexicano del Petróleo
INEGI
Instituto Nacional de Estadística y Geografía
INFONAVIT
Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores
Km
Kilómetros
KWh
Kilowatt hora (1x10L3 Watt hora)
L
Litro
LED
Light-emitting diode
LFC
Lámparas Fluorescentes Compactas
MDL
Mecanismos de Desarrollo Limpio
M.N.
Pesos, moneda nacional
MIPYMES
Micro, Pequeña y Mediana Empresa
MWh
Megawatt hora (1x10L6 Watt hora)
N/A
No aplica, o no disponible
OCDE
Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD, por sus siglas en inglés)
ONG
Organización no gubernamental
PECC
Programa Especial de Cambio Climático
PEMEX
Petróleos Mexicanos
PG&E
Pacific Gas and Electric Company
PROCALSOL
Programa de Calentadores de Agua Solares
PRODIAT
Programa de Desarrollo de las Industrias de Alta Tecnología
Programa
Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía
SECTUR
Secretaría de Turismo
SEMARNAT
Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales
SEN
Sistema Eléctrico Nacional
SENER
Secretaría de Energía
SHCP
Secretaría de Hacienda y Crédito Público
SIE
Sistema de Información Energética
TACC
Tasa Anual de Crecimiento Compuesto
TLCAN
Tratado de Libre Comercio de América del Norte
TWh
Terawatt hora (1x10L12 Watt hora)
USAID
United States Agency for International Development
USD
Dólares americanos (por sus siglas en inglés)
 
Anexos:
METODOLOGÍA
Las metodologías presentadas en el Programa se derivan de un análisis secuencial llevado a cabo en tres etapas principales (véase figura 54):
     Identificación de áreas de oportunidad con potencial de aprovechamiento de energía
     Definición de estrategias en cada eje con base en aprendizajes nacionales e internacionales
     Priorización de estrategias que concentran el impacto esperado de ahorro de energía
Esta metodología general de análisis permite partir de una visión general de las oportunidades de aprovechamiento sustentable de energía para definir estrategias y acciones específicas que permitan capturar una porción significativa del potencial técnico identificado.
Figura 54
 

De la curva se identifican 82 palancas que incorporan directamente beneficios por eficiencia energética. Respondiendo al enfoque de este Programa, se seleccionaron sólo las palancas enfocadas en el consumo final (62 palancas de eficiencia energética enfocadas en el consumo final).
La figura 56 presenta una curva de costos de abatimiento con las palancas de eficiencia energética en el consumo final.
Figura 56

Cabe resaltar que las palancas de eficiencia energética presentan principalmente costos negativos.Se convirtió la curva de abatimiento de emisiones a una curva de abatimiento de energía aproximada utilizando los factores de emisión para los combustibles utilizados en cada palanca.
Para considerar la generación de políticas públicas, las palancas de eficiencia energética se agrupan por área de oportunidad, y se identifican los siguientes (véase figura 57):
Figura 57
 

Las 7 áreas de oportunidad costo-eficientes son: transporte, iluminación, equipos del hogar y de inmuebles, cogeneración, edificaciones, motores industriales y bombas de agua.
Una vez identificados las áreas de oportunidad, se busca un entendimiento puntual de las características y factores que determinan el consumo de energía de éstos, así como los aprendizajes derivados de la experiencia nacional e internacional, para así generar estrategias y líneas de acción que atiendan las oportunidades de eficiencia energética identificadas. En la figura 58 se esquematiza este marco conceptual.
Figura 58
 

A fin de lograr un mejor entendimiento del contexto nacional, se llevaron a cabo entrevistas con expertos del sector energía para identificar esfuerzos realizados enfocados en el ahorro de energía a lo largo de las áreas de oportunidad, así como para recabar información disponible para realizar un análisis detallado del potencial en cada estrategia. Adicionalmente, se revisó la información proporcionada por los actores del sector para identificar el estado de las tecnologías empleadas y contrastarlas con la oferta tecnológica disponible.
El entendimiento del contexto nacional generado se complementa con los aprendizajes derivados de las experiencias internacionales a lo largo de las áreas de oportunidad revisadas. En particular, se revisaron ejemplos de iniciativas realizadas en otros países para entender alternativas de modelos operativos, identificar actores clave, e identificar barreras principales en la ruta para capturar el impacto. Con esta información, se genera una sensibilidad del impacto potencial de acciones específicas. Adicionalmente, se revisó la oferta tecnológica a nivel internacional para identificar el potencial de mejora en cada una de las áreas analizadas.
Este entendimiento permitirá desarrollar una serie de líneas de acción para cada área de oportunidad. Para cada área de oportunidad se planteó una metodología para estimar el impacto en reducción de consumo de energía y económico. A continuación se detalla la manera en que se realizan los cálculos:
     Transporte. Se define la evolución de nuevas ventas de vehículos siendo consistentes con las tendencias históricas observadas así como las perspectivas a futuro derivadas de fuentes independientes. Se define la evolución de las unidades existentes con base en la información disponible del sector para así definir el caso de referencia. Se estima el consumo energético considerando el número de vehículos (compactos, sub-compactos, lujo y deportivo, ligeros y pesados), el rendimiento de combustible y los kilómetros recorridos por tipo y edad de vehículo. El impacto se calcula considerando diferentes escenarios de la entrada de vehículos más eficientes y comparándolos contra un caso de referencia.
     Iluminación. Se estima un parque de focos para el país considerando los dos tipos principales: tubos fluorescentes (T8/T12 y T5) y bombillas (incandescentes y LFCs). Se proyecta el crecimiento del parque al 2030 considerando las necesidades de iluminación del país y una dinámica de sustitución para definir así el caso de referencia. Para estimar el impacto de las estrategias, se modifica esta dinámica para reflejar el cambio de tecnología esperado en el parque y se comparó con el caso de referencia.
     Equipos del hogar y de Inmuebles. Para los tres equipos considerados (refrigeradores, equipos de acondicionamiento de aire y calentadores de agua) se define una proyección del parque al 2030,
definiendo así el caso de referencia. Se calcula el consumo total del parque utilizando el consumo promedio del equipo según el año de producción. Se realizan escenarios estimando el consumo total del parque, reflejando la incorporación de equipos de mayor eficiencia según las estrategias planteadas y comparándolos con el caso de referencia.
     Cogeneración. Se definen escenarios de incremento de capacidad de cogeneración para el país y se estima la cantidad de energía eléctrica resultante de estos proyectos.
     Edificaciones. Se define una base para el parque de edificaciones, se calcula el consumo total por acondicionamiento de ambiente y se proyecta su evolución al 2030, definiendo así el caso de referencia. Se realizan escenarios de consumo considerando mejoras en el aislamiento y cambios de comportamiento que se comparan contra el caso de referencia.
     Motores industriales. Se define el parque de motores trifásicos en el país, se estima el consumo total del parque considerando el año de producción de los motores y la evolución al 2030, definiendo así el caso de referencia. Se realizan escenarios de evolución del parque y se comparan con el caso de referencia para estimar el impacto de las estrategias planteadas.
     Bombas de agua: Se define el parque de bombas de agua agrícolas y municipales en el país, se estima el consumo total del parque considerando la proporción de bombas eficientes e ineficientes estimadas y se proyecta su evolución al 2030, definiendo así el caso de referencia. Se realizan escenarios de evolución del parque por la rehabilitación de sistemas de bombeo y se comparan con el caso de referencia para estimar el impacto de las estrategias planteadas.
Las líneas de acción se priorizan de acuerdo con la oportunidad de captura de impacto y se calendarizan de acuerdo a su orden de prioridad para facilitar el desarrollo posterior de la ruta crítica (véase figura 59).
Figura 59
 

______________________