alerta Si el documento se presenta incompleto en el margen derecho, es que contiene tablas que rebasan el ancho predeterminado. Si es el caso, haga click aquí para visualizarlo correctamente.
 
DOF: 24/11/2012
ACUERDO por el que se expide la parte marina del Programa de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe y se da a conocer la parte regional del propio Programa (Continúa en la Segunda Sección)

ACUERDO por el que se expide la parte marina del Programa de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe y se da a conocer la parte regional del propio Programa (Continúa en la Segunda Sección)

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

JUAN RAFAEL ELVIRA QUESADA, Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 12 y 32 Bis, fracciones II, III, V y X, de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; 5o., fracciones II y IX; 19; 19 Bis, fracciones II y IV; 20 Bis 2; 20 Bis 3; 20 Bis 6 y 20 Bis 7 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente; 1o., fracciones I, II, VI, VIII y XI; 4o., fracciones II y V; 6; 7o.; 37; 38; 39; 40; 41; 42; 43; 44; 45; 46; 47; 51; 52; 53; 54; 55 y 56 del Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Ordenamiento Ecológico; y 5o., fracciones II y XXV, del Reglamento Interior de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y
CONSIDERANDO
Que el Artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece el derecho de toda persona a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar.
Que el Artículo 25 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos determina que corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional para garantizar que éste sea integral y sustentable, llevando a cabo la regulación y fomento de actividades que demande el interés general.
Que la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente establece que corresponde a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales apoyar técnicamente la formulación y ejecución de los programas de ordenamiento ecológico regional; así como a las entidades federativas y los municipios el participar en las consultas y emitir las recomendaciones que estimen pertinentes para la formulación de los programas de ordenamiento ecológico marino, los cuales tienen por objeto la preservación, restauración, protección y aprovechamiento sustentable de los recursos naturales existentes en áreas o superficies específicas ubicadas en zonas marinas mexicanas, incluyendo las zonas federales adyacentes.
Que el Eje 4. "Sustentabilidad Ambiental" del Plan Nacional de Desarrollo 2007â2012 identifica al ordenamiento ecológico del territorio como uno de los retos fundamentales en materia de desarrollo sustentable, estableciendo que es necesario coordinar acciones entre los tres órdenes de gobierno de modo que se identifique la vocación y el potencial productivo de las distintas regiones que componen el territorio nacional, orientando así las actividades productivas hacia la sustentabilidad ambiental, a través de la formulación, expedición, ejecución, evaluación y publicación de los ordenamientos ecológicos del territorio, incluyendo zonas costeras y marinas, a través de un esquema de planeación integral que ordene y gestione el desarrollo de actividades sociales y productivas.
Que el Apartado 6 "Transversalidad de Políticas Públicas para el Desarrollo Sustentable e Integración Territorial" del Programa Sectorial de Medio Ambiente y Recursos Naturales 2007-2012, en su Objetivo 6.8, señala como prioridad la implementación del ordenamiento ecológico marino y regional de las zonas costeras, articulándolo con la Política Nacional para el Desarrollo Sustentable de Océanos y Costas, a fin de lograr el fortalecimiento de capacidades nacionales para la prevención y adaptación frente al fenómeno del cambio climático, enfrentando los riesgos hidrometeorológicos y los impactos adversos de la variabilidad del clima.
Que la Estrategia Nacional para el Ordenamiento Ecológico del Territorio en Mares y Costas establece que el Golfo de México y Mar Caribe es una región costero-marina que sustenta ecosistemas de valor único, como son los arrecifes coralinos, manglares, lagunas y dunas costeras, los cuales se encuentran bajo alta presión de actividades humanas, por lo que se requiere promover instrumentos de planeación del territorio adecuados a sus condiciones.
Que conscientes del alto valor ambiental, económico, social y cultural de la región del Golfo de México y el Mar Caribe, y de su franja costero-terrestre, así como de los riesgos y consecuencias negativas asociados a su crecimiento desequilibrado y al efecto negativo de la sobreexplotación de los recursos naturales para el desarrollo sustentable de la región, con fecha 30 de octubre del año 2006 se instaló el Comité de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe en el cual participó el Ejecutivo Federal a través de las Secretarías de Gobernación; Marina; Desarrollo Social; Medio Ambiente y Recursos Naturales; Energía; Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; Comunicaciones y Transportes; Reforma Agraria; y Turismo; los organismos públicos descentralizados Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad, así como los Gobiernos de los Estados de Campeche, Quintana Roo, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán, celebrando asimismo un "Convenio Marco de Coordinación para la
instrumentación de un proceso de planeación conjunto para la formulación, expedición, ejecución, evaluación y modificación del Programa de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe".
Que toda vez que la propuesta de Programa de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe fue sometido a un proceso de consulta pública del 8 de diciembre del año 2009 al 16 de marzo del año 2010, y que el proyecto final del mismo fue aprobado durante la Sexta Sesión del Organo Ejecutivo del Comité de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe el día 9 de marzo del año 2011, y que ha sido previamente puesto a consideración del Titular del Ejecutivo Federal, he tenido a bien expedir el siguiente:
ACUERDO POR EL QUE SE EXPIDE LA PARTE MARINA DEL PROGRAMA DE ORDENAMIENTO
ECOLÓGICO MARINO Y REGIONAL DEL GOLFO DE MÉXICO Y MAR CARIBE Y SE DA A CONOCER
LA PARTE REGIONAL DEL PROPIO PROGRAMA
Artículo Primero.- Se expide la parte marina del Programa de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe, que corresponde a las áreas o superficies ubicadas en zonas marinas mexicanas, incluyendo las zonas federales adyacentes, en términos del documento adjunto al presente Acuerdo.
Artículo Segundo.- Se da a conocer la parte Regional del Programa de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe, en términos del documento adjunto al presente Acuerdo, para que surta los efectos legales a que haya lugar.
Artículo Tercero.- Conforme a los términos del "Convenio Marco de Coordinación para la instrumentación de un proceso de planeación conjunto para la formulación, expedición, ejecución, evaluación y modificación del Programa de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe", los Gobiernos de los Estados de Campeche, Quintana Roo, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán expedirán, mediante sus órganos de difusión oficial, la parte Regional del Programa de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe.
TRANSITORIO
UNICO.- El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.
Dado en la Ciudad de México, Distrito Federal, a los treinta y un días del mes de octubre de dos mil doce.- El Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan Rafael Elvira Quesada.- Rúbrica.
Programa de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe
Contenido
1.     Introducción
2.     Caracterización
Area Sujeta a Ordenamiento Ecológico (ASO)
Aspectos Hidrodinámicos y Ecológicos
Aspectos Sociales
Aspectos Económicos
3.     Diagnóstico
Aptitud Sectorial
Fragilidad
Presión
Vulnerabilidad
Riesgos Hidrometeorológicos
 
4.     Pronóstico
Indicadores
Escenarios
5.     Programa de Ordenamiento Ecológico
Modelo de Ordenamiento Ecológico
Estrategias Ecológicas
Criterios de Regulación Ecológica
Fichas de Unidades de Gestion Ambiental
6.     ANEXOS
Anexo 1.Tabla de Lineamientos Ecológicos
Anexo 1b. Tabla de Lineamientos Ecológicos por Unidad de Gestión Ambiental
Anexo 2. Tabla de Lineamientos Ecológicos asociados a las Estrategias Ecológicas
Anexo 3. Tabla de Estrategias Ecológicas por Acciones
Anexo 4. Tabla de Acciones Generales
Anexo 5. Tabla de Acciones Específicas
Anexo 6. Tabla de Responsables de la Instrumentación de las Acciones
Anexo 7. Criterios de Regulación Ecológica para Islas y Zonas Costeras Inmediatas
Anexo 8.- Propuestas de Nuevos Decretos de Areas Naturales Protegidas Federales
Anexo 9. Guía para la Consulta del Programa de Ordenamiento
Anexo 10. Agenda Ambiental.
Anexo 11. Glosario
Anexo 12. Siglas y Acrónimos
Anexo 13. Bibliografía
1. Introducción
El Plan Nacional de Desarrollo 2007â2012, identifica en su "Eje 4. Sustentabilidad Ambiental" al ordenamiento ecológico del territorio como uno de los retos fundamentales en materia de desarrollo sustentable, estableciendo que es necesario coordinar acciones entre los tres órdenes de gobierno de modo que se identifique la vocación y el potencial productivo de las distintas regiones que componen el territorio nacional, orientando así las actividades productivas hacia la sustentabilidad ambiental. Asimismo identifica al ordenamiento ecológico del territorio como el instrumento para fortalecer la sustentabilidad de mares y costas, estableciendo que el desarrollo de este instrumento de planeación ambiental generará reglas eficaces para el aprovechamiento y conservación de los recursos naturales y permitirá establecer lineamientos para corresponsabilizar a los sectores sociales en su cuidado, en el crecimiento económico y en el mejoramiento de la calidad de vida de la población asentada a lo largo del litoral del país.
Por su parte, el Programa Sectorial de Medio Ambiente y Recursos Naturales 2007-2012, en su apartado 6.8, señala como prioridad implementar el ordenamiento ecológico marino y regional de las zonas costeras, así como de zonas costero-marinas con el fortalecimiento de capacidades nacionales para enfrentar los riesgos hidrometeorológicos y los impactos adversos de la variabilidad del clima. Asimismo, el objetivo 7.1.1 de dicho Programa se refiere al impulso que se debe dar a los procesos de ordenamiento ecológico en regiones prioritarias, incluidos los mares y costas.
 
También, el Programa Nacional Hídrico 2007-2012 señala en su Capítulo 3, Objetivo 6, Estrategia 8, la importancia de promover programas de ordenamiento ecológico territorial en regiones que se encuentren en riesgo por eventos hidrometeorológicos.
Con base en los antecedentes señalados, en septiembre de 2006, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) presentó la Política Ambiental Nacional para el Desarrollo Sustentable de los Océanos y Costas, así como las estrategias para su conservación y uso sustentable. Así, en este entorno se firmó el convenio marco para el Programa de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe (POEMyRGMyMC), en el cual participaron 11 entidades de la Administración Pública Federal de las cuales 9 son Secretarías de Estado (Secretaría de Gobernación (SEGOB), Secretaría de Marina (SEMAR), Secretaría de Energía (SENER), Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Secretaría de la Reforma Agraria (SRA), Secretaría de Turismo (SECTUR) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT)) y 2 entidades paraestatales (Petróleos Mexicanos (PEMEX) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE)) y los Gobiernos de los 6 estados ribereños de la región (Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo). Definiéndose de esta manera el Area Sujeta a Ordenamiento Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe.
Para dar continuidad a esta política ambiental, en febrero del 2007 el Presidente Felipe Calderón Hinojosa anunció la creación de una estrategia nacional para el ordenamiento ecológico del territorio en mares y costas, que tiene por objetivos principales:
I. El Ordenamiento Ecológico General del Territorio en Mares y Costas.
II. El establecimiento de una Comisión Intersecretarial para el Manejo Integrado de los Océanos y Costas.
III. La elaboración de la Política Nacional de Océanos y Costas de la Administración Pública Federal.
IV. El Ordenamiento Ecológico de todas las regiones marinas del país y la generación de las estrategias para el manejo de los humedales costeros, en especial el manglar.
V. La protección de la biodiversidad costera y marina.
VI. El desarrollo sustentable en las áreas costeras y marinas de los sectores turismo, pesca y acuacultura, industrial y de servicios, entre otros.
El POEMyRGMyMC, es el instrumento de política ambiental cuyo objeto es regular o inducir el uso del suelo y las actividades productivas, con el fin de lograr la protección del medio ambiente y la preservación y el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, a partir del análisis de las tendencias de deterioro y las potencialidades de aprovechamiento de los mismos.
El POEMyRGMyMC identifica, orienta y enlaza las políticas, programas, proyectos y acciones de la administración pública que contribuyan a lograr las metas regionales que en él se plantean y optimizar el uso de los recursos públicos de acuerdo con la aptitud del territorio.
Por otro lado, el POEMyRGMyMC como elemento integrador de políticas públicas permite además dar un marco coherente a las acciones que se ha comprometido México en materia de derecho marítimo, lucha contra la contaminación en los mares, protección de los recursos marinos, combate a la marginación y orientación del desarrollo hacia la sustentabilidad como signatario de gran cantidad de acuerdos internacionales.
 
El Comité de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe fue instalado el 29 de octubre del año 2006, presidido por la SEMARNAT, e integrado por los representantes de cada una de las partes que signan el Convenio respectivo, así como una representación de los actores interesados y de la sociedad civil en general. El Comité de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe se divide en dos órganos para su funcionamiento: a) un órgano ejecutivo, responsable de la toma de decisiones y de realizar las acciones necesarias para la instrumentación de procedimientos y estrategias del proceso; orientadas a la formulación, expedición y ejecución del Programa de Ordenamiento; y b) un órgano técnico, conformado por los representantes que designó el órgano ejecutivo, conforme las previsiones establecidas en el Reglamento Interno; responsable de la revisión, validación o, en su caso, de la realización de estudios y demás insumos técnicos que se requieran dentro del proceso.
Constituidos estos dos órganos, se definieron los parámetros generales para la construcción del modelo, principalmente lo relativo al área que será sometida al proceso de ordenamiento en su zona marina como regional, así como las consideraciones de escala y detalle necesarias para alcanzar los objetivos propuestos.
En términos generales el trabajo involucrado en la formulación del presente Programa, se desarrolló en cuatro etapas o momentos diferenciados. En una primera etapa de caracterización se recopiló la información disponible para describir el Area Sujeta a Ordenamiento (ASO), misma que se clasificó y normalizó a modo de obtener una base general de información a una escala homogénea que permitiera describir el ASO de manera general y uniforme.
Durante este proceso se realizaron una serie de talleres sectoriales para obtener información de cada uno de los sectores con incidencia territorial en el ASO, así como la aptitud de cada uno de los diferentes espacios para la realización de sus actividades centrales o prioritarias.
Lo anterior condujo a tener dos visiones diferentes pero complementarias, una en la cual se describe el ASO en función de sus atributos naturales y socioeconómicos y otra en cuanto a la percepción sectorial acerca de la aptitud del territorio en función de dichos atributos, ambas visiones se combinaron para construir la imagen actual o caracterización del ASO.
De manera paralela se construyó con la participación de los estados y municipios a través de los miembros del Organo Técnico una Agenda Ambiental (ver anexo 10) en la cual se hacen explícitas las problemáticas percibidas como más urgentes por su recurrencia, intensidad o extensión para las diferentes porciones del ASO.
Posteriormente, se elaboró el diagnóstico del ASO en términos fundamentales de los procesos que era posible identificar a partir de las variables y datos obtenidos en la etapa de Caracterización.
Los resultados muestran nuevamente los dos aspectos centrales, la aptitud potencial para su uso por los diferentes sectores económicamente activos y los aspectos relativos a la aptitud natural y la presencia de ecosistemas o atributos naturales particularmente importantes para su conservación en el ASO.
Como resultado de la etapa de diagnóstico, se generaron un conjunto de indicadores de las condiciones del ASO incluyendo las presiones de las actividades sobre la zona costera y las aguas marinas colindantes.
Con estos elementos se elaboró un diagnóstico integrado en el cual se describen de manera sucinta los aspectos más aparentes sobre la interacción entre la zona terrestre del ASO y la porción marina, información que fue entonces representada espacialmente y relacionada con la agenda ambiental.
Durante la etapa de pronóstico, se realizaron dos actividades paralelas. La primera de ellas consistió en
proyectar las condiciones en las cuales sería posible encontrar en un tiempo futuro las variables e indicadores construidos durante el diagnóstico. En particular se proyectaron los valores de población, demanda de agua, producción de residuos líquidos, producción de residuos sólidos y porcentaje de la superficie agrícola en uso, se trabajó con estos elementos por ser en primer lugar los indicadores generados durante el diagnóstico que permitieron caracterizar el ASO y en segundo lugar por ser indicadores de la presión que la parte terrestre está ejerciendo sobre las aguas costera de la porción marina.
Al igual que en las etapas anteriores, durante el pronóstico se incorporaron otros atributos que, si bien fueron considerados de manera general durante la caracterización y el diagnóstico, son elementos que por su magnitud o intensidad pueden cambiar de manera sustancial el comportamiento de otras variables. En este sentido se incorporaron análisis de riesgos y de vulnerabilidad de la población ante fenómenos hidrometeorológicos extremos (inundaciones, huracanes y tormentas) y ante los efectos del Cambio Climático Global (CCG) sobre la zona costera (procesos de desertificación, incremento del nivel medio del mar y efectos sinérgicos con los fenómenos hidrometeorológicos extremos).
La segunda actividad de la etapa de pronóstico consistió en la realización de dos talleres para la construcción de la imagen objetivo, en ellos se plantearon por parte de los representantes de los diferentes sectores gubernamentales, de la iniciativa privada y de la sociedad civil las aspiraciones que se tienen para el ASO en cuanto a desarrollo, conservación de recursos naturales, crecimiento social y económico, etc.
Estas tres etapas permitieron construir la información organizada y presentada en la etapa final, la construcción del modelo de ordenamiento y desarrollo.
La etapa final, denominada etapa de propuesta, consistió en varios procesos simultáneos, los cuales usaron como información de base lo construido en las etapas anteriores, en primer lugar, se construyó la regionalización final del ASO, es decir, se construyeron las Unidades de Gestión Ambiental (UGA) con base en los dos criterios centrales siguientes: primero el ser un documento normativo para el orden federal e inductivo para los órdenes estatal y municipal que debe tener la resolución necesaria como para reflejar la complejidad del territorio ordenado, y segundo que debe ser un documento suficientemente generalizado como para ser aplicado y administrado sin incrementar de manera sensible los recursos disponibles para ello.
Los dos criterios dieron como resultado al fusionarse la construcción de UGA que en la porción terrestre siguen en muchos casos la división geoestadística municipal del territorio oficialmente reconocida por el INEGI, existiendo sin embargo, algunos municipios que al tener atributos semejantes se fusionan como una sola UGA (no cambia el status municipal, simplemente, para fines de la aplicación de los lineamientos ecológicos, estrategias y acciones descritos en este documento, a esos municipios contenidos en una sola UGA, se les aplican las mismos acciones, al menos en la escala de las decisiones Federales), en otros casos los límites que se han considerado son los correspondientes a las poligonales decretadas para las Areas Naturales Protegidas (ANP).
Para estas UGA se construyeron los lineamientos ecológicos, las estrategias y las acciones necesarias para conservar los atributos naturales, o bien para resolver de manera ordenada alguna de las problemáticas expuestas en la agenda ambiental previamente construida.
A continuación se presentan algunos de los resultados más relevantes de las primeras tres etapas y finalmente se hace una glosa con la presentación de los resultados finales de este proceso.
2. Caracterización
 
De acuerdo con el Artículo 42 el Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Ordenamiento Ecológico, la etapa de caracterización tendrá por objeto describir el estado de los componentes natural, social y económico del área de estudio.
Area Sujeta a Ordenamiento Ecológico (ASO)
El ASO está integrada por dos componentes, conforme la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA):
·   Area Marina, que comprende las áreas o superficies ubicadas en zonas marinas mexicanas, incluyendo zonas federales adyacentes del Golfo de México y Mar Caribe. También incluye 26 Areas Naturales Protegidas, de competencia Federal con parte de su extensión en la zona marina. Cabe señalar, que en dichas áreas aplica el Decreto y el Programa de Manejo correspondiente, así como las acciones generales y específicas que de acuerdo a su ubicación, establece este Programa.
En términos del Artículo 20 BIS 6 de la LGEEPA, la SEMARNAT tiene la atribución de formular y expedir, en coordinación con las Dependencias competentes, el componente marino de este Ordenamiento Ecológico.
·   El Area Regional abarca una región ecológica ubicada en 142 municipios con influencia costera (SEMARNAT-INE, 2007) de 6 entidades federativas (Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco, Veracruz y Tamaulipas). En ésta área se incluyen 3 ANP de competencia Federal que no tienen contacto directo con el mar, en las cuales aplica solamente el Decreto y el Programa de Manejo correspondiente. Asimismo, se incluyen 14 ANP Estatales.
En términos del Artículo 20 BIS 2 de la LGEEPA, en esta área, los Gobiernos de los Estados, en los términos de las leyes locales aplicables, tienen la atribución de formular y expedir los programas de ordenamiento ecológico regional, que abarcaron la totalidad o una parte del territorio de una entidad federativa. Dado que se trata de una región ecológica ubicada en el territorio de dos o más entidades federativas, y que incluye ANPs de competencia federal, el Gobierno Federal y los Gobiernos de los Estados, en el ámbito de sus competencias, formularon conjuntamente el componente Regional de este Ordenamiento Ecológico.
En conjunto, toda el ASO tienen una extensión de 995,486.2 km2, correspondientes a 168,462.4 km2 del componente Regional y 827,023.8 km2 del componente Marino [Ver Figura 1].
 

Figura 1.- Area Sujeta a Ordenamiento Ecológico Territorial
El Golfo de México (GM) esta bordeado al oeste, sur y sureste por 6 Estados de México, al norte y noroeste por 5 de los Estados Unidos de Norteamérica y al este por la isla de Cuba. Tiene una extensión litoral aproximada de 5,400 kilómetros, desde la Florida hasta la extremidad de la península de Yucatán y cubre una superficie de agua de 1 ´507,639 km2, con una profundidad promedio de 1,615 m y un volumen de agua de 2 ´434,000 km3, aproximadamente.
El GM es calificado como el noveno cuerpo de agua más grande del mundo, considerado como un mar semicerrado parcialmente conectado con el Océano Atlántico a través del estrecho de Florida y con el Mar Caribe a través del canal de Yucatán.
Por su parte el Mar Caribe (MC) es considerado igualmente un mar semicerrado con una extensión de 2'515,900 km2 y es el segundo mar más grande del mundo. Esta bordeado por más de 38 países, entre ellos los países de América Central, Cuba, Puerto Rico, Jamaica, las Islas Caimán y Venezuela. Dentro de sus principales rasgos marinos está el Sistema Arrecifal Mesoamericano, segundo en extensión a nivel mundial.
En total, el litoral del Golfo y Mar Caribe para 2008 tuvo una Captura Pesquera de 233,331 toneladas (SEMARNAT, 2012)
Desde el punto de vista espacial, la integración mesorregional se puede concebir en tres escalas discretas:
·   La menor de ellas considera al ASO como un conjunto de tres subregiones marinas asociadas a las condiciones geográficas y dinámicas del Golfo de México y Mar Caribe, entre las cuales el Canal de Yucatán actúa como espacio de interfase y confluencia de atributos entre varias regiones ambiental y socioeconómicamente diversas. Estas áreas permiten establecer los comportamientos de grandes superficies y al abarcar varias de las zonas establecidas en la caracterización, proporcionan un marco adecuado para la construcción de estrategias de gran alcance tanto en lo geográfico como en lo socioeconómico, en tanto, la porción terrestre define igualmente varias entidades tipológicamente distintas por sus características geomorfológicas e hidrológicas, que al mismo tiempo tienen características socioeconómicas diferenciales, siendo ellas la subregión peninsular, la insular, las llanuras costeras con dos tipos diferentes separados en sistemas de llanura y sistemas deltaicos y los sistemas con influencia del sistema montañoso oriental.
·   La escala intermedia define unidades que son ambiental y antrópicamente semejantes y que en subconjuntos definen el comportamiento ambiental, socioeconómico y de riesgo de las subregiones, en este nivel los indicadores son esencialmente ambientales y productivos y se definen
principalmente por el efecto de las actividades productivas sobre el espacio geográfico y ecológico.
·   Finalmente la mayor de las escalas permite el enfoque a detalle de áreas de interés ya sea por su complejidad ambiental y socioeconómica o por la dinámica de transformación que la concentración de población impone sobre ellas. El número de estas zonas se ha determinado por muchos aspectos, no solo de los atributos actuales, sino de los cambios que se pretenden inducir en ellas de acuerdo con el modelo de desarrollo local y mesorregional resultante del análisis de viabilidad de los escenarios proyectados sobre la región y las características de las correspondientes Imágenes Objetivo, reflejado todo ello en las Unidades de Gestión Ambiental (UGA).
Aspectos Hidrodinámicos y Ecológicos
La dinámica costera del GM y MC están estrechamente vinculadas a los procesos que se dan en la porción terrestre que los limita (Candela, Tanahara et al. 2003). Para el GM la corriente llamada de Lazo y grandes remolinos anticiclónicos determinan mucha de su dinámica. La corriente del Lazo transporta aguas superficiales a través del canal de Yucatán desde el MC hacia el GM con gastos del orden de 20 Sverdrup (1 Sv = 1 X 106 m3/s), se mantiene relativamente angosta (30 km) formando un meandro hacia el interior del GM, antes de salir por el estrecho de Florida (Sheinbaum, Candela et al. 2002). En su transcurrir por el canal de Yucatán, esta corriente fluye paralela a la península de Yucatán y existe una contracorriente con posición por debajo de ella y hacia las costas cubanas (Tang, Sheng et al. 2006).
Uno de los rasgos más característicos del MC Mexicano son los arrecifes coralinos, los cuales son adyacentes a una de las corrientes de frontera más intensas y dinámicas del planeta, la Corriente de Yucatán. Características de esta corriente son las velocidades medias de 1.5 m/s, con fluctuaciones de hasta 3 m/s, y formación de meandros y remolinos con una estructura vertical compleja (Ochoa, Candela et al. 2005). Si bien la Corriente de Yucatán no fluye directamente por encima del arrecife, sus aguas determinan en gran medida las condiciones físicas medias del mismo, pues éstas son transportadas al arrecife ya sea por corrientes de marea, por efectos del viento, por oleaje, o por meandros y remolinos que logran penetrar a la zona costera, sobre la plataforma. El arrecife constituye la frontera occidental de la Corriente de Yucatán.
Considerados como Grandes Ecosistemas Marinos, el GM y MC tienen una vasta biodiversidad y recursos naturales que están sometidos a distintos grados y tipos de presión ambiental, por las igualmente diversas actividades antropogénicas que se dan en ellos (Yáñez-Arancibia y Day 2004).
La porción terrestre del ASO abarca una superficie de 168 462 Km2, aproximadamente el 24.2% de la superficie total drenada por las cuencas que vacían en la Vertiente Oriental de México, en tanto que la porción marina a ordenar tiene una extensión aproximada de 827 023 Km2 mientras que la longitud de línea de costa que comprende el ASO es de alrededor de 2 900 Km de longitud.
La Vertiente Oriental de México se encuentra constituida en términos generales por 121 cuencas con una superficie de 697 163 Km2, que vierten sus aguas al Golfo de México y Mar Caribe. El ASO descrita en el proceso de caracterización y constituida por 142 municipios con influencia costera es solamente la porción geopolíticamente definida para fines del ordenamiento que actúa como interfase entre ambos sistemas, el terrestre y el marino. En muchos aspectos la zona costera es el filtro que sirve para moderar en la medida de lo posible los impactos que se producen sobre la región marina al controlar las características de las actividades en la porción terrestre.
Geomorfológicamente el área de influencia del ASO se extiende hasta las crestas geológicas que limitan las cuencas hacia el interior y definen al mismo tiempo los espacios en los cuales es más probable que se generen externalidades al sistema que afectarán su comportamiento en el corto, mediano y largo plazo.
Esta estructura espacial constituye entonces un sistema que se encuentra sujeto a externalidades de dos escalas geográficas distintas, por un lado las externalidades de escala mesorregional provenientes del interior del país a través de las cuencas que conforman la Vertiente Oriental de México y que se encuentran íntimamente ligadas a los fenómenos climáticos, geológicos y ecológicos de la Sierra Madre Oriental, el Eje Neovolcánico y las cordilleras de la Sierra Madre de Chiapas y el Nudo Mixteco; por otro lado las externalidades de escala regional y suprarregional que se originan en el Océano Atlántico, el Mar Caribe y el comportamiento de la corriente de Lazo que penetra en el Golfo de México.
Estas características de interfase para la parte costera del ASO y la influencia que representan los sistemas oceánicos regionales asociados a la porción marina hacen del ASO un sitio extremadamente dinámico por un lado y por otro lo convierte en un sistema particularmente sensible a las alteraciones ya sea de origen natural o antropogénico tanto por las modificaciones que se produzcan desde su interior como por aquellas inducidas por perturbaciones.
En términos generales las formas de relieve a lo largo de la costa del Golfo de México y del Mar Caribe son: hacia el norte las playas y barras arenosas que abarcan desde la parte central del estado de Veracruz
hasta la frontera norte de nuestro país, mientras que entre la zona de Tabasco y Campeche se presenta una planicie deltáica con abundantes humedales y en la península de Yucatán predominan las planicies lacustres y lagunares de acumulación sobre una llanura cárstica.
En cuanto a la parte marina en su extensión más cercana a la costa, podemos identificar a modo general tres grandes subregiones con características netamente definidas, la porción del Golfo de México, la porción del Canal de Yucatán y la Costa del Mar Caribe Mexicano.
Desde el punto de vista biológico el ASO cuenta con un conjunto de ecosistemas de gran riqueza tanto en la parte terrestre continental como en la insular y en su porción marina, los sistemas costeros abarcan formaciones de humedales como los Pantanos de Centla y la Reserva de la Biosfera de Sian Ka'an, sistemas de matorral costero con diferentes formas poco comunes como los sistemas de palmares de Holbox o las marismas de Ría Lagartos y porciones importantes de los municipios de mayor tamaño abarcan coberturas con formaciones de llanura costera o sabana como es buena parte de Tamaulipas y Veracruz, selvas bajas y selvas medianas como son porciones de Campeche y Quintana Roo y sistemas lagunares costeros de diferente magnitud entre los que sobresalen las lagunas de Términos y Tamiahua por sus dimensiones.
Los sistemas lóticos sobresalientes abarcan el Río Bravo y el Hondo que forman además las fronteras internacionales Norte y Sur respectivamente para el ASO además del Grijalva-Usumacinta, el Papaloapan, Coatzacoalcos y Tuxpam entre otros, los cuales, aún con los niveles de contaminación que actualmente registran albergan una flora y una fauna importantes desde el punto de vista de conservación de los recursos de biodiversidad de la mesorregión en estudio.
En la interfase costera hacia la porción marina sobresalen una gran cantidad de bahías, caletas y ensenadas entre otras formaciones que actúan como zonas de crianza, reproducción o refugio para diferentes especies y que albergan junto con los sistemas estuarinos una gran cantidad de recursos biológicos de importancia comercial en la forma de juveniles; entre estas formaciones sobresalen las bahías de Chetumal, Espíritu Santo y Ascensión; la parte costera de la Sonda de Campeche, las rías de Yucatán y las formaciones de manglares que se encuentran distribuidos a lo largo de toda la zona de estudio desde el Río Bravo hasta el Hondo.
En la porción netamente marina, existen varios sistemas de arrecifes coralinos que muestran un buen desarrollo tanto en el Golfo de México como en el Mar Caribe los cuales proporcionan características fisiográficas especiales a los litorales, como sucede con los arrecifes de Tuxpan, Blanquilla y Lobos, o el complejo arrecifal cercano al puerto de Veracruz (Isla Verde, Isla de Enmedio, Santiaguillo, entre otros). Hacia el sur e incluyendo los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo se encuentran los arrecifes de Arcas, Triángulos, Arenas, Alacranes y Chinchorro amén de los sistemas costeros que conforman la porción occidental del Sistema Arrecifal Mesoamericano.
Aspectos Sociales
Desde el punto de vista antrópico, la Vertiente Oriental de México alberga a un porcentaje importante de la población nacional, alrededor del 25%, de la cual poco más o menos el 40% (alrededor de nueve y medio millones de habitantes) conforma la población de los municipios costeros, misma que se encuentra concentrada en unas cuantas localidades de mediano y gran tamaño en tanto que la mayor parte se encuentra en poblaciones menores o en asentamientos suburbanos y rurales.
De acuerdo a los datos del II Conteo de Población y Vivienda 2005 (INEGI, 2006), el ASO (municipios costeros) alberga a un total de 9 millones 378 mil 960 habitantes, distribuidos en 19 mil 326 localidades, de las cuales el 98% son localidades catalogadas como rurales (menores a 2,500 habitantes) y el 2% son urbanas (315 localidades). En este 2% se encuentran 50 ciudades mayores a 15 mil habitantes que albergan al 61% de la población de la región.
En términos espaciales las localidades rurales son las más dispersas y constituyen la población más vulnerable ante riesgos naturales y antropogénicos dadas sus condiciones de aislamiento y poca accesibilidad, esta situación y la considerable población que albergan es de sumo interés en la conformación de la etapa de pronóstico en el estudio, para la planeación en términos de servicios requeridos, integración funcional del territorio, abatimiento de la marginación y particularmente en las consideraciones respecto a protección civil para la región.
Aspectos Económicos
En el aspecto económico, en la región del Golfo y el Caribe se encuentran ubicadas dos de las actividades más importantes para el país en cuanto a generación de ingresos: la producción de petróleo y la industria turística.
México es un país que depende en gran medida de la exploración, explotación y venta de hidrocarburos
como fuente de financiamiento para el sector Público; 38% del gasto depende de la industria petrolera, cifra que ha ido en aumento desde los años 90 donde se ubicaba cerca del 30 por ciento.
En contraste, las reservas probadas han disminuido en los últimos seis años en casi la mitad. De acuerdo con cifras oficiales de Petróleos Mexicanos (PEMEX) difundidas mediante su Anuario Estadístico 2005. Las reservas probadas se desplomaron en los años recientes al pasar de 32 mil 614.4 millones de barriles en 2001 a 17 mil 649.8 millones de barriles al primero de enero de 2005; es decir, una reducción de 14 mil 964.6 millones de barriles.
Aún con la reducción de las reservas probadas, el petróleo sigue siendo una de las fuentes más importantes de ingreso para el país; de la ASO se extrae más del 95% de la producción de petróleo crudo.
Según diversos estudios existe un gran potencial de recursos energéticos de los denominados renovables. En especial se han encontrado potenciales muy altos de energía eólica y solar. Sin embargo no debemos descuidar los otros tipos como la minihidráulica, geotérmica, mareomotriz o generación de hidrógeno.
En el caso de las principales fuentes energéneticas, que son la solar y la eólica, varios estudios muestran que, debido a la poca profundidad de la costa de la península de Yucatán y los potenciales de viento que se presentan, hay un potencial que puede aprovecharse a través de las técnicas denominadas "off shore" o fuera de la costa. Otra región con aptitud (aunque con menor potencial) es la zona costera de Campeche por su baja profundidad y la baja incidencia de huracanes. En general en todo cuerpo de agua en la costa del Golfo de México y Mar Caribe existe potencial para el aprovechamiento de energía eólica, desde la Bahía de Chetumal hasta la laguna de Tamiahua.
En cuanto al turismo, el ingreso total de divisas por concepto de la actividad generó 12 mil 901 millones de dólares al cierre del 2007, lo que representa un crecimiento de casi el 6% en comparación a 2006, según revela la cuenta de viajeros internacionales del Banco de México.  Esta actividad representa casi el 8% del PIB en el ámbito nacional.
En el caso de la vertiente del Golfo de México y la Península de Yucatán, en esta región se establecen algunos de los principales destinos turísticos del país. A esta región, la visitan cerca de 6.5 millones de personas al año, concentrando así el 50% del mercado turístico de México (INEGI, 2006).
En cuestión de pesca, el ASO posee el 27% de los litorales del país, con una extensión de 3 mil 117 km; los estados que comprenden la región, participan con el 19 % de la producción pesquera nacional.
Para el caso portuario, la región es de gran relevancia para el transporte de mercancías y el comercio internacional. De acuerdo a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a lo largo del litoral del Golfo y el Caribe, existen 18 puertos de gran relevancia donde se realiza navegación de cabotaje y altura. Desde los puertos de la región se genera el 77% del movimiento de carga de altura de todo el país y casi el 30% de cabotaje.
En producción agrícola, la región registra  el 19% de la superficie sembrada de México; así mismo, estas tierras generan 39 billones de pesos al año, lo que representa el 15% de la producción agrícola total del país.
En este sentido y considerando tanto los aspectos de las zonas urbanizadas como las agropecuarias debemos poner énfasis en algunos aspectos del manejo de la energía requerida para las actividades productivas a lo largo de toda la región.
En el caso de las zonas rurales hay que considerar que existen una gran cantidad de energéticos renovables como la dendroenergía, biogás y otras. Estas formas de obtención de energía no deben desaprovecharse, en especial la producción de biogás ya que permite retener una cantidad importante de gases de efecto invernadero. Cabe señalar que, en el caso de la dendroenergía en sus diferentes propuestas deben ponerse atención a la contaminación que producen en el caso de ser mal manejada.
Al respecto es menester considerar los programas Oportunidades y de Estufas Ahorradoras de Leña, de SEDESOL y el Instituto Nacional de las Mujeres, mediante los cuales se trabaja en la atención de los tres millones de hogares mexicanos que no tienen acceso a la electricidad. Este problema de desabasto de energía también es un problema de equidad de género, debido a que en esas zonas marginadas, sin acceso a la electricidad, las mujeres y niñas se encargan de recolectar y suministrar la leña con la cual satisfacen los requerimientos familiares de energía térmica, básicamente para cocinar. Esta situación representa, además, problemas serios de afectación de sus ecosistemas locales y de salud.
Para las regiones urbanizadas o sitios de alta concentración de población existen muchos métodos de generar energía y ahorros. Este elemento está asociado con un modelo de desarrollo basado en la utilización más prudente de la energía, evitando el desperdicio. Tiene que ver con acciones en los hogares, tales como sensibilización y cambio de hábitos (aprender a usarla y combate al desperdicio), el uso de bombillas
ahorradoras y electrodomésticos de bajo consumo de electricidad; pero, principalmente, con el diseño adecuado y la eficiencia energética de instalaciones nuevas (donde se incluyen, por supuesto, la eficiente iluminación de edificios, heliodiseño, arquitectura bioclimática, arquitectura sustentable, etc.), sobre todo en los desarrollo de interés social ya que pueden representar una mejor calidad de vida para la población y ahorros considerables en energéticos y por ende una economía más racional en estos aspectos.
3. Diagnóstico
De acuerdo con el artículo 43 del Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Ordenamiento Ecológico, la etapa de diagnóstico tendrá por objeto identificar y analizar los conflictos ambientales en el área de estudio.
Aptitud Sectorial
Durante la etapa de Diagnóstico se elaboraron los análisis de aptitud sectorial considerando los actores socioeconómicos centrales en el ASO, así se obtuvieron los siguientes diagnósticos parciales y la información espacial que se deriva de dichos análisis.
El Análisis de Aptitud (AA) se construyó con la identificación de los atributos naturales identificados por sector en sus Talleres Sectoriales respectivos. Los AA finalmente utilizados para elaborar el mapa de Aptitud de cada uno de los sectores, fueron limitados por la información cartográfica oficial disponible y la que se elaboró en este proceso (como la regionalización biológica e hidrodinámica del Golfo de México y Mar Caribe).
El AA se complementó al final bajo el esquema presentado en la siguiente Figura donde la Aptitud Sectorial es cotejada contra la Vulnerabilidad para determinar la Aptitud final para cada sector.

Figura 2.- Esquema de Análisis de Aptitud
Sector Conservación
El objetivo del Sector Conservación comprende el fomento a la protección, la restauración y conservación de los ecosistemas, recursos naturales, bienes y servicios ambientales, tendientes a propiciar su aprovechamiento garantizando el desarrollo sustentable. En este sentido, el extenso número de ecosistemas costeros y marinos a lo largo de la zona litoral del Golfo de México y Mar Caribe que albergan una gran biodiversidad que incluye especies bajo estatus y especies endémicas, determinan la vocación de múltiples áreas de la vasta región incluida en el ordenamiento por su bien definida aptitud para ser conservada.
En particular para el sector Conservación se tomaron como atributos centrales y con la misma prioridad: Regiones Terrestres Prioritarias, Regiones Marinas Prioritarias, Humedales, Areas de Importancia para la Conservación de Aves (AICAS), Humedales Potenciales y Análisis GAP (Vacíos y Omisiones para la conservación en ambiente marino).
Sector Energía
 
El sector de Energía se conforma por dos grandes subsectores principalmente, Petróleos Mexicanos (PEMEX) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
Estos organismos generan diferentes tipos de productos, hidrocarburos y gas por parte de PEMEX y electricidad por parte de CFE; por la diferencia de sus productos, sus actividades requieren de diferentes insumos, por ello el análisis de aptitud del sector energético se realizó estudiando a ambos subsectores por separado y después fusionando sus zonas de aptitud en común.
Subsector Hidrocarburos
Por sus características geológicas y geoquímicas, así como sus antecedentes productivos, la Zona Económica Exclusiva del Golfo de México y Mar Caribe ha sido clasificada como una región con alto potencial de riqueza en materia de hidrocarburos.
La presencia de hidrocarburos en aguas del Golfo de México, sobre la plataforma y el talud continental del suroeste, demuestran la existencia de sitios naturales de emanación de hidrocarburos fósiles y de gas metano provenientes de acumulaciones de aceite o gas natural que son impulsados por la presión interna a través de zonas de fracturas geológicas. Los reportes señalan que la mayoría de los sitios de emisión de hidrocarburos corresponden a provincias geológicas donde predominan las rocas sedimentarias o ígneas, asociadas a gruesos estratos sedimentarios.
Petróleos Mexicanos (PEMEX) es la empresa paraestatal que se encarga de la exploración, explotación y distribución de los hidrocarburos en México, además de realizar actividades de refinación y petroquímica. Debido a los grandes yacimientos de petróleo en el Golfo de México, PEMEX tiene una importante presencia en la región, incluyendo plataformas marinas, pozos de exploración, ductos submarinos y plantas industriales.
Subsector Eléctrico
De acuerdo con la CFE (www.cfe.gob.mx, consultado el 11 de octubre de 2010), al mes de agosto de 2010 la participación de tecnologías en el total de la capacidad efectiva de generación a nivel nacional (51,571 MW) se distribuyó de la siguiente manera: el 45.5% corresponde a generación termoeléctrica a base de hidrocarburos, 23.1% a productores independientes que utilizan tecnología de ciclo combinado a base de gas natural, 21.7 % a hidroeléctricas, 5% a carboeléctricas, 2.6% a la nucleoeléctrica, 1.9% a las geotérmicas y 0.2% a las eoloeléctricas. En este contexto y ante la necesidad de reducir las emisiones contaminantes, el cuidado de los recursos naturales y la planeación a futuro de manera sustentable, la CFE ha asumido el compromiso de impulsar cada vez más la utilización de tecnologías que permitan disminuir el impacto al medio ambiente y los programas para el uso eficiente de la energía.
Las actividades de CFE en el ASO consisten en la producción de energía eléctrica, su transmisión y distribución a los usuarios y el estudio de importantes alternativas futuras de generación que suplan la escasez de hidrocarburos y reduzcan la contaminación.
Hasta agosto de 2010, dentro del ASO la capacidad efectiva instalada de generación eléctrica fue de 11,089 MW (21.5% del total nacional), de la cual el 87.4% corresponde a termoeléctricas a base de hidrocarburos, el 12.3% a la nucleoeléctrica y el 0.3% a hidroeléctricas.
Dicha capacidad se distribuye en 28 centrales generadoras de CFE, dos hidroeléctricas en el estado de Veracruz; seis termoeléctricas en Campeche, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán; una de ciclo combinado en Campeche; nueve de turbogás en Campeche, Quintana Roo, Veracruz y Yucatán; una nucleoeléctrica en Veracruz y una diesel en Quintana Roo. Asimismo, existen ocho centrales de productores independientes en los estados de Tamaulipas, Campeche, Yucatán y Veracruz, las cuales generan electricidad usando gas natural.
Sector Turismo
Las características naturales del Golfo de México y Mar Caribe presentan territorios con amplia diversidad en sus paisajes, lo que es favorable para propiciar el aprovechamiento turístico sustentable, estableciendo una distribución, relacionada a su latitud, en tres amplias regiones identificadas como Regiones Norte y Centro que incluyen a los estados de Tamaulipas, Veracruz y Tabasco, donde el turismo que se realiza es principalmente de negocios ya que posee una relación íntima con zonas industriales como es el caso de la explotación y transformación del petróleo. Por otra parte, la Región Sur que abarca la península de Yucatán, posee vocación para turismo de alto impacto y ecoturismo, lo que se encuentra vinculado estrechamente con la existencia de playas de alto valor paisajístico de la región además del desarrollo incrementado en los últimos años de las actividades ecoturísticas y la presencia de Areas Naturales Protegidas que incluyen zonas marinas y terrestres como los Arrecifes coralinos donde la actividad humana es regulada de forma estricta para prevenir y evitar alteraciones del equilibrio natural de estos importantes reservorios naturales.
 
Sector Pesca
Subsector Pesca Industrial
La pesca industrial es una actividad que exige una mayor inversión de capital por las embarcaciones y artes de pesca necesarias para la captura de especies. Asimismo, el consumo de energía que requieren las unidades de pesca es alto. La pesquería industrial se caracteriza por una organización compleja, que incluye empacadoras y comercializadoras. Los empleos generados, además de los directamente relacionados con la actividad pesquera misma, son variados y están relacionados con los productos y servicios necesarios para la operación de barcos, plantas, comercializadoras, etc.
El objetivo de la pesca industrial es obtener el máximo aprovechamiento sustentable de las especies con valor comercial en la zona costera y marina (Taller sectorial de Pesca Industrial realizado el 05 de diciembre de 2007, en Tampico, Tamaulipas). Dentro de los intereses del sector se mencionó el de generar un ordenamiento que integre a PEMEX, turismo y la pesca deportiva. Destaca la necesidad de delimitar zonas con alta aptitud para realizar la pesca industrial como el primer paso para delimitar áreas dedicadas a la pesca industrial.
La generación del mapa de aptitud para la pesca industrial se basó en la superposición de los mapas de atributos ambientales. Se utilizaron mapas de la distribución de las especies de interés para el sector. Estas fueron propuestas en el taller sectorial de Pesca Industrial realizado el 5 de diciembre de 2007 en Tampico, Tamaulipas. En general se agruparon en 5 grupos: camarón, pulpos, escama marina, nidos y tiburón; después estos 5 grupos se ampliaron a 9 especies las cuales fueron: barrilete, camarón, bonito, huachinango y pargo, mero, pulpo Octopus maya, tiburón, sierra y peto y atún; se tomó en cuenta la presencia de las zonas de distribución de estas especies con el mismo valor de importancia relativa, para después ser normalizados y obtener en la suma de estos valores un rango del 0 al 1, indicando 1 como la zona donde confluyen todas las distribuciones de las especies utilizadas..
Subsector Pesca Ribereña
La pesca ribereña en la región del Golfo de México y el Mar Caribe, es una actividad productiva muy importante para la economía de los habitantes de las comunidades costeras. Conforme pasa el tiempo la flota ribereña se va incrementando, sin embargo, esto no sucede con las capturas debido a una alta explotación del recurso en una misma área. La flota ribereña ha presentado un crecimiento del 700% en las últimas tres décadas (SAGARPA, 2003). Un poco más del 46% (43,392 embarcaciones) de la flota de pesca ribereña nacional está ubicada en el Golfo de México. Destaca Veracruz con la flota más numerosa (15,898 embarcaciones), seguido de Tabasco (9,601 embarcaciones), Tamaulipas (6,662 embarcaciones), Campeche (5,362 embarcaciones) y Yucatán (4,981embarcaciones). La necesidad de saber donde se encuentra principalmente el recurso pesquero aumenta con el tiempo, generando zonas con alta aptitud para la pesca ribereña se proponen zonas donde convergen más de 7 especies de importancia para el sector, además que pueden ser zonas distintas a las que actualmente se utilizan para la captura del recurso.
El mapa de aptitud para la pesca ribereña, muestra zonas donde existe la presencia de varias especies marinas con importancia económica para los pescadores ribereños y además se presenta una confluencia de atributos ambientales que son característicos de zonas de actividad pesquera en el Golfo de México y Mar Caribe. Los atributos y las especies con importancia, se obtuvieron del taller sectorial de Pesca Ribereña, realizado el 5 de diciembre de 2007 en Tampico, Tamaulipas; donde se contó con la presencia de personas que trabajan en el sector así como de especialistas en el tema. En el taller fueron propuestos atributos naturales como por ejemplo, tipo de fondo, lagunas costeras, productividad primaria, entre otros y además se incluyeron las distribuciones de las especies más importantes para la pesca ribereña como por ejemplo el camarón, ostión, lisa, entre otros. Para la generación del Indice de Aptitud se propuso el uso de 2 subíndices, el primero se obtiene mediante el cruce de las zonas de distribución de las especies con importancia, utilizando la distribución de las 11 más importantes quedando sin considerar trucha, langostino y caracol, cuyas distribuciones homogéneas o muy localizadas en la escala macroregional, no aportaban suficiente información al modelo para la regionalización; en el caso de la trucha presenta una distribución homogénea a lo largo de la zona costera del Golfo de México, el caracol no es una pesquería muy representativa a lo largo del Golfo de México y Mar Caribe, el mayor esfuerzo y capturas de esta pesquería se realizan principalmente en la Península de Yucatán, por último, el langostino está considerado por la Carta Nacional Pesquera del 2004 como una pesquería en aguas continentales. A las especies utilizadas en el taller se les consideró con el mismo peso de importancia, para esto normalizaron el número de especies para que la suma de la sobreposición de todas las zonas de distribución dan como resultado la mayor aptitud para este subíndice, en este caso representada por el número 1.
Subsector Acuacultura
La acuacultura es una actividad que tiene importancia a nivel mundial, ya que es una opción alternativa para la producción de alimentos. En el Golfo de México y Mar Caribe esta actividad es reciente y está en expansión, dadas las condiciones y ecosistemas presentes en este lugar se considera de los más productivos
dada la presencia de lagunas costeras y humedales que se encuentran a lo largo del litoral. Las condiciones o atributos ambientales para desarrollar esta actividad son los propicios para llevarla a cabo, como se observará posteriormente. En el 2003 la acuacultura en México participó con el 13.28% de la producción pesquera, correspondiéndole el 4.70% a la región del Golfo de México y Mar Caribe (SAGARPA, 2003). La región del GM/MC en este mismo periodo produjo 73,560 toneladas de producto de peso vivo, teniendo un valor de 520 millones de pesos. Las principales especies de cultivo de esta región son el ostión con 47,124 toneladas, la mojarra con 22,859 toneladas y el camarón con 3,101 toneladas; y el valor de esta producción corresponde a 259 millones de pesos para la mojarra, 131 millones de pesos para el ostión y 118 millones de pesos para el camarón (SAGARPA, 2003). La importancia del desarrollo de esta actividad radica en el alto valor comercial que pueden tener algunas de las especies y en la posibilidad de disminuir la presión que se tienen en algunas pesquerías de la región.
Para generar zonas con acuacultura se necesita indispensablemente de una característica, la cercanía hacia los cuerpos de agua y en el caso de la maricultura zonas protegidas o donde el mar entra hacia tierra, a estas características se les llama atributos ambientales. Para construir el Indice de Aptitud para el Sector Acuacultura, se utilizaron los atributos naturales propuestos tanto por especialistas en el tema como el personal que labora en el Sector, esto se hizo mediante un taller Sectorial de Acuacultura realizado el 5 de diciembre de 2007 en Tampico, Tamaulipas. De todos los atributos propuestos en este sector solo se consideraron 4 atributos ambientales naturales y 2 atributos ambientales socioeconómicos ya que era la información con la que se contaba y en algunos casos como disponibilidad de organismos y reproductores no fueron posibles cartografiar; de los naturales fueron: Aguas Marinas Interiores y Ríos (AMIR), las cuales comprenden Lagunas Costeras, Ríos, Humedales y Zonas Costeras con Bahías o Barreras esto con la finalidad de considerar la Aptitud para la Maricultura, estos atributos se les dio el valor de importancia relativa de disponibilidad de agua y lagunas costeras; Suelos, se analizaron los tipos de suelo que actualmente se utilizan para la acuacultura (Mapa de Usos de Suelo Serie III de INEGI y Mapa de Edafología Serie I de INEGI) para después ser seleccionados a lo largo de la zona costera terrestre del Golfo de México y Mar Caribe; por último la vegetación, como atributo se seleccionó toda la vegetación hidrófila, ya que esas zonas son aptas para la acuacultura porque presentan zonas inundables. En cuanto a los atributos ambientales socioeconómicos se utilizo la Ausencia de Poblaciones y la Cercanía a Carreteras, la Ausencia de Población se realizó generando una zona de influencia de las manchas urbanas y rurales, toda aptitud que se presentaba en esa zona de influencia, se descartaba automáticamente generando zonas sin aptitud ó de exclusión, esto debido a que la cercanía con las zonas poblacionales probablemente se relaciona con malas condiciones de calidad de agua, contaminación de los suelos, entre otros factores negativos al desarrollo del sector; en el caso de las carreteras, las cercanía a estas proporciona una conexión entre las zonas acuícolas con las zonas donde se va a comercializar el producto.
Sector Puertos y Marina Mercante
El eje rector de las acciones del sector puertos, se da a través de la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante cuya cabeza de sector es la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y se sustenta en las Administraciones Portuarias Integrales (API). Las API, son entidades de orden paraestatal federal, estatal o privadas, y constituyen el medio por el cual se administran y operan los principales puertos nacionales.
En materia portuaria, los retos principales son: La construcción de nuevos puertos y la modernización y ampliación de los existentes, para aprovechar mejor las ventajas comparativas del transporte marítimo.
La implementación de estas estrategias define las siguientes líneas de política:
·   Potenciar a los puertos como nodos articuladores, para crear un sistema integrado de transporte multimodal que reduzca los costos logísticos y fomenten la competitividad, para ofrecer servicios con calidad y precios acordes a estándares internacionales.
·   Desarrollar terminales, corredores y proyectos multimodales de gran envergadura, que permitan a México constituirse en una plataforma logística que facilite los intercambios comerciales al interior y hacia el resto del mundo.
Por otra parte, el movimiento total de carga de altura y cabotaje en puertos del Golfo de México y Mar Caribe en el 2009 fue del orden de 145,886,035 toneladas en 18 puertos, habiendo tenido un decremento del 22.2% con respecto al 2005 debido a la baja producción petrolera, que se ha presentado de 2005 a la fecha (Anuario Estadístico de los Puertos Mexicanos 2009).
La importancia que reviste este sector en el medio ambiente es fundamental, ya que los puertos en su mayoría generan el desarrollo de zonas urbanas cercanas a éstos, creándose por tal motivo un factor de presión, aunque también, la oportunidad para nuevas inversiones y generación de empleos en terminales, instalaciones y negocios portuarios, comerciales e industriales.
 
El sistema portuario nacional desempeña un papel fundamental para el crecimiento de la economía mexicana, ya que además de vincularla con los mercados mundiales, constituye una importante fuente de valor y de ventajas competitivas en los ámbitos nacional, regional y local.
En los talleres Sectoriales, se otorgaron valores genéricos a los atributos ambientales Naturales y Socioeconómicos, considerando que los puertos constituyen lugares puntuales de la costa, con adaptaciones a la geografía natural original, construidos para permitir la permanencia y operación de buques, conforme intereses socioeconómicos de diversos sectores productivos de su región.
Cada atributo considerado, tiene un conjunto de subatributos en función de los diversos tipos de terminales especializadas desarrolladas en cada puerto.
Dicho en otras palabras, los atributos portuarios son producto de la adecuación geográfica en el tiempo; y se construyen donde los factores socioeconómicos lo demandan o sea que cada puerto tiene su propia aptitud, clasificándose en primera instancia conforme a tres actividades generales: Comerciales, Turísticos y Pesqueros.
Por lo anterior, los atributos señalados en los talleres, se representan por la situación geográfica que corresponde a 58 puertos registrados.
A este análisis sectorial se agregaron los procesos identificables de escala regional o los particularmente intensos o nocivos de escala local como son la relación existente entre la producción y transporte registrados de contaminantes en las cuencas y los sitios donde dichas aguas desembocan.
Con ello se identificaron como elementos de presión centrales en el sistema no tanto las actividades que se realizan en las aguas costeras y oceánicas como aquellas que se llevan a cabo en la porción terrestre. Excepción de lo anterior son las actividades de explotación de recursos netamente marinos como son las actividades pesqueras y la explotación de hidrocarburos.
De ahí que se considera como un elemento central en la construcción de un ordenamiento que prevenga y restaure las condiciones ambientales marinas todo un conjunto de acciones que actúen sobre las principales fuentes de presión sobre el mar, es decir las actividades que de una u otra forma finalmente vacían sus residuos o afectan de manera directa e indirecta la salud de los ecosistemas marinos aunque dichas actividades se lleven a cabo en la porción terrestre del ASO.
Fragilidad
La conectividad existente del ambiente terrestre por medio de las cuencas como influencias principales hacia el medio marino, es hoy en día uno de los vectores de presión notorios derivados del incremento poblacional costero y a sus actividades sectoriales que en ellos se llevan a cabo. Una íntima relación entre los dos ambientes Marino/Terrestre se ve de forma clara en la Unidad Ambiental Costero Terrestre (UACT) Términos y la UACT-Grijalva donde la asociación de ecosistemas se presenta con un grado de fusión muy notorio combinando sitios de importancia larvaria con comunicación directa a ambientes marinos. Uno de los principales objetivos es la identificación de áreas considerablemente frágiles marinas y terrestres, debido a que están asociadas a otros atributos ambientales catalogados como sensibles a cualquier alteración de su medio como lo son: humedales, manglares, zonas insulares, arrecifes, dunas, tipos de costas, edafología, vegetación etc. El conjunto o asociación de estos atributos ambientales despliegan zonas con características propias susceptibles a cambios en su estructura. Dentro de la zona de ordenamiento se delimitaron ciertas áreas que por la concurrencia espacial de atributos ambientales son catalogadas como frágiles o sensibles a variaciones o modificaciones de su entorno que van desde planicies costeras con presencia de dunas, presencia de afloramientos rocosos característicos de la parte Norte del Golfo de México, hasta sistemas arrecifales desde la parte Norte de Veracruz hasta el sistema arrecifal del Caribe.
Presión
El área de Ordenamiento cuenta con una parte Costero Terrestre y otra Marina, en las dos zonas se realizan actividades sectoriales que en cierta manera afectan en gran medida al ambiente. La extracción de especies, extracción petrolera, agricultura, ganadería, puertos y turismo generan una gran fuente de trabajo pero a la vez son unos grandes vectores de presión sobre los ecosistemas que están presentes a lo largo del Golfo de México y Mar Caribe. El incremento de la población ocasiona una mayor demanda sobre la extracción de recursos así como el aumentar el área apta para realizar desarrollos turísticos, industriales y habitacionales sin importar el desmontar áreas con una extensa cubierta vegetal o el relleno de algunas lagunas. La población como tal es un vector de presión al medio ambiente ya que genera una gran cantidad de desechos sólidos además de que las aguas residuales de la población son vertidas en algunos casos a los ríos mismos que desembocan al mar. En la parte Costero Terrestre del Golfo de México y Mar Caribe existen 3 áreas que presentan una alta presión las cuales están ubicadas en las UACT San Andrés, Pánuco-Tamiahua, La Antigua, Coatzacoalcos y Quintana Roo, siendo en esta última la presencia de grandes
cantidades de turistas en una misma área, lo que es conocido como densidad turística, es constante en la mayor parte del año ya que esa zona es donde se ubica el destino turístico Cancún. Las demás UACT están ligadas a la presencia de zonas petroleras (refinerías) y a una gran densidad poblacional principalmente sin dejar a un lado otras actividades de presión como agricultura y ganadería. La parte Marina de la zona de ordenamiento presenta 4 zonas de muy alta presión, 2 de éstas coinciden con presión muy alta costera, en la Unidad Ambiental Marina (UAM) No. 1 por presencia se genera una zona depresión delimitada por la pluma de dispersión del Río Pánuco, ya que en las UACT San Andrés y Pánuco-Tamiahua son áreas de alta presión Costero Terrestre; al igual que en estas UACT, frente a la UACT Coatzacoalcos está en la UAM 7 una zona de alta presión delimitada por la descarga del Río Coatzacoalcos. Las UAM Nos. 7, 9 y 10 son las que tienen una presión muy alta (además de las ya mencionadas), generando la presencia de los puertos una gran presión sobre esas zonas por el gran número de embarcaciones que circulan además de la intensidad con la que se realiza la extracción del crudo en esa zona.
Vulnerabilidad
En el Golfo de México y Mar Caribe existen varias zonas de vulnerabilidad, las de muy alta vulnerabilidad están ubicadas en las UACT Laguna Madre y una pequeña porción de la UACT Soto la Marina en las cuales se encuentra la Laguna Madre que es exactamente una de las áreas de muy alta vulnerabilidad cercana a esta área se encuentra la localidad La Carbonera, en la UACT Pánuco-Tamiahua se encuentra una zona muy puntual con muy alta vulnerabilidad en la zona conurbada de Tampico, Cd. Madero y Altamira debido a la presión del incremento en la densidad poblacional y las actividades que esto conlleva, además de la fragilidad de los ecosistemas presentes en el área como son los humedales. En esta misma unidad se encuentra localizada la Laguna de Tamiahua la cual resulta como una de las zonas con muy alta vulnerabilidad. En la UAM 1 frente a las costas de la UACT Tuxpan se encuentra localizado un pequeño polígono con muy alta vulnerabilidad. En la UAM 6 se observa a lo largo de la zona contigua a la costa un área que colinda con las UACT La Antigua y Papaloapan, esta área marina está conectada con una zona de alta vulnerabilidad en tierra mediante la desembocadura del Río Papaloapan, las localidades que se presentan aledañas son Alvarado, Ignacio de la Llave, Tlacotalpan y Acula. En la parte costera de la UAM 7 y una pequeña área de la UACT Coatzacoalcos se encuentra otro sitio con muy alta vulnerabilidad, asociada a esta área se encuentra la localidad de Coatzacoalcos. A lo largo de la costa de la UACT Grijalva se encuentran unos sitios con muy alta vulnerabilidad pero estos son muy puntuales, por lo cual es necesario realizar estudios a menor escala. En la UACT Términos se encuentra la Laguna de Términos la cual resulta como un área muy altamente vulnerable esta área se encuentra unida a una pequeña área ubicada en la UAM 10, en esta amplia área de vulnerabilidad están varias localidades cercanas como Nuevo Progreso, San Antonio Cárdenas. Cercana a esta zona se encuentra en la UAM 14 un pequeño polígono, entre la zona costera de las UACT Champotón y Campeche. En la UAM 17 y 18 frente a las costas de la UACT Quintana Roo se encuentran ubicados dos pequeños polígonos. En la UAM 19 existen las bahías que se forman con la UACT Quintana Roo cercanas a la localidad de Felipe Carrillo Puerto, otra zona se encuentra en sus límites con la UACT Hondo-Bacalar y Belice cercana a Calderitas en Quintana Roo, estas bahías son áreas de muy alta vulnerabilidad.
Las zonas con alta vulnerabilidad de mayor superficie se encuentran localizadas principalmente en la zona marina, listándolas de Norte a Sur se encuentra en la UAM 1 un área de alta vulnerabilidad a lo largo de la costa desde la UACT Bravo hasta la UACT Tuxpan, el segundo polígono se encuentra ubicado en las UAM 6 y 7 comienza de las costas de la UACT Papaloapan hasta el principio de la UACT Grijalva en esta misma unidad pero en sus límites con la UACT Términos se encuentra una zona altamente vulnerable frente a la desembocadura del río Grijalva-Usumacinta cercana a las localidades de Villa Hermosa, Tabasco. En la UAM 9 junto con un área de muy alta vulnerabilidad se encuentra un área de alta vulnerabilidad; muy cercano a este polígono en la Península de Yucatán se encuentra el polígono con mayor superficie con alta vulnerabilidad el cual se encuentra localizado en las UAM 8, 9, 11, 13, 14, 15, 17, 18 y parte del 19; teniendo sitios cercanos como lo es el "Arrecife Alacranes". Por último se encuentra una zona de alta vulnerabilidad ubicada en la UACT Quintana Roo unida a la UAM 19 y una parte de la UACT Cozumel, en esta área se encuentran localidades como las poblaciones cercanas a esta área son Cancún, Isla Mujeres, las cuales son áreas donde la actividad principal es el turismo ya que cuentan con ecosistemas como manglar, arrecifes los cuales son atractivos para realizar esta actividad.
Riesgos Hidrometeorológicos
Para la elaboración del mapa de riesgo ante cambios climáticos para la zona de ordenamiento ecológico Regional y Marino del Golfo de México y Mar Caribe, se utilizó la información sobre inundaciones, huracanes y lluvias. Hay que aclarar que este índice considera sólo dos amenazas (eventos meteorológicos o geotectónicos) que están involucradas en el riesgo costero. Por otro lado, también hay que aclarar que existen otros factores relacionados con los sujetos amenazados (población) que pueden aumentar o disminuir el riesgo, tales como su condición socioeconómica o su capacidad de respuesta ante la amenaza. Estos factores, por la falta de información no pudieron incluirse en el índice, pero es importante considerarlos en un
futuro ya que podrían diferenciar con mayor precisión las zonas del área de estudio.
La unidad con mayor riesgo por incidencia de huracanes es la UACT Quintana Roo. Las unidades con alto riesgo de incidencia de huracanes son las UACT Bravo, Soto la Marina, parte de San Andrés, Pánuco- Tamiahua, Champotón, Campeche, Yucatán y Hondo-Bacalar. Las unidades con alto riesgo de inundaciones están ubicadas a lo largo de las costas de la UACT Grijalva y Términos en las zonas cercanas al río Grijalva-Usumacinta e incluyendo a la Laguna de Términos; otra zona de alto riesgo es la Laguna Madre ubicada en las UACT Laguna Madre y una pequeña parte de la UACT Soto la Marina, otra zona con áreas muy puntuales esta en los límites de la UACT Pánuco-Tamiahua con la UACT Tuxpan en la cual también hay varios puntos a lo largo del litoral con alto riesgo por inundaciones. En la UACT Coatzacoalcos se encuentran pequeñas áreas dispersas a través de la unidad con alto riesgo por inundaciones. En la UACT Champotón en su parte litoral se encuentra otra superficie de consideradas dimensiones con alto riesgo por inundaciones. Le sigue otra área que se forma en las costas de la Península de Yucatán en las UACT Campeche, Yucatán y principios de la Quintana Roo. Por último se encuentra una zona que sobresale, ubicada en el Mar Caribe en las costas del sur de la UACT Quintana Roo y Hondo Bacalar incluyendo la superficie aledaña a las bahías que se forman en estas unidades. Para el caso de riesgo por precipitación, solamente resulta un área de alto riesgo la cual comienza en parte de la UACT.
4. Pronóstico
El pronóstico es la evaluación del comportamiento futuro de una situación, basándose en el análisis del pasado. Por ello, depende de un buen diagnóstico para que las previsiones que se puedan hacer a través del pronóstico sean robustas y nos permitan hacer inferencias válidas.
De acuerdo al Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Ordenamiento Ecológico, específicamente su Artículo 44, la etapa de pronóstico tendrá por objeto examinar la evolución de los conflictos ambientales, a partir de las previsiones de las variables naturales, sociales y económicas; para este ordenamiento, relacionadas con los procesos ambientales del territorio costero y del medio marino.
El pronóstico no es una predicción de lo que irremediablemente pasará en el futuro. Un pronóstico es información con cierto grado de probabilidad de lo que pudiera pasar. Bajo esta premisa, en este ejercicio de planeación por metodología se elaboran diferentes tipos de escenarios de entre los cuales se seleccionó aquel que integrara más claramente las aspiraciones plasmadas en la Imagen Objetivo con las potencialidades de desarrollo determinadas para la región.
Indicadores
La construcción de escenarios permite estimar el comportamiento futuro y las condiciones a las cuales debemos enfrentarnos, de acuerdo a las tendencias generadas a partir de la situación actual que prevalece en la Región, con respecto al sistema natural-ecológico marítimo y terrestre; y el socioeconómico-urbano. Esto permite establecer las estrategias a seguir en cada caso para mejorar o revertir las condiciones consideradas como positivas o negativas, lo que convierte a esta etapa en un elemento importante para la asignación de acciones y criterios de regulación ecológica en la propuesta del modelo.
Metodológicamente la base para la construcción de los escenarios fue la proyección de los elementos de presión identificados para la zona. Los agentes de presión se identificaron en el diagnóstico mediante diversos indicadores, los cuales son: el porcentaje de superficie agrícola, el porcentaje de superficie destinada a actividades pecuarias, las actividades petroleras, las actividades de generación de energía eléctrica, las actividades turísticas, el transporte marítimo (puertos), la densidad de población municipal, generación de residuos sólidos por día por persona y el agua residual no tratada. La relación entre estos elementos, permitió definir zonas que presentan degradación ambiental.
Lo anterior sobre la premisa de que el aumento o disminución de las actividades humanas (fuerzas motrices) ejercen presión sobre el medio ambiente marino y el litoral; y son causa de los cambios en los atributos ambientales. Por ejemplo, existen problemas significativos asociados al aumento del turismo, a la rápida urbanización y suburbanización de la costa, y finalmente a la degradación de la misma y de la limitación en los recursos disponibles, en particular del agua y del suelo.
La urbanización, el turismo, las cargas y vertidos de contaminantes procedentes de los ríos y de la población ribereña, la actividad agraria, la actividad industrial, el tráfico marítimo, la exploración petrolífera y la influencia de la pesca y la acuacultura, son las principales presiones identificadas hacia la parte marino-costera, que es donde sucede la mayor interacción y la mayor afectación ambiental entre lo terrestre y marino.
Es muy probable que en el futuro las zonas costeras tengan que afrontar cada vez mayores presiones, especialmente sobre los hábitats y los recursos naturales (suelo, aguas continentales/marinas y energía) y como consecuencia del aumento de la demanda de infraestructuras.
 
Los indicadores construidos y las fuentes de estimación se resumen en la siguiente tabla.
Indicadores y fuentes utilizadas en la etapa de pronóstico.
Indicadores
Definición
Unidades
Fuentes para estimar
1.  Crecimiento Demográfico
Dinámica poblacional esperada, crecimiento poblacional.
Puntos porcentuales
· Consejo Nacional de Población (Proyecciones 2005-2030)
2.  Densidad
Personas que habitan por Km2
Hab. por km2
· Censos y Conteos de población (INEGI).
· La superficie territorial fue calculada mediante el marco geoestadístico 2000.
· CONAPO
3.  Residuos sólidos
Cantidad de basura doméstica generada por habitante.
Basura generada en toneladas por km2
· SEDESOL, Dirección de Residuos Sólidos y Urbanos; y CONAPO
4.  Residuos líquidos
Residuos líquidos domésticos municipales sin recolectar por la red municipal
Metros cúbicos por km2
· II Conteo de población y vivienda 2005 (total de ocupantes en viviendas particulares habitadas conectadas a la red) y CONAPO
5.  Presión Hídrica
Tipificación de presión sobre el recurso agua.
Grados
· Comisión Nacional del Agua (proyecciones)
6.  Superficie Agrícola
Porcentaje de la extensión municipal destinada a las actividades agropecuarias
Puntos porcentuales
· Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) y Anuarios Estadísticos de las Entidades del ASO.
 
Escenarios
·   Se observa que para el Golfo de México y Mar Caribe, el escenario de Cambio Climático Global (CCG) prevé que los eventos extremos del clima (sequías, lluvias abundantes, mayor incidencia de huracanes y depresiones tropicales) se acentuarán en los años por venir. Para la región en estudio, desde el punto de vista de la amenaza que representan estos fenómenos al combinarse con las condiciones geomorfológicas de la región, se establecieron dos indicadores centrales, la probabilidad de inundaciones y el impacto de huracanes.
·   La zona costera es altamente susceptible a ser inundada por los fenómenos extremos que se prevé que se den como consecuencia del CCG, en particular las regiones de la parte norte de Tamaulipas, el extremo sur de Veracruz, la Llanura deltaica del sistema Grijalva-Usumacinta en Tabasco así como la mayor parte de la zona costera de Campeche, Yucatán y Quintana Roo, estos tres estados estarán susceptibles a estos fenómenos en un patrón de parches en función de las características de los suelos que cubren la llanura cárstica sobre la que se encuentra el territorio, siendo más susceptibles a inundarse los suelos arcillosos con escaso drenaje como los gleysoles, mismos que en gran proporción se asocian con humedales y sabanas en la región.
·   En cuanto a los huracanes, son dos aspectos que deben ser considerados en función del cambio climático, el incremento en la frecuencia de formación de estos eventos, misma que se encuentra relacionada con la temperatura de la superficie del océano y el incremento en probabilidad de formación de estos eventos, que por su naturaleza tienen una alta probabilidad de tocar territorio nacional en algún momento.
·   En promedio, se calcula un aumento del nivel del Golfo en su parte mexicana del orden de los 13 cm durante los 40 años comprendidos entre 1950 y 1990. Una proyección lineal indica que el alza del mar lograría 36 cm más hacia el 2100 poniendo en riesgo por los efectos de la marea de tormenta
porciones considerables de los estados con perfiles costeros más bajos como Tabasco, sur de Veracruz y Quintana Roo.
·   Es probable que ocurran modificaciones importantes en la interfase mar-tierra y en los manglares y los arrecifes coralinos, que podrán ser afectados por el aumento del nivel del mar proyectado por los modelos de circulación general, en este caso, los estados que podrían verse más afectados son Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo, donde el agua de mar podría entrar hasta 40 kilómetros tierra adentro en casos extremos.
·   En cuanto a las formaciones vegetales que se encuentran en estas condiciones de riesgo podemos mencionar entre muchas otras, los ecosistemas de humedales costeros y vegetaciones de duna y palmares de Quintana Roo, las Rías y vegetaciones de duna de Yucatán, los humedales y zonas de manglares y selvas costeras del sur de Campeche, la vegetación de pantanos deltaicos de Tabasco, las zonas de manglares y lagunas costeras de Veracruz y Tamaulipas.
·   Sobre la fauna, además de la extinción de especies y la reducción drástica de los rasgos de distribución de las especies endémicas, se puede favorecer el establecimiento de especies comunes o invasoras y oportunistas de animales en zonas donde antes no se encontraban, propiciar la ampliación de sus áreas de distribución y crear las condiciones ambientales adecuadas para que aumenten su abundancia.
·   Respecto al cambio de uso de suelo y la pérdida de coberturas vegetales nativas, los resultados indican que para el área sujeta a ordenamiento, las selvas se están transformando a mayor velocidad, a una tasa de .09 y .08 % de pérdida anual. De esta manera tenemos que para el año 2005, en el ASO teníamos: 1'042,908 ha de selva caducifolia; 769,892 ha de selva espinosa; 35,938 ha de selva perennifolia; 626,694 ha de selva subcaducifolia. Si continúa esta tendencia, en un escenario al año 2020 estas selvas se habrán reducido en: 14.38% la superficie de selva caducifolia y selva espinosa; y en 12.69% la de selva perennifolia y selva subcaducifolia. Para el año 2050 perderíamos 30.83% de la superficie de selva caducifolia y selva espinosa y 27.00% de la selva perennifolia y selva subcaducifolia respecto a las superficies al 2020.
·   Las áreas más afectadas serán aquellas que tienen mayor vegetación de selvas, ya que estas se verán transformadas para usos del suelo, ya sea agrícola, pecuarios o para la instalación de infraestructura así como el establecimiento de asentamientos urbanos.
·   En este sentido, la combinación del incremento en el nivel del mar junto con el incremento en la intensidad de las mareas que viene asociado al mismo, al considerarse la modificación de las condiciones de la vegetación natural y el perfil de la costa por las actividades humanas, incrementa la susceptibilidad de los ecosistemas costeros y coloca en condiciones de vulnerabilidad a la población, particularmente la que se encuentra en condiciones de aislamiento o marginación.
·   De acuerdo a los datos del II Conteo de Población y Vivienda 2005 (INEGI, 2006), el ASO (municipios costeros) alberga a un total de 9 millones 378 mil 960 habitantes, distribuidos en 19 mil 326 localidades, de las cuales el 98% son localidades catalogadas como rurales (menores a 2,500 habitantes) y el 2% son urbanas (315 localidades). En este 2% se encuentran 50 ciudades mayores a 15 mil habitantes que albergan al 61% de la población de la región.
·   La perspectiva tendencial en el ASO, indica que la población aumentara de 9 millones 378 mil 960 habitantes reportados por el INEGI en el año 2005 a 11.8 millones al 2030. Al igual que el resto del país, se pronostica que las tasas de crecimiento serán descendentes durante el horizonte de planeación. Actualmente el porcentaje de población nacional que se encuentra dentro del ASO es de tan solo el 9% y se espera que para el año 2030 esta proporción aumente a 10 por ciento.
·   El crecimiento demográfico que se espera va a estar estrechamente relacionado con la actividad económica que se desarrolla. De los 142 ayuntamientos reportados, 55 presentan tasas negativas de crecimiento de la población, 36 se comportan similar a la media nacional, 43 crecen por debajo de la media y existen 8 municipios que están siendo atractivos para los flujos migratorios. De estos, existen 5 donde se esperan las mayores presiones demográficas: Altamira (Tamaulipas), Kanasin (Yucatán), Benito Juárez, Cozumel y Solidaridad (Q.R).
·   En México existe en promedio 53 personas por kilómetro cuadrado, en el ASO este indicador es de 59 en promedio; sin embargo, en las zonas metropolitanas llega a aumentar hasta 4 mil habitantes por kilómetro cuadrado. Es precisamente en las zonas metropolitanas donde se espera la mayor densidad y la mayor presión demográfica sobre el uso del suelo.
·   El resultado de los impactos generados por la densidad de residuos líquidos sin tratamiento se localizan donde se concentra el mayor porcentaje de la población no conectada al servicio municipal.
Las áreas de mayor presión muestran una gran coincidencia con las zonas metropolitanas de la región sujeta a ordenamiento, además de los municipios con niveles de urbanización altos como el caso de Campeche. Sin embargo municipios menos urbanizados del estado de Tabasco y Veracruz presentan altas presiones dadas sus limitadas capacidades en infraestructura.
·   Al igual que el indicador de presión anterior, los mayores impactos generados por residuos sólidos se localizan sobre zonas metropolitanas y municipios más poblados.
·   En cuanto a presión hídrica, el país se divide en trece regiones hidrológico-administrativas (RHA) con el fin de organizar la administración y preservación de las aguas nacionales (CNA, 2008). En el ASO se identifican 5 regiones con su grado de disponibilidad natural media: VI Río Bravo (muy baja), IX Golfo Norte (media), X Golfo Centro (media), XI Frontera Sur (muy alta) y XII Península de Yucatán (media). La presión hídrica más intensa se registrara en la parte norte del ASO, principalmente en el municipio de Matamoros que forma parte de la RHA de Río Bravo, al pasar de muy baja (2007) a extremadamente baja la disponibilidad de agua, en esta zona la presión sobre el recurso hídrico se espera que sea fuerte.
A nivel nacional el porcentaje de extensión territorial destinado a la producción agrícola ha ido en aumento. Actualmente ocupamos el 11.1% del territorio para la obtención de productos agrícolas y esperamos que esta proporción aumente para el año 2030 a casi el 13 por ciento. Sin embargo en el ASO, el comportamiento es totalmente diferente; tiene una tendencia hacia el abandono de la actividad, se prevé que del 11.6% de la extensión municipal se reduzca a 5.1 por ciento. Esto se debe principalmente a que en varios municipios existen procesos de emigración severos, tal es el caso de los municipios que comprenden el estado de Veracruz.
5. Programa de Ordenamiento Ecológico
El Programa de Ordenamiento Ecológico considera un modelo con lineamientos ecológicos y unidades de gestión ambiental y una estrategia ecológica con objetivos específicos, acciones, criterios ecológicos y responsables (Figura 3).
Modelo de Ordenamiento Ecológico
1.     Lineamientos Ecológicos [Anexo 1 y Anexo 1b], que incluyen 27 metas o enunciados generales que reflejan el estado deseable de las UGA, orientados a la atención de las tendencias de deterioro ambiental identificados en la Agenda Ambiental, durante la etapa de diagnóstico, pronóstico y en el ejercicio de visión prospectiva.
2.     Unidades de Gestión Ambiental (UGA), que incluyen 203 unidades clasificadas en Marinas y Regionales [Figura 4].
o    Area Marina, que comprende las áreas o superficies ubicadas en zonas marinas mexicanas, incluyendo zonas federales adyacentes del Golfo de México y Mar Caribe. También incluye 26 Areas Naturales Protegidas, de competencia Federal con parte de su extensión en la zona marina. Cabe señalar, que en dichas áreas aplica el Decreto y el Programa de Manejo correspondiente, así como las acciones generales y específicas que establece este Programa, de acuerdo a su ubicación.
o    El Area Regional abarca una región ecológica ubicada en 142 municipios con influencia costera (SEMARNAT-INE, 2007) de 6 entidades federativas (Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco, Veracruz y Tamaulipas). En ésta área se incluyen 3 ANP de competencia Federal que no tienen contacto directo con el mar, en las cuales aplica solamente el Decreto y el Programa de Manejo correspondiente. Asimismo, se incluyen 14 ANP Estatales.
Cada UGA incluye una ficha que contiene su toponimia, ubicación y características, como presencia de puertos y áreas de exclusión entre otros datos. Además, las fichas contienen una tabla con las acciones específicas aplicables a la UGA correspondiente. En las fichas se utiliza la abreviatura NA para indicar que una acción no es aplicable en la UGA correspondiente.
La delimitación geográfica de las UGA ´s se realizó con una combinación de las variables de límites geoestadísticos municipales y cuencas hidrológicas, por lo que cabe señalar que en el caso de los límites geoestadísticos, éstos no sustituyen ni demeritan los límites "políticos-administrativos" actuales ni los que están en proceso de delimitación, ya que su finalidad es referir información estadística.
El límite geoestadístico es la "línea divisoria convencional, exclusiva del Marco Geoestadístico Nacional, que delimita al territorio en áreas geoestadísticas, la cual se apega en la medida de lo posible, a los límites político-administrativos. Este se traza sobre rasgos naturales (ríos, arroyos, barrancas, cerros o litorales) y/o culturales permanentes e identificables en el terreno (calles, vías de comunicación terrestre, líneas de
conducción, cercas, ductos, límites de viviendas o linderos)".
Estrategias Ecológicas
Estas se componen por 26 enunciados de Estrategias Ecológicas (Anexo 2) y 165 Acciones (Anexo 3, Anexo 4 y Anexo 5) orientadas al logro de los lineamientos ecológicos. Las Estrategias también incluyen los responsables (Anexo 6) de la realización de las acciones.
o     Las acciones son Generales o Específicas y se asignan a las UGA dependiendo de sus características derivadas del diagnóstico, pronóstico y constituyen los elementos mas finos y directos para inducir y lograr el estado deseado (Lineamiento Ecológico) de cada UGA.
o     Las acciones generales (G) aplican a todas las UGA del ASO. Estas Acciones se implementarán en el ASO, por los sectores participantes en el proceso de ordenamiento ecológico de acuerdo a sus atribuciones. Servirán para dirigir las actividades productivas de los sectores hacia un uso sustentable de los recursos y para promover la acción intersectorial para la atención de problemas ambientales en el área. Para cada uno de estas se han identificado los principales sectores responsables para su instrumentación y seguimiento en el programa (Anexo 6).
o     Las acciones específicas (A) se asignan a cada UGA de acuerdo con sus diferentes características y en correspondencia con los lineamientos ecológicos.
o     Los principales responsables se encuentran identificados de acuerdo con su participación en el cumplimiento de las acciones.

Figura 3.- Estructura del POE
 

Figura 4. Unidades de Gestión Ambiental.
Criterios de Regulación Ecológica
El POE considera los siguientes criterios de regulación ecológica:
·   Criterios de regulación ecológica para Islas (anexo 7), que tienen como fin preservar estos ambientes costero-marinos particulares.
·   Criterios de regulación ecológica para la Zona Costera Inmediata (ZCI), dividida en 6 zonas, cuyo fin es precisar acciones a implementar para el desarrollo de actividades en la zona marina adyacente a la línea de costa (Anexo 7).
Dentro de estos criterios regionales para el área marina, se destacan aquellos que se definieron de forma específica para el desarrollo de actividades de la zona marina adyacente al municipio de Solidaridad, en Quintana Roo (ver apartado correspondiente zona costera inmediata del Mar Caribe).
·   En cada ficha de UGA se especifica si aplican los Criterios para Islas (en el campo Islas) o si aplican los Criterios para la Zona Costera Inmediata (en el campo Subregión).
Fichas de Unidades de Gestión Ambiental
Unidad de Gestión Ambiental #:1
A esta UGA se le aplican las Acciones Generales descritas en el anexo 4 además de las siguientes Acciones Específicas:
Acciones Específicas
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
A-001
APLICA
A-027
NA
A-053
APLICA
A-079
NA
A-002
APLICA
A-028
NA
A-054
APLICA
A-080
APLICA
A-003
APLICA
A-029
NA
A-055
APLICA
A-081
NA
A-004
APLICA
A-030
NA
A-056
APLICA
A-082
APLICA
A-005
APLICA
A-031
NA
A-057
APLICA
A-083
NA
A-006
APLICA
A-032
APLICA
A-058
APLICA
A-084
APLICA
A-007
APLICA
A-033
APLICA
A-059
APLICA
A-085
NA
A-008
NA
A-034
NA
A-060
APLICA
A-086
NA
A-009
NA
A-035
APLICA
A-061
APLICA
A-087
APLICA
A-010
NA
A-036
NA
A-062
APLICA
A-088
APLICA
A-011
APLICA
A-037
APLICA
A-063
APLICA
A-089
NA
A-012
NA
A-038
APLICA
A-064
APLICA
A-090
NA
A-013
NA
A-039
APLICA
A-065
APLICA
A-091
NA
A-014
APLICA
A-040
NA
A-066
APLICA
A-092
NA
A-015
NA
A-041
NA
A-067
APLICA
A-093
NA
A-016
APLICA
A-042
NA
A-068
APLICA
A-094
APLICA
A-017
APLICA
A-043
NA
A-069
APLICA
A-095
APLICA
A-018
APLICA
A-044
NA
A-070
NA
A-096
NA
A-019
APLICA
A-045
NA
A-071
APLICA
A-097
NA
A-020
APLICA
A-046
NA
A-072
APLICA
A-098
NA
A-021
APLICA
A-047
NA
A-073
NA
A-099
NA
A-022
APLICA
A-048
NA
A-074
NA
A-100
APLICA
A-023
APLICA
A-049
NA
A-075
NA
 
 
A-024
APLICA
A-050
APLICA
A-076
APLICA
 
 
A-025
APLICA
A-051
APLICA
A-077
NA
 
 
A-026
APLICA
A-052
APLICA
A-078
NA
 
 
 
NA = NO APLICA
Unidad de Gestión Ambiental #:2
A esta UGA se le aplican las Acciones Generales descritas en el anexo 4 además de las siguientes Acciones Específicas:
Acciones Específicas
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
A-001
APLICA
A-027
APLICA
A-053
APLICA
A-079
APLICA
A-002
APLICA
A-028
APLICA
A-054
APLICA
A-080
NA
A-003
APLICA
A-029
APLICA
A-055
APLICA
A-081
NA
A-004
APLICA
A-030
APLICA
A-056
APLICA
A-082
NA
A-005
APLICA
A-031
APLICA
A-057
APLICA
A-083
NA
A-006
APLICA
A-032
APLICA
A-058
APLICA
A-084
NA
A-007
APLICA
A-033
APLICA
A-059
APLICA
A-085
NA
A-008
APLICA
A-034
NA
A-060
APLICA
A-086
NA
A-009
APLICA
A-035
APLICA
A-061
APLICA
A-087
NA
A-010
APLICA
A-036
NA
A-062
APLICA
A-088
NA
A-011
APLICA
A-037
APLICA
A-063
APLICA
A-089
NA
A-012
APLICA
A-038
APLICA
A-064
APLICA
A-090
NA
A-013
APLICA
A-039
APLICA
A-065
APLICA
A-091
NA
A-014
APLICA
A-040
APLICA
A-066
APLICA
A-092
NA
A-015
APLICA
A-041
APLICA
A-067
APLICA
A-093
NA
A-016
APLICA
A-042
APLICA
A-068
APLICA
A-094
NA
A-017
APLICA
A-043
APLICA
A-069
APLICA
A-095
NA
A-018
APLICA
A-044
APLICA
A-070
APLICA
A-096
NA
A-019
APLICA
A-045
APLICA
A-071
APLICA
A-097
NA
A-020
APLICA
A-046
APLICA
A-072
APLICA
A-098
NA
A-021
APLICA
A-047
APLICA
A-073
APLICA
A-099
NA
A-022
APLICA
A-048
APLICA
A-074
APLICA
A-100
NA
A-023
APLICA
A-049
APLICA
A-075
APLICA
 
 
A-024
APLICA
A-050
APLICA
A-076
NA
 
 
A-025
APLICA
A-051
APLICA
A-077
NA
 
 
A-026
APLICA
A-052
APLICA
A-078
NA
 
 
NA = NO APLICA
Unidad de Gestión Ambiental #:3
A esta UGA se le aplican las Acciones Generales descritas en el anexo 4 además de las siguientes Acciones Específicas:
Acciones Específicas
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
A-001
APLICA
A-027
NA
A-053
APLICA
A-079
NA
A-002
APLICA
A-028
NA
A-054
APLICA
A-080
APLICA
A-003
APLICA
A-029
NA
A-055
APLICA
A-081
NA
A-004
APLICA
A-030
NA
A-056
APLICA
A-082
APLICA
A-005
APLICA
A-031
NA
A-057
APLICA
A-083
NA
A-006
APLICA
A-032
NA
A-058
APLICA
A-084
APLICA
A-007
APLICA
A-033
APLICA
A-059
APLICA
A-085
NA
A-008
NA
A-034
NA
A-060
APLICA
A-086
NA
A-009
NA
A-035
NA
A-061
APLICA
A-087
APLICA
A-010
NA
A-036
NA
A-062
APLICA
A-088
APLICA
A-011
APLICA
A-037
APLICA
A-063
APLICA
A-089
NA
A-012
NA
A-038
APLICA
A-064
APLICA
A-090
NA
A-013
NA
A-039
APLICA
A-065
APLICA
A-091
NA
A-014
APLICA
A-040
NA
A-066
NA
A-092
NA
A-015
NA
A-041
APLICA
A-067
NA
A-093
NA
A-016
APLICA
A-042
NA
A-068
APLICA
A-094
APLICA
A-017
APLICA
A-043
NA
A-069
APLICA
A-095
APLICA
A-018
APLICA
A-044
APLICA
A-070
NA
A-096
NA
A-019
APLICA
A-045
NA
A-071
APLICA
A-097
NA
A-020
APLICA
A-046
NA
A-072
APLICA
A-098
NA
A-021
APLICA
A-047
NA
A-073
NA
A-099
NA
A-022
APLICA
A-048
NA
A-074
NA
A-100
APLICA
A-023
APLICA
A-049
NA
A-075
NA
 
 
A-024
APLICA
A-050
APLICA
A-076
NA
 
 
A-025
APLICA
A-051
APLICA
A-077
NA
 
 
A-026
APLICA
A-052
APLICA
A-078
NA
 
 
NA = NO APLICA
 
Unidad de Gestión Ambiental #:4
A esta UGA se le aplican las Acciones Generales descritas en el anexo 4 además de las siguientes Acciones Específicas:
Acciones Específicas
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
A-001
APLICA
A-027
APLICA
A-053
APLICA
A-079
NA
A-002
APLICA
A-028
APLICA
A-054
APLICA
A-080
APLICA
A-003
APLICA
A-029
APLICA
A-055
APLICA
A-081
NA
A-004
APLICA
A-030
APLICA
A-056
APLICA
A-082
APLICA
A-005
APLICA
A-031
APLICA
A-057
APLICA
A-083
NA
A-006
APLICA
A-032
APLICA
A-058
APLICA
A-084
APLICA
A-007
APLICA
A-033
APLICA
A-059
APLICA
A-085
NA
A-008
APLICA
A-034
NA
A-060
APLICA
A-086
NA
A-009
APLICA
A-035
APLICA
A-061
APLICA
A-087
APLICA
A-010
APLICA
A-036
NA
A-062
APLICA
A-088
APLICA
A-011
APLICA
A-037
APLICA
A-063
APLICA
A-089
NA
A-012
APLICA
A-038
APLICA
A-064
APLICA
A-090
NA
A-013
APLICA
A-039
APLICA
A-065
APLICA
A-091
NA
A-014
APLICA
A-040
APLICA
A-066
NA
A-092
NA
A-015
APLICA
A-041
NA
A-067
NA
A-093
NA
A-016
APLICA
A-042
NA
A-068
APLICA
A-094
APLICA
A-017
APLICA
A-043
NA
A-069
APLICA
A-095
APLICA
A-018
APLICA
A-044
APLICA
A-070
APLICA
A-096
NA
A-019
APLICA
A-045
NA
A-071
APLICA
A-097
NA
A-020
APLICA
A-046
NA
A-072
APLICA
A-098
NA
A-021
APLICA
A-047
NA
A-073
NA
A-099
NA
A-022
APLICA
A-048
NA
A-074
NA
A-100
APLICA
A-023
APLICA
A-049
NA
A-075
APLICA
 
 
A-024
APLICA
A-050
APLICA
A-076
NA
 
 
A-025
APLICA
A-051
APLICA
A-077
NA
 
 
A-026
APLICA
A-052
APLICA
A-078
NA
 
 
NA = NO APLICA
 
Unidad de Gestión Ambiental #:5
A esta UGA se le aplican las Acciones Generales descritas en el anexo 4 además de las siguientes Acciones Específicas:
Acciones Específicas
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
A-001
APLICA
A-027
APLICA
A-053
APLICA
A-079
NA
A-002
APLICA
A-028
APLICA
A-054
APLICA
A-080
APLICA
A-003
APLICA
A-029
APLICA
A-055
APLICA
A-081
NA
A-004
APLICA
A-030
APLICA
A-056
APLICA
A-082
APLICA
A-005
APLICA
A-031
APLICA
A-057
APLICA
A-083
NA
A-006
APLICA
A-032
APLICA
A-058
APLICA
A-084
APLICA
A-007
APLICA
A-033
APLICA
A-059
APLICA
A-085
NA
A-008
APLICA
A-034
NA
A-060
APLICA
A-086
NA
A-009
APLICA
A-035
APLICA
A-061
APLICA
A-087
APLICA
A-010
APLICA
A-036
NA
A-062
APLICA
A-088
APLICA
A-011
APLICA
A-037
APLICA
A-063
APLICA
A-089
NA
A-012
APLICA
A-038
APLICA
A-064
APLICA
A-090
NA
A-013
APLICA
A-039
APLICA
A-065
APLICA
A-091
NA
A-014
APLICA
A-040
APLICA
A-066
NA
A-092
NA
A-015
APLICA
A-041
APLICA
A-067
NA
A-093
NA
A-016
APLICA
A-042
NA
A-068
APLICA
A-094
APLICA
A-017
APLICA
A-043
NA
A-069
APLICA
A-095
APLICA
A-018
APLICA
A-044
APLICA
A-070
APLICA
A-096
NA
A-019
APLICA
A-045
NA
A-071
APLICA
A-097
NA
A-020
APLICA
A-046
NA
A-072
APLICA
A-098
NA
A-021
APLICA
A-047
NA
A-073
NA
A-099
NA
A-022
APLICA
A-048
NA
A-074
NA
A-100
APLICA
A-023
APLICA
A-049
APLICA
A-075
APLICA
 
 
A-024
APLICA
A-050
APLICA
A-076
NA
 
 
A-025
APLICA
A-051
APLICA
A-077
NA
 
 
A-026
APLICA
A-052
APLICA
A-078
NA
 
 
NA = NO APLICA
 
Unidad de Gestión Ambiental #:6
A esta UGA se le aplican las Acciones Generales descritas en el anexo 4 además de las siguientes Acciones Específicas:
Acciones Específicas
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
A-001
APLICA
A-027
APLICA
A-053
APLICA
A-079
NA
A-002
APLICA
A-028
APLICA
A-054
APLICA
A-080
APLICA
A-003
APLICA
A-029
APLICA
A-055
APLICA
A-081
NA
A-004
APLICA
A-030
APLICA
A-056
APLICA
A-082
APLICA
A-005
APLICA
A-031
APLICA
A-057
APLICA
A-083
NA
A-006
APLICA
A-032
APLICA
A-058
APLICA
A-084
APLICA
A-007
APLICA
A-033
APLICA
A-059
APLICA
A-085
NA
A-008
NA
A-034
NA
A-060
APLICA
A-086
NA
A-009
NA
A-035
NA
A-061
APLICA
A-087
APLICA
A-010
NA
A-036
NA
A-062
APLICA
A-088
APLICA
A-011
APLICA
A-037
APLICA
A-063
APLICA
A-089
NA
A-012
APLICA
A-038
APLICA
A-064
APLICA
A-090
NA
A-013
APLICA
A-039
APLICA
A-065
APLICA
A-091
NA
A-014
APLICA
A-040
APLICA
A-066
APLICA
A-092
NA
A-015
APLICA
A-041
NA
A-067
APLICA
A-093
NA
A-016
APLICA
A-042
NA
A-068
APLICA
A-094
APLICA
A-017
APLICA
A-043
NA
A-069
APLICA
A-095
APLICA
A-018
APLICA
A-044
APLICA
A-070
APLICA
A-096
NA
A-019
APLICA
A-045
APLICA
A-071
APLICA
A-097
NA
A-020
APLICA
A-046
APLICA
A-072
APLICA
A-098
NA
A-021
APLICA
A-047
NA
A-073
NA
A-099
NA
A-022
APLICA
A-048
NA
A-074
APLICA
A-100
APLICA
A-023
APLICA
A-049
NA
A-075
NA
 
 
A-024
APLICA
A-050
APLICA
A-076
NA
 
 
A-025
APLICA
A-051
APLICA
A-077
NA
 
 
A-026
APLICA
A-052
APLICA
A-078
NA
 
 
NA = NO APLICA
 
Unidad de Gestión Ambiental #:7
A esta UGA se le aplican las Acciones Generales descritas en el anexo 4 además de las siguientes Acciones Específicas:
Acciones
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
A-001
APLICA
A-027
NA
A-053
APLICA
A-079
NA
A-002
APLICA
A-028
NA
A-054
APLICA
A-080
NA
A-003
APLICA
A-029
NA
A-055
APLICA
A-081
NA
A-004
APLICA
A-030
NA
A-056
APLICA
A-082
NA
A-005
APLICA
A-031
NA
A-057
APLICA
A-083
NA
A-006
APLICA
A-032
NA
A-058
APLICA
A-084
NA
A-007
APLICA
A-033
APLICA
A-059
APLICA
A-085
NA
A-008
NA
A-034
NA
A-060
APLICA
A-086
NA
A-009
NA
A-035
NA
A-061
APLICA
A-087
NA
A-010
NA
A-036
NA
A-062
APLICA
A-088
NA
A-011
APLICA
A-037
APLICA
A-063
APLICA
A-089
NA
A-012
NA
A-038
APLICA
A-064
APLICA
A-090
NA
A-013
NA
A-039
APLICA
A-065
APLICA
A-091
NA
A-014
APLICA
A-040
NA
A-066
APLICA
A-092
NA
A-015
NA
A-041
NA
A-067
APLICA
A-093
NA
A-016
APLICA
A-042
NA
A-068
APLICA
A-094
NA
A-017
APLICA
A-043
NA
A-069
APLICA
A-095
NA
A-018
APLICA
A-044
APLICA
A-070
NA
A-096
NA
A-019
APLICA
A-045
NA
A-071
APLICA
A-097
NA
A-020
APLICA
A-046
NA
A-072
APLICA
A-098
NA
A-021
APLICA
A-047
NA
A-073
NA
A-099
NA
A-022
APLICA
A-048
NA
A-074
NA
A-100
NA
A-023
APLICA
A-049
NA
NA
NA
 
 
A-024
APLICA
A-050
APLICA
NA
NA
 
 
A-025
APLICA
A-051
APLICA
NA
NA
 
 
A-026
APLICA
A-052
APLICA
A-078
NA
 
 
NA = NO APLICA
 
Unidad de Gestión Ambiental #:8
A esta UGA se le aplican las Acciones Generales descritas en el anexo 4 además de las siguientes Acciones Específicas:
Acciones Específicas
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
Acción
Aplicación
A-001
NA
A-027
APLICA
A-053
APLICA
A-079
NA
A-002
NA
A-028
APLICA
A-054
APLICA
A-080
APLICA
A-003
APLICA
A-029
APLICA
A-055
APLICA
A-081
NA
A-004
APLICA
A-030
APLICA
A-056
NA
A-082
APLICA
A-005
APLICA
A-031
APLICA
A-057
APLICA
A-083
NA
A-006
APLICA
A-032
APLICA
A-058
APLICA
A-084
APLICA
A-007
APLICA
A-033
APLICA
A-059
APLICA
A-085
NA
A-008
APLICA
A-034
NA
A-060
APLICA
A-086
NA
A-009
APLICA
A-035
NA
A-061
APLICA
A-087
APLICA
A-010
APLICA
A-036
NA
A-062
APLICA
A-088
APLICA
A-011
APLICA
A-037
APLICA
A-063
APLICA
A-089
NA
A-012
APLICA
A-038
APLICA
A-064
APLICA
A-090
NA
A-013
APLICA
A-039
NA
A-065
APLICA
A-091
NA
A-014
APLICA
A-040
APLICA
A-066
APLICA
A-092
NA
A-015
APLICA
A-041
APLICA
A-067
APLICA
A-093
NA
A-016
APLICA
A-042
NA
A-068
APLICA
A-094
APLICA
A-017
APLICA
A-043
APLICA
A-069
APLICA
A-095
APLICA
A-018
APLICA
A-044
APLICA
A-070